1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Ignacio Aguado / Candidato de Ciudadanos a la Comunidad de Madrid

“No vamos a transigir ni una coma con la corrupción”

Óscar Sainz de la Maza / Ainhoa Campos Madrid , 20/05/2015

Ignacio Aguado, candidato de Ciudadanos a la Comunidad de Madrid.
Ignacio Aguado, candidato de Ciudadanos a la Comunidad de Madrid. Oscar de la Maza

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

En 2006, apenas amenazaban la vida política catalana y nueve años después resultarán clave para decidir el Gobierno de Madrid. El partido Ciudadanos apuesta por un liberalismo híbrido de corte social y rechaza apuntarse a una ideología concreta, una postura que le ha valido ser tachado hasta de “falangista” en las redes sociales por los internautas de la izquierda más militante.

Como fuerza que se autoproclama regeneracionista, Ciudadanos apoya las elecciones primarias, o la liquidación política a la primera imputación por corrupción. No sólo eso; pretende exportar este modelo a otros partidos, negociando abstenciones que permitan investiduras a cambio de que el beneficiado adopte su código de normas. Esta fuerte palanca, en un partido que ha pasado del 3,1% en intención de voto desde febrero de este año, al 13,8% para mayo, ha desatado todas las alarmas en los partidos más inmovilistas. En concreto, el Partido Popular ha calificado recientemente su exigencia de primarias de “chantajista”.

La voz del técnico de sonido retumba, grave y distorsionada en la megafonía, por las filas de sillones oscuros del Auditorio Paco de Lucía, en Alcalá de Henares. Unas letras blancas y gigantescas ocupan el escenario (“CAMBIO”), donde en breve Albert Rivera se dirigirá a los asistentes. En olor de mitin, nos acomodamos como podemos al lado del candidato regional, Ignacio Aguado (Madrid, 1983), un hombre joven de aspecto cuidado y discurso bien construido. Hablamos de lo humano y lo divino, de financiación y de ideologías. 

¿Ciudadanos se siente más cercano a PP y PSOE por su discurso moderado, o a Podemos por ser formación nueva y regeneracionista?

Pues a ninguno. Nos sentimos cercanos a los ciudadanos y a nuestro programa, tanto en España como en Madrid. Ése es nuestro compromiso, ahora y después. Por lo demás, estaremos con los partidos que quieran cambiar las cosas, que quieran acercarse a un programa de reformas que pensamos son imprescindibles.

¿Qué tal ha ido la campaña de pedir donaciones? Porque han tenido que pedir un préstamo bancario...

La verdad es que hemos logrado muy pocas donaciones; no encontramos la manera. Podemos dice que consigue dinero de este modo como si fuera lo más fácil del mundo, pero nosotros no hemos dado con la fórmula de las donaciones individuales. Así que hemos tenido que recurrir a un préstamo.

¿Con qué banco?

Creo que con el Banco Popular.

¿No les da miedo que esto pueda influir en sus decisiones políticas posteriores?

No, porque son cantidades muy pequeñas. En la campaña de la Comunidad de Madrid, por ejemplo, hemos pedido un préstamo de 200.000 euros: la mayor parte se va en mailing, en enviar correos a los hogares. Otros 70.000 se han ido en la publicidad puesta en el Metro y en gastos de campaña, como unos autobuses que hemos alquilado y vinilado y que andan dando vueltas por Madrid, acompañándonos en los actos. Son cantidades que esperamos recuperar una vez entremos en las instituciones y que se devolverán de forma casi inmediata al día siguiente. No se trata de grandes hipotecas.

Afirman que ni son izquierda ni derecha, que predican un liberalismo social que ya se encuentra en otros países europeos. ¿Cuáles son sus partidos referentes?

No nos parecemos a ninguno en particular; el liberalismo social tiene sus peculiaridades según cada país. Somos un partido que nace de la sociedad civil catalana pero que se extiende rápidamente por España porque propone reformas estructurales que interesan a todos, próximo a la calle y al sentido común. No nos sentimos cómodos con definiciones de izquierdas o derechas. Más que una ideología, tenemos un ideario que pretende solucionar los problemas que vemos ante nosotros. Personalmente, creo que las ideologías son una manera rápida y resumida de ver la vida, que ofrecían soluciones hace doscientos años pero que ahora, en pleno siglo XXI, se quedan cojas. No resuelven todos los problemas.

Más que una ideología, tenemos un ideario que pretende solucionar los problemas que vemos ante nosotros

¿Los crean?

Lo que hacen es encorsetar el pensamiento. No dejan ver la realidad como es. No todos los problemas que hay en el mundo se solucionan con una ideología liberal o una ideología socialdemócrata. Históricamente, la receta no ha funcionado si no se es capaz de ver la película entera.

¿Algún partido europeo representativo de ese liberalismo social?

Los hay con ideas similares a las nuestras, como el D66 holandés [Demócratas 66] o los propios lib-dems británicos de Nick Clegg. Hay diferentes partidos con arraigo en Europa que no se acercan ni a la derecha tradicional ni a la socialdemocracia clásica, pero en España esto no ha sido posible.

Usted defiende un modelo de sanidad pública con dos niveles de acceso. Uno para los que residen legalmente en España, completo, y otro para residentes irregulares, que sólo comprende la atención a embarazadas, a enfermos graves o contagiosos y a niños. ¿Este segundo grupo se desviaría a Urgencias [como ha legislado el PP] o contaría con algún tipo de tarjeta o atención primaria?

Creo que Urgencias permite el acceso perfectamente a los pacientes que padecen ese catálogo de enfermedades que ha identificado la OMS; nuestros profesionales sanitarios están más que preparados para tratarlas. Nosotros no queremos que nadie se quede sin atención universal y gratuita, pero a diferentes niveles. Los ciudadanos residentes tienen derecho a la atención completa y los turistas y residentes irregulares, a un paquete básico. No hay ningún país del mundo, ninguno, que ofrezca todo el catálogo de sanidad universal a todas las personas que viven en él.

No hay ningún país del mundo, ninguno, que ofrezca todo el catálogo de sanidad universal a todas las personas que viven en él

Aunque rechazan la privatización, dicen que hay servicios que se podrían privatizar, como celadores o limpiadores de hospital. ¿Acaso son ineficientes? ¿Cobran demasiado? Porque esas son las razones que suelen aducirse para privatizar...

No, eso lo puse a título de ejemplo. Hay que diferenciar entre sectores esenciales que no se pueden privatizar –de hecho, nosotros proponemos una ley regional que los defina y los blinde- y luego ya una zona de grises donde, si hiciera falta y el gestor de turno lo viera así, cabría la hipotética posibilidad de privatizar. Pero en lo que queremos poner énfasis es que un gestor público no puede utilizar la privatización como mecanismo de gestión. Un gestor público está ahí para gestionar lo público.

¿Eso no significa entonces que los servicios antes mencionados deban ser privatizados?

No, sólo que no formarían parte de ese catálogo de especial protección. Lo demás hay que gestionarlo bien, desde lo público, aunque llegado el caso se pudiera plantear su privatización.

¿Llegado el caso, si el partido gobernante decidiera privatizar a celadores y limpiadores, ustedes de buenas a primeras lo apoyarían?

No, no. Nosotros no queremos tirar la toalla con la Administración pública ni con sus empleados. ¿Hay problemas e ineficiencia en este ámbito? Claro que los hay, pero a lo que vamos precisamente es a intentar gestionar bien lo público. Para eso nos votan los ciudadanos, no para privatizar, que eso ya lo hace cualquiera.

Hablemos de lo que ocupa las quinielas en todos los medios: los pactos electorales. Si cumplieran las condiciones que ustedes pusieran encima de la mesa, ¿apoyarían en su investidura al Partido Popular de Madrid?

En primer lugar, todavía quedan diez días de campaña [el día que se hizo la entrevista]. Salimos a ganar, a intentar gobernar. Si los electores quieren ver el proyecto de Ciudadanos aplicado al 100%, que nos voten. Si llegado el día 25 no pudiéramos gobernar por no ser la lista más votada, no entraremos en el Gobierno, no habrá coaliciones ni intercambio de sillas, pero pondremos doscientas propuestas encima de la mesa para determinar si nos abstenemos a la hora de la investidura. El voto a favor no lo daríamos en ningún caso; no vamos a apoyar un proyecto que no sea el nuestro.

La educación no está para sacar votos. A ver si somos capaces de abrir el debate educativo esta legislatura y plantear un modelo para los próximos veinte años

¿Las doscientas propuestas al completo?

No todas, eso sería poco creíble. Pero sí una serie de puntos concretos que habrá que determinar una vez pase el 24 de mayo. En el tema de la corrupción, por ejemplo, no vamos a transigir una coma, ni en Madrid ni en el resto de España. 

¿Pactarían eso mismo con el PSOE si resultara la lista más votada? ¿Y con Podemos?

Sí.

¿Y si el partido de turno no resultara la lista más votada, pero cumpliera las condiciones que la lista más votada rechazase cumplir?

En general, eso es poco probable. Entendemos que la legitimidad para iniciar el diálogo de investidura con otras fuerzas políticas la tiene el partido al que más ciudadanos han decidido votar.

Pero si no hay acuerdo con la fuerza más votada, ¿se abriría la posibilidad de plantear sus condiciones a otro partido político?

Estamos abiertos a hablar. Si no es con los más votados, pues con otras fuerzas si eso permite un gobierno en minoría.

Fuentes cercanas a un candidato al Rectorado de la UCM, a pesar de estar enfrentadas a Rosa Díez, señalaban que Ciudadanos ha hecho una campaña sucia contra UPyD. Como en el caso de Podemos con IU, ¿se ha construido el partido dinamitando una formación nacional pequeña y estancada -con ayuda interna- para luego expandirse hacia el centro político?

Nuestro objetivo siempre ha sido sumar con UPyD, siempre. En los últimos siete años, nosotros hemos querido sentarnos a hablar pero nos lo han negado hasta cuatro veces. El año pasado, a raíz de la expulsión de Sosa Wagner y la presión tanto de los medios como de sus propias bases, accedieron a negociar con los pies a rastras, buscando problemas, buscando diferencias. Llegaron a elaborar un documento de 20 condiciones para pactar con cualquier partido, expuesto en un congreso extraordinario, que nosotros cumplíamos casi al completo -salvo algún matiz negociable, en tema de competencias-, ,y, aun así, no quisieron llegar a nada.

¿Qué argumentos esgrimieron para impedir la unión?

De todo; que no éramos transparentes, que no les dábamos la información...

¿No se la dieron?

Les hemos dado toda la información. El problema de fondo lo ilustra la respuesta de Rosa Díez cuando Albert [Rivera] le propuso una fusión global: “Es un proyecto demasiado ambicioso”. Lo que proponía Albert no era estar pasteleando, como le gusta decir, sino una fusión total de los dos partidos. Nada de negociar a cada cita electoral. Y siempre con una condición –que fue lo que a Rosa no le convenció- y es que fueran los afiliados a ese nuevo partido los que eligieran a la cúpula. Personalmente, creo que ése fue el motivo.

¿UPyD temía que Ciudadanos les superara en afiliados y votos en esa elección interna?

Creo que en aquel momento aún no les superábamos [Esto es cierto, los afiliados de UPyD eran 6.400 en septiembre de 2014 mientras que Ciudadanos llegó a 6.300  en noviembre]. Pero creo que la cúpula de UpyD temía que incluso sus propios afiliados pudieran preferir a un líder como Albert, y eso les llevó a errar en su estrategia. Lamentablemente –para ellos-, esos afiliados se les han empezado a marchar a un proyecto que suma, y que consideran ganador. Ha ocurrido incluso con cargos intermedios de UPyD, como el diputado de la Asamblea de Madrid Alberto Reyero, que en un principio estaba en contra de acercar posturas. Nosotros, por el contrario, nunca hemos querido perjudicar a UPyD. Les hemos tendido la mano y no la han aceptado: ya antes de la última reunión, su jefa de prensa repartió un documento interno explicando por qué no pactarían con nosotros. Decían que si teníamos tránsfugas (nosotros no tenemos tránsfugas)... Ya antes de la reunión para discutir el posible pacto, estaban explicando por qué no pactarían. En fin, una serie de cosas que nos asombran pero que en última instancia respetamos. Cada uno por su lado.

Creo que la cúpula de UpyD temía que incluso sus propios afiliados pudieran preferir a un líder como Albert, y eso les llevó a errar en su estrategia

Precisamente, los que desertan de otros partidos para ingresar en sus filas, ¿no traerán consigo las prácticas corruptas de esos partidos, o demasiada tolerancia hacia las mismas?

Una parte importante de la corrupción siempre viene de las estructuras de partido, que la toleran, la ocultan o directamente la incentivan. Los partidos donde no hay regeneración, donde no prima la democracia interna ni el talento, son el caldo de cultivo perfecto. Te coloco a dedazo, me devuelves el favor, adjudico el contrato a la empresa de tu amigo, me colocas en la misma... Así se va generando esa red clientelar en la Comunidad de Madrid desde hace 20 años. Es más complicado que esto se produzca en partidos nuevos, porque llevan existiendo menos tiempo, la democracia interna forma parte de su ADN, y poseen estatutos claros y mecanismos de control. Ciudadanos es el único partido que lleva en sus estatutos la expulsión de cualquier imputado en casos de corrupción, tanto de sus cargos públicos como de sus cargos orgánicos en el partido. Eso nos permite hacer limpia.

¿Y no temen la avalancha de oportunistas que fluye hacia el partido que tiene éxito en cada momento? 

Bueno, durante los últimos meses he conocido a dos tipos de personas. El primero se acerca a colaborar desinteresadamente, ya sea repartiendo folletos, entrando en las listas o limpiando la sede. Y el otro, pensando en clave de vieja política, cree que si se acerca al candidato va a conseguir algún tipo de favor. A estos se les desactiva rápido: en cuanto les explicas que para ir en la lista por Madrid necesitan ser votados por nuestros 5.000 afiliados en la región, entonces desaparecen automáticamente. Se buscan otra cosa.

Ciudadanos es el único partido que lleva en sus estatutos la expulsión de cualquier imputado en casos de corrupción

¿No se plantean montar su propia candidatura y medrar?

De los oportunistas, la mayoría desaparece rápido. Al menos, los que se ven, porque se nos acerca tanta gente... Pero en fin, si se afilian, están en su derecho de hacer campaña y de intentar movilizar una corriente de opinión favorable a ellos mismos. Eso es política. La mayor parte, aún así, prefiere irse.

Usted señala habitualmente que la universidad es endogámica y que está cerrada al talento internacional. ¿Qué medidas concretas proponen para mejorar la universidad pública en España?

Igual que con la sanidad, el primer paso es ser humilde y sentarse con los que trabajan allí todos los días. Desgraciadamente, en los últimos años, el PP ha gobernado desde el despacho, rompiendo el diálogo con la educación, la sanidad, las universidades... Se ha preferido la imposición, como consecuencia, creo yo, de la arrogancia que otorga la mayoría absoluta y que parece dar la impresión de que uno tiene la solución para todo.

Pero si considera que la universidad es endogámica, eso implica que la propia gente que trabaja allí le daría problemas si se sentara con ellos y les dijera eso.

Es posible.

¿Qué propondría, entonces?

Sentarse a analizar la situación con ellos y decir: “Esto no está funcionando”. Temas de mala gobernanza, de endogamia en cuanto a profesores adjuntos. ¿Con qué criterios se asignan presupuestos? Las carreras y materias que se imparten, ¿les son útiles a los estudiantes y les permiten un futuro profesional? Lo que se investiga, ¿le llega a la sociedad o se queda metido en un cajón, incluso habiendo recibido subvenciones? Hay mucho que repensar y mucho que debatir, porque lo que hay claramente no está funcionando bien.

También afirma que el modelo educativo que tenemos se basa demasiado en el contenido memorístico, en saberse de corrido la lección para luego vomitarla en un examen, y que hay potenciar habilidades como la oratoria, la crítica... ¿Es necesaria una reforma integral de la educación en este sentido, más allá de cambiar libros de texto o el número de asignaturas?

Ése es otro gran pacto que hay que plantear a nivel nacional. La educación no está para sacar votos, sino para formar a nuestros hijos. A ver si somos capaces de abrir el debate educativo esta legislatura y plantear un modelo para los próximos veinte años, sin que haya que estar cambiándolo  cada cuatro. ¿Hasta qué punto tiene sentido que para sacarte una oposición tengas que recitar de memoria 500 temas? A lo mejor, eso lo tienes ya en los libros y te conviene más saber dónde buscar y cómo buscar. Tener un conocimiento amplio, sí, pero que se apoye siempre en un sentido crítico. Y a nivel de colegio y de instituto, hay que apostar por las habilidades: ¿qué capacidad lectora tienes? ¿y matemática? ¿y de argumentar y contraargumentar? En definitiva, eso es más que memoria, y no se está haciendo. Seguimos aprendiéndonos los ríos de España; que está muy bien, es un plus, pero a lo mejor los tienes a un clic de distancia. Lo que no tienes a un clic es saber hacer una presentación o dar un discurso brillante, convencer a alguien de que compre tu producto o hablar idiomas. Y cuando salgas a vivir tu vida, eso es lo que te va a valer. Hay que convencer a la comunidad educativa de que ése es el camino a seguir.

En 2006, apenas amenazaban la vida política catalana y nueve años después resultarán clave para decidir el Gobierno de Madrid. El partido Ciudadanos apuesta por un liberalismo híbrido de corte social y rechaza apuntarse a una ideología concreta, una postura que le ha valido ser tachado hasta de...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Óscar Sainz de la Maza / Ainhoa Campos

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí