1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

FOTOTECÉ

NO-DO: Bertín y Mariano

Gerardo Tecé 4/12/2015

RTVE

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

En su empeño sin descanso por acercarse a la ciudadanía, el presidente del Gobierno y de la nación, don Mariano Rajoy Brey, visitó en cordial y electoral actitud un chalet de tres plantas y 1.000 m2 construidos y 3.000 de parcela, donde reside el ciudadano español y presentador a la par que cantante de rancheras Bertín Osborne. En tan señorial solución habitacional, ubicada en urbanización de primera categoría, ambos departieron amistosamente durante una agradable y divertida velada que dejó algunas anécdotas cuya crónica narramos a continuación por ser del interés de los votantes españoles.

Las coordenadas de la nación las dicta desde hace cuatro años Mariano Rajoy y lo hace con convicción, entrega y tesón. Fue el registrador de la propiedad más joven de la historia de España. Tenía una trayectoria brillante y una vida cómoda por delante. Pero llegó la transición y, con ella, la vocación y la personal renuncia a tener una vida resuelta para tratar de contribuir a la mejora de su país. De su padre, un hombre recto, heredó el valor del esfuerzo y el sentido de la justicia. Caballero de buena estatura, barba cana, sonrisa amplia, hoy nos visita el presidente Rajoy. 

Con estas hermosas a la par que sinceras líneas, el autor de éxitos musicales como Sabor a México o Como un vagabundo recibía en su chalet madrileño al presidente del Gobierno, que tras llamar al timbre y recibir el consejo de darle un empujoncito fuerte a la puerta, que está dura, accedió sin más problemas y con paso firme y decidido hasta el recibidor del ciudadano Bertín, que lo invitó a pasar al tiempo que recibía de manos del presidente un magnífico albariño “de primera categoría”. El cantante, amante del vino, lo agradeció sinceramente, no sin anécdota, ya que Bertín fue nombrado años atrás cabaleiro del Albariño en un emotivo acto presidido por el fundador del movimiento popular, don Manuel Fraga en Cambados, Pontevedra.    

Tras la anécdota inicial, el mandatario y el ciudadano Bertín se acomodaron en un sofá chaise longue de primer orden y comenzaron la acolchada charla abrazados a un cojín amarillo de grandes dimensiones. “Hay gente a la que le caeré mejor y otra gente a la que le caeré peor”, declaraba el presidente antes de dar el primer titular de la noche: “Me gustaría poder hablar, uno a uno, con los 46 millones de españoles. Uno a uno. Lo que pasa es que es imposible. Es decir, es imposible”. Tras la demostración de llaneza y naturalidad, la conversación derivó hacia el asunto deportivo, en el que el presidente aseguró que suele caminar a toda velocidad, afirmación que el ciudadano Bertín constató “es verdad, porque cuando he abierto la puerta te he visto andando muy rápido”. “Y cuando voy de viaje también camino”, ampliaba el prisma del asunto de las caminatas el presidente, para añadir que ha “caminado por los sitios más inverosímiles, en Malta, en Nueva York, ¿eh?”.

“Me siento muy español porque he recorrido toda España”, declaraba sobre el chaise longue el presidente, que aseguraba haber estado “en muchos lugares de España y de Andalucía, por ejemplo, en Cádiz”. A pesar de los temores del cantante de rancheras ante la reciente llegada al Gobierno de la capital gaditana de los populistas de Podemos, el presidente Rajoy aportó tranquilidad como padre que es de todos los españoles y explicó que coincidió “con el nuevo alcalde y estuvo bien la inauguración”, de lo cual el entrevistador dedujo que hay buena gente en todos lados. “Bueno, me dio unos papeles con unas reivindicaciones y le dije, yo haré lo que pueda, como cualquiera”, aseguró el presidente del Ejecutivo ante el cantante y presentador.

Además de en Cádiz, también estuvo recientemente el líder de la nación en un pueblo de Almería, “donde caminó a toda velocidad a las siete de la mañana con el alcalde de la localidad”, caminata en la cual se produjo la anécdota de que “el alcalde pinchó”, provocando la historia la lógica carcajada prolongada en el tiempo del entrevistador Osborne.

Tras una sucesión de imágenes de la infancia, juventud y temprana adultez del presidente, introducidas las instantáneas por la extranjera canción Let It Be versionada por un coro de féminas, la entretenida charla bajo los cojines derivó con espontánea naturalidad hacia asuntos del mundo amoroso, dejando la conversación titulares como “No he sido de muchas novias, era de lo que me dejaban”, “Conocí a mi mujer en un pub por la noche”, “Tuve que dar allí algunos argumentos y razones para conquistarla”, o “No hice despedida de soltero, porque me casé un 28 de diciembre y el día 27 eran los presupuestos”. Después del paseo por el lado más Don Juan de nuestro presidente, el ciudadano Bertín repasó junto a él cuestiones relativas a la dura y abnegada tarea de gobernar, que por el bien del país ha desempeñado y desempeña, en la que ha vivido momentos muy duros, como “Yo no explicaba nada porque tenía mil millones de líos” o “Me ha afectado muchísimo lo de la corrupción. Vamos. Ha sido una cosa tremenda. Muy duro”, momentos que gracias a dios no doblegaron su determinación y tesón, logrando dejarlos atrás, para concluir en resumen que: “Ser presidente de España es la pera”. Tras esta declaración, el ciudadano Bertín requirió al presidente de la nación que abandonaran el sofá para ir a la cocina “a tomarse una copa que no puedo más ya”.

Rodeados de magníficos fogones de primera categoría, el gobernante hizo entrega a Bertín Osborne, ya con una copa en la mano, de un segundo obsequio tras el primero del vino albariño: una empanada gallega, receta de su suegra, receta de la que en el Palacio de La Moncloa tienen conocimiento y poseen la pericia para reproducirla con éxito. El presidente, en audaz actitud, rechazó, a pesar de las advertencias del cantante de rancheras,  colocarse un delantal para evitar manchas en la camisa de las que Viri, esposa del líder occidental, pudiera dar queja en su papel de mujer. “Le diré que fue culpa tuya”, respondió desenvuelto y con sinigual gracejo el presidente Rajoy, broma que fue bien recibida por Bertín a juzgar por su sonora carcajada ante tan espontánea respuesta. A pesar de ser de primera categoría, como los dos comensales, no iba a ser la empanada tradicional gallega el plato principal de la velada, sino unos mejillones al vapor, que con auténtica impertinencia se resistieron a abrirse debido a un problema de inducción, “la inducción me tiene amargado”, declaró el ciudadano Bertín, que requirió la ayuda del mandatario de la nación para encender los fuegos “pues yo me temo que no puedo ayudarte a encender esto”, dándose la escena de los dos simpáticos y eventuales cocineros observando de manera impasible, copa de vino en una mano y la otra a la cintura, la negra superficie eléctrica con figuras circulares que se negaba a desvelar sus secretos. Nadie dijo que fuera necesario saber de alta cocina para dirigir con eficiencia una nación centenaria. 

Tras un lapso de unos minutos en los que posiblemente la esposa del cantante de rancheras tuviera que abandonar sus aposentos para bajar a hacer la labor de presionar el botón y encender la vitrocerámica, habilidad con la que Dios dotó a Eva, pero no a Adán, el fuego apareció al fin encendido ante la cámara para lamento de los rebeldes mejillones atrincherados. “En Bruselas presumen de mejillones y les meten salsas y no. El mejillón de verdad es cocido y con limón”, sentenció el presidente durante la cocción, asestándole un certero golpe al relativismo moral que devasta Occidente. No por relajada la comida, el presidente deja de ser presidente y, aun estando en mitad de la tarea de masticar mejillones, encuentra el mandatario un momento para recordarles a sus compatriotas sentados en el sofá de casa que “en España hay gente que hace muchas cosas, y que cada día debemos ser buenos haciendo cosas”, como él hace cada mañana que el Sol aparece. En el ocaso de la interesante charla a la mesa, no por informal exenta de un cierto tono de análisis, ambos comensales llegaron a la conclusión de que es bueno saber idiomas. “Saber inglés es importante, ¿no?”, declaró el mandatario. Tras esta declaración, el ciudadano Bertín requirió al presidente de la nación que abandonaran juntos la cocina para ir a echar un futbolín, no sin antes “pegarse otro lingotazo”.

Tras decidir por razones geoestratégicas que el presidente hiciera el sacrificio de coger al Barça y Bertín al Real Madrid, la partida, cordial en línea con el resto de la velada, fue amenizada por las carcajadas continuas del insigne artista, víctima del enorme sentido del humor desprendido por el presidente, serio y firme en su gestión de Gobierno cuando es necesario, divertido como pocos cuando la soga de la responsabilidad afloja. Tras cada gol, los eventuales rivales se lanzaban preguntas, provocando un simpático y novedoso juego, que con toda seguridad se popularizará entre los más jóvenes españoles de ahora en adelante. Del entretenido juego salieron varios titulares entre los que cabe destacar que el artista estaría dispuesto a ir a Eurovisión, escaparate de naciones sin igual, si el presidente mediara ante TVE para posibilitar un dúo entre Osborne y el humorista Arévalo para que ambos interpretasen ante los ojos de Europa “una canción que cantamos con una zambomba“. A su vez, el presidente señaló como los tres países más importantes para España: la Unión Europea, Marruecos, Estados Unidos y Latinoamérica. En el terreno local y vista la sintonía entre artista y estadista, Mariano Rajoy deslizó la posibilidad de ofrecerle al polifacético Bertín en un futuro ser alcalde de Jerez de la Frontera, localidad natal del anfitrión de la velada.

El tablero político es como la mesa de un futbolín y tal vez por eso no hubo rival para Mariano y su pericia. Agarrado a las barras, golpeando con puño de hierro y dirigiendo con muñeca de seda a los azulgranas subordinados de madera española, goleó a su anfitrión que, a pesar de declarar en un principio que estaba “cabreado como una mona”, posteriormente supo encajar la derrota con la deportividad que se le supone a una persona de primera categoría y se deshizo en alabanzas hacia la figura del presidente: “Usted no me ha sorprendido porque es como yo esperaba antes de conocerlo: un tío estupendo. Eres un fenómeno. En el terreno de juego y en las distancias cortas”.

La cita acabó, como no podía ser de otra manera, en un fraternal abrazo entre el presidente de la nación y el ciudadano Bertín Osborne, demostrándose así que no es incompatible la altura política con estar cerca de la calle y sus variopintas gentes.

Autor >

Gerardo Tecé

Soy Gerardo Tecé. Modelo y actriz. Escribo cosas en sitios desde que tengo uso de Internet. Ahora en CTXT, observando eso que llaman actualidad e intentando dibujarle un contexto.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

15 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Luz

    Genial!!!!!! Lo único q puedo añadir es que éste artículo debería ser de obligada lectura para entender de una vez la inteligencia y el don de gentes de nuestro amado Mariano

    Hace 5 años 2 meses

  2. antonio

    muy divertido

    Hace 5 años 2 meses

  3. Gaizka

    Una puntualización: no es el presidente de la nación, puesto que no estamos en una república. Es el presidente del gobierno

    Hace 5 años 2 meses

  4. Maribel

    Gracias Gerardo, me parece que eres un segundo Job, te has ganado que te leamos y espero que las musas te otorguen el favor de no tener que volver hacer crónicas de este tipo. Mi respeto, sólo a ti.

    Hace 5 años 2 meses

  5. aquifrank

    Bertin tiene esa risa falsa que parece verdadera. A mi no me sale

    Hace 5 años 2 meses

  6. Carla

    Si claro : quisiera conocer a todos los españoles y por eso va al casoplon de Bertin Osborne... Tan representativo el de los españoles. Sabe el Presidente que el salario minimo no llega a los 700 euros x mes y que la gran mayoria de los que tienen trabajo cobran 1000 euros por mes para hacer frente a TODOS los gastos de la vida REAL? A parte de esto, vi un rato la emision y, la verdad, me quede dormida. Todo lo que decian eran nimiedades... Realmente, pretendia con esto mostrarse mas cercano a los ciudadanos? Que cansinos...

    Hace 5 años 2 meses

  7. Jordi

    Jajaja! Entre el No-Do y el mejor mendoza. Cada vez me gusta más leerte. Ya que de ellos parece que no nos podemos librar, al menos nos echamos unas risas!

    Hace 5 años 2 meses

  8. Juanlu

    Se me ha hecho mucho más divertido leer esto que verlo en la tv. Grande Gerardo. Recuerdos de Busta

    Hace 5 años 2 meses

  9. hombrelogo

    agradecido por recuperar el no-do en to-do su esplendor. :-D

    Hace 5 años 2 meses

  10. Laura

    Brillante, Gerardo. Todo mejor con risas, yes.

    Hace 5 años 2 meses

  11. Tamarindo

    Desgraciadamente no pude presenciar este formidable programa en honor de estas dos figuras indiscutibles de nuestra España (una, grande y libre). Produce consuelo a la par que orgullo comprobar que sigue incorruptible el espíritu de esta gran Nación, faro de Occidente, recogido en el buen hacer de estos dos españoles de bien, cada uno en su correspondiente parcela entregado en cuerpo y alma a la prosperidad del país: uno como presidente del gobierno, como estadista sagaz, astuto socio y honrado hasta la médula; y el otro como simpar cantante que ostenta muchas de las mejores cualidades de un buen español: simpatía, jovialidad y defensa de los valores ancestrales de nuestra España: virilidad, desparpajo granujil y condena de la shiega masonería y el pérfido comunismo. Estamos salvados.

    Hace 5 años 2 meses

  12. Milincho

    Pena que Bertín no le preguntase por sus años mozos en Pontevedra, como a aquella chica en "Contacto con tacto": "Tú llegado el momento... te comes el yogur y lo que haga falta no?"

    Hace 5 años 2 meses

  13. LBarcelona

    Ingenioso e inteligente, o sea todo lo contrario de los que salen en la foto. Gerardo, una delicia de artículo.

    Hace 5 años 2 meses

  14. yo mismo

    Entre Norbert y Mariano se han calzado a la mitad del pijerio. Se demuestra así la superioridad de los intelectuales de derechas (incluyo aqui a doña Leti Sabater y doña Mariló) sobre el resto de plebe

    Hace 5 años 2 meses

  15. Miguel

    Norberto Ortíz, a.k.a Bertín, no nació en Jerez, sino en Madritz

    Hace 5 años 2 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí