1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Jeremy Corbyn, un activista a la antigua para despertar a los laboristas

El veterano político ha conseguido despertar a las bases más izquierdistas del partido y a muchos jóvenes, que se han afiliado para poder votar en las primarias. Propone un ambicioso plan de inversiones públicas

Carlos Larroy Londres , 11/09/2015

<p>Jeremy Corbyn, favorito para las primarias laboristas.</p>

Jeremy Corbyn, favorito para las primarias laboristas.

Wikipedia

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

El Partido Laborista británico quedó en estado de shock tras perder las elecciones en mayo. El conservador David Cameron consiguió una inesperada mayoría absoluta cuando las encuestas apuntaban a un empate técnico entre ambos partidos. Tras la segunda derrota consecutiva, el debate sobre la crisis de la socialdemocracia europea ha llegado también al Reino Unido. Dentro del partido, el ala moderada consideraba demasiado izquierdista el discurso antiausteridad de Ed Miliband, mientras los más progresistas lo encontraron demasiado suave y hoy apuestan por volver a las esencias del socialismo clásico, abandonadas, en parte, cuando Tony Blair lanzó su Tercera Vía, para recuperar el poder.

La novedad es que el candidato favorito para las primarias laboristas del 12 de septiembre, Jeremy Corbyn, propone un radical giro a la izquierda --y el propio Blair ha advertido de que eso supondría la “aniquilación” del partido. Esa amenaza y el hecho de que a Corbyn se le compare con Alexis Tsipras o con Pablo Iglesias no parece, sin embargo, restar apoyos al curtido parlamentario de Islington North, quien heredó la vocación militante de sus padres, dos pacifistas que se conocieron en Londres haciendo campaña sobre la Guerra Civil española. Su discurso, que es en buena parte un regreso al pacto social keynesiano que los laboristas --y los conservadores-- pusieron en práctica en Reino Unido desde la posguerra mundial hasta los años setenta, ha conseguido despertar a las bases más izquierdistas del partido, dormidas desde la época de Blair, y ha encandilado a un gran número de jóvenes, que se han afiliado al partido solo para poder votarle.

El curtido parlamentario de Islington North ha conseguido despertar a las bases más izquierdistas del partido, dormidas desde la época de Blair.

Corbyn es conocido en el Reino Unido por ser un verso suelto dentro del laborismo. A sus 66 años --se presentaría a las elecciones con 71--, unos y otros valoran que el político se muestre consecuente con sus ideas, más allá de si las comparten o no. Con independencia de quien gobernara, siempre ha defendido lo mismo desde su entrada como diputado en la Cámara de los Comunes, hace ya 32 años. Los números lo confirman: el ex sindicalista, que es todavía columnista del Morning Star, es el parlamentario laborista que más veces ha roto la disciplina de voto (más de 500 veces desde 1997).

Sin corbata ni traje, a menudo con su gorra negra, Corbyn no tiene coche, llega todos los días a Westminster en bicicleta, se declara abiertamente republicano --con todo lo que ello conlleva en el Reino Unido-- y es uno de los rostros más visibles del pacifismo en su país. Empezó a salir a la calle en los sesenta contra la guerra de Vietnam y fue uno de los principales cabecillas de las manifestaciones contra la de Irak impulsada por Blair. Es, además, representante de Amnistía Internacional en el Reino Unido, y ha defendido diversas causas internacionales, como cuando mostró su apoyo a que el dictador chileno Augusto Pinochet fuera juzgado en España.

Este activismo es el que quiere recuperar para su partido: “Debemos convertirnos en un movimiento social otra vez. El partido fue fundado para combatir la injusticia y con demasiada frecuencia hemos abandonado ese camino, ignorando a nuestro electores en favor de los intereses comerciales y la prensa”.

“Debemos convertirnos en un movimiento social otra vez. El partido fue fundado para combatir la injusticia y con demasiada frecuencia hemos abandonado ese camino, ignorando a nuestro electores en favor de los intereses comerciales y la prensa”, ha declarado

Precisamente, el éxito de Corbyn reside en haber conseguido abrir el debate en un Partido Laborista escaso de ideas y torpe a la hora de explotar las deficiencias de las políticas económicas de Cameron. El líder conservador ha logrado que su país vuelva a tener unas cifras macroeconómicas envidiables, creciendo con fuerza y con una tasa de paro cercana al pleno empleo (5,5% y sigue a la baja). Sus políticas de austeridad han minado, sin embargo, el Estado del Bienestar y han provocado que el uso de los bancos de alimentos se haya disparado. Los trabajadores sociales alertan de que buena parte de los casi 1,1 millones de personas que recurren a ellos --frente a los 41.000 que pedían comida antes de que llegara Cameron-- son gente con trabajo, pero con unos contratos tan precarios que no pueden llegar a final de mes.

Corbyn es un keynesiano convencido y ha recibido el apoyo de importantes líderes de esta corriente de pensamiento, como el Nobel de Economía Joseph Stiglitz. Sus ideas son muy claras: hay que acabar con la austeridad e iniciar un ambicioso plan de inversiones para que el Reino Unido vuelva a tener unos servicios públicos fuertes. En su programa incluye la nacionalización de sectores estratégicos --especialmente, el ferrocarril-- y diversas medidas para recuperar la igualdad perdida en los últimos años. Otra de sus propuestas es eliminar el tasazo universitario de Cameron, que en 2012 incrementó de 3.000 a 9.000 libras (de unos 4.000 a unos 12.000 euros) el precio de la matrícula anual, lo que ha obligado a muchos jóvenes a endeudarse para poder obtener un título.

El candidato del ala socialista de los laboristas está siendo criticado por su propio partido por ser un idealista que va a hacer que la formación “retorne a los años ochenta”. Las facciones moderadas alertan de que con Corbyn será imposible ganar unas elecciones y reclaman situarse en el centro del tablero. “Si tu corazón está con sus políticas, entonces necesitas un trasplante”, llegó a decir Tony Blair en un discurso destinado precisamente a pedir a la militancia que no votase a este candidato. El principal temor del establishment es que se repita la debacle de 1983, cuando Margaret Thatcher logró aniquilar a unos laboristas que se habían presentado con un programa marcadamente de izquierdas. No recuperarían el poder hasta 1997.

“Si vuestro corazón está con él, necesitáis un trasplante” (Tony Blair).

Ninguno de los esfuerzos por minar a Corbyn parece alcanzar su objetivo. Tampoco el empeño de los diarios sensacionalistas --en una maniobra que recuerda a lo que ha pasado en España con Podemos-- en sacar a relucir su pasado político: su foto con Hugo Chávez y el apoyo expreso que le dio; la invitación al líder del Sinn Fein, Gerry Adams, en 1984 a la Cámara de los Comunes --Corbyn defiende la reunificación de Irlanda--; o sus supuestas simpatías por el Gobierno de Irán, así como por Hamás y Hezbolá.

Por el contrario, Corbyn parece fuerte, tranquilo y seguro de lo que piensa. “Fuimos a las dos últimas elecciones prometiendo recortes. No podemos salir en 2020 diciendo que la primera cosa que vamos a hacer son más recortes. Yo digo: invertir para crecer”, afirmó en uno de los debates televisados previos a las primarias, en el que el resto de candidatos le preguntaron de dónde iba a sacar el dinero para poner en marcha su plan de infraestructuras.

Yvette Cooper, la candidata más cercana a las ideas de Gordon Brown, y que ha recibido el apoyo del periódico The Guardian, también le acusó de que su idea de aumentar el gasto público cuando la economía está creciendo “lo único que conseguiría es inflación”. Fue incluso más allá. “Lo que usted dice suena fenomenal. Todo el mundo quiere ver nuevos colegios, hospitales e infraestructuras, pero es deshonesto ofrecer algo que no podemos hacer. Tenemos que crear una alternativa creíble, no hacer creer a la gente que el dinero va a salir de la nada, simplemente imprimiéndolo”, criticó.

Yvette Cooper, la candidata más cercana a las ideas de Gordon Brown: “Lo que usted dice suena fenomenal. Todo el mundo quiere ver nuevos colegios, hospitales e infraestructuras, pero es deshonesto ofrecer algo que no podemos hacer”

Corbyn ni se inmutó. Dijo que no acepta el estado actual de las cosas en Reino Unido y echó mano de su discurso keynesiano --otros lo califican de “populista”-- para explicar de dónde sacaría el dinero. “Pusimos 395.000 millones de libras para salvar a los bancos en la crisis de 2008. Mi sugerencia es que parte de ese dinero, junto con otras fuentes de ingresos como bonos del Estado, sirvan para crear un Banco de Inversiones para mejorar las infraestructuras, particularmente la red de ferrocarril, así como para la construcción de viviendas sociales, que este país necesita imperiosamente”. 

Corbyn ganó ampliamente el debate televisado, según las encuestas, y a la espera de lo que decidan los 610.000 militantes llamados a las urnas el 12 de septiembre, lo que está claro es que ha conseguido recuperar la esperanza de una importante parte del electorado laborista. Muchos de ellos --como han apuntado diversos sondeos-- ven improbable que Corbyn sea capaz de ganar unas elecciones. Mientras tanto, el veterano pacifista llena en cada mitin que da y ya ha conseguido que, sea quien sea el ganador, los laboristas se sientan obligados a virar la izquierda después de las primarias. En qué grado, dependerá de que Corbyn salga elegido el 12 de septiembre. 

Autor >

Carlos Larroy

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. alex

    Mú rico

    Hace 5 años 8 meses

  2. Marc

    http://www.theguardian.com/news/datablog/2015/aug/19/labour-leadership-the-key-demographic-challenges-facing-the-party

    Hace 5 años 8 meses

  3. TheRodco

    soy el único a quien al abrir los hipervínculos del artículo le salen los links a los que redirecciona en blanco?

    Hace 5 años 8 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí