1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Análisis

La propaganda preventiva de Fernández Díaz

El relato oficial de la lucha contra el terrorismo islamista, y el del ministro del Interior en particular, ha sido a menudo desmentido por los hechos. La inmensa mayoría de los detenidos en operaciones preventivas eran inocentes.

Braulio García Jaén Madrid , 21/10/2015

<p>Jorge Fernández Díaz, ministro del Interor</p>

Jorge Fernández Díaz, ministro del Interor

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

El 2 de agosto de 2012, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, anunció una noticia bomba. “Una de las mayores investigaciones que se han realizado hasta el momento contra Al Qaeda a nivel internacional”, según dijo en rueda de prensa, acababa de tener lugar en España gracias a la ayuda de “servicios de inteligencia amigos”. Los tres detenidos tenían explosivos “suficientes para destrozar un autobús”, afirmó. Sin embargo, la Audiencia Nacional los dejó en libertad nueve meses después y archivó la causa sobre terrorismo por falta de pruebas. Hace diez meses, un juez de La Línea de la Concepción acabó archivando también la causa por tenencia de explosivos, a petición del fiscal. La única bomba era la noticia.

El ministro del Interior, que compareció el 21 de octubre ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para, entre otras cosas, exponer el relato gubernamental de la lucha contra el terrorismo islamista, según el ministerio, presentó aquella operación como modelo de colaboración con otros países, y en particular Estados Unidos. Pero la llamada Operación Plomo es también el mejor patrón de la llamada lucha preventiva contra el yihadismo desarrollada en España después de los atentados del 11M. Operaciones espectaculares anunciadas a bombo y platillo que acaban siendo desmentidas por los hechos. El 90% de los alrededor de 500 detenidos por terrorismo islamista en la década posterior a los atentados de Atocha eran inocentes, según datos recabados por el Instituto Elcano.

“Nosotros hemos pedido muchas veces ver el explosivo, pero nadie lo ha visto: ni los jueces ni nosotros”, dice Cengiz Yalcin, el ciudadano turco al que la policía acusó, sin pruebas, de formar parte de aquel supuesto comando de Al Qaeda que en 2012 estaba listo para atentar con aviones teledirigidos en España. Después de salir de la cárcel, los otros dos detenidos en aquella operación, dos ciudadanos chechenos que pidieron asilo en España, fueron deportados a Rusia y desde entonces están desaparecidos, según cuenta Yalcin. Él, ingeniero de profesión, volvió a su casa de La Línea, donde vive sin permiso de trabajo ni residencia, en un limbo jurídico a la espera de que le devuelvan sus pertenencias y los 30.000 euros de fianza que depositó su mujer después de hipotecar su casa. Sólo le han devuelto el pasaporte.

El relato preventivo, sin embargo, no empalidece por tozudos que sean los hechos. Tampoco el del gobierno de EEUU, que ha respaldado expresamente la comparecencia de Fernández Díaz ante el Consejo de Seguridad de la ONU con la intervención de su embajadora, Samantha Power. El 20 de marzo de 2013, una representante de la fiscalía de Nueva York y un agente del FBI adscrito a la embajada americana en Madrid, según documentos del caso, participaron en el último interrogatorio de la causa, solicitado por el propio gobierno estadounidense. Tras la comparecencia, el fiscal pidió la libertad de los tres detenidos, y días después el juez Ruz archivó la causa. A finales de ese año, la embajada americana en Madrid seguía celebrando en una nota informativa la operación como un éxito que habría frustrado “el plan de Al Qaeda de utilizar aviones por control remoto para entregar explosivos en España y Europa”.

Justicia secreta

El enfoque preventivo en la lucha judicial contra el terrorismo fue reivindicado oficialmente por el entonces fiscal general adjunto de Estados Unidos, Paul McNulty, en 2006, según un informe de la Universidad de Columbia y Human Rights Watch (HRW). En teoría, consiste en actuar antes de que los atentados lleguen a cometerse. España ha importado ese modelo con entusiasmo, reivindicándolo en privado, a pesar de su difícil encaje en nuestro ordenamiento jurídico, lo que explica en parte el alto número de causas archivadas y absoluciones. Entre los cables diplomáticos desvelados por Wikileaks en diciembre de 2010, hay cuatro referidos a la “justicia preventiva”, emitidos por la embajada americana en Madrid, que citan conversaciones sobre el asunto con altos funcionarios españoles, entre ellos el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza.

En la práctica, la experiencia española muestra que el primer fundamento de la lucha preventiva es el secreto. El historial incluye supuestas confesiones obtenidas en cárceles secretas que, como en el caso de la Operación Plomo, nunca se incorporan a la causa; testigos protegidos que se presentan como terroristas arrepentidos pero que resultan ser informantes encubiertos de los servicios secretos españoles o internacionales, como en el caso del atentado fantasma del metro de Barcelona de 2008 en el que fueron condenados los 11 del Raval; o directamente montajes policiales que los tribunales acaban descartando. (El uso de informantes que participan como agentes provocadores en el desarrollo de la trama es legal en Estados Unidos –no así en España— y aparece en un 30% de los casos de terrorismo instruidos en suelo americano, según el citado informe de HRW.) El ministerio del Interior actual, y los responsables socialistas anteriores, siempre han declinado comentar estas informaciones.

El supuesto artefacto que, según el ministro Fernández Díaz, habría sido suficiente para destrozar un autobús, no ha servido siquiera para que el fiscal y el juez de La Línea sostengan la acusación por tenencia de explosivos. Según una descripción forense que consta en el auto, se trataba de un tarro de cristal con una tapadera de plástico y una mecha de “feria”, que habría aparecido bajo la cabecera de la cama de Cengiz Yalcin, en su casa de La Línea de la Concepción. Los análisis científicos no encontraron restos de explosivo en el domicilio, y los metadatos de la imagen policial reflejan que el artefacto fue fotografiado dos horas antes que el resto de la secuencia del registro, según adelantó Infolibre.

Cuando fue detenido, Yalcin llevaba siete años trabajando como ingeniero en una multinacional británica en Gibraltar. Hoy está en paro, y él, su mujer y sus dos hijos pequeños viven con lo que ella gana trabajando a media jornada. Yalcin recuerda que el hermano de uno de los dos chechenos deportados a Rusia en la primavera de 2013 fue a recibirlos al aeropuerto de Moscú, y acabó él mismo encarcelado durante quince días y puesto en libertad sin cargos, pero nunca llegó a verlos. Desde entonces, ni él ni nadie de su familia han vuelto a saber nada de los dos deportados, asegura el ciudadano turco.

El 2 de agosto de 2012, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, anunció una noticia bomba. “Una de las mayores investigaciones que se han realizado hasta el momento contra Al Qaeda a nivel internacional”,

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. JM

    McNulty, McNulty....me suena de Baltimore. Era un cachondo en la poli. Ha progresado.

    Hace 5 años 1 mes

  2. sisco

    fd

    Hace 5 años 4 meses

  3. Germán

    Partamos de la base de que este tipo está completamente loco.

    Hace 6 años 1 mes

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí