1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

De la gloria al exilio

El balonmano busca su rescate

Álex Moreno Madrid , 17/06/2015

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Antes de todo, un pequeño inciso. La conjura con la que el balonmano español prometió enmendar sus pecados hace dos años y medio. En Barcelona, en un Palau Sant Jordi abarrotado, Alberto Entrerríos, capitán de la selección, levanta la copa que acredita a España como campeona del mundo. Es enero de 2013 y la obsesión se concentra en un solo objetivo: no puede repetirse lo ocurrido ocho años atrás.

Entonces, tras negociar año tras año con la gloria, se ponía fin a un doloroso vacío conquistando el Mundial de Túnez. Después llegarían otros grandes triunfos del deporte español. Pero primero, antes que los del baloncesto y el fútbol, fuimos nosotros, reivindican en el balonmano. Llegar antes no sirvió de nada. No se supo rentabilizar ese gran logro. Ahora, otra vez en lo más alto y después de haber paseado el Mundial por todo el país, vuelve a llegarle el turno al balonmano, el turno de remendar aquella oportunidad perdida: la de rescatar a este deporte de una marginalidad de la que no lograba salir en nuestro país.

Volvemos al año 2015. A Colonia, Alemania. Más concretamente al LANXESS Arena, donde 20.000 personas asisten cada año a la gran fiesta del balonmano europeo. Allí, el último fin de semana de mayo, los cuatro mejores equipos del continente (o del mundo, ya que en este deporte lo referido a Europa se hace extensivo al resto del planeta) se disputan el cetro de campeón. Tres de los cuatro entrenadores son españoles y todos los clubes presentes allí cuentan con al menos un jugador de nuestro país en sus filas.

El representante español en la Final Four, el FC Barcelona, acaba proclamándose campeón de un torneo que pone en liza el valor del balonmano patrio. Pero su triunfo, el éxito de una plantilla que reúne la práctica totalidad de los mejores talentos de este deporte, ganadora de cada competición disputada (siete en total), tiene que verse a través de Internet. Ninguna cadena nacional, ni siquiera la temática Teledeporte, apuesta por el mejor partido del año. Ni la calidad ni los éxitos han reflotado el balonmano en España.

El dilema del Naturhouse, un caso revelador

En la Liga Asobal no existe un rival capaz de perturbar al gigantesco Barça. Treinta partidos, treinta victorias. Campeón con cinco jornadas por disputarse. El resto de equipos aprieta los dientes y optimiza sus recursos para seguir la estela que deja la locomotora blaugrana. Quitando a los de Xavi Pascual, los demás equipos ven difícil su encaje en la élite. El que más cerca ha estado, el Naturhouse La Rioja, se ha visto estos días ante la disyuntiva de participar o no el próximo año en la máxima competición europea, la EHF Champions League. La misma que defenderá el propio Barça.

¿El problema? La competición exige la retransmisión de sus encuentros, ponderando ese factor incluso por encima de los méritos deportivos. El Barça tiene garantizada la retransmisión de esos partidos; el Naturhouse, no. Y deshojando la margarita sobre qué sería lo mejor para el club, sobre La Rioja planeó la posibilidad de renunciar y competir en la ‘segunda división’ europea.

 Esta decisión habría apartado de Europa a uno de los equipos españoles clasificados (el Frigoríficos Morrazo gallego) e irremediablemente plantearía a los propios organizadores la conveniencia de reducir la representación española en un futuro. Ya el año pasado, el club riojano tuvo que asumir los gastos de la explotación televisiva pues, tal y como relatan en la entidad, el acuerdo para la retransmisión se trastocó a última hora. Naturhouse fue el único equipo del continente cuyos partidos no fueron televisados.

Tras haber descartado prácticamente la participación en Champions, el canal temático de TVE Teledeporte acabó respondiendo a la acuciante situación del club. Naturhouse volvería a asumir los gastos de producción de la señal televisiva pero la cadena se haría con los derechos para emitir los partidos. La solución al embrollo pasa por tanto por el acuerdo en la negociación a tres bandas entre Teledeporte, EHF Marketing y la empresa que gestiona los derechos televisivos de la competición, MP & Silva.

“La situación de este año es distinta a la del pasado. Pero no somos optimistas ni pesimistas. Más que nada porque no estamos en el despacho donde tienen lugar las negociaciones. No depende de nosotros”, despacha el gerente de la entidad riojana, Jaime González. Acuciado por los plazos de la EHF (el sorteo de la edición 2015/16 tendrá lugar a finales de junio), el Naturhouse se vio obligado a tomar una decisión de cara a la próxima temporada, y tan solo horas después de remitirse a la negociación de los derechos, anunció que se lanzaba a la competición, aun a riesgo de acabar pagando todos los gastos en caso de no llegarse a ningún acuerdo.

 A pesar de tener pocas posibilidades de llegar a la Final Four y batir a los gigantes europeos, en La Rioja tienen claro que el crecimiento del club pasa por jugar al máximo nivel. Eso es lo que ofrece Europa y su Champions League: un escaparate, jugar contra los mejores… y gastos. Participar el año pasado costó a la entidad 278.000 euros, según informaciones del Diario de La Rioja, que estima que más de la mitad ese dinero se invirtió en la obligada difusión televisiva. En el club, evidentemente molestos por la incómoda situación a la que se enfrentan, optan por no dar ninguna cifra. “Preferimos no hablar de dinero porque cuando hablas de dinero se ‘enmierdan’ las cosas”, zanja González.

Una vez que la participación del Naturhouse está confirmada, ahora queda resolver la inversión de la mejor manera posible. La participación de Teledeporte desahogaría al club de esos costes y, además de promocionar el club y el deporte en los televisores de todo el país, ofrecería a los patrocinadores (firmados y potenciales) un reclamo por el que apostar.

Un reclamo que se asoma periódicamente sin esperanzas de volver a aquellos tiempos en los que más equipos españoles, además del Barça, cosechaban triunfos. Los tiempos del Teka Santander, el Portland San Antonio o el Ciudad Real; los tiempos en los que los mejores jugadores del mundo elegían España para jugar al máximo nivel.

La voz del balonmano en las retransmisiones de TVE durante esos años, Luis Miguel López, cree que esos tiempos pueden volver, pero “a muy muy muy largo plazo”. “No pensemos que en dos tres años vamos a poder compararnos con los franceses, por ejemplo. Nos va a llevar ocho o diez. Y eso si hacemos las cosas muy bien”, calcula.

López entiende que a las televisiones les cueste apostar por el balonmano. “¿Cómo vendes la Liga Asobal? Para poder crecer necesitas inversiones millonarias. ¿Qué retorno les puedes ofrecer? ¿Qué televisión va a pagar por la actual Asobal si la estrella se va al extranjero, si la media estrella también se va y hasta las futuras estrellas se buscan la vida fuera?”, se pregunta el periodista, que participó en la aventura en Madrid del Ciudad Real con el escudo del Atlético de Madrid. “Ahora en la Asobal hay clubes con un nivel inferior al que podía encontrarse hace unos años en la División de Honor B”, lamenta López.

Pero, ¿cómo van a llegar patrocinadores o afición si no se retransmite balonmano? El problema del Naturhouse, en concreto, no reside estrictamente en su capacidad económica. “El problema no es el que los clubes españoles estén bien o mal. El problema es que este país es un monocultivo de fútbol y todo lo que no sea fútbol no interesa”, reflexiona González. “En Macedonia, los clubes estarán peor que los españoles pero su televisión está como loca por retransmitir la competición. La economía de sus clubes será peor que la nuestra, digo yo. O la ucraniana, por poner un ejemplo”, abunda.

“Del deporte minoritario se acuerdan cada cuatro años y todo lo que no sea fútbol no interesa. Interesa solo cada cuatro años que son los Juegos Olímpicos. Entonces se exigirán resultados y medallas. Y al año siguiente, si te he visto no me acuerdo”. El día antes de que González alertara junto al presidente de la entidad, Ángel Rituerto, de las dificultades para poder disputar la Champions League, el 14 de junio, la selección femenina certificaba su clasificación para el Mundial que se celebrará este año en Dinamarca. El día 10 hacía lo propio el equipo masculino para el Europeo del próximo año. Ambos partirán en el vagón de los favoritos para hacerse con el triunfo final.

La calidad del balonmano español queda fuera de toda duda. Eso sí, muchos han tenido que recurrir a la ya habitual práctica del trabajador cualificado español: la emigración. De los dieciséis jugadores de la última convocatoria masculina, ocho juegan en ligas extranjeras. En el caso de las mujeres este número asciende a diez.

El mundo apuesta por nuestro balonmano. Para que apueste por nuestra Liga todavía no es suficiente. Y sin televisión que ilumine el escaparate, pensar en competir en la élite acabará siendo una quimera, un recuerdo de los aficionados más mayores a un deporte condenado a la marginalidad. El objetivo del balonmano español sigue siendo el mismo. El escenario, mucho peor.

Antes de todo, un pequeño inciso. La conjura con la que el balonmano español prometió enmendar sus pecados hace dos años y medio. En Barcelona, en un Palau Sant Jordi abarrotado, Alberto Entrerríos, capitán de la selección, levanta la copa que acredita a España como campeona del mundo. Es enero de 2013...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí