1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

Gracias por defender un periodismo de servicio público. Suscríbete a CTXT

José Miguel Monzón, Wyoming / Artista polifacético

"La gente quiere saber"

Madrid , 6/10/2015

<p>El Gran Wyoming, en la redacción de CTXT</p>

El Gran Wyoming, en la redacción de CTXT

Manolo Finish

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

José Miguel Monzón (Madrid, 1955) visitó el lunes 5 de octubre la redacción de CTXT. Wyoming, o El Gran Wyoming, es el productor, junto con Pere Portabella, del documental No estamos solos, basado en su libro del mismo título publicado en Planeta, al igual que el anterior, No estamos locos. Médico de carrera, artista polifacético, según él mismo se define, y desde hace décadas conductor de algunos de los programas televisivos de más éxito en casi todas las cadenas --La noche se mueve, El peor programa de la semana, Caiga quien caiga...--, el presentador desde 2006 de El intermedio en La Sexta charló con los redactores de este semanario sobre la relevancia del movimiento y del cambio social, que centra su libro y el documental que ha dirigido Pere Joan Ventura y que se ha presentado en el reciente Festival de Cine de San Sebastián; de cómo su programa de televisión ha evolucionado desde el entretenimiento hacia la información, al punto de haberse convertido en el telediario que siguen miles de espectadores, y de la actualidad política. “La gente quiere saber”, dice Wyoming, y eso es lo que hace que El intermedio tenga audiencias millonarias. 

A continuación ofrecemos un extracto de la conversación. 

¿Qué epígrafe ponemos tras su nombre?

Artista polifacético. Y ya está, no pongas nada más. No sé, no tengo oficio reconocido.

¿Cómico?

Artista polifacético. Condición de artista polifacético: la sociedad necesita un sumidero donde van los chollos. Y eso son los artistas. Cuando un banco tiene que hacer una chorrada de invertir aquí, porque hay mucho dinero y nada que hacer, pues llamas a, por ejemplo, Imanol Arias: no por lo que va a decir, sino porque hay que figurar. A mí me han dado trabajos de este tipo que podría hacer cualquiera, pero cuando hay dinero, los hacen siempre los receptores de chollos. Esto es lo que te convierte en artista polifacético, hacer muchísimas cosas. 

¿Subvencionados?

No, subvencionado no, a mí me paga la empresa privada. Empleado, pero empleado de categoría. 

Cuando había dinero, los ayuntamientos pagaban una pasta por bolo.

Sí, pero yo no he trabajado así, incluso en la televisión pública, por mi condición social, yo estoy en todos los marrones que sean peyorativos. Pero no estuve en el vídeo de la “ceja”, a pesar de que soy la persona más citada de los que supuestamente aparecen en él. Además no estuve porque no quise, quiero decir que me llamaron, pero no quería estar, no quería estar haciendo campaña de nadie. Cuando me quieren faltar, siempre me dicen eso, “subvencionado”, pero mi paso por la televisión pública ha sido anecdótico y no ha durado ni siquiera el contrato. 

¿Cómo ve la televisión pública de ahora?

No tengo una opinión formada. Tenía una opinión sobre lo que debía ser una televisión pública, sobre la mierda que llegó a ser en algún momento, pero sobre cómo está ahora, no tengo opinión. Por eso, la razón de mi desconfianza en Ciudadanos es que alteraron las reglas para que el PP pudiera conservar Telemadrid, porque el Consejo es el que decidía quién se quedaba con la TV, y Ciudadanos participó en la masacre para que se la quedara el PP. 

¿No se cree la regeneración sensata de C´s?

No. Ahora van a hacer un crowdfunding para financiarse. Pero si tienen más pasta.... Yo tengo un amigo que hacía campaña por Podemos, y me decía “acaban de pasar por aquí los de C’s con un cochazo”. Además, ¿no has visto las candidatas que sacan?

Listísimas. Y guapas.

Sí, yo siempre he creído que la inteligencia forma parte de la belleza del ser humano. Tienen un look atractivo pero distante, como de la planta de cosmética de El Corte Inglés. No tienen morbo, pero están bien. 

¿Es posible hacer periodismo en La Sexta, una cadena privada integrada en el sistema?

Mucha gente cree que El intermedio es mi programa. Pero yo sólo pongo mi presencia física impactante, que es parte del tirón, y luego hay una periodista que pone la parte testimonial. De hecho, (Sandra Sabatés) es la única chica que yo he conocido que no aprovecha eso, en el sentido de que no hace publicidad, promoción… Todas las compañeras a las que les ofrecían otro tipo de trabajo o presentaciones iban. Esta nunca ha ido a nada. Además se lleva el guión a casa, lo recorta, recorta la parte de Rato y lo mete en el sobre de Rato, y yo le digo para qué coño quieres eso: ella recorta su parte, es así de seria. 

Así que es como el presentador del telediario. Igual se enamora de usted el Rey...

Yo que él me hubiera esperado... Me invitaron a la boda del Rey, yo conocía a la Reina. No fui porque me daba vergüenza. ¿Qué hacía yo entre toda esa banda?

¿Llegan las presiones que recibe la cadena a El Intermedio?

A mí no, porque soy muy bocazas y lo canto todo. Mi programa no difiere en nada de los otros medios de comunicación. Quien ha estado en un diario sabe de qué va este negocio y en manos de quién está. Los diarios independientes han desaparecido. Antes tenían cada uno su línea editorial. ABC por ejemplo, era el diario de la familia Luca de Tena, pero era independiente, como casi todos. Ahora todos son propiedad de los bancos. 

Ojo. ¡Nosotros no!

Por eso estáis aquí, en un piso metidos, en lugar de en un edificio de cristales cojonudo. Antes los periódicos eran independientes. Incluso El País tenía muchos socios, pero era independiente, y mira lo que hoy es el Grupo PRISA, una mierda en medio de una corporación gigantesca. Y ya nadie sabe quién es el dueño. Lo más alucinante es que la mayoría tienen unas pérdidas abrumadoras. ¿Por qué se meten ahí las empresas sabiendo que es dinero a fondo perdido? Compran el periódico con otra intención que la de informar; es un poder que tienen y que usan cuando les es necesario. Por ejemplo, cuando murió el señor Botín, el que no le dedicó 25 páginas, le dedicó 14... Eso sí, ni una sola letra de que hacía trampas jugando a las cartas de pequeño, ¡y resulta que era el número uno de la lista Falciani, el primer evasor fiscal de este país! Coño. Eso es una noticia...

En Cinco Días se abrió la edición de 24 páginas a 48: 25 páginas dedicadas a él.

Para tomar cañas todo el mundo vale. Cuando te quedas sin un duro es cuando las cosas se ponen difíciles sólo hay tres personas a las que puedas recurrir. Pues la información no pudo recurrir a nadie. 

¿Por eso los editoriales de El País se parecen a los de ABC o los de La Razón?

Pero no tanto por proximidad sino porque están de prestado. Cuando llegue el momento gordo, se hará lo que diga el jefe. Por ejemplo, la indemnización que le dieron a Pedro. J. Ramírez, unos dicen 14 millones de euros... La gente olvida que él no era el propietario, era el director; nunca se ha indemnizado a alguien por dejar de ser director. El diario El Mundo no va a sacar 14 millones de beneficio ni en los próximos 500 años, ¿por qué le pagan esa indemnización a un señor? Porque están comprando otra cosa que no tiene nada que ver con la información; es gente que no tiene nada que ver con la información y compra medios para tener su espacio de poder ahí. 

¿Hemos retrocedido en pluralidad informativa?

En eso sí, pero esto es como cuando construyen una urbanización en medio de un antiguo arroyo. El agua busca su sitio. Hay gente que se refugia en pisos y monta espacios digitales. Y eso no se puede parar. Mientras haya medios para comunicar, habrá gente que comunique. Aquí lo que han surgido son espacios como InfoLibre, o como CTXT, donde la gente se entera de lo que pasa, si quiere. Y aquí volvemos al origen de la pregunta, ese es el éxito del programa nuestro; es la primera vez que en prime time se hace un experimento así. Los expertos parten de dos premisas: el espectador es tonto y si no ya nos encargaremos nosotros de que lo sea; la segunda es que en prime time la gente viene cansada de trabajar, no quiere problemas y lo que quiere es ver cómo perder una hora en una hora. Sin embargo, aquí, la primera vez que se hace esto, resulta que funciona espectacularmente. Al final, la gente quiere saber. ¿Por qué tiene éxito El Intermedio? Porque nunca se había hecho y porque podemos dedicar tiempo a las noticias. La estrategia para no contar de los informativos es que las escaletas son cerradas. Y tienen que dedicar dos minutos al caso Rato y al incendio de un monte, y claro no les da tiempo a explicarlo con claridad. Todos hacen lo mismo. Conclusión, todos roban. Y no es así. Empezamos hace diez años con un 0,1%, y funcionamos porque nacimos con la cadena. Si no, ya se lo hubieran fulminado. Fuimos creciendo con ella. Dio tiempo suficiente para que el programa se asentara. Tú te pones a hablar del Tribunal de Cuentas, por ejemplo, y resulta que le dedicamos 17 minutos a explicarlo e hicimos el récord de audiencia de esa temporada. La conclusión a la que se llegó es que el Tribunal de Cuentas no vale absolutamente para nada, y que lleva cinco años de retraso en todo, que es justo el tiempo de la prescripción de los delitos. Es un sitio donde gente muy bien pagada coge las cosas para meterlas en el cajón. Pues esto le encantó a la gente saberlo... 

Curioso que un programa que empezó como entretenimiento esté sustituyendo el papel de la prensa como creadora de opinión.

Sí, es así, tiene de positivo que se da en un espacio que no le corresponde, en prime time, y cuando los diarios desaparecen del mercado... Un profesor que tuve me llevó un día a la universidad y me di cuenta de que nadie llevaba un periódico debajo el brazo. Cuando yo iba a la universidad todo el mundo lo llevaba. Y era un momento previo a Internet. Le pregunté y me dijo “no, aquí absolutamente nadie lee el periódico”. Ahora imagino que saben que la Universidad no sirve para nada...

¿El programa ha ido evolucionando a una visión más política?

El programa iba a ser entretenimiento: un repaso a los otros medios. Cómo daban las portadas del día, cómo se trataban los temas... Con una entrevista... Pero yo no me veía cómodo entrevistando a personajes a los que he odiado toda mi vida. Yo no soy periodista. Y la información que me interesa es la que yo creo que hay que dar, la otra no me interesa. De hecho, hay diarios que no son tal, son órganos de propaganda de alguien. Me dicen que yo soy igual pero al revés y a mí eso me molesta. No cuando lo dicen sobre mi, pero cuando se lo hacen por ejemplo a Iñaki Gabilondo, y la gente de los medios lo compara con Jiménez Losantos. Lo dicen como si los dos tuvieran la misma razón pero desde otro punto de vista, no señor. Uno miente sabiendo que miente y manipula. Aquí el problema es que la teoría de la conspiración no se la creía nadie de los que la hacían. Y durante tres años fue portada. Yo nunca había ido a juicio por estas cosas. Pero se empezaron a meter con mi familia, con mi padre, hicieron una especie de dossier absurdo, que hizo Encarna Sánchez... Todo porque yo estaba en Telemadrid, y a ella le habían dicho que no. La llevé a juicio y dijo que todo me lo había inventado: que los programas que aporté los había hecho con imitadores. Esto es la chusma, la gentuza del periodismo... El exportavoz del Gobierno Miguel Ángel Rodríguez y Hermann Tertsch decían que yo era el primer cocainómano de España y, es más, que era un camello. Claro, mezclaron cosas porque camello y drogadicto es mala combinación. O cocainómano o pisos. Viene bien para quitarte de las drogas, porque cualquier día te hacen un análisis y te destrozan. Nos reímos, pero este señor ha sido portavoz del gobierno de mi país...  

Mientras eso pasaba, la Gürtel ya funcionaba. Y Rato...

Si Rato no es presidente del Gobierno es porque no quiso. Yo me he leído las memorias de Aznar. Cuenta que le ofreció la presidencia del Gobierno a Rato y Rato le dijo que no, y cuando le dijo "presidente ahora estoy preparado", pues ahora ya no, ese es el nivel de gilipollez de estos tíos. Y de arrogancia. Me ha dicho que no, pues ahora pongo al tonto. Aznar quería montar José Luis Moreno y los muñecos. Y Aznar sabía perfectamente a qué se dedicaba Rato, y si no lo sabía, peor. Hizo lo que Esperanza Aguirre con la Púnica. Aguirre tenía un expediente así de gordo, le echó un vistazo, le preguntó a Paco (Granados) si era verdad, Paco dijo que no y lo echó a un lado. 

¿Hay posibilidades de que este país cambie realmente? En las municipales, por mucho que se haya ocultado, se produjo un cambio histórico. ¿Eso puede ocurrir en las generales, donde el único que da miedo es Podemos?

Este país es muy especial: es el único donde el fascismo triunfó y se quedó 40 años. Este país lleva el acojono en el ADN. Y eso ha permitido que estén aquí quienes están. Italia es otro mundo... En ningún otro país podría seguir un presidente que ha mandado mensajes a un delincuente en la cárcel. La cara dura está muy relacionada con el mundo de la construcción. Cemento armado. Por otro lado, el que vota a Manuela Carmena para el ayuntamiento puede que no la votara en las generales, porque el público está acojonao. Pero realmente la única posibilidad de cambio viene por ahí. En las europeas, cuando surgió Podemos, IU triplicó su voto: nadie lo destacó porque a nadie le da miedo, no es un peligro real, porque están en el sistema. El viernes pasado estrenamos el documental en Barcelona, y vino Ada Colau. Se quedó tomando unas cañas hasta las cuatro y luego nos acompañó al hotel. No me imagino a Ana Botella haciendo eso. Es un ser casi sobrenatural.

Este país es muy especial: es el único donde el fascismo triunfó y se quedó 40 años. Este país lleva el acojono en el ADN. Y eso ha permitido que estén aquí quienes están. Italia es otro mundo... 

Deberíamos promoverla para presidenta del Gobierno. 

¡Eso sería un candidato! Tanto en Madrid como en Barcelona, al día siguiente de las municipales se pararon los desahucios. Y uno se hace preguntas: PP, PSOE, IU... Esta gente lleva años y años con proyectos de ley, incluso sacaron un código de comportamiento para la banca --por supuesto no vinculante--. Cuánto tiempo, cuánto dinero gastado y llega una señora ¿y lo para en 24 horas? ¿Cuál era la realidad? Nos han llevado a una capea. Se habían metido en una vía muerta, sabiendo que era una vía muerta, y han estado años circulando en esa vía. Y luego llegan dos señoras y lo paran en 24 horas. ¿Qué hicieron? Se fueron a hablar con los banqueros y con los jueces. Y los dos estuvieron de acuerdo: y lo pararon. A los bancos no les interesa llevarse mal con esta gente. Y los ciudadanos que votamos queremos que esas cosas se hagan. Por ahí puede venir un cambio.

¿Colau entonces le ha convencido?

Me parece alucinante. Para mí que esa mujer sea alcaldesa es un milagro. Yo había estado con ella poco tiempo antes de que fuera elegida alcaldesa y era una freak, prototerrorista, antisistema, totalmente denostada y boicoteada en la televisión, donde no podía salir de ninguna manera. De hecho estuvo en una tertulia donde cada vez que iba subía la audiencia y la hicieron fija, pero cuando alguien vio lo que decía, ya estaba bien la broma, y entonces no volvió a salir en ninguna televisión. Cuando presentó su candidatura, tampoco. Entonces me llamó y me dijo: “Échame una mano, tú conoces gente en las televisiones. Vamos número 1 en intención de voto y no nos sacan en ningún sitio”. Y a pesar de eso los ciudadanos la han votado. ¿Sabes qué pasa? Cuando la escuchas de lo primero que te das cuenta es de que tiene una verdad. Esto parece sencillo pero si alguien la tiene a veces no la cuenta. Hoy se ha montado un follón porque Puig ha dicho algo de nación que no concuerda con lo que dice la dirección general de su partido (el PSOE). Esta es la mierda de política que tenemos: no se puede decir nada. Los periodistas extranjeros, cuando vienen, alucinan: hace poco me entrevistaba un periodista de la BBC y me hablaba de la corrupción y yo le dije “mira, aquí puedes hacer lo que quieras, incluso estar imputado. Si no es por una cosa muy flagrante o muy visible incluso puedes continuar en política, aquí tenemos incluso gente que ha sido condenada y luego se les rehabilita. Pero hay una cosa que no puedes hacer: llevarle la contraria al jefe. Ese día eres un cadáver político”. Y él me hablaba de su Parlamento, donde por lo visto, el tío que miente en sede parlamentaria y le pillan no le dejan entrar. No es que no vuelva a ser diputado, es que no le dejan entrar a la cafetería. Aquí, en este país, un porcentaje amplísimo no llegaría a jurar el cargo porque ya han mentido. Esta es la gran diferencia, y volvemos a lo de antes: esta gente tiene una gran verdad y la dice. Tú estás sentado delante de Ada Colau y, aparte de que estoy de acuerdo 100% con lo que dice, es que es alucinante escuchárselo decir.

Y este pánico que está produciendo en el sistema algunos políticos nuevos, ¿usted lo nota en su cadena, por ejemplo?

Totalmente. Yo creo que mi cadena no sólo no hace propaganda de Podemos, sino lo contrario. Pero tú creas el mito y a partir de ahí ya no vale la opinión. Es decir, “La Sexta es una cadena que hace propaganda de Podemos”, esto lo dicen todos los medios que no son afines --o sea, todos-- y Alfonso Guerra. Y a mí esto me preocupa porque Guerra lo que quiere decir en realidad es que no salgan. Pero yo no soy partidario de silenciar a la gente. Yo no silenciaría a nadie. Venimos del fascismo que incluye una parte sado-maso muy grande y que algunos cineastas han retratado muy bien. Cuando oyes a Esperanza Aguirre, dices “¿qué hace esa tía ahí?, ¿por qué miente con ese descaro?". Es impresionante esa profesionalización; cuando era en blanco y negro era diferente pero ahora en color no se ponen colorados nunca, les digan lo que les digan; es acojonante. A pesar de que dicen lo que piensan, a veces ganan en votos y al día siguiente piensas “sólo por lo que ha dicho esta tía ya debería estar fuera”. Volviendo a la pregunta, si ves el minutado te das cuenta de que no están todo el día los de Podemos en La Sexta. Es mentira. Salen puntualmente en algún programa y a las tertulias les llevan por dar espectáculo, igual que llevan a Marhuenda... 

El Gran Wyoming en conversación con CTXT

El Gran Wyoming, con la redacción de CTXT.

O sea, todo por la audiencia.

Sí, y ahí los meten y no es un espacio agradable, porque se da mucho ese mal estilo del periodismo de correaje y cartuchera. Cuando estos señores dejan de ser una cosa folclórica, y dejan de dar lustre moderno a los programas porque vienen del 15-M y la gente empieza a hacerles caso, la cosa cambia. Porque estos señores no han llamado a esas puertas. En cambio, yo sí me imagino a Albert Rivera llamando a la puerta del Banco Sabadell, y que le reciba en presidente diciéndole: “Dame un abrazo, tronco, ya era hora de que un joven demócrata venga aquí a sacarnos las castañas del fuego, porque estos tienen la caspa de Franco aquí... Tú vas a ser el futuro de España, de eso me encargo yo”. 

¿Piensa que Rivera es el candidato de los bancos?

Sí. Los otros también. Pero este está claro. Cuando el presidente del Banco Sabadell dice: “Necesitamos un Podemos de derechas”... ¿Lo necesitamos quién? Pues ahí lo tienes, un Podemos de derechas; ¿y estos quiénes son?, yo creía que solo nos administraban las cuentas... 

Una pregunta de un lector de CTXT: ¿cuál es la mayor presión del poder que os ha llegado a la redacción de ‘El intermedio’?

Yo es que no estoy ahí... Yo sólo capitalizo una parte del presupuesto importante y me llevo todo el mérito...

Algo le habrá llegado. ¿Los guionistas los elige usted?

No. Yo no elijo nada. Es que nos hemos saltado la parte evolutiva del programa. Efectivamente empezó como un programa de entretenimiento, que iba a ser de chusma pero, conforme avanzaba, fue tomando cada vez más espacio la parte de información. Y de repente pasó de semanal a diario. Y la parte informativa era lo que interesaba: la gente quiere saber. 

¿Y qué le parece que los periodistas presten su voz y su imagen para espacios publicitarios en la televisión? 

Esto es una cuestión muy personal. Se gana una pasta con eso. Yo personalmente no hago publicidad. Eso es muy curioso: a mí antes me llamaban mucho y hace años que no me llaman. Pero yo cuando hago televisión, no hago publicidad. 

¿Pero no le han llamado por qué? ¿Porque se ha radicalizado?

Sí, supongo que me ven ya como un ser controvertido. Probablemente a un sector le haría gracia y a otro no. Mi amigo Fernando Trueba hizo un discurso que estuvo muy bien, la gente se rió y aplaudió mucho, pero al día siguiente en los titulares se sacó de contexto y se convirtió en un discurso “antisistema”. Era una cosa graciosa y pretendía ser graciosa y se convirtió en un alegato sobre los principios fundamentales de Trueba. Pero en cualquier caso, la frase destacada era “yo no me siento español ni cinco minutos al año”. Yo vengo de un mundo donde todos decían esto. Es más: el que decía que se sentía español, en mi entorno era tachado de gilipollas, porque español llevaba implícita una cantidad de cosas que era portador de valores eternos. Bueno, pues este señor ha dicho eso ahora y se ha armado un pifostio… Y ahora los vecinos le ponen el himno nacional por la ventana. Yo hay una cosa que he dicho siempre y que a la gente le hace mucha gracia, pero lo digo completamente en serio: aquí hay un mito que vivimos, que es el gran mito de la transición que consiste, no en lo que se hizo o se dejó de hacer, sino en que el 20N, con Franco, murieron los 40 millones de franquistas. ¡Pero si no lo entierran en el Valle de los caídos, todavía habría cola! Si no eres consciente de eso, estás perdido.

Pero eso pasaría también en Alemania, si pudieran irían a ver la tumba de Hitler...

Me alegra que me hagas esa pregunta. Justo esta Semana Santa he estado en los Alpes alemanes, que es justo donde Hitler vio la luz y dijo “voy a ser nazi”. Allí él, Hitler, tenía un chalet (luego ya el Partido Nacional Socialista le regaló una mega casa que tenía debajo un búnker de 40 metros). Bueno, pues como la gente empezó a ir ahí, y como vieron que iba la gente allí, le metieron 40.000 toneladas de dinamita y lo volaron para acabar con peregrinaciones absurdas y en su lugar han puesto un punto de información sobre el nacionalsocialismo. Esa es la gran diferencia con el Valle de los Caídos. Aquí siempre se habla de lo mismo, de que todos asesinaron, pero en YouTube podemos ver a Queipo de Llano diciendo que había que violar a las republicanas... 

Cataluña. ¿Hay un pacto entre las élites para que nunca sea independiente?

Mi respuesta es: si sigue el PP, lo será. Dice Rajoy que hay que hacer pedagogía. El lunes se procesa a Mas y el jueves se aprueba una reforma constitucional para meterlo en la cárcel. Con la reforma del TC no es que no haya habido debate, es que no ha habido diálogo: todo ello con mayoría de escaños, pero no de votos. A eso ellos lo llaman pedagogía. Cuando Aznar llegó al poder, BNG y ERC eran residuales; cuando lo deja, los dos estaban gobernando en sus respectivas autonomías. Y también dijo, sobre Ibarretxe, que mientras él fuera presidente, allí no iba a pisar. Eso le va bien a Aznar y a Ibarretxe... El TC declaró inconstitucionales 30 artículos del Estatuto de Cataluña que están en el Estatuto de Andalucía... Nosotros no hemos tratado bien ese asunto. Hemos tenido una línea completamente anti independencia. Pero acabo de estar en Gerona y me quieren muchísimo. Y a mí los catalanes me caen muy bien. Yo si votara, prefiero que no, prefiero que me ayuden a echar a estos, así somos más, pero no por su bien. Si me proponen un mundo ideal, sin PP, sin Audiencia Nacional, sin Tribunal Supremo, sin Constitucional y sin toda esta mierda, me parecería bien. Además se junta el agravante de que el gobierno central allí es residual, es como si a nosotros en Madrid nos gobernara un partido como, yo qué sé, Herri Batasuna. El otro día vino Borrell y nos dijo que no podrían ser europeos. Porque necesitarían unanimidad y nosotros jamás se lo daríamos. O sea, que se trata de revancha. ¿Cuánto aguantaría Europa diciendo que no, porque Madrid no quiere? España siempre votaría en contra, pero Cataluña evidentemente es Europa.

¿Como ve la Europa de Merkel?

Aquí hay una élite hegemónica que es Alemania, que es quien tiene la pasta y manda callar. Esto no es una cuestión de socios, somos otra cosa. ¿Aliados? No lo sé. Los socios están embarcados en el mismo proyecto. Y aquí no lo estamos. El líder de la patronal alemana se hartó de decir que un salario mínimo de 600 euros es un freno para la economía. Pues el jefe de VW que se acaba de retirar ganaba 45 millones de euros al año, y dice que 600 euros por trabajar 8 horas es mucho. Esto no es casual, ha coincidido que los liberales se han hecho así. Yo vengo de un mundo donde se decía: eres más tonto que un obrero de derechas. Sostengo esa tesis al cien por cien. Por primera vez, el mundo ha entrado en una involución. Yo he vivido la mejor época de la humanidad: la de mis padres y la de mis abuelos eran una puta mierda; en mi época había una ebullición y una ilusión por vivirla: el 68, la liberación de la mujer, etcétera. Yo, por ejemplo, terminé la carrera y ya era adulto: hoy hay jóvenes de 37 años que no pueden crecer, porque si crecen van a entrar en una frustración. 

¿Cómo juzga la transición?

Yo revisaría cosas. Nadie ha dicho que todo fue una mierda. Pero hace poco estuve con Rodríguez Ibarra y es de los que están muy indignados: decía que habría que ver quién tenía huevos de hacer una transición mejor con las pistolas apuntando. ¿Qué consiguieron apuntando? ¿En qué momento Fraga, padre de la Constitución, se metió ahí? Fraga fue facha de niño. Yo a Ibarra le decía: es que ésa es la respuesta. Así se hizo, tutelada, acojonada y apuntada con armas, según cuentan los mismos que la hicieron. Pero ahora, si en esta casa hubiera goteras, qué hacemos, ¿la arreglamos, no? "No, es que esta casa la hizo mi padre…". Bueno, pues pon un barreño y estamos con agua hasta los tobillos. 

Ahora se habla de un nuevo consenso constitucional; se diría que quieren integrar la corrupción en el nuevo sistema. 

Frente a eso hay gente que habla de un proceso constituyente, que es darle la vuelta a esto. Yo entiendo por qué el PNV no votó la Constitución, hay un artículo que dice que el Ejército garantiza la unidad del Estado español. Yo quitaría ese artículo. Constantemente el Gobierno dice que se cumplirá la ley, pues eso sería sacar los tanques en Barcelona... 

¿Cree que la izquierda debe hacer la confluencia?

No lo sé, a mí me gustaría lo que fuera más efectivo. Pero no lo sé. Por ejemplo, en Barcelona, Podemos con ICV ha sacado menos votos que ICV, es una cosa muy complicada. A mí me parece bien, desde el punto de vista de la efectividad, el PP ha ganado porque captaba todos los votos de los franquistas, etc… y diciendo que eran de centro. A mí me llaman radical de izquierdas, y habría que saber si soy de izquierdas. Si tú crees en el sistema público y en los servicios sociales, eso te convierte directamente en un rojo. Yo esto no lo digo por ser rojo, lo digo por egoísmo. Vamos hacia un mundo de caníbales. Estados Unidos es un modelo que a mí me da miedo. Hubo un día en que unos grandes almacenes de Washington hicieron una campaña: armas por juguetes. Ese año hubo más muertos en Washington que en Sarajevo, que estaban en guerra. Hay millones de personas que viven y trabajan ahí, y van a trabajar acojonadas. Ese es el mundo al que quieren ir y yo no. La paz social tiene un coste. Y no lo digo porque sea rojo, sino porque soy egoísta.  

 

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

26 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Daniel_Grog

    Coherente, inteligente y formado, si señor, Wyoming for president!!!

    Hace 5 años 5 meses

  2. Jose

    Gracias por existir y decir lo que piensas, que coincide conmigo. Si hubieran mas wyoming y ctxt.es, todo sería mejor para la mayoría de gente honrada y el mundo sería distinto.

    Hace 5 años 5 meses

  3. Teresa

    CLaro ,incisivo,contundente,no lo pierdas nunca......me encanta! Un saludo!

    Hace 5 años 6 meses

  4. Miren Jone

    Excelente entrevista, yo tb creo que la verdad que Ada Colau transmite es impresionante en un panorma político lleno de mentiras y manipulación sin ninguna consecuencia, hace aún más evidente la falta de credibilidad de los diridentes de este país y por eso Colau es atacada por todos los flancos. Hay que trasladar el cambio a las generales, sin miedo,

    Hace 5 años 6 meses

  5. Sudadic

    Bien por Wyoming y bien por el comentarista PACO que llama a apoyar a PODEMOS, que son rompedores, cultos y honestos.

    Hace 5 años 6 meses

  6. Paco

    Grande Wyoming. Pero yo le exijo un paso más. Si realmente estamos -y lo estamos- hasta la mismísima polla de tanto chorizo y pepero, vamos todos a apoyar a Podemos en las generales. Hacedlo públicamente, Wyoming y el resto de actores implicados en el cambio político. Vamos, joder.

    Hace 5 años 6 meses

  7. JM

    Clarividencia. Sentido común. Gracias por la entrevista

    Hace 5 años 6 meses

  8. Lass

    ¿Gabilondo? no me mates José Miguel

    Hace 5 años 6 meses

  9. Pistons

    coño gerardeus,....lo que tiene la ignorancia,...y la mala educacion, es evidente que no eres lector de CTXT, te ha llegado esto por otros sitios,....venga tio, leete un libro, que falta te hace, y por cierto, a la administracion, lo de "comunista de mierda" no tiene nada que ver con la libertad de expresion, es totalmente censurable,....por lo demas, lo dicho, pura y simple ignorancia y mala educacion un saludo

    Hace 5 años 6 meses

  10. geradeus

    menudo hipocrita dile almentrevistador cuantos millones de euros ganas al año, y cuantos pisos y chalets tienes comunista de mierda,paga lo que debes a hacienda si no es por el pp no tendrias ni trabajo ahora mismo que fue quien rescato a la sexta .

    Hace 5 años 6 meses

  11. Adrian Urdiales

    Claridad de ideas y valentía.......una vez más, muchas gracias a Wyoming.

    Hace 5 años 6 meses

  12. Clorinda

    Gracias a CTXT, por esa entrevista a un ser humano tan especial como es el Gran wyoming... Esto la Gente Tiene que saberlo y empezar a tomar conciencia...Nuevamente Gracias...

    Hace 5 años 6 meses

  13. MARIA PILAR TORROBA ORDUÑA

    Enhorabuena por la sobredosis de sinceridad y coherencia de siempre!... En un país de muchos pobres y pocos ricos, se sigue votando para

    Hace 5 años 6 meses

  14. Chemicanof

    Es, sin ninguna duda y con mucha diferencia, el mejor analista polícito del momento.

    Hace 5 años 6 meses

  15. roberto di pasquo

    quién es este personaje??? No lo conocemos para nada aquí en el lejano Sur (la Argentina).. me pareció lo mejor que he leído en los últimos tiempos..excelente

    Hace 5 años 6 meses

  16. Angela

    Un placer haber leído esta entrevista. Las ideas claras y expresadas de forma contundente.

    Hace 5 años 6 meses

  17. Francisco

    Hay que ser muy valiente para hablar así y trabajar en la sexta

    Hace 5 años 6 meses

  18. Jaime

    Quiero donar y no puedo!!

    Hace 5 años 6 meses

  19. Mercedes

    Aplausos a entrevistado y redacción

    Hace 5 años 6 meses

  20. marta

    No funciona el botón de la microdonación!

    Hace 5 años 6 meses

  21. David

    Impresionante. Gracias por tanto tito Guayo

    Hace 5 años 6 meses

  22. Paco Pepe

    Gracias CTXT... y tambien al tito guayo.

    Hace 5 años 6 meses

  23. Anton

    Libre y valiente muy buena entrevista., gracias por hacer un periodismo libre.

    Hace 5 años 6 meses

  24. Gude

    El Valle de los Caídos es la demostración de que este país sigue con el culo al aire

    Hace 5 años 6 meses

  25. Miguel

    Chapó

    Hace 5 años 6 meses

  26. ; )

    Buenísima entrevista. Gracias.

    Hace 5 años 6 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí