1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Zara, puntadas con hilo

Los últimos resultados de Inditex consolidan el reinado del grupo de Amancio Ortega tanto en el sector textil como en Bolsa, aunque la competencia y otros fantasmas estén al acecho

Ángeles Caballero Madrid , 9/04/2015

Amancio Ortega /
Amancio Ortega / Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Esta vez los números no cuadraban. La colección de Navidad de Zara no había dado los resultados esperados y, lejos de recurrir a variables complejas o a culpables a los que poner de patitas en la calle, Amancio Ortega fue a la que sigue siendo su casa, aunque hace años le dejara los trastos y la presidencia a ese otro hombre discreto llamado Pablo y apellidado Isla. Allí, en Arteixo (A Coruña), reunió a los diseñadores de ese conjunto de prendas asimétricas y les fue echando un vistazo. Una por una. Prenda por prenda. Y entonces el tercer hombre más rico del mundo, con una blusa en la mano, dijo: “¿No os dais cuenta de que si una mujer va en el metro y sube el brazo para evitar caerse se le va a ver el sujetador?”. Y así, costumbrismo en mano, encontró una de las respuestas a las pocas ventas de esas navidades. 

Cuando Jesús F. Salgado y Xavier R. Blanco escribieron Amancio Ortega: de cero a Zara (La esfera de los libros) en 2004, lo definían como “la historia de un hombre que viste a medio mundo y proyecta vestir al otro medio”. Diez años después, los 18.117 millones de euros obtenidos en ventas en el ejercicio de 2014, un 8% más que el año anterior, y haberse convertido en la compañía textil con más valor en Bolsa (94.154 millones de euros) demuestran que el medio mundo restante está casi a punto de ser colonizado.  

Inditex. Un imperio y un caso práctico de escuela de negocios bajo la batuta de Amancio Ortega. Siempre Ortega. Tanto en los primeros tiempos, en los que era una más de las empresas familiares que poblaban España, como en los que las caras visibles de la compañía han sido la de José María Castellano y la de Pablo Isla. Ortega, el hombre discreto del que poco se sabe y lo que se sabe está perfectamente calculado. Su apego familiar, su discreción, su poco de show off y su mucho de pisar el suelo, de visitar la fábrica, las tiendas. Un halo de campechanía y una mirada para los negocios que fueron reconocidos por The New York Times. Un estilo discreto compatible con ese otro artículo en el que algunas de las mejores estilistas de revistas femeninas confesaban su adoración por Zara y sus clones casi perfectos. ¿Quién se resiste a un Zalenciaga o a un Zéline

Se puede resumir Inditex en la empresa que clona diseños de otros, los llena de poliéster y les quita el forro. Pero es un resumen injusto, quizá pueril, aunque haya parte de verdad en él. Y los resultados de 2014 los define Pilar Riaño, directora de Modaes.es: “Inditex vuelve a ser Inditex”. “En 2012 batieron récords absolutos (con alzas trimestrales del ejercicio de hasta el 30%) y la acción llegó a superar los 100 euros, supuso un año de inflexión total”, comenta. Y de esa inflexión, el escepticismo. Algunos en el sector apuntaban que la compañía estaba perdiendo fuelle, que ya no era la de antes, la que siempre se adelantaba al sector, la que iba por delante, la que desestabilizaba. Pero llegó el cuarto trimestre de 2014 y volvió la euforia traducida en ventas y en un beneficio de 2.501 millones de euros.  

Esteve Boix i Pla

Luis Lara trabajó en Inditex y hoy es profesor de la ISEM Fashion Business School. Cree que la globalización de la compañía -aunque España sigue suponiendo una cuota de mercado del 19%- ha sido la que ha contribuido a ese buen ritmo en las ventas. “Son rápidos para algunas cosas, como tener el producto en tienda, pero para la toma de decisiones se lo piensan más. En on-line, por ejemplo, tardaron más que el resto pero son los que han marcado las reglas del juego (con presencia en 27 países)”, dice. Internacionalización e Internet. Las dos íes que apunta Jesús F. Salgado como los motivos por los que Pablo Isla llegó a la compañía. 

Esa lentitud o conservadurismo en la toma de decisiones puede que esté detrás de las pocas novedades en la compañía. Más allá de los resultados y los fichajes de María Fanjul como máxima responsable del negocio on-line y de Rafael Medina para Massimo Dutti (quizá la única concesión al chismorreo que se ha permitido el rey de Arteixo), la última marca que lanzaron al mercado fue Uterqüe, su intento de aproximación al premium que sigue sin despegar aunque haya terminado 2014 con números negros (dos millones de euros de beneficio frente a los 8 millones de pérdidas del año anterior). “Es la única línea cuyo número de tiendas ha disminuido”, cuenta Pilar Riaño. Aunque la compañía lleva dos años inmersa en un plan de racionalización de red con el cierre de establecimientos pequeños o poco rentables para integrarlos en los grandes. Para este año 2015, la empresa prevé cerrar entre 80 y 100 tiendas. 

“Inditex comete muchos errores, lo que pasa es que no nos enteramos y son muy rápidos al corregirlos”, comenta Luis Lara. Venezuela es hoy “el único país en el que operan bajo el régimen de franquicia”, cuenta Jesús F. Salgado. El cierre de la cadena Often dirigida al público masculino, y un enorme fantasma llamado subcontratación. El derrumbe de un edificio en Bangladesh en abril de 2013 en el que murieron más de 1.000 personas y que albergaba cinco talleres de confección de prendas destapó lo que algunas organizaciones llevaban tiempo denunciando: que en demasiadas ocasiones, comprar low cost es comprar esclavitud. Bajo esa etiqueta de Made in Bangladesh trabajaban personas por 28 dólares al mes para marcas como la irlandesa Primark, que mandó en su momento un comunicado de condolencia. En enero de ese mismo año, se produjo un incendio en una de las fábricas de suministro de Inditex en ese mismo país que causó ocho muertos (dos de ellos, menores de edad). La compañía rompió con dos proveedores del país asiático, una práctica a la que muchos se han visto obligados si de lo que se trata es de cumplir con las normas de buen gobierno corporativo y de ser coherentes con las políticas de responsabilidad social que promulgan en sus memorias anuales. Y no hace falta irse tan lejos. Hace un tiempo, un reportaje de La Marea denunciaba las condiciones laborales de las costureras gallegas para engordar las arcas de Inditex. 

“La raíz del éxito se está volviendo en su contra”, explica Salgado. “Han producido a precios muy bajos, y aunque los costes en diseño no han subido mucho, sí la mano de obra en los países emergentes, y deben cumplir con los códigos de buena conducta”. Lo cual, sumado al aumento de los costes de las materias primas y de logística (incluido combustible), explica que los precios en Zara para las que compraban con 20 años hayan aumentado llegadas a los 40.   

Hace unos días, un artículo de El Confidencial revelaba que Inditex está en el punto de mira de Cristóbal Montoro. En concreto, según reconoce la propia empresa en su última auditoría de cuentas, el alcance temporal y material de la investigación que está llevando a cabo Hacienda se centra en el Impuesto sobre Sociedades saldado desde 2008 hasta 2012 y en los períodos de liquidación del IVA que van desde julio de 2009 hasta diciembre de 2012. Una inspección que no parece que le quite el sueño a Amancio Ortega. Y si se lo quita, nunca lo sabremos. Como tampoco se sabrá lo que opina de su más directo competidor, H&M, empresa sueca que creció en ventas y en beneficio en dos dígitos (18% y 17% respectivamente) en 2014. “No creo que les importe demasiado perder el trono. Está claro que ser el número uno es mejor y están pendientes de la competencia, pero no tanto como para un cuerpo a cuerpo con H&M”, dice Pilar Riaño. 

Visto lo visto, cabe preguntarse si existe techo. Si lo han tocado, si les queda tramo por conquistar. Para Riaño, el futuro pasa por el e-commerce: “Te permite vender más con la misma estructura”. Jesús F. Salgado coincide y cree que quizá en tienda ya quede poco para crecer, “a no ser que haya vida en Marte”, bromea. 

Esta vez los números no cuadraban. La colección de Navidad de Zara no había dado los resultados esperados y, lejos de recurrir a variables complejas o a culpables a los que poner de patitas en la calle, Amancio Ortega fue a la que sigue siendo su casa, aunque hace años le dejara los trastos y la...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ángeles Caballero

Es periodista, especializada en economía. Ha trabajado en Actualidad Económica, Qué y El Economista. Pertenece al Consejo Editorial de CTXT. Madre conciliadora de dos criaturas, en sus ratos libres, se suelta el pelo y se convierte en Norma Brutal.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí