1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Iglesias prepara la batalla

La dirección asume las críticas internas por la gestión del caso Monedero pero cierra filas para encarar sin fisuras la campaña

Gorka Castillo 26/02/2015

Luis Granyena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

“Mi jefe está aterrorizado”, confiesa en voz baja la encargada de una peluquería del centro de Madrid. Bromea sobre que el motivo de ese sobresalto sea el auge político de Podemos. Ella se declara “escéptica” de que vaya a cambiar nada. Pero eso lo dice al principio, para esquivar malentendidos con los clientes desconocidos. Al cabo de un rato se libera y exclama: “Votamos a políticos, no políticas”. Esta mujer menuda que dice llamarse Elena y ser licenciada en Psicología cuenta que su establecimiento es un excelente lugar para escuchar el murmullo del mundo. Y el momento actual en la peluquería es opinar de Podemos, interesarse por Grecia, hablar del frío invernal y, en la despedida, pedir al cliente que regrese pronto.

Elena habla con franqueza acerca de la ilusión que le produce la irrupción de Podemos pero también de los miedos que suscita a ciudadanos como su jefe. "Hay desconfianza a lo desconocido, a que ganen y todo sea un fraude del que tengamos que arrepentirnos".

La respuesta a ese dilema tendrá que esperar algún tiempo, si es que llega. Es cierto que los sondeos indican el fin del bipartidismo pero también que aún faltan nueve meses para las elecciones generales. Un tiempo que puede convertirse en eterno para un partido sumido en un complejo proceso de organización local, y sin representación parlamentaria ni poder administrativo alguno con el que neutralizar la baza de la experiencia que sus rivales exhiben como garantía pese a las dentelladas de la corrupción. “Y con los medios de comunicación en contra, difundiendo que quieren implantar un régimen como el de Venezuela. Yo no me lo creo, pero a mucha gente le produce recelo”, añade Elena.

A estas alturas, todos conocen las relaciones que varios miembros de la dirección de Podemos mantuvieron con el Gobierno bolivariano de Venezuela pero nadie cree lo que sus rivales cuentan. Piensan que en España se ha difundido una imagen exagerada del país caribeño, que no es una dictadura atroz, ni sus dirigentes son unos corruptos profesionales. Tampoco se fían de quienes les aseguran que la economía venezolana está en manos de unos burdos imitadores de Fidel Castro. “La realidad es más compleja”, añade la peluquera.

La realidad es que buena parte de la Secretaría General de Podemos colaboró durante años con varios gobiernos latinoamericanos que comenzaron a demoler a base de procesos constituyentes y de apoyo popular unas estructuras sociales devoradas por la desigualdad. Además de Juan Carlos Monedero, a Venezuela fue Luis Alegre, miembro del Consejo Ejecutivo de la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), que ayudó durante décadas en la formación política a varios gobiernos progresistas de América Latina. La experiencia de Alegre sirvió a la organización para asentar en España los “círculos” que los grupos bolivarianos crearon para construir las políticas sociales que impulsaron al poder a Hugo Chávez en 2002. Aquí, se han transformado en equipos de opinión sin ningún poder político y, para los críticos, pueden acabar convertidos en supervisores de las agendas y votaciones del partido. Hoy funcionan más de 800 repartidos por toda la geografía, y su función es debatir temáticas que van desde la economía a la inmigración.

Por los mismos motivos que Alegre, Íñigo Errejón trabajó de asesor en gobiernos como el de Evo Morales, en Bolivia, y el de Rafael Correa, en Ecuador. Formado bajo el manto de Juan Carlos Monedero, Errejón es uno de los arquitectos del nuevo lenguaje acuñado desde la aparición de Pablo Iglesias. Suyos son términos como “gente” o “casta”, una palabra importada del libro que escribieron Sergio Rizzo y Gian Antonio Stella sobre la élite política que se forró durante los gobiernos de Silvio Berlusconi. Algo similar podría decirse del secretario de organización, Sergio Pascual, que asesoró a un ministro ecuatoriano; de la catalana Gemma Ubasart, que finiquitó con éxito los objetivos en política pública que debía cumplir el Ministerio de Planificación de Ecuador; y de Carolina Bescansa, que realizó estudios sociológicos para el Gobierno de Chávez. Muchos de ellos se conocieron en Latinoamérica, adonde llegaron convencidos de que allí comenzaba su nuevo mundo.

Según el investigador del CSIC José Fernández Albertos, se trata de una generación preparada para la política, entre los treinta y los cincuenta, culta y que no se sentía representada en ningún partido existente. Pero, paradojas de la vida, toda la experiencia adquirida sobre el intrincado terreno latinoamericano ha destapado algunas debilidades. Sus rivales políticos y ciertos medios de comunicación agitan la bandera del miedo que provoca las relaciones de algunos de sus líderes con Venezuela. “Este debate público les ha hecho vulnerables, especialmente porque estos países y sus gobiernos son percibidos en España como radicales y con consecuencias negativas para el bienestar”, sostiene Fernández Albertos.

Y de ahí surge otra duda: ¿son trasladables a España los procesos de transformación realizados en Ecuador o Venezuela? Todas las fuentes consultadas lo niegan. Podemos es un fenómeno popular único, surgido exclusivamente desde la universidad para canalizar la rabia social existente desde abajo, sin dinero ni cerebros detrás, consciente de lo que hay en juego y de cuáles son las reglas para cambiarlo. Para ellos, esta es la verdadera preocupación de la que llaman “casta”. Mucho más que su influencia bolivariana, temen que se han organizado y que están a las puertas del poder. “Conocen de sobra nuestra verdad pero siguen mintiendo con la esperanza de que el antichavismo que han difundido de forma perversa termine pasándonos factura. Pero la sociedad ya no se lo cree porque ha despertado”, asegura Jorge Lago, asesor de Pablo Iglesias en el Consejo Ciudadano.

El escritor Santiago Alba es una de las personas que mejor conoce la intimidad de Podemos. Ayudó en todas las tareas que le pidieron durante su frenética gestación en enero de 2014; cuando opina de los riesgos a los que se enfrenta el partido de Iglesias intenta mantener un discurso calculado: “Hay muchas presiones, sin duda. Y el cambio puede quedarse en nada o en muy poco, pero si Podemos llega con fuerza a noviembre, la descomposición del régimen se acelerará”, augura. Se refiere a un régimen, el del 78, que Podemos considera “corrupto y anacrónico” y cuya demolición se ha convertido en la antorcha política que guía a quienes ven en el bipartidismo a lobos disfrazados de corderos.

Cuánto hay de indignación y cuánto hay de consuelo en el partido de Pablo Iglesias es difícil de medir. “A mi juicio, cualquier esperanza, más o menos política y más o menos psicológica, tiene efectos incontrolables, porque brota de un criterio puramente emocional”, afirma Santiago Alba. Ilusión y desesperación, las dos poderosas fuentes que alimentan a Podemos pero que pueden volverse frágiles como el cristal.

El caso Monedero, por ejemplo, fue una buena pedrada. Su infracción tributaria cayó como un jarro de agua fría en algunos sectores de la formación aunque nadie puso el grito en el cielo. Sin embargo, en muchos círculos se ha criticado la tardía respuesta del profesor de la UCM y, sobre todo, la templanza mostrada por la dirección hacia un comportamiento que, de alguna manera, embadurna su compromiso de hacer una política distinta. A José Fernández Albertos no le sorprende que, en medio del temporal de corrupción que azota España, haya quien se esfuerce en vincular este caso -“creo que débil”- con fondos que podrían tener una finalidad política. “No me parece extraño que se pidan explicaciones sobre esto. Y no entiendo muy bien que su respuesta sea que hay casos de corrupción peores”, indica. La propia dirección reconoce en privado la existencia de fallos en su respuesta.

Ander García es miembro de un Círculo en Bilbao. Formado en Izquierda Unida, entró en Podemos cuando comenzaron a tejerse los primeros mimbres del partido. Su corriente apoyó la lista de Pablo Echenique en las elecciones del Consejo Ciudadano celebradas en noviembre, pero perdieron. Aquella derrota fue aceptada con alguna fisura que posteriormente fue suturada con la eliminación de las listas cerradas en la elección de candidatos autonómicos y la aceptación del voto de los inscritos. “En un proceso en el que han participado 350.000 personas es normal que se produzcan desacuerdos pero lo importante se ha solucionado. Hay cosas que se han hecho bien y otras no tanto”, indica, al tiempo que matiza la existencia de menos tensión interna de la que algunos desean.

El pasado otoño participó en la constitución orgánica de la organización celebrada en Vistalegre y hoy acude a cada reunión que convoca su círculo para debatir propuestas. Como profesor de Derecho económico en la UPV, está convencido de la viabilidad del proyecto económico en el que está embarcado. “Hace falta inteligencia para no provocar un choque de trenes ni tampoco dejarse seducir por una socialdemocracia que es la expresión fracasada de un sistema que trató de autocorregirse”, asegura.

La pregunta es si la formación de Iglesias tiene o no capacidad técnica en sus filas para gestionar el poder en caso de ganar las elecciones y, lo más importante, si posee un programa económico aceptable para la Unión Europea. Muchos se inclinan a pensar que el nivel de éxito que logre Podemos dependerá de los logros de Syriza en su pulso con la UE. “Por eso hay mucho que temer, pero también algo que esperar. Las elecciones son nuestra única bala”, apunta Ander García.

Hablar de gestión pública en España con el filósofo Carlos Fernández Liria, profesor en la Complutense de buena parte de quienes dirigen Podemos, es hablar de puertas giratorias, de sueldos estratosféricos y de malos consejos. “Los mismos que contribuyeron a este desastre en el que estamos son los que objetan que nos faltan cuadros medios. Que nadie se inquiete, porque lo que falta es dinero para pagarlos. En España hay gente muy preparada”, afirma con rotundidad.

Habrá que ver si al final se produce un cambio de marea. Con las encuestas soplando a su favor, Pablo Iglesias y su ejército de seguidores continuarán poniendo de los nervios a los que llaman “casta”. Avisan de que ni una rebaja de la crisis en plena campaña les hará renunciar a uno solo de sus objetivos. El problema pueden encontrarlo en el camino que les separa de las elecciones de noviembre. Un trayecto que algunos analistas como Fernández Liria vislumbran que será agitado, repleto de mensajes aterradores. “Lo van a intentar todo. Harán chantajes, aumentarán la presión para generar miedo y, si hace falta, amenazarán con el apocalipsis de los mercados”, declara el profesor de la UCM.

Donde existe un consenso general es en el cercano final del bipartidismo en España. La discrepancia surge a la hora de predecir cómo quedará la nueva tarta. Si se escucha a Pablo Iglesias, ellos sólo piensan en ganar. Pero en privado, hay quien dice que el éxito sería sacar un voto más que el PSOE, es decir, convertirse en la segunda fuerza del país tras el PP. Lo asegura un alto dirigente de la formación que no pierde de vista a Ciudadanos, un partido que al igual que Podemos defiende la ruptura con el pasado, la limpieza del sistema y la lucha contra la corrupción pero desde una óptica neoliberal y nada rupturista. “Se trata de un receptor de votos del centro que realmente nos preocupa”, revela este dirigente que pide omitir su nombre.

Sólo queda esperar. Y observar el desarrollo de un año electoral que ya está en marcha. En la peluquería no gusta hacer quinielas pero la mayoría coincide en que falta sangre nueva en la política y mover algunas poltronas ocupadas por individuos poco recomendables. "No sé si será peor con Podemos pero puedo decir cómo lo han hecho los actuales dirigentes y su gestión es nefasta", concluye Elena. Luego mira con una sonrisa enigmática a un cliente recién llegado mientras juguetea con las tijeras.

“Mi jefe está aterrorizado”, confiesa en voz baja la encargada de una peluquería del centro de Madrid. Bromea sobre que el motivo de ese sobresalto sea el auge político de Podemos. Ella se declara “escéptica” de que vaya a cambiar nada. Pero eso lo dice al principio, para esquivar malentendidos con los...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí