1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

No monta tanto

El programa 'Corona de Aragón. Historia y arte', patrocinado por el gobierno aragonés, quiere ofrecer una versión del pasado de esta parte de España opuesta a la que se divulga desde muchas tribunas catalanas.

Sergio del Molino Zaragoza , 12/03/2015

Retratos de Isabel de Castilla y Fernando II de Aragón, de autor desconocido.
Retratos de Isabel de Castilla y Fernando II de Aragón, de autor desconocido. Royal Collection Trust/ Her Majaesty Queen Elizabeth II

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Empieza una guerra de identidades. Si 2014 fue el año del Tricentenari en el que las instituciones públicas catalanas conmemoraron la derrota habsbúrguica frente al bando Borbón en 1714 (fin de la existencia política de Cataluña como nación soberana, según la historiografía catalanista), este 2015 le toca el turno a la otra versión de la historia. Suponiendo que en España, o en las Españas, siempre hay dos versiones de la historia. Apagados los fastos culturales que acompañaban la fanfarria nacionalista catalana, se encienden ahora los de la aragonesa, que se presenta como la vanguardia de una visión española y supuestamente integradora del pasado. La batalla se libra entre museos y obras de arte. La batalla por la historia, se entiende, que al fin y al cabo es la batalla por la nación. A primera vista, puede parecer una disputa bronca y fuera de lugar, pero es un rasgo de civilización muy notable. Hasta no hace mucho, en este país (sea cual sea este país situado en la Península Ibérica), dirimíamos las diferencias con batallas de verdad, de las de bombas y tanques. Es un progreso sensacional que hayamos trasladado la discusión al ámbito de la historia, el arte y los fastos de interés turístico.

Los reyes Felipe y Letizia inauguraron el martes 10 de marzo en Zaragoza la exposición Fernando II de Aragón, el rey que imaginó España y la abrió a Europa, muestra que en su largo título contiene toda una visión de la historia que no necesita de un catálogo para explicarse. Se puede visitar hasta el 7 de junio en el Palacio de la Aljafería, actual sede de las Cortes de Aragón (el parlamento autonómico) y es el primer gran fasto de un programa patrocinado por el gobierno aragonés que durará hasta 2019 y que, bajo el título de Corona de Aragón. Historia y arte, quiere ofrecer una versión del pasado de esta parte de España opuesta a la que se divulga desde muchas tribunas catalanas. El programa, que se inspira en el ciclo de exposiciones Las edades del hombre, de Castilla y León, es ambicioso, aunque está por ver que pueda llevarse a cabo, ya que el gobierno que lo ha impulsado (presidido por Luisa Fernanda Rudi, del Partido Popular, con apoyo parlamentario del Partido Aragonés) entrará en interinidad tras las elecciones del próximo 24 de mayo. Y quizás el ejecutivo que resulte de esos comicios no comparta el mismo entusiasmo por la historia que está demostrando éste en la fase ultimísima de la legislatura.

 

Pero, de momento, ya está en marcha la primera gran exposición. En un espacio fabuloso, la Aljafería, el mayor edificio de arquitectura islámica del norte de la Península, residencia de los reyes de taifa zaragozanos y también palacio del homenajeado Fernando cuando visitaba la ciudad. De hecho, una parte del complejo se llama Palacio de los Reyes Católicos, en cuyas estancias se ha instalado buena parte de la muestra. Esta consiste en más de ciento cincuenta piezas llegadas de museos y colecciones de ocho países. Muchas de ellas, de gran valor y nunca vistas antes en España, como el retrato de Isabel y Fernando de autor desconocido perteneciente a la colección de arte de la reina Isabel II de Inglaterra, que ha servido de cartel e imagen de la exposición y se puede ver reproducido estos días en las principales calles de Zaragoza.

Fernando II de Aragón, el rey que imaginó España y la abrió a Europa se presenta como el preludio de los actos de conmemoración del quinto centenario de la muerte del personaje, que falleció el 23 de enero de 1516. Es decir, que queda casi un año para la efemérides. ¿Por qué se inaugura ahora y no en 2016? Los organizadores insisten en que es un preludio para abrir boca a todo lo que está pensado para el año que viene, pero, de nuevo, la fecha del 24 de mayo de 2015 explica mejor las cosas: quizá convenía ponerla en marcha antes de unas elecciones autonómicas ante las que cunde la inquietud y la incertidumbre como nunca antes habían cundido. Una foto con los reyes y un poco de fasto de exaltación de la identidad aragonesa, el orgullo de una región orgullosa que se siente muy a menudo despreciada e insultada por los alardes de su vecino catalán. Cualquier político aragonés sabe que el discurso anticatalán, aunque adopte una forma sutil e implícita, se vende a manos llenas y es quizás una de las pocas cosas capaces de poner de acuerdo a una amplia mayoría de aragoneses. 

Tras recorrer sus orígenes como descendiente de dos dinastías, una castellana y otra aragonesa (y nexo de ambas coronas y forjador de España, por tanto, según la actualización del relato de los Reyes Católicos como primeros gobernantes de un país que hasta entonces eran varios), echar un vistazo a su mundo y sus relaciones (Maquiavelo, Colón, etcétera) y detenerse en un par de salas a revisar su sentimiento religioso (que por algo le llamaban el Católico), la exposición termina en la recreación de la sala del Incendio del Borgo del Vaticano, donde Rafael pintó al rey aragonés como uno de los cinco pilares de la cristiandad. 

Comisariada por Carmen Morte y José Ángel Sesma, catedrática y catedrático emérito, respectivamente, de la Universidad de Zaragoza, la muestra viene a decirle al visitante, y en especial a las autoridades catalanas, que no monta tanto, que no da igual una versión de la historia que otra. Los textos son cuidadosos y no caen en tópicos superados por la historiografía moderna. La expresión Reyes Católicos o el apelativo Fernando el Católico están sutilmente obviados en favor de Isabel y Fernando o de Fernando II de Aragón. Tampoco hay exaltación de la iconografía imperial de la que abusó el franquismo, con sus águilas, yugos y flechas. Los comisarios han tenido cuidado de presentar una visión historiográficamente sensata y con un gusto acorde con la sensibilidad democrática contemporánea. Pero el tono, al fin, es el de una exaltación. Desde el título hasta la última sala. No se incide en las sombras de un rey que, entre otras cosas, firmó el decreto de expulsión de los judíos en 1492 o dio alas y un poder omnímodo a uno de los personajes más siniestros de la historia europea, el inquisidor general Tomás de Torquemada. Aquí se presenta a un Fernando estadista, integrador y aplaudido universalmente. Un aragonés cabal, glosado con benevolencia e ingenio por otro aragonés genial, Baltasar Gracián. Como diría Scorsese, uno de los nuestros. 

Aragón combate a Cataluña con sus mismas armas: una historia a la medida de las necesidades políticas de quien monta el fasto. Si en Cataluña se ha manipulado el relato hasta extremos ridículos para justificar la existencia de una nación oprimida, en Aragón se empieza a hacer lo propio retomando la idea de una España unitaria que tampoco se corresponde con lo que las investigaciones históricas más recientes han averiguado. El programa Corona de Aragón. Historia y arte (que consta de tres grandes exposiciones más hasta 2019) se presentó en diciembre de 2013, cuando ya había pasado la mitad de la legislatura actual en Aragón. Curiosamente, se planeó poco después de que la Generalitat de Catalunya hiciera público su programa de festejos independentistas para 2014. No es una locura interpretar este plan como la contraofensiva cultural del Partido Popular al soberanismo de CiU y Esquerra. Y quizá, como ya he dicho, sea motivo de orgullo y celebración: la España que antes discutía con bombarderos alemanes y tanques soviéticos ahora discute con exposiciones, documentales, libros de ensayo y ciclos de conferencias. Podrá gustar más o menos el uso político de la historia, pero no hay que solicitar la intervención de la Cruz Roja al final del combate. Algo es algo.

Ya lo dijo alguien: no hay nada que cambie más que el pasado. 

Sergio del Molino ha publicado recientemente Lo que a nadie le importa (Literatura Random House, 2014) y es autor también de La hora violeta (Mondadori, premio Ojo Crítico y premio Tigre Juan 2013) y Malas influencias (Tropo Editores, 2009), entre otros libros.

Empieza una guerra de identidades. Si 2014 fue el año del Tricentenari en el que las instituciones públicas catalanas conmemoraron la derrota habsbúrguica frente al bando Borbón en 1714 (fin de la existencia política de Cataluña como nación soberana, según la historiografía catalanista), este...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Sergio del Molino

Juntaletras. Autor de 'La mirada de los peces' y 'La España vacía'.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí