1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Colchoneras con coraje y corazón

Ricardo Uribarri Madrid , 8/05/2015

El Atlético Femina celebrando una de sus victorias.
El Atlético Femina celebrando una de sus victorias.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

"¡Por ti, por mí, por todos, Atleti!" En ese grito de guerra previo al comienzo de los partidos que dan las componentes del Atlético Féminas se encierran dos de las señas de identidad de un equipo que acaba de lograr el éxito más importante de su corta historia: la clasificación por vez primera para la Liga de Campeones tras quedar segundas de Primera división. El compañerismo, la humildad, el apoyo constante entre todas, y también la identificación con el club que les ha permitido hacer realidad su sueño y que las acogió cuando más lo necesitaban.

El origen de este equipo se remonta al año 2001, cuando la desaparición del Coslada CF femenino deja en la calle a cuarenta chicas. En esos momentos de incertidumbre, la entrenadora de aquel conjunto, María Vargas, junto a su portera, Lola Romero, se ponen en contacto con el Atlético de Madrid para pedirles "asilo deportivo", como ellas lo definen. La respuesta de los dirigentes colchoneros a la propuesta fue positiva y, aunque al principio no formaron parte del organigrama de la entidad, sí les facilitaron las equipaciones oficiales y les buscaron un campo donde jugar, el Polideportivo de Vicálvaro. Allí se inició un proyecto cuyo punto de partida fue la categoría más baja, la Primera Regional, y que poco a poco fue creciendo. En 2003, el Atleti las incluyó dentro de su estructura, aunque mantienen una entidad jurídica independiente, y tres años más tarde alcanzaron la máxima categoría. Su progresión les ha llevado a ganarse el derecho de poder competir dentro de unos meses con las escuadras más poderosas del continente.

De aquellas cuarenta chicas iniciales, divididas entre el primer equipo y un sub 16, se ha pasado a tener doce equipos y controlar a 300 jugadoras. Aquella joven que jugaba de portera, y que junto a Vargas puso en pie el actual Atlético Féminas, es Lola Romero, su presidenta, que reconoce que "si no fuera por el apoyo que ha dado el Atlético de Madrid al femenino en todo momento, si no nos hubiera cogido de la mano en los buenos y en los malos ratos, habría sido imposible llegar a donde hemos llegado”.

De cuarenta chicas se ha pasado a tener doce equipos y controlar 300 jugadoras

Romero afirma: “Teníamos el quinto presupuesto de la categoría y al principio de la temporada no podíamos decir que teníamos plantilla para ganar la Liga porque sonaba muy vanidoso, pero por otro lado somos un club ganador y no descartábamos nada. Tomamos un poco la filosofía de Simeone, de ir partido a partido, y hemos conseguido llegar a esta situación gracias al trabajo que hemos hecho cada minuto. Todos los años hemos avanzado hasta llegar al paso tan grande que hemos dado esta campaña".

Lo curioso es que hace poco más de un mes, todas ellas desconocían que el segundo puesto que ocupaban en la clasificación podía valerles para jugar la Champions. "La UEFA lo anunció en marzo y la noticia nos pilló de sorpresa, pero eso no le quita mérito. Nos enteramos justo antes de jugar en Bilbao contra un rival directo como era el Athletic, y aunque es cierto que teníamos un margen de seis puntos respecto a ellas, era un partido clave. Las jugadoras no se arrugaron en ningún momento y sacaron un empate muy valioso. Desde luego, no ha sido un regalo, ha sido muy trabajado y la verdad es que el equipo se ha merecido ocupar esa posición que para mí, si me apuras, es como un título, porque el premio que te da es jugar la misma competición europea que si ganas la Liga".

Son un equipo difícil de superar. Sólo han sufrido una derrota, y por la mínima: en el campo del campeón, el Barça

El Atlético Féminas guarda ciertas semejanzas con su homólogo masculino. Se trata de un equipo muy difícil de superar. De hecho, es el que menos derrotas ha sufrido en la categoría, tan sólo una y por la mínima, en el campo del campeón, el FC Barcelona. "Somos un equipo rocoso, no es fácil jugar contra nosotros porque tenemos jugadoras con una casta tremenda. En casa somos un fortín. Además, este año hemos tenido un cuerpo técnico muy profesional que ha trabajado con cada una de las futbolistas de forma individual. La sinergia entre técnicos y jugadoras ha sido muy grande y así es mucho más fácil conseguir cosas".

Y a la cabeza de ese cuerpo técnico está Miguel Ángel Sopuerta, que no ha podido tener mejor estreno en su primera temporada completa al frente del equipo. "Él trabajaba en la Fundación del Atleti y nuestra directora deportiva ya hacía un par de años que le había echado el ojo porque le gustaba mucho su forma de trabajar, su forma de entender el fútbol", explica Romero. "La temporada pasada ya dirigió al ‘B’ y subió al primer equipo los tres últimos partidos para que nos demostrara que podía con esta plantilla. Ha formado por completo su cuerpo técnico, desde el segundo entrenador hasta el último utillero, y tener un grupo de trabajo tan bueno ha sido un arma muy grande en la consecución de este éxito".

A las cualidades técnicas y tácticas que reúne este equipo hay que añadir un factor fundamental para obtener resultados, como es la calidad humana de las componentes de la escuadra colchonera. Lola define cómo son las chicas fuera del campo. "Son muy humildes, tanto la que juega más como la que juega menos. La que está en el banquillo anima como la que más sin poner malas caras. De esta plantilla elogio mucho que ha sido una piña de principio a fin. No ha habido grupitos y todas han sabido comportarse como auténticas profesionales".

Tenemos el ejemplo del masculino. Es cuestión de echarle coraje y corazón, como dice nuestro himno

Competir en Europa va a suponer un desafío muy grande a todos los niveles para el equipo. Romero es consciente de las dificultades que se van a encontrar teniendo que afrontar dos competiciones tan exigentes pero considera que "no hay que volverse locos". "Sabemos cuáles son nuestras posibilidades en Europa, donde hay equipos que tienen unos presupuestos muy elevados y unas plantillas totalmente profesionales con las que no podemos compararnos. Pero bien es cierto que tenemos el ejemplo del masculino que hasta el minuto 93 era el campeón de la Champions ante rivales con mucho más potencial económico. Al final, es cuestión de echarle coraje y corazón, como dice nuestro himno, e intentar llegar lo más lejos posible. Evidentemente hay que reforzarse, pero sin volverse locos porque sería un error".

Ninguna de las 19 jugadoras que componen el equipo vive del fútbol. La mayoría estudia y algunas trabajan en otras actividades. Cabe preguntarse si la clasificación para jugar en Europa puede suponer un avance en su profesionalización. La dirigente explica que "lo más importante es que las futbolistas coticen, que tengan una situación distinta de la que han tenido hasta ahora. Pero yo les sigo animando a que piensen en su futuro y que, si es posible, no dejen de estudiar ni de trabajar. Lo mejor es que puedan hacerlo compatible porque, al final, la vida de un deportista es muy corta. Del fútbol puedes vivir diez o quince años, como máximo, y es importante tener una salida cuando se acabe. Sobre todo, contando que el colchón económico no es tan grande como el del masculino".

En el crecimiento del Atlético Féminas es imposible obviar el trabajo que realiza el otro pilar básico de este proyecto, María Vargas. Ella fue la entrenadora del equipo los siete primeros años de esta etapa rojiblanca y ahora es la directora deportiva, la encargada de definir la primera plantilla y controlar toda la cantera. Romero no tiene más que elogios hacia su compañera: "Yo siempre digo que mi labor en el club es un 20% nada más. Ella hace un trabajo excepcional y tengo muy claro que sería muy difícil llegar adonde hemos llegado si sólo estuviera yo. Su labor es fundamental en el trabajo de cantera, donde desde benjamines hay una metodología común de cuerpos técnicos y de modelos de jugadoras. Es un trabajo que da sus frutos. Es una satisfacción ver que la actual capitana del primer equipo, Amanda, lleva con nosotros desde benjamines y debutó con 14 años en Primera".

Según han ido llegando los buenos resultados y el equipo ha ido ganando en proyección mediática, la afición del Atleti se ha interesado por lo que hacían cada fin de semana estas chicas. No hay más que ver el incremento en la afluencia de espectadores en el Cerro del Espino. "Hemos pasado de 50 personas en la grada a 800 como tuvimos ante el Valencia" –señala Romero- y es algo que se lo han ganado ellas con su juego. Es verdad que el trabajo de comunicación realizado a través de las redes sociales nos ha ayudado mucho para que la gente se animara a venir". Con este panorama, el siguiente reto parece claro: ¿Para cuándo un partido del Atlético Féminas en el Calderón? "Siempre hay posibilidad. El club se abre a todo. Pero yo soy de las personas que digo que quiero el Calderón cuando lo podamos llenar. Prefiero mil personas en el Cerro del Espino que 10.000 con todo el cariño hacia ellas en el estadio, porque se vería vacío. Hay que saber amoldarse a tu caso porque es mejor", reconoce la presidenta del equipo.

A partir del 10 de mayo, el Atlético Féminas inicia la disputa de la Copa de la Reina midiéndose al Espanyol en Las Rozas. Quizá sea una buena oportunidad de coronar todo el trabajo de estos últimos años con ese primer título que se resiste. Lola tampoco quiere obsesionarse con esa posibilidad. "No es un título lo que te hace ser más o menos grande. Lo nuestro es ir paso a paso, intentar conseguir todo lo posible y el mayor premio para nosotras este año es haber entrado en Champions. Ganar la Copa, por ejemplo, estaría muy bien, pero no te permite jugar nada más. Y quedar segundas en Liga nos ha abierto la opción de participar en una segunda competición muy importante dentro de unos meses. Todo lleva su proceso, su tiempo y yo creo que estamos dando los pasos adecuados para conseguirlo".

Dentro de la máxima categoría del fútbol femenino hay, además del Atleti, equipos vinculados a clubes masculinos tan destacados como el Barcelona, Athletic, Valencia, Sevilla, Real Sociedad, Rayo Vallecano. El que aún no ha dado el paso es el Real Madrid. Lola Romero tiene claro que la presencia de un equipo merengue le vendría muy bien a la competición. "Sin duda. Yo tengo muy claro que sería importante. Que los clubes grandes estén ahí, con todo el respeto a los más pequeños, sería fundamental para que aún nos conozcan mucho más".

Lola Gallardo, Noelia Gil, la portuguesa Fontemanha, Rocío Gálvez, Marta Carro, Noelia Tudela, María León, Beatriz Beltrán, Vanesa García, Nagore Calderón, Ángela Sosa, Brenda Pérez, Amanda Sampedro, Silvia Meseguer, Débora García, Esther González, Priscila Borja, Laura Ortega y Miriam Rodríguez. Ellas son las 19 componentes de una plantilla que ha hecho historia y que defenderán el nombre del Atleti el próximo año por los campos de fútbol de Europa.

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí