1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Grecia, más cerca del abismo... y de la salvación

En este decisivo mes de junio, a nadie se le escapa que Juncker, Merkel y Draghi piensan en los efectos políticos más allá de Grecia, en países como España, al rechazar la propuesta del gobierno heleno

Hibai Arbide Aza Atenas , 17/06/2015

<p>Tsipras, Merkel y Varoufakis. </p>

Tsipras, Merkel y Varoufakis. 

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Junio es el mes decisivo para Grecia y, por lo tanto, para la Eurozona. Tanto el gobierno heleno como las instituciones tienen este mes marcado en rojo en el calendario desde febrero.

Repasemos las citas más importantes: el pasado 5 de junio Grecia debería haber transferido 300 millones de euros al FMI pero decidió unilateralmente no abonar dicha cuota, así como tampoco las de 12, 16 y 19 de junio --de 340, 566 y 340 millones, respectivamente--, agrupando y posponiendo todas ellas al 30 de junio y sugiriendo que supedita el pago a un nuevo acuerdo con los acreedores. El 10 de junio, el BCE elevó en 2.300 millones de euros el tope de la línea de liquidez de emergencia (ELA), situando el máximo en 83.000 millones.

El mismo día, el tesoro griego logró 2.925 millones en una subasta de letras a 3 y 6 meses para refinanciar los títulos que vencían los próximos días. El interés ofrecido fue 2,70% para el papel de tres meses y el 2,97% para el de seis, el mismo rendimiento que en pujas anteriores. El 17 hay una nueva subasta de letras a 3 meses en la se prevé recaudar 1.600 millones. El 18 de junio, reunión del Eurogrupo en Luxemburgo. 25 y 26 de junio, cumbre del Consejo Europeo en Bruselas. El 30 de junio expira el crédito puente acordado con el Eurogrupo el pasado febrero, con el que el gobierno de Tsipras ha podido financiar su plan de choque contra la crisis humanitaria.

Tanto en febrero como ahora, el objetivo del tándem Varoufakis-Tsipras ha sido revertir el núcleo político de las medidas de austeridad impuestas por la Troika a los gobiernos anteriores. Es decir, implementar las reformas necesarias para que Grecia pueda reducir su déficit pero no aceptar que dicho ahorro provenga de nuevos recortes de derechos sociales.

Esa es la razón por la que las negociaciones se encuentran actualmente estancadas. Los acreedores pretenden imponer una bajada de las pensiones, una reforma laboral y la subida del IVA, que Tsipras ha calificado de "absurdo e inaceptable". La tensión dialéctica entre las partes no para de aumentar. En una comparecencia parlamentaria, el 16 de junio, Tsipras acusó a las instituciones de estar siguiendo "un plan político cuyo objetivo es humillar tanto al gobierno como al pueblo griego". Por su parte, Juncker acusó a Tsipras de mentir y aseguró que la Comisión "no pretende un recorte de pensiones, únicamente retrasar la edad de jubilación".

A nadie se le escapa que los objetivos de Draghi, Juncker y Merkel van más allá de las fronteras griegas. Su negativa a aceptar las propuestas helenas no tiene tanto que ver con los efectos económicos que éstas podrían tener en en la Eurozona sino que tratan de evitar los efectos políticos. Es un aviso para el resto de países del sur, en especial España, con la amenaza de Podemos, siguiendo la máxima neoliberal conocida como TINA: There is no alternative (no hay alternativa).El objetivo de la Comisión de la Verdad sobre la Deuda Pública, por mandato del Parlamento griego, es encontrar la manera legal para el impago siguiendo el ejemplo de países como Ecuador.

Esta semana hay otra cita a la que gran parte de la prensa internacional no está prestando la importancia que tiene. El 17 de junio se presentan las conclusiones preliminares de la Comisión de la Verdad sobre la Deuda Pública. Dicha comisión se formó por mandato del Parlamento griego y fue avalada por 300 personalidades internacionales, entre las que se encuentran el sociólogo estadounidense Immanuel Wallerstein, el filósofo marxista francés Etienne Balibar, la pensadora y analista política de EE.UU. Susan George, el escritor paquistaní Tariq Alí, y Ada Colau, alcaldesa de Barcelona. La componen economistas, politólogos y juristas de Grecia, Bélgica, España, Francia, Reino Unido, Brasil, Ecuador, Zambia y Chipre, bajo la dirección de Eric Toussaint, portavoz del Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo.

El objetivo encomendado a la comisión es identificar la parte ilegítima, ilegal, odiosa e insostenible de la deuda. Dicho en palabras más sencillas: encontrar la manera legal para el impago, siguiendo el ejemplo de países como Ecuador.

El objetivo encomendado a la comisión es identificar la parte ilegítima, ilegal, odiosa e insostenible de la deuda. Dicho en palabras más sencillas: encontrar la manera legal para el impago, siguiendo el ejemplo de países como Ecuador

Según explica Eric Toussaint, los motivos por los que, conforme al Derecho internacional, un Estado puede rechazar la deuda son los siguientes:

-Deuda odiosa: la contraída por un régimen despótico o no democrático. Cabe recordar que hay sospechas de que Grecia aún paga intereses de algunos créditos concedidos a la Junta de los Coroneles a mediados de los 70.

-Deuda ilegítima: la contraída contra el interés general del país. Por poner un ejemplo, podría ser el caso de los créditos por valor de 5.000 millones de euros para la compra de submarinos alemanes Thyssen cuyos defectos de fabricación fueron deliberadamente ignorados.

-Deuda ilegal: la generada mediante actos contrarios a la legislación interna. Sería el caso de los créditos concedidos para cumplir los contratos firmados con Siemens, acusada de haber pagado comisiones a políticos, militares y funcionarios griegos por valor de 1.000 millones de euros para asegurarse dichos contratos públicos. O la deuda contraída para sufragar los sobrecostes de las olimpiadas de 2004, presupuestados en 1.300 millones de dólares, cuyo coste final ha superado los 20.000.

-Deuda insostenible: aquella que, debido al estado de necesidad, no se puede obligar a pagar, si ésto implica dejar de atender cuestiones esenciales como la seguridad interior, la paz social, la educación y la salud. Para entendernos, es exactamente lo contrario de lo que establece el reformado artículo 135 de la constitución española.

La presidenta del Parlamento, Zoe Konstantopoulou, durante el discurso de constitución de la comisión, aseguró que la deuda "es el resultado de acciones y de omisiones, de préstamos con condiciones leoninas y tipos de interés desmesurados, de la especulación financiera y de contratos marcados por la corrupción, que la dispararon". Asimismo, añadió que "es necesario conocer cómo se originó para poder rechazar la obligación de pagarla y reivindicar su anulación. El control de la deuda no es sólo un derecho democrático de la ciudadanía y un derecho soberano de los pueblos sino que constituye un deber institucional del Estado según el derecho de la Unión Europea. Aquellos que apelan a la necesidad de que Grecia cumpla sus obligaciones internacionales, no pueden obviar esta".

No se puede olvidar que la deuda, más que el resultado de un ejercicio contable, es el instrumento disciplinario mediante el cual las políticas de austeridad han sido impuestas. La deuda ha servido para aplicar políticas de las que se beneficiaban los propios acreedores. Un rescate, recordemos, consiste en ofrecer a los deudores los activos de una economía nacional bajo amenaza de la bancarrota del Estado.

El último factor a tener en cuenta es que el Gobierno griego sólo se atreverá a declarar un impago si cuenta con una correlación de fuerzas interna favorable. Es decir, si cuenta con un apoyo social importante para ello. Esta es la razón por la que las conclusiones de la comisión no se expondrán sólo en el Parlamento sino también en un acto público en la plaza Syntagma, que se prevé multitudinario. Por eso, el Gobierno griego y los diversos sectores políticos que lo apoyan recuerdan que el verdadero debate no gira en torno a la salida o no del euro, sino en torno a la deuda.

A pesar del vendaval, las encuestas demuestran que el apoyo al Gobierno de Tsipras sigue siendo muy amplio. La última encuesta publicada por el instituto estadístico Macropol estimaba que, de haber hoy elecciones, Syriza sobrepasaría con creces la mayoría absoluta. Las razones son variadas, pero probablemente las principales son dos. Por un lado, el enorme consenso que ha generado el plan de choque contra la emergencia humanitaria. Por otro, la clave la da Panagiótis Sotirópoulos, funcionario de la Secretaría General de Comunicación e Información, dependiente del Gobierno, que nunca hasta enero había votado a la izquierda: "No es que Syriza lo esté haciendo todo bien, es que no vemos a nadie capaz de hacerlo mejor".

Junio es el mes decisivo para Grecia y, por lo tanto, para la Eurozona. Tanto el gobierno heleno como las instituciones tienen este mes marcado en rojo en el calendario desde febrero.

Repasemos las citas más importantes: el pasado 5 de junio Grecia debería haber transferido 300 millones de euros al FMI...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Hibai Arbide Aza

Hibai Arbide Aza era abogado en Barcelona hasta que se fue a vivir a Grecia. Reside en Atenas, donde trabaja como periodista freelance para diversos medios, trata de acabar la escritura de un libro que se resiste, pincha tropical bass y monta en bici.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

5 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Cretino

    Se le escapa porque el espabilado de el lo ha corregido

    Hace 6 años 5 meses

  2. Señor Quijana

    A Cretino: Puede que me escape pero no encuentro el fragmento donde el autor dice que Ecuador tiene calificación AAA.

    Hace 6 años 5 meses

  3. Cretino

    Al comentario 2: Y la capital de Ecuador es Quito, y el gentilicio ecuatoriano. ¿Qué me quieres decir con todo el rollo que me sueltas? Yo simplemente he dicho que su calificación crediticia es muy mala, cuando el articulista dice con dos cojones que es AAA, que es la máxima, como dando a entender -ya sea por mentira consciente, ya sea por un gravísimo error de documentación- que se puede impagar deuda porque tú lo vales y que aun así te sigan calificando de forma excelente.

    Hace 6 años 5 meses

  4. LAH

    al comentario anterior: Ecuador usa el dolar como moneda, solo hace moneda por valor inferior al dolar (50/25/10/5 centavos), tiene reservas de oro por valor superior a la moneda en curso, y sin necesitarlo, tiene petroleo, gas (poco), a 1,04$ el galon de gasoil, esta realizando una conversión del consumo de gas al eléctrico para no depender de importaciones, su balance exterior es positivo, el cambio dentro del país desde que estaba el sargento chusquero del Lucio es enorme, ahora esta empezando a recaudar dinero a través de impuestos que en otros países se cobran y allí no, el dinero que recibe viene de Brasil, China y Rusia, a los que paga, y da la casualidad que las medidas económicas tomadas han perjudicado a los grupos económicos que califican la deuda, así que estos "pretendieron" castigar poniendo el bono a nivel BBB, a nivel social, educativo y sanitario Ecuador podría superar a España en 15 años o mucho menos si aquí seguimos jodiendo lo publico en beneficio de lo privado.

    Hace 6 años 5 meses

  5. Cretino

    Cuatro puntos: 1. Ninguna de las 3 agencias de rating principales califica a Ecuador por encima de bono basura. 2. Decir "impago legal" es un oximoron, salvo que la propia deuda le de la opcion al deudor de no pagar si le da la gana, lo que no es el caso. Al acreedor le da absolutamente igual si al deudor le parece legitima o ilegitima la deuda. El deudor es libre de no pagar, pero el resto de acreedores son libres tambien para considerarlos insolventes y no dejarles ni un duro (como a Ecuador). 3. Grecia paga por su deuda un coste menor a España y recibio una quita del 75% de su PIB hace menos de 3 años. 4. Grecia lleva con deficits presupuestarios superiores al 4,5% desde hace mas de quince años.

    Hace 6 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí