1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

TRIBUNA

La confluencia ha muerto. Viva la democracia

La restauración se ha impuesto por la vía del retorno a la política convencional, que no por tener nuevos actores deja de celebrar el entierro de la oportunidad que abrió el 15M

Emmanuel Rodríguez Madrid , 14/10/2015

<p>Asamblea popular en Valencia  el 22 de mayo del 2011  </p>

Asamblea popular en Valencia  el 22 de mayo del 2011  

Adolfo Senabre

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

La confluencia ha muerto. Nació muerta desde el mismo momento en que se identificó con un pacto entre “capos”, Iglesias-Garzón, Garzón-Iglesias, al tiempo que el inevitable coro de segundones —los y las Talegón, Llamazares, el otro Garzón, pero también Errejón, Bescansa, etcétera— peleaba, bien por hacerse con sus despojos, bien por hacerla despojo. El continuo trasiego de idas y venidas, guiños y trastos, de los últimos días apenas ha escenificado la ruina de la unidad.

Las armas arrojadizas son conocidas. Pasado el trago del 27 de septiembre, los de Iglesias no han parado de repetir: el pacto con IU nos sitúa allí donde el enemigo nos quiere, en la izquierda y sólo con la izquierda no es posible ganar. A lo que inmediatamente suelen añadir: IU es una organización lerdamente burocrática que ha sido incapaz de leer la realidad del país de las últimas dos décadas. Los de Garzón, por su parte, han contestado que únicamente la suma de votos de ambas formaciones puede resultar en diputados en la difícil geografía electoral de las circunscripciones españolas —aquellas, más de la mitad, de entre 3 y 6 escaños—. Y también que el “centramiento” de Podemos lo hace indistinguible de su enemigos. El aderezo final de acusaciones ha venido provisto por el inevitable nominalismo, tan distintivo del discurso político y de la preocupación por las marcas: IU debe tener alguna existencia y Podemos es el único nombre posible para el voto del cambio. Al fin y al cabo, Errejón-Iglesias no han tenido otra explicación para los pésimos resultados de las elecciones catalanas que la de que el nombre de Podemos no apareciera en las papeleta (¡sic!) y que el escenario de polarización nacional no beneficiara su propuesta. Quizás los grandes partidos deberían haber parado en mientes (ser más responsables) para facilitarle la labor a Podemos, pero...

A sabiendas del rápido aborto de la posibilidad de una candidatura única para las generales —una candidatura del cambio, de la izquierda o de lo “otro” al bipartidismo + Ciudadanos—, cabe  preguntarse qué se jugaba realmente en la “confluencia” o, de una forma más precisa, qué es eso tan importante que la confluencia quería traer de nuevo a la “centralidad del tablero”. Valga aquí que hablar de confluencia es decir poco: ¿unidad de la izquierda, de los aparatos y aparatillos, nuevos y viejos, que se reclaman de ese lado de los parlamentos?, ¿unidad ciudadana y para la ciudadanía, como siempre dijo Podemos, pero como mascullando entre dientes y sin creérselo mucho, tal y como trató de recordarle Ahora en Común con éxito escaso?

Pasado el trago del 27 de septiembre, los de Iglesias no han parado de repetir: el pacto con IU nos sitúa allí donde el enemigo nos quiere, en la izquierda y sólo con la izquierda no es posible ganar

El término “confluencia” como los de “cambio”, “nueva política”, “ciudadanía” nos desliza sobre un terreno de sombras. Por eso, lo de la “confluencia” se entiende mejor —como en la filosofía platónica— a partir de la idea que parece que la inspira, que con lo que se produce tras la primera escucha: la unión de partidos. Estamos ante uno de esos enredos en los que nos ha colocado más de año y medio de ciclo electoral, y de encharcar el cerebro con el alcohol de los partidos, las elecciones y los líderes públicos.

Recordemos, el 15M nos situó ante la posibilidad de una ruptura constituyente. Esta consistía en algo mucho más importante que el relevo de los actores políticos. La clave de bóveda de todo el movimiento fue la democracia, la denuncia de los límites de la partitocracia y de la dictadura financiera impuesta por Europa. Lo que ocurrió en las plazas de aquel 2011 fue lo más parecido que vamos a conocer de un proceso constituyente por abajo. En sus primeras semanas aquellas asambleas produjeron una multitud de pliegos de demandas que iban desde el cambio en la ley electoral hasta la apuesta por un modelo energético sostenible, desde la reforma de la judicatura hasta el estímulo del cooperativismo y la economía social. El éxito inicial de Podemos no se entiende sin el motor 15M, sin esa energía democratizante.

En conversación con uno de los fundadores del “partido del cambio”, luego rápidamente expulsado al sector crítico –como corresponde al disenso en todo buen partido, esto es, en toda formación oligárquica–, conveníamos en que haber dado el nombre de “círculos” a las asambleas locales que empujaron al primer Podemos había sido un error, por lo menos un error “histórico”. Era finales de enero de 2014, pocos días después de la presentación del partido, y se habían constituido ya varios cientos de asambleas. Conveníamos entonces que el nombre que por tradición debía haber correspondido a aquellas asambleas era el de “juntas”. El juntismo fue durante el siglo XIX la forma típica de expresión del insurreccionalismo democrático. Y mientras el término “círculo”, de importación bolivariana, da la imagen de un grupo de interés o de apoyo, el de junta es el de una organización de miembros activos, una máquina insurreccional. Algo curiosamente mucho más en consonancia con el 15M, en tanto explosión democrática, pacífica y masiva, que con lo que luego ha resultado ser la formación morada. Ni qué decir tiene que la idea de revivir el juntismo no fue más allá de esa conversación entre historiadores desubicados. Sea lo que fuere, en la elección del término estaba ya inscrito, grabado a fuego como un destino irresistible, la conversión progresiva de esas asambleas locales en algo parecido a los “círculos de amigos del grupo complutense” o, como dijo Monedero entonces, lugares para charlar y ligar.

Ciertamente no es una hipótesis contrafactual que el movimiento 15M pudo haber tenido una expresión genuinamente constituyente, y por ende no partidaria. Si recuerdan: la catapulta de Podemos fue la de servir como vehículo de oposición, vocero de un proceso constituyente. Y si nos atenemos a su discurso inicial —“herramienta de la ciudadanía”, “proceso constituyente”, “oposición al régimen del '78”—, Podemos se presentó como la herramienta para convertir las elecciones de este diciembre, no en ese juego de nuevos y viejos partidos que ahora es, sino propiamente en la convocatoria oficiosa de unas cortes constituyentes.

Mirado sin lentes de distorsión, la mutación del movimiento democrático en opción constituyente de masas estaba inscrita como tendencia en el 15M, en sus demandas, en el primer Podemos e incluso en su composición de “clase media”, esto es, pequeño burguesa, que en sus formas tradicionales de politización tiende a la democracia radical. Prueba de las posibilidades de éxito es que esta opción no se hubiera dejado calcular sobre los clásicos ejes izquierda / derecha, nacionalismo español / nacionalismos periféricos. Jugada con inteligencia, neutralizada y absorbida la izquierda política en el propio proceso, la candidatura de ruptura podría haber sido un calco de las simpatías que despertó el 15M. Una “alianza ciudadana” con un único programa (proceso constituyente) capaz de concitar el voto tanto de lo que hoy se inclina a Ciudadanos en clave democrática, como de las izquierdas independentistas vasca y catalana. Naturalmente, nada en esta grosse koalition por abajo se dejaría traducir a las lógicas convencionales de la forma-partido, su propia composición habría sido tan plural y heterogénea como los mismos procesos de discusión y elección de los representantes. Pero apenas dos elementos hubieran sido suficientes como cemento de la misma: la necesidad de dar curso a una ruptura / proceso constituyente, poniendo término al austericidio europeo; y una elección y método radicalmente democráticos.

Los de Garzón han contestado que únicamente la suma de votos de ambas formaciones puede resultar en diputados en la difícil geografía electoral de las circunscripciones españolas —aquellas, más de la mitad, de entre 3 y 6 escaños—

Si esta opción no fraguó, si apenas tuvo una presencia en el primer semestre de 2014, se deberá preguntar por qué. Tres elementos, a mi juicio, la echaron por tierra. El primero, y quizás el más previsible, la inercia estadocéntrica y gobernista de la izquierda española a la que pertenece el grueso del staff podemita, y que piensa antes en partido que en movimiento, en ejecutivo que en legislativo. Como se sabe, Podemos derivó rápidamente en un partido político más, en una “opción de gobierno”, que tendía naturalmente a desechar la dimensión compleja, plural y ciudadana que hubiera requerido una opción constituyente. El segundo es apenas una consecuencia del primero: si el objetivo es el gobierno, el medio es el electoralismo y el resultado, la renuncia a la política. Y así fue como “proceso constituyente” y otras medidas tipo “renta básica” fueron arrojados a la cuneta en favor de la denuncia de la “corrupción” y de la “casta” por parte de unos chicos y chicas vestidos de inmaculado blanco y borrachos de paternalismo para llegar a un “pueblo que no entiende de constituyente ni de política”. Resultado: paso abierto a Ciudadanos. Por último, y desde luego el factor principal, la debilidad del movimiento democrático, su relativa incapacidad para expresarse en una opción propia que le empujara más allá de las derivas partitocráticas de Podemos, que se articulara según la lengua 15M en ese proceso decidido a “discutirlo todo para cambiarlo todo”.

En un tuit reciente, el estratega de Podemos, Íñigo Errejón, se expresaba con sorna tras conocer las últimas encuestas de Metroscopia: “Que (pre)dice Metroscopia-El País que 'el orden reina en Berlín', que toca resignarse y elegir restauración de los de siempre. Veremos ;-)”. Lo cierto es que el orden ya reina en Madrid. La restauración se ha impuesto por la vía del retorno al sistema de partidos, a la política convencional, a una situación electoral “normal”, que no por tener nuevos actores deja de celebrar el entierro de la oportunidad que abrió el 15M.

Llegamos así a nuestra conclusión: la confluencia ha sido un balbuceo tardío que vagamente nos trató de recordar esta oportunidad, la de una ruptura constituyente, la de una democracia real.

Autor >

Emmanuel Rodríguez

Emmanuel Rodríguez es historiador, sociólogo y ensayista. Es editor de Traficantes de Sueños y miembro de la Fundación de los Comunes. Su último libro es '¿Por qué fracasó la democracia en España? La Transición y el régimen de 1978'. Es firmante del primer manifiesto de La Bancada.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

19 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. FUCK U MANOLO

    La confluencia ha muerto, dice. xDDDD Lo que ha muerto es la posibilidad de que la mafia dirigente de Izquierda Unida siga cobrando un pastizal y de paso puedan pagar el agujero económico que tienen. Eso es lo que ha muerto, chaval. PO-DE-MOS.

    Hace 5 años 7 meses

  2. Mike

    Y que tal si nos dejamos de discusiones pre-electorales y vamos a lo práctico. Cada organización tendrá unas demandas concretas sobre las que interpreta la realidad mejor que el resto, y aporta contenidos paralelos para conformar un programa completo. Obviamente introducir en el congreso ( si o si ) a expertos en cada disciplina es un argumento para la realización de listas de confluencia sin que debiera ser tan importante bajo que nombre se está. Es una oportunidad primera de entrar con contundencia a poner en evidencia a los expertos que se encarguen de cada ministerio a partir del 20D, y aunque no última si podría ser única, porque el avance neoliberal tiene todo un programa para el futuro del planeta, y en el sobran/amos millones de personas. En cualquier caso es hora de reclamar el 21D lo que el recuento electoral nos robe por medio de la ley electoral vigente. El nuevo modelo político que debemos desarrollar no debe ser dependiente de unos resultados electorales, que preveo no van a ser definitivos el 20 D.

    Hace 5 años 7 meses

  3. Jorge

    Sindicalistas por la Unidad Popular / la unidad de los trabajadores en lucha sigue su camino. Una pequeña alternativa con un programa concreto. Sugiero leer: http://www.corrienteroja.net/activistas-de-sindicalistas-por-la-unidad-popular-y-del-sindicato-co-bas-seran-candidats-en-las-primarias-de-ahora-en-comun/

    Hace 5 años 7 meses

  4. Gonzalo Barrena

    Señor E. Rodríguez: comparto su análisis y siempre leo sus textos con interés. Pero se ha equivocado usted. Y es imperdonable el secuestro de la iniciativa, en la que muchísimas personas, habiendo puesto su mismo interés, continuamos. ¿Tendrá usted el valor crítico suficiente para rectificar y abrir el espacio web que nos pertenece políticamente?

    Hace 5 años 7 meses

  5. LaConfluenciaAlCarajo : Alberto Garzón acepta las condiciones de Pablo Iglesias y abre la puerta a n

    Alberto Garzón acepta las condiciones de Pablo Iglesias y abre la puerta a no presentarse por Madrid : http://www.libertaddigital.com/espana/2015-09-07/alberto-garzon-acepta-las-condiciones-de-pablo-iglesias-y-abre-la-puerta-a-no-presentarse-por-madrid-en-la-generales-1276556491/

    Hace 5 años 7 meses

  6. MarianicoRivera

    ESTAN CAGAOS Y LO SABEN Las mentiras mas gordas del PP y Rajoy: https://www.youtube.com/watch?v=eAI4BtuQRwo ///////////////////////////////////////////////////// ESTAN CAGAOS Y LO SABEN Las mentiras del PP antes y después de las elecciones: https://www.youtube.com/watch?v=QlV_wFv0xWk //////////////////////////////////////////////////// ESTAN CAGAOS Y LO SABEN CIUDADANOS: Un partido de centro... ¿qué?: https://www.youtube.com/watch?v=BFKysDnk4Wk ///////////////////////////////////////////////////// ESTAN CAGAOS Y LO SABEN Maldita Hemeroteca Albert Rivera : https://www.youtube.com/watch?v=hdMQLiUZGLU ///////////////////////////////////////////////////// ¿ QUEREIS MAS CACHONDEO ? , ENTONCES VISITA ESTE CANAL DE YOUTUBE: https://www.youtube.com/channel/UC_FDpLjbCT7rDKouVRh8HDQ

    Hace 5 años 7 meses

  7. AlbertitoGarzon

    LA MOCHILA DE LA IZQUIERDA UNIDA : LOS QUE NO VENDEN SUELO NI BIENES PUBLICOS : http://web.psoe.es/pizarra/news/784791/page/toda-verdad-sobre-deuda-municipal.html ////////////////////////// Operación Enredadera: amaños y sobornos con coches, obras, móviles... y hasta Viagra http://goo.gl/Wkq5Pf /////////////////////// El número dos de IU de Madrid también cobró de Bankia durante los mandatos de Blesa y Rato : http://www.eldiario.es/politica/IU-Madrid-Bankia-Blesa-Rato_0_375163520.html //////////////////////// Los gastos de Moral Santín (IU) con su tarjeta 'black': iba al cajero una vez a la semana : http://www.eldiario.es/gastos_tarjetas_black/gastos-Moral-Santin-IU-tarjeta_0_312169352.html //////////////////////// El ex alcalde de Alozaina acepta veinte años de inhabilitación por dos delitos urbanísticos : http://www.diariosur.es/v/20100916/interior/alcalde-alozaina-acepta-veinte-20100916.html //////////////////////// Condenan al ex alcalde de Arenas a ocho años de inhabilitación por autorizar 27 viviendas en suelo no urbanizable : http://www.diariosur.es/20090505/axarquia/condenan-alcalde-arenas-ocho-20090505.html //////////////////////// Dimite la alcaldesa de Manilva ( IU ), investigada por enchufar a familiares y amigos : http://sevilla.abc.es/andalucia/malaga/20141017/sevi-manilva-alcaldesa-dimite-enchufismo-201410171351.html ///////////////////////// Fue condenado por prevaricación e indultado : http://www.abc.es/hemeroteca/historico-17-12-2008/abc/Madrid/fue-condenado-por-prevaricacion-e-indultado_911942570880.html //////////////////////// El fiscal pide 18 años de cárcel para el exalcalde de Casares por corrupción : http://www.diariosur.es/malaga-capital/201509/10/fiscal-pide-anos-carcel-20150909224612.html ////////////////////////

    Hace 5 años 7 meses

  8. Manuelo Sintagma1

    Queridos Confluyentes, Comuneros, Podemitas de izquierdas, Buena gente de Izquierda Unida o Desunida, Abiertos y demás familia, que coincide en principios y fines, pero se pierde en los medios: Hace exactamente 40 años acudí a mi primera manifestación, cagado de miedo, por lo que se puede decir que luché contra una tremenda dictadura, por conseguir Justicia, Democracia, Libertad, esas grandes palabras con la que se nos llena la boca. Eramos el 15-M de entonces, nos jugábamos cagarnos los gayumbos o las bragas o unas buenas hostias, la cárcel, la vida...Y eso me permite hoy, a mis 57 años, tan solo, contar batallitas. Pero no puedo dejar de sentir vergüenza y pena por el alivio que siento al pensar que mi hija mayor, quizás consiga ganarse la vida a 7.000 km. de su casa, y a la que tardaré un año en volver a ver. Lo peor de todo es que la pequeña está siguiendo sus pasos. He participado en la candidatura Valladolid Toma La Palabra, con la que hemos conseguido, como sabréis, echar a León de la Riva. Pero viendo lo que estamos haciendo ahora, de cara a las Generales, en este momento de la historia, en la que nos estamos jugando tanto, se me retuercen las entrañas asistiendo a la eterna lucha entre la pureza y el pragmatismo, que nos enzarza en disputas de patio de colegio, de quién es dueño del balón y decide quien, donde y como se juega, entre lo orgánico y lo espontaneo, nos enredamos en formulas, equilibrios y debates por ver quién la tiene más larga, y nos olvidamos del OBJETIVO. En diciembre tendremos que elegir entre un imbécil que no sabe hacer la "o" con un canuto, un idiota, que sabe hacer el indio, dos chulitos de discoteca o un garçón que busca amigos para jugar. (Que todos los citados que se sientan ofendidos y se reconozcan en estos calificativos, disculpen mi cabreo, pero no es para menos). Es que no hay gente respetable en este puto país de mierda?? Mi propuesta es presentar a la ciudadanía un gobierno de gente respetable y respetada, progresista y coincidente con las propuestas de una izquierda dividida entre confluencias y disoluciones, lobotomías o liposucciones, y que cuando el pueblo soberano vaya a depositar su voto en las urnas, el 20-D, conozca, de antemano, quienes serán los miembros del Gobierno encargado de transformar o refundar este país. Es decir, que personas como Joaquím Bosch, Mayor Zaragoza, Baltasar o Gaspar, o ambos o ninguno de los dos, o Ángel Gabilondo y su hermano de portavoz, entre otros y otras, se ocupen de la Justicia, la Educación, la Sanidad, los Asuntos exteriores, las Finanzas; respondiendo con un programa, en el que cada parte, desgarrada, está de acuerdo en un 95%, y si hay que completar programa, tenemos la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Ah, y de Presidente del ese gobierno, con el que tenemos ahora, puede servir cualquiera, si me apuráis, yo mismo. Pero seamos listos y encontremos a ese mirlo blanco que limpie, fije y de explendor. Y apoyando a ese gobierno, se formen en las circunscripciones electorales candidaturas de gente decente, consensuada por los diferentes grupos políticos y sociales. En caso contrario, modestamente creo que se nos pasará el arroz a todos y nos quedaremos, con cara de bobos, intentar echarnos la culpa a diestro y sinestro. Y ni a nosotros, ciudadanos de a pie, ni a vosotros, políticos de a caballo, la historia abasolverá. Pues eso, que nuestros hijos, con el paso de los años, no se sentirán orgullosos de nosotros, porque no hayamos sido capaces, en un escenario tan propicio, de transformar la sociedad, que no quiero ni pensar les dejaremos. P.D: Que conste que este escrito es un resumen

    Hace 5 años 7 meses

  9. Oiram Selarom Ogag

    Es imposible que con luchas internas un partido pueda navegar, IU se esta hundiendo solo (bueno, algun caso de corrupcion hay) nada mas que hay que ver los resultados electorales y ver q va a menos, tanto q es posible que desaparezca, REITERO, POR SUS LUCHAS INTERNAS

    Hace 5 años 7 meses

  10. Quique

    Emmanuel, has expresado el sentir de una multitud de personas que, por toda la geografía global, estamos convencidas de que asistimos, en este año 2015, al fin de toda una era histórica, que vengo nominando en mis escritos como "La Edad de las Naciones". Estamos en el punto de inflexión al que nos han traído más de 200 años de Revolución Civilizatoria, más de dos siglos de estructuras comunitarias en forma de Estado-Nación, más de dos siglos de mercantilización total de las sociedades llamadas del bienestar. Es en el contexto del Estado-Nación el que ha permitido cierto equilibrio "nacional" entre los poderes democráticos-sociales-económicos-políticos de las "sociedades en desarrollo". En el caso de España, este equilibrio no llegó nunca a completarse, y es en 2015 cuando tendremos que asumir esta realidad. Si bien, estamos más acostumbrados a asumjrlo que vecinoa franceses o ingleses, paises donde sí se produjo equilibrio real. Lo asumo, seguiremos siendo una so iedad desequilibrada. Pero entramos en la "Era de la Supervivencia" desde 2015 y comienza una cafrera politica diferente.y apasionante. Un abrazo, Tu amigo. Quique.

    Hace 5 años 7 meses

  11. pep

    Creo que no se puede hablar de "purismo 15M". Éste era puro, por definición, esa era su esencia, su razon de ser, y al mismo tiempo su fuerza y su esqueleto. Sin medias tintas. En las plazas se leía "lo queremos todo" y se escuchaba en las calles y redes. Así soñando un poco, no deberíamos volver a las plazas, a tomar las calles a por un "del 15M al 15N", retomar la responsabilidad y acción, y entre todas parir algun artefacto que parta la pana en las generales? En este momento tan crucial y singular, da igual lo embarrado que esté, deberíamos re-crear el 15M y ganarlo todo! de las plazas a los barrios de los barrios a las ciudades (+bcn +mad +cdz +zrg +acr +stg +.....) de las ciudades al país/paises (porque ya dara igual)

    Hace 5 años 7 meses

  12. callogher

    Como te dije hace dos semanas Emanuel. Tu y quienes ahora renegáis de AeC sois necios con esta actitud. Me parece lamentable que porque Pedrito o Pablito no acudan a confluir, los que habíais asumido una responsabilidad con esto os larguéis así como así. Que pasa? Tampoco ha ido a confluir Albert Rivera, o Pedro Sánchez, o la CUP, o mi vecino del quinto, y por eso nadie se rasgó las vestiduras. No os dáis cuenta que atendiendo a las ideas de democracia directa, horizontal, inclusiva y participativa, no es correcto que tu y tus dos amigos decidais largaros en base a los muchos o pocos apoyos que recibe. AeC tenía que existir porque constituye el cuenco blanco donde albergar a todas las opciones en un mismo punto de encuentro. Así es como resultó en Ahora Madrid y otros. Porque reune las condiciones para ser el mecanismo, la plataforma, para JUSTAMENTE generar unas primarias equilibradas, en terreno neutral y con garantías de igualdad entre los participantes, que haga que la democracia participativa dirima las disputas personalistas y pongan a cada uno en su sitio. MAS ALLÁ de quién se presente o no. Atendiendo al ideario del 15M, que se presente sólo un candidato conocido no debe ser condicionante para nada. Justamente, sois tu y tus amiguitos los que, con esta actitud, LE DAIS RECONOCIMIENTO e importancia a los partidos, asumiendolos como imprescindibles. No hay más que ver tu artículo. Mucho 15M pero te pasas el artículo entero hablando de los partidos. Primero olvídate TÚ de los partidos, y no haber abandonado el barco. Por tanto: siendo acorde al ideario 15M, el objetivo ÚNICO de AeC era existir. Tenía que ponerse en funcionamiento, independientemente de si fulanito o menganito iba a acudir. Y tanto que existirá. Pero no gracias a vosotros. Por suerte, algunas nos hemos empeñado en seguir y que por lo menos hay hoja de ruta para la celebración de esas primarias. Por cierto ya escribiste algo parecido hace 2 semanas. No se a qué viene tanta insistencia en algo que, según tú, ha muerto. Quincemayísticamente hablando, no era que los personalismos aquí los mínimos?? Entonces, tú quién eres? (es retórica).

    Hace 5 años 7 meses

  13. callogher

    Como te dije hace dos semanas Emanuel. Tu y quienes ahora echais mierda sobre AeC sois necios con esta actitud. Me parece lamentable que porque Pedrito o Pablito no acudan a confluir, los que habíais asumido una responsabilidad con esto os larguéis así como así. Que pasa? Tampoco ha ido a confluir Albert Rivera, o Pedro Sánchez, o la CUP, o mi vecino del quinto, y por eso nadie se rasgó las vestiduras. No os dáis cuenta que atendiendo a las ideas de democracia directa, horizontal, inclusiva y participativa, no es correcto que tu y tus dos amigos decidais largaros en base a los muchos o pocos apoyos que recibe. AeC tenía que ponerse en funcionamiento sí o sí, independientemente de si fulanito o menganito iba a acudir. AeC tenía que existir porque es el cuenco blanco donde albergar a todas las opciones en un mismo punto de encuentro. Así es como resultó en Ahora Madrid y otros. Porque reune las condiciones para ser el mecanismo, la plataforma, para JUSTAMENTE generar unas primarias equilibradas, en terreno neutral y con garantías de igualdad entre los participantes, que haga que la democracia participativa dirima las disputas personalistas y pongan a cada uno en su sitio. MAS ALLÁ de quién se presente o no. Atendiendo al ideario del 15M, que se presente sólo un candidato conocido no debe ser condicionante para nada. Justamente, sois tu y tus amiguitos los que, con esta actitud, LE DAIS RECONOCIMIENTO e importancia a los partidos, asumiendolos como imprescindibles. No hay más que ver tu artículo. Mucho 15M pero te pasas el artículo entero hablando de los partidos. Primero olvídate TÚ de los partidos, y no haber abandonado el barco. Por tanto: siendo acorde al ideario 15M, el objetivo ÚNICO de AeC era existir. Tenía que ponerse en funcionamiento, independientemente de si fulanito o menganito iba a acudir. Y tanto que existirá. Pero no gracias a vosotros. Por suerte, algunas nos hemos empeñado en seguir y que por lo menos hay hoja de ruta para la celebración de esas primarias. Por cierto ya escribiste algo parecido hace 2 semanas. No se a qué viene tanta insistencia en algo que, según tú, ha muerto. Quincemayísticamente hablando, no era que los personalismos aquí los mínimos?? Entonces, tú quién eres? (es retórica).

    Hace 5 años 7 meses

  14. Orlando.

    Ya lo han dicho, pero vale la pena repetirlo: "La confluencia murió cuando usted no pudo sentar su culo en ella, que con tremendo ojete, no me extraña. Algunos le conocemos caballero ;)"

    Hace 5 años 7 meses

  15. CuestiónDeCulos

    La confluencia murió cuando usted no pudo sentar su culo en ella, que con tremendo ojete, no me extraña. Algunos le conocemos caballero ;)

    Hace 5 años 7 meses

  16. Ysipiensas

    Excelente artículo. Incluido -lamentablemente- el epílogo. Si se verifica el previsible "bajón anímico" que supongo a partir de enero, tendremos que agradecerle también a Podemos su contribución a él. No va a ser fácil a quienes aspiraron a un proceso constituyente radicalmente democrático que aún será posible hacerlo. Todo les parecerá agotado; después de haber hecho análisis tan lúcidos respecto de la debacle de la izquierda internacional y de IU en particular, resulta inadmisible que Podemos haya dado un giro de 180º -en Vista Alegre- y adoptado la fórmula anacrónica de partido al uso. Ojalá el poema "Madre hipocresía", de Mario Benedetti, anticipe el feliz desenlace del intento: Madre Hipocresía la madre hipocresía desembarcó en el patio vino con sus hijitos y su proyecto rosa vibraba como arpa/ narraba como quena gemía como viento/ cantaba como grillo la madre hipocresía cambiaba los pregones nos hacía confiar en las marcas del cielo decía el cautivante discurso del nordeste con la humilde y sabrosa entonación del sur sin embargo una noche la madre hipocresía llegó desprevenida y la esperamos todos como sobrevivientes recién desenjaulados con la oscura mochila vacía de tabúes le miramos sin lástima los ojos de tinieblas la piel y los tobillos/ los labios y la historia y se fue disolviendo/ disolviendo/ y quedó tan solo un montoncito de roña y de cenizas. Mario Benedetti.

    Hace 5 años 7 meses

  17. Me sorprende

    Así se construye la Unidad Popular en Ahora en Común. http://bitenix.weebly.com/posts/como-se-han-organizado-las-primarias-de-aec

    Hace 5 años 7 meses

  18. Matías

    Estoy bastante de acuerdo con el artículo, pero en mi opinión te has asentado en un cómodo purismo quincemayista, cuando lo que tocaba era mancharse las manos y mojarse en el fango. Hoy la apuesta por un proceso constituyente, la unidad popular desde abajo, la sigue representando Ahora en Común (o Unidad Popular en Común o como se vaya a llamar), por mucho que algunos intenten dejársela solo a IU. Ahora en Común es la oportunidad para construir algo por abajo, ciudadano, obrero, popular. Pero para que funcione hay que dejarse de purismos y sectarismos, y dar apoyo con lealtad. No se puede iniciar un proceso y cuando se desliga uno de los actores principales, el partido Podemos, abandonarla y decir (es que si no está Podemos no es unitario). Podemos tiene muchos defectos, igual que IU, pero solo el protagonismo ciudadano puede ayudar a construir un movimiento más amplio, así que la solución no es otra que participar, unirse con sinceridad, mantenerse AHORA EN COMÚN. Salud.

    Hace 5 años 7 meses

  19. Ignacio

    Usted siempre fue crítico, mientras escribía artículos y aparecía en la lista electoral. ¿Ha hecho usted un trabajo de continuidad en los círculos para crear programa, propuestas e intercambiar? Me atrevería a avanzar que no.

    Hace 5 años 7 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí