1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Marc Stears / Polítólogo

“Corbyn combinará reformas democráticas y radicalismo económico”

Arturo Noain Londres , 7/10/2015

<p>Imagen de Marc Stears tomada de un vídeo realizado por el University College de Oxford </p>

Imagen de Marc Stears tomada de un vídeo realizado por el University College de Oxford 

University College

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

La esperanza recorre a la izquierda británica, un nuevo líder ha emergido dispuesto a desafiar al establishment. Jeremy Corbyn ha reunido a su partido en la Conferencia Anual Laborista para transformar la ilusión en acción, unos días repletos de expectación por el gran apoyo que ha despertado el veterano diputado con sus mensajes antiausteridad. Entre sus primeros logros consta haber conseguido más de 50.000 nuevos militantes en la primera semana tras su victoria en las elecciones. 

Entre el 18 y 21 de septiembre, el Partido Laborista debatió en Brighton las nuevas guías políticas para hacer frente a la batalla de un nuevo año político. Los discursos no han desvelado grandes secretos, los mensajes de unidad y consenso dominaron a las ideas más radicales que muchos esperaban. La mayor sorpresa la ofreció John McDonnel, ministro de Economía en la sombra, con un discurso más moderado de lo esperado que recibió una gran acogida del público.Para analizar este cambio político y las conclusiones del congreso, CTXT se ha puesto en contacto con Marc Stears (1971), escritor de los discursos del anterior líder laborista, Ed Miliband. El politólogo, profesor en Oxford y experto en oratoria, en el partido y el futuro al que se enfrenta. 

Es uno de los editores y escritores del libro The Labour tradition and the politics of paradox (La tradición del laborismo la paradoja de la política), donde se describe el Blue Labour promovido por el anterior líder laborista, Ed Miliband. Una de las ideas principales que se barajan es la participación ciudadana. Ya pudimos ver cómo Miliband daba los primeros pasos en esta dirección cambiando el proceso electoral para el liderazgo del Partido Laborista y es también una de las ideas principales de Corbyn. ¿Es el nuevo líder laborista una inesperada respuesta al Blue Labour?

Básicamente podríamos decir que eso es correcto. La participación que Ed Miliband y el Blue Labour promovieron se ha vivido en su máximo esplendor este verano, en parte por los cambios en el proceso electoral interno pero también como resultado del movimiento que los seguidores de Corbyn han galvanizado. Ha sido un logro extraordinario poder ver a miles de personas asistiendo a mítines y discursos durante este verano. Definitivamente sigue la dirección que Miliband intentó desde el comienzo de su mandato en 2010 pero considero que hay una gran diferencia: Ed siempre imaginaba poder llegar a un gran público, el único reto todavía pendiente para Corbyn. Un sector de la sociedad ha sido movilizado extremadamente bien, especialmente gente joven, estudiantes y habitantes de grandes ciudades. Lo que todavía no ha logrado es cambiar las bases democráticas del laborismo, ahora tienes muchos seguidores pero básicamente son las mismas personas que tenías antes. Aunque no lo consiguió, una de las ambiciones de Ed era llegar a aquellos que no participaban activamente en política. El gran reto de Corbyn es movilizar con la misma energía a aquellos que se muestran más escépticos. 

¿Es Corbyn capaz de atraer a esas personas? En un análisis simplista, Miliband fue catalogado como un “riesgo económico” para el Reino Unido, una de las razones de su derrota fue su planteamiento económico. Corbyn está en una posición más radical, por ejemplo, ha propuesto la polémica “Expansión Económica para el Pueblo” en su campaña o el llamado “impuesto de Robin Hood” defendido por el nuevo ministro de Economía en la sombra, John McDonnell, hace solo unos días. ¿Es este discurso capaz de ganar unas elecciones generales?

Hemos vivido un fascinante desarrollo de los hechos. Esencialmente, hace cinco años Ed era líder y el laborismo estaba entre, por un lado, las propuestas económicas de regulación como la reforma bancario --él fue el líder más intervencionista que el laborismo ha visto en mucho tiempo. Por otro lado, intentaba ser conservador en asuntos fiscales, estaba comprometido con la reducción del déficit. En su cabeza, pensaba construir un estrecho camino entre aquellos atraídos por las grandes reformas sin asustar a aquellos preocupados por el derroche público. Su estrategia no funcionó, las reformas propuestas no fueron suficientes para atraer a la izquierda y su propuesta fiscal no fue suficiente para atraer al centro de la derecha. 

Corbyn se ha dirigido de forma directa a las reformas, aunque pudimos ver un giro inesperado esta semana en el discurso de John McDonnell, mucho más medido de lo que esperábamos, más en la línea de Miliband. Considero que todavía es pronto para juzgar una posición final de cara a las elecciones generales. Lo que vamos a aprender en los próximos tres o cuatro meses es si Corbyn y McDonnell repudiarán los compromisos de Miliband o si acabarán en una situación similar a las propuestas de las últimas elecciones. 

Corbyn está cambiando partes de su discurso para conseguir la unidad dentro del partido. Por ejemplo, muchos esperaban una disculpa por el apoyo del Partido Laborista a la intervención de Irak. Tampoco ha sido capaz de conseguir la oposición del partido a la renovación del Trident [el parlamento británico votará el próximo año la renovación de su armamento nuclear].

Pienso que es demasiado pronto para afirmar esto. Puedo ver de dónde viene esa idea pero vimos un discurso previsible de Corbyn con muchas referencias a sus compromisos. Mencionó su oposición a la renovación del Trident aunque su partido no lo hubiese votado en la Conferencia. Creo que el tema de Irak es complicado porque necesita trabajar sobre qué decir y cuándo decirlo. No sé cuándo va a suceder pero me sorprendería mucho que se alejara de su posición inicial.

¿Cree que será capaz de mantener el control y la unidad del Partido Laborista?

Dos ideas en torno a esta pregunta. La primera es que su posición es más fuerte de lo que muchos hubiesen esperado, simplemente por la magnitud de su victoria, donde consiguió más votantes registrados de lo esperado. No habrá otra elección de líder laborista pronto, ya que sus seguidores no van a desaparecer. Y en segundo lugar, la mayoría de sus adversarios parlamentarios del partido elegirán sus batallas con cuidado. Habrá una dinámica general de trabajar unidos con algún asunto esporádico. Lo pudimos ver con el caso de Siria [Reino Unido debatirá si debe intervenir militarmente en el país para combatir al ISIS] donde probablemente el partido dará libertad de voto a parlamentarios. Probablemente veremos asuntos de mayor envergadura pero no creo que se enfrente a una oposición generalizada.  

En Brighton no pasó desapercibida la ausencia de los líderes laboristas anteriores en la Conferencia Anual como Ed Miliband o Tony Blair. ¿Es un ejemplo de la falta de apoyos de Corbyn dentro del partido?

No, creo que no vimos a estas personas en la Conferencia porque no querían que los medios de comunicación estuvieran pendientes de ellos. Nadie quiere una cámara grabando de qué broma te ríes y de cuál no. Ha sido un verano muy largo, con discusiones en el partido pero creo que todo el mundo sabe que Corbyn necesita su momento, sin distracciones. 

¿Podemos considerar la “Corbynmanía” como el ejemplo británico de Syriza en Grecia o Podemos en España?

Hay obvias diferencias debido a la relación de cada uno con la Unión Europea, pero claramente algo está sucediendo que tiene tintes más radicales, más auténticos y menos profesionales en los candidatos, y que está dando resultados extremadamente eficientes a la izquierda. Puedes verlo incluso en Estados Unidos con el mensaje antiestablishment en los candidatos. Creo que es un fenómeno generalizado, pero cada país tiene su ejemplo específico. 

¿Cómo definiría este fenómeno en el Reino Unido?

La izquierda está buscando esa participación enérgica de la campaña veraniega de Corbyn y alcanzar a las comunidades no atraídas por la izquierda. No vamos a ganar unas elecciones y cambiar el país a menos que el partido no llegue a los que no pudo llegar entre 2010 y 2015. Creo que el reto para Corbyn es recuperar a los votantes, atraer a la clase obrera que en este momento está apoyando a Ukip [el partido independentista que defiende salir de la Unión Europea], y ganar votos en las próximas elecciones escocesas… La pragmática estrategia de intentar atraer al centro no funciona, el mensaje tiene que ser nuevo pero debe dirigirse a más del 25% de la población. 

El próximo año veremos una prueba de fuego para Corbyn con las elecciones en Escocia. El Partido Laborista ha perdido miles de votos en el país y el SNP (Partido Nacionalista Escocés, por sus siglas en inglés) se ha hecho hegemónico. ¿Qué ideas debe transmitir Corbyn a los votantes escoceses? 

Realmente, dos mensajes: participación y reformas políticas. Una de las grandes fortalezas del SNP fue una campaña por la independencia extremadamente enérgica, con atractivo para el voto joven y mostrando transparencia en las cuentas. Corbyn se asegurará de que el Partido Laborista Escocés aprenda la lección. El segundo mensaje sería sobre la economía. Corbyn considera que los laboristas perdieron votos por sus compromisos en la macroeconomía. Se centrará de forma específica en ello y conseguirá el voto de la clase obrera con una postura clara sobre gasto público e inversión pública. Combinará esas dos ideas: reformas democráticas y radicalismo económico. 

¿De qué clase de reformas estamos hablando?

Las principales a las que siempre hacemos frente. Una parte de la población no está realmente interesada en la vieja política. La gente está mucho más interesada en asuntos individuales, son mucho más escépticos sobre los compromisos políticos y sobre la política profesional. El reto para Corbyn es traducir parte de su enérgica campaña en un movimiento durante los próximos cinco años que tiene que ir más allá de la gente joven y las ciudades. Creo que es consciente de ello, pero requerirá un gran trabajo creativo. Un ejemplo que ya podemos ver es Jon Trickett [miembro del gobierno en la sombra de Corbyn], quien está intentando llevar a cabo una reforma constitucional; deberíamos fijarnos en si los experimentos como el propuesto por Trickett llegan a buen puerto en los próximos seis o siete meses. 

¿Es posible ver a los laboristas dando un paso más allá? ¿Por ejemplo, promoviendo o creando asociaciones de inquilinos para hacer frente a los problemas de vivienda?

De hecho era la ambición de Ed y David Miliband en las elecciones del líder laborista de 2010. Cada uno tenía sus propias ideas. David Miliband creó la organización Movement for Change (Movimiento por el cambio) que estaba diseñada para ese tipo de experimentos. Básicamente lo que sucedió es que esos experimentos duraron un par de años y acabaron descartados. Pero ese tiene que ser el camino, hay que volver a esos experimentos e intentarlos de nuevo porque es la única manera de unir participación ciudadana y difundir el mensaje más allá de los sospechosos habituales.

Volviendo a la Conferencia, ¿cuál es su opinión sobre el discurso de Corbyn?

Hizo muy buen trabajo. Lo más importante para él en este momento es recordar a la gente qué representa, por qué quiere ser líder, y lo consiguió, en mi opinión. Lo que no hizo fue desvelar la sorpresa, nadie se fue del discurso aprendiendo algo nuevo. Y considero que eso es adecuado para este primer discurso pero no le valdrá en los próximos seis o doce meses. El discurso con mayor éxito que escribí para Ed fue en la Conferencia de 2012, titulado Una nación. La gente aprendió sobre su carácter pero también sobre el tipo de votantes al que quería llegar. Corbyn ha establecido lo fundamental perfectamente pero quiero ver el momento en el que explica cómo va a conseguirlo. En un discurso tienes que sorprender, conseguir involucrar a las personas en el movimiento y emocionar a la ciudadanía. 

Como autor de discursos, ¿algún consejo más para Corbyn?

Necesitamos saber más de las preguntas difíciles. Por ejemplo, hablar de los autónomos. Actualmente tenemos en el Reino Unido más autónomos que personas trabajando en el sector público. Corbyn menciona la pregunta pero no ofrece la respuesta, no ha dado la respuesta hablando directamente a esas personas. Si tuviera que hablar a esas personas, intentaría tratar este asunto: cómo llego a los autónomos, quienes se sienten vulnerables e inseguros y no saben todavía que el Partido Laborista tiene una respuesta para ellos. Sus propuestas económicas sólo funcionarán si tiene una respuesta para ellos. 

 

 

Autor >

Arturo Noain

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí