1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Crónica Parlamentaria

Choque de Titanics

La apuesta de CUP, y no de CDC, es que el TC declare inconstitucional la declaración, que el Parlament desobedezca la sentencia, y que el Gobierno, que sólo puede hacer a) nada y b) suspender la autonomía, apueste por la cosa b)

Guillem Martínez Barcelona , 9/11/2015

<p>Una imagen del hemiciclo, el 9 de noviembre. </p>

Una imagen del hemiciclo, el 9 de noviembre. 

Parlament de Catalunya (Job Vermeulen)

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

"He vivido ya dos guerras. O 2.345, si contamos las Guerras Balcánicas". La frase es de Jardiel, en los 20's, pero si en vez de guerras le pones díashistóricosencatalunya, viene a huevo. Anyway. Parlament, día histórico rutinario. A saber: en los aledaños hay a) grupo de frikis vestidos de Capitán Desayuno, pero con banderitas, al que hoy, b), se le ha unido otro grupo de patriotas con la bandera del país favorito de la Divina Providencia. Como siempre, c), no me dan acreditación para entrar en el Saló de Sessions. La nota colorida, que rompe con la rutina, es que hoy han venido todos los periodistas del Estado, incluso los que miran al entrevistado con cara de psicópata de la CNN --aquí, snif, no hay periodistas epistemológicamente psicokillers-, o los tertulianos especializados en resquebrajamiento de España --un fenómeno, por otra parte, natural en un territorio atravesado por un Tajo--. Hay tanto periodista que se han acabado las acreditaciones, por lo que tengo que esperar en una silla hasta que la NASA imprima más acreditaciones, o hasta que algún periodista acreditado fallezca y libere una. En el interín, les entretendré con unos minutos musicales/la-la-la, que llevan por título Reagan en el Parlament, y que empiezan por la alocución el-Parlament-sólo-ha-vivido-dos-momentos-históricos.

Desde los 70's, el Parlament sólo ha vivido, diría yo, dos momentos históricos. Uno fue su descubrimiento. Los diputados catalanes de las elecciones generales de 1977 se presentaron en este inmueble, tiraron un tabique y accedieron a un hemiciclo tapiado por los malos en 1939. Era canijo, bellísimo, de terciopelo rojo, repleto de polvo y telarañas. Se sentaron en los escaños e iniciaron una sesión, sin legalidad vigente que les amparara, salvo la republicana. El segundo momento histórico sucedió en 2011, cuando miles de ciudadanos rodearon el Parlament para que sus il·lustríssimes no accedieran a él y votaran el fin del Bienestar como posesos. Varios ciudadanos fueron detenidos y llevados a juicio por el intento de cerco. El Govern y el Parlament --que hoy, por cierto, hará un llamamiento a la desobediencia--, se presentaron como acusación particular en aquel juicio, que se tradujo en condenas rigurosas. Bueno, entre esos dos momentos --ahora que lo pienso, un momento génesis y otro terminal, de apocalipsis--, hay pocos momentos históricos. Yo diría que ninguno.

Algo muy propio de los parlamentos post-45 -por aquí abajo son, snif, post-78-, alejados de aquella juerga social y democrática de los parlamentos de entre guerras, impregnados por la cosa constitucionalismo austríaco y mejicano. Los parlamentos de postguerra son, se diría, más escenográficos. La metáfora de todo ello fue la visita de Reagan al parlament en los 80's. Se quedó de pasta de boniato al verlo, y exclamó: "Ahora entiendo el carácter histórico de Catalunya". Algo divertido si se piensa que el Parlament, como tal, es de los años 30. Sí, el edificio es del siglo XVIII, anterior a los USA --en Europa, hasta un fake es anterior a los USA--. Era el polvorín de una de las fortalezas militares que bombardeó la ciudad en dos ocasiones. Reagan, en fin, quedó impresionado por una escenografía. Quizás es lo que ha sido este Parlament / los Parlamentos hispanos desde que volvieron. Escenografías que impresionan.

Metáfora 1: en la legislatura anterior a la conversión de Mas, una empresa privada, la prestigiosa firma Abertis --un negocio: no sólo se dedica al cobro de peajes en autopistas, sino que, además, puede ser rescatada con su dinero en cualquier momento--, convocó una comisión parlamentaria, y los parlamentarios, no sólo no denunciaron ese hecho en una comisaría, sino que acudieron. Es decir, sabían que el poder no se ubicaba en un Parlament escenográfico, sino en una empresa IBEX, que refundó el reglamento del Parlament/la escenografía.

Metáfora 2: estoy aquí sentado, esperando a que quede una acreditación libre, y sin esperar la otra, que me tendría que permitir acceder al hemiciclo. No está previsto que venga prensa y, cuando viene, la cosa se colapsa. Algo, supongo, propio de objetos escenográficos, que no acaban de evaluar su función real. Rayos. Ya tengo acreditación. Pone que soy CàmeraTV-Producció-Tècnic. Es, por tanto, una acreditación también escenográfica. Y me he pelado mis minutos musicales. Como haya otro parón tendré que recurrir al repertorio de Eugenio.

Llego a la sala de prensa cuando Raül Romeva, de Junts pel Sí, está hablando en un plasma. Presenta la resolución. Escenografía de romano cabreado. En estos momentos explica los anejos, firmados la pasada semana. Básicamente, un rescate social y el blindaje de derechos fundamentales no contemplados hasta ahora, como la pobreza energética, vivienda, sanidad, educación y renta. JxS es la prolongación del heterónimo, ese trazo iberista, fundado por Pessoa. Romeva sería el heterónimo progre y enrollado del asunto. Hay otros heterónimos en JXS, entre ellos, la práctica totalidad de los heterónimos psicópatas que provocaron las causas para un rescate social como el presentado, lo que quita credibilidad al asunto. Finaliza con ingeniería lingüística JxS, que aúna con frescura y audacia un mensaje claramente rupturista --"esto (El Proceso hacia el Estado) no se puede detener..."--, con su aplazamiento -"...no será hoy o mañana, y si no lo hacemos nosotros, serán otros".


LUIS GRAÑENA.

Interviene Anna Gabriel, libertaria y de las CUP. Su discurso carece de ambigüedad y es absolutamente rupturista. Sitúa legalmente la resolución. No es una DUI -Declaració Unilateral de Independència-, sino un acto de soberanía. Habla de una ruptura democrática, de un plan de choque, de un proceso constituyente sin élites y no cerrado en instituciones. Cita una frase de Durruti, que me recuerda, en el contexto, otra de García Oliver: "El anarquismo se ha de hacer a golpe de BOE". Explica el plan de choque como no ideológico, sino como una emergencia social. Ofrece a los pueblos de España "fraternidad expresada en forma de coraje". Finaliza con un "Salut i República!". Dato importante y a tener en cuenta: tras la primera exposición rupturista de esta declaración pretendidamente rupturista, no aplaude nadie de JxS. Si esto fuera la tele, Anna Gabriel estaría nominada para abandonar la Academia. Ahora que lo pienso, esto es la tele. Y algo pasa entre CUP y Junts pel Sí. Posiblemente, pasa lo que siempre pasa en una novela de Barcelona. Charnego se enrolla con pija y, en el tercer acto, se produce una brutalidad inaudita protagonizada por señores de Barcelona que se han pasado los dos actos anteriores riéndole las gracias al Pijoaparte. Hummm. Por la frialdad de la recepción a Gabriel, yo diría que estamos en el final del segundo acto.

Habla Joan Coscubiela. Describe la sesión como "teatralización del pacto entre JxS y CUP". Un indicio de que no hay comunicación fluida entre Catalunya Sí que es Pot -brrrr, qué nombre más largo; Prince lo tenía más corto y, aún así, lo recortó-- y CUP. Cuestiona el giro anticapitalista del artista anteriormentete conocido como CDC, y que el resultado del 27S no justifica un mandato democrático para iniciar este proceso. Somete a pitote el hecho de que CDC comunicara que no reconocería al TC el mismo día que le facturó al TC dos documentos. Hace interrogaciones retóricas divertidas -"La desobediencia que proponen, ¿afectará a la reforma laboral que votaron?"-. Explica su propuesta. Un plan de rescate ciudadano, con una renta social, y un proceso constituyente, que aborde el derecho a decidir, "algo que no se puede hacer sin referéndum". Meditación: las diferencias entre CUP y CSQEP parecen pocas. Básicamente, negociar o no con JxS. Quizás matices sobre inaugurar un Proceso Constituyente centralizado, o varios, sin centro. Están destinados a entenderse tras el tercer acto de la novela de Barcelona, cuando a la CUP le rompen las piernas y la arrojan a una cuneta del Tibidabo desde un Pegaso descapotable.

Albiol, Arrimadas e Iceta son uno que es trino. Sus alocuciones son las menos sexys y apocalípticas. Albiol y Arrimadas expresan itinerarios parecidos. Apuestan por la sentimentalidad hispano-catalana, esa disciplina tan poco sentimental que carece de boleros. Curiosidades sobre las conexiones intelectuales de la derecha española: Albiol y Arrimadas se retrotraen a la Constitución de Cádiz como elemento fundacional español. Alguien debería explicarles que aquella Constitución, si bien fue promulgada, nunca llegó a ser aplicada --Bartolomé José Gallardo, en sus espléndidas memorias, meditaba sobre ello mientras participaba en el viacrucis solemne que se hizo en Cádiz para celebrar aquella promulgación: "Nos van a matar a todos", piensa en ese momento, mientras el viacrucis le entra por una oreja y le sale por la otra, y mientras comprende que el viacrucis persistirá eternamente, pero que no sucederá así con la Constitución-. Alguien debería explicarles también que esa consti sólo fue aplicada durante tres años -por, je, je, Riego-, y que finalizó con el golpe de Estado habitual y continuado, y la ausencia de evolución natural y democrática de por aquí abajo, tema por el que en cierta manera estamos aquí reunidos, hermanos.

Ambos dos citan la reunificación alemana como efeméride del día a recordar. Ambos citan a España y UE como comunidades de derechos y libertades. Sobre la generosidad del ultra-constitucionalismo local en sus psicotécnicos: Arrimadas declara que a) "por suerte vivimos en una democracia, y en una democracia no hay plebiscitos", y b) "los derechos recaen en las personas, no en los territorios, como especifica el artículo Primero de la Constitución" que, por cierto, no especifica eso en ningún momento. Bueno, igual en la de Cádiz.

Iceta comparte con Coscubiela la ausencia de mandato democrático para la resolución, y explica sus consecuencias legales, "esa huída hacia adelante", que básicamente son una: la supresión de la autonomía. Sorprende, no obstante, el carácter comedido de los discursos de Iceta, Albiol y Arrimadas --si bien Arrimadas apuntaba, es cierto, a mayor crispación; en breve, si se entrena, podrá resucitar a un gato recién atropellado utilizando su energía crispadora; al tiempo-. Y las amenazas entre líneas: si se inicia un proceso de desobediencia, ellos, o alguien, puede iniciar otro de desobediencia a la desobediencia. Y no queremos que te pase nada malo, etc.

En la segunda intervención de los grupos parlamentarios que proponen resolución, Romeva / JxS vuelve a escenografiar la ruptura y su contrario / reclamación de diálogo -"hacemos esto por la situación de bloqueo institucional"-. Gabriel, utilizando un tono cómplice, recrimina a Coscubiela su negativa a votar el plan de choque anexo -"nos preocupa que os preocupe combatir la insurgencia". A su vez, parece establecer complicidades para el 20D, esas elecciones a las que la CUP no se presentará. El tema de la insurgencia --es una palabra muy dramática, pero una actividad común y muy practicada; el 15M lo fue; esta mañana a primera hora, lo estaba haciendo la PAH; en cierta manera, es lo que hicieron los diputados de este Parlament cuando, hace 5000 años, tiraron un tabique y entraron--, puede ser fundamental en el inicio de un Proceso Constituyente, en cualquier punto del Estado. Está bien empezar a hablar de ello en público. Bueno. Votaciones. La propuesta de CSQEP -un rescate ciudadano y el inicio de un proceso constituyente tras un referénfdum-, pierde por KO. Gana la propuesta de JxS y CUP.

Antonio Baños.

Antonio Baños.

¿Qué ha ganado? Si estamos en un parlamento escenográfico, una escenografía. ¿Pero cuál? Se ha acabado la sesión. Es el momento en el que políticos y periodistas se dan la patita. Hablo con algunos para recabar info. Algo que no me tira. Es una metáfora del periodismo y la política hispana de los últimos 40 años, que tantas joyas periodísticas y políticas nos han deparado hasta --posiblemente-- esta mañana a esta hora. Bueno. Un amigote de ERC me explica que, en efecto, no sabe lo que ha ganado. "Esto es una peli de acción, pero a cámara lenta. Lo que es a su vez muy aburrido. Será lento. Muy lento". Baños: "Esto no es nada. Es escenografía". ¿Lo dices en serio o me sigues la corriente?, le digo. "Te sigo la corriente, Martínez. Vamos a hacer una República Catalana".

Intentamos seguir hablando, pero viene un señor con cámara y se lo lleva a decir cosas menos serias. Hablo con otro de ERC. Me explica que el primer proyecto de resolución --redactado por el entorno CDC, y que debería haber sido propuesto al Parlament por un Mas reelegido; no pasará eso--, era menos directo y menos duro. "Sí, el punto segundo era el mismo, se hablaba de República Catalana. Pero el resto era menos desafiante, se aplazaba el conflicto unos meses. Ahora, pues no".

Baños vuelve a aparecer --mi relación con Baños empieza a parecerse a la que lleva el ministro de Interior con la Virgen--. Empezamos a hablar de la capacidad real de insumisión de esta declaración. Pero viene un gracioso con una cámara y Junqueras riéndose, para escenografiar juntos una escenografía parlamentaria. Hablo con otro de ERC. CDC domina menos de lo que creía a JxS. Empieza a haber una lucha interna por el liderato de CDC, algo que ha pasado muy pocas veces en CDC, ahora que ya se sabe que Mas no continuará. Se me vuelve a aparecer Baños en una cueva y me anuncia la conversión de Rusia. Más ERC: "Las tres leyes que propone la resolución, y que suponen la ruptura, no se podrán hacer en un mes. Pero eso está previsto en el texto. No es importante".

De aquí y de allá, y a través de personas que hablan un lenguaje diferente al escenografiado, se me va creando otro dibujo. No hay plan. No se sabe la razón del pacto entre JxS y CUP, que no conducirá a la reelección de Mas. Posiblemente puede ser un indicio de descontrol escenográfico de CDC sobre el Procés. O un último intento para lograr un acuerdo que parece imposible. El plan, el único plan, la apuesta de CUP --y, hasta ahora, hasta el inicio del tercer acto de esta novela de Barcelona, le ha pitado--, compartida por algunas inteligencias de ERC, y desde luego, no por CDC, que hasta ahora sólo pretendía una presidencia de 18 meses para Mas, antes de su retiro definitivo, puede ser apostar por que el Gobierno, a través del TC, declare inconstitucional la declaración, que posteriormente el Parlament desobedezca la sentencia --hoy, técnicamente, el Parlament no ha desobedecido nada--, y que posteriormente el Gobierno, que sólo puede hacer dos cosas -a) nada, b) suspender la autonomía-, apueste por la cosa b). Y provoque con ello un auge de la desobediencia, esta vez ciudadana, no institucional. Algo más que posible en una sociedad en la que, y yo el primero, se odia perder ante el Madrid de penalti injusto.

Sobre el futuro: la génesis de lo que pueda pasar está ahora en manos del Estado. Si bien --Iceta, Albiol, Arrimadas--, los partidos del Régimen hoy han estado cautos, la tradición es meter la pata hasta el cuello. En 1874, Pi i Margall, otra tradición diametralmente opuesta, se acercó a Nicolás Estébanez y le preguntó: "¿Qué harías con Cuba si te nombrara ministro de la Guerra?". Estébanez, radical demócrata, pack exterminado en la Península entre el XIX y el XX, contestó: "¿Yo? ¡Nada!". Pi i Margall le hizo ministro al día siguiente. Nada, es decir, dejar hacer, optar por la solución democrática, por la negociación --optar por lo que no se ha hecho desde 2012, vamos-- es, por tanto, la posibilidad menos plausible.

Ya veremos. Mañana, sesión de investidura. Ya les explicaré el discurso de Mas, que estoy escuchando mientras escribo esto. Posible título del discurso: "Todo sobre mi política de cookies".

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

11 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. La sargantana de maó

    Hoyga, Guillem. Alomojó la CUP anda errada (cada día tengo más claro que anda herrada. A mi pesar), pero creo que eso de suspender la autonomía, como que no se puede. Intervenirla, sí, seguramente.

    Hace 5 años 5 meses

  2. Kesk

    El gobierno saliente tiene motivos para no aplaudir a Anna Gabriel despues de las críticas de esta als Convergents, no así JxS que sí aplaudieron su intervención. Lo que no tiene sentido son los votos de CSQEP. Se podría entender un NO en algunos puntos, pues se votaba por separado por eso mismo, pero les faltó valentia para votar en abstención en otros, como el famoso anexo del que poco se habla. Menuda banda de pusilánimes ... en fin.

    Hace 5 años 5 meses

  3. Mariano

    En realidad hubo otro momento histórico, cuando quisieron linchar a Raimon Obiols "“Mateu-lo, mateu-lo”, cridaven a les portes del Parlament, els militants de CiU a Raimon Obiols" https://intensificantvidesnervioses.wordpress.com/2011/10/06/mateu-lo-mateu-lo-cridaven-els-militants-de-ciu-a-raimon-obiols/

    Hace 5 años 5 meses

  4. bartleby

    Interesante, divertido y muy ilustrativo. Ya estoy esperando la segunda entrega! Solamente una precisión: la diferencia entre la CUP y CSQP es que los primeros han decidido a negociar con JxSi y los segundos con el PPSOE

    Hace 5 años 5 meses

  5. Gus

    ¡Excelente crónica! Da gusto leer textos así.

    Hace 5 años 5 meses

  6. MaE Squella

    Muy gráfico..... gracias por la crónica

    Hace 5 años 5 meses

  7. Manu

    No es por nada pero gran parte de JxS ha aplaudido el discurso de Anna Gabriel de la CUP. Quien no ha aplaudido ha sido el gobierno que sale (primera fila).

    Hace 5 años 5 meses

  8. Marc

    Y estas caricaturas quien las ha hecho? Se sabe el autor? Son geniales!

    Hace 5 años 5 meses

  9. Viviana

    Geniallllll. Quiero más pro es en esta tónica.

    Hace 5 años 5 meses

  10. am

    ya, y aunque parece un buen plan puede que sea un poco insolidario, ya que para que resulte necesita a Rajoy de Presidente, y por eso necesitan hacerlo antes de las elecciones porque después igual ya no está, lo que pasa es que como si que esté, y eso gracias a ellos, pues como que va a resultarun poco jodido para los demás...

    Hace 5 años 5 meses

  11. Trex

    Gracias por tan delicioso, divertido y certero relato. Me quito el sombrero :)

    Hace 5 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí