1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Candidator (I)

Si esto es Alacant, ese es Pedro Sánchez

El reportero de CTXT, empotrado en las caravanas electorales, narra los últimos días de campaña

Guillem Martínez Alicante , 17/12/2015

<p>El líder del PSOE, Pedro Sánchez, en el mitin del 17 de diciembre en Alicante. </p>

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, en el mitin del 17 de diciembre en Alicante. 

La Sexta

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Esto es una miniserie de tres días. Consiste en hacer de periodista empotrado -empotrado, ahora que lo pienso, remite a un potro cabreado-, en una de las comitivas electorales que atraviesan la península tal que, cuando los romanos, lo hacían las ardillas. Entre las ramas, sin pisar el suelo/la realidad. Hola. Les saludo desde el primer día. Y desde Alacant.

Alacant, descripción. Alacant está situado a poco más de un metro sobre el nivel del mar en Alicante. Cuando observas su interland se produce la misma sensación que cuando observas el Peloponeso, esa tierra agotada por el desgaste del viento, la historia y el Sol. Sientes en su profundidad la cosa The-waste-Land, la certeza visual de estar en un país viejo --todo envejece más aprisa junto al mar, aunque con tanto bikini y frigodedo, nadie se da cuenta--, que se lo fumaron hace 4 o 5 civilizaciones. Eso, si nos ponemos poéticos. Si nos ponemos flamencos, a Alacant se lo fumaron hace muy poco. Con lo que ha quedado de Alacant -un territorio que se estaba urbanizando encima cuando llegó la crisis, y que ahora, cuando lo ves, no se sabe si está a medio construir o a medio derruir-, se podría hacer una Disneylandia de la burbuja inmobiliaria -o, glups, quizás es lo que se hizo-, disciplina en la que brilló con luz propia la Escuela Levantina. El País Valencià, en fin, es la Texas de la Península. Todo es aquí más grande. La corrupción, consecuentemente, fue de proporciones homéricas/de país antiguo/waste-land. Como el caballo de Troya, fue una estafa que, no obstante, rozaba el arte plástico y merecía ser narrada y memorizada por generaciones. En los glory days --y por situar sólo un preciosismo/desmesura al respecto--, al alcalde de Alacant City se le conocía con el título de Luis XVI. Por su comisión estándar, que era del XVI%.

Alicante ciudad, descripción. Alacant tiene el aspecto del 99% de las ciudades peninsulares. Una mezcla de novela de Clarín, de Calle Mayor de Bardem y de Historias del Kronen, the movie. Hay varios Mercadona. Los construyen con un pobre en la puerta, como en todas partes. Singularidades: brilla con luz propia una estatua descomunal a Canalejas. Cuando los arqueólogos del futuro redescubran Alacant y desentierren ese monumento, pensarán que Canalejas fue la pera. Tal vez el inventor del yo-yo.

En este preciso instante estoy en la Plaza 25 de Mayo, junto al mercado central. Está anunciado un acto de Pedro Sánchez para dentro de media hora. La escenografía es zen-alicantina. Una tarima --ni siquiera es un escenario--, un micro, una mesa con papeles del PSOE, y unos altavoces a toda leche, con la música esa que pone el PSOE en su actos --una parte de banda sonora de Novecento, nueve de off musical de un programa sobre los reyes godos de cuando la segunda legislatura Aznar--. Mientras Sánchez viene o no viene --está dando vueltas por Alicante; tal vez admirando el monumento a Canalejas; yo lo haría--, les explico lo que vamos a ver. Es decir, lo que no vamos a ver. Vamos a ver una reacción que no se ha producido y que no se puede producir por falta de palabras, algo muy propio de un cambio cultural. En política, un cambio cultural es como cuando en una peli la chica mata al chico y se va con las pasta. Algo improbable, y con un final sorprendente.

Esta semana se ha producido el debate entre Rajoy y Sánchez. Y Sánchez, al parecer no ha tenido a nadie --ningún asesor, ningún compañero, ningún líder, ningún enemigo interno, ningún editorial, ningún periodista del ramo del papel o la tertulia-- que le explique o informe que perdió, que ya existe una cultura que permite observar aquel debate con una mirada y una interpretación no prevista por nadie. Ha sucedido, en fin, algo dramático: los dos candidatos hicieron lo de siempre, su discurso fue analizado como siempre, y los diarios dijeron lo de siempre. Pero no pasó lo de siempre.

Ese debate, esa cuenta de protección para el bipartidismo, celebrada en los medios y partidos antiguos, ha tenido, al parecer, serias consecuencias para el bipartidismo. Los sondeos andorranos --Andorra es, al parecer, la Nevada peninsular; cuando no las Cayman Islands-- muestran una tendencia a la baja del bipartidismo, que puede llegar a ser histórica. En el País Valencià, por lo visto, el PSOE va a ser derrotado ampliamente por otra izquierda. Como en Catalunya, como en Madrid, como en Galicia, como en Euskadi. Se habla abiertamente de la posibilidad de que el PSOE sea tercer o cuarto partido en el Estado. Y de un PP muy debilitado en porcentaje. Si todo ello se confirma, es el fin de bipartidismo. Si bien no necesariamente de la cultura que creó, y que puede dar aún magníficos coletazos en forma de pactos. Los zombies, en fin, son personas que sólo muerden después de muertas. Vaya, Sánchez que no viene. Aprovecho para describirles el público.

Se trata de un par de centenares de personas mayores. Posiblemente, pensionistas en su mayoría. Estoy sentado en una tarima baja, junto a las cámaras que enfocarán a Sánchez cuando, cual nuevo Canalejas, se dirija a la historia. A ese nivel, veo los zapatos de las personas que me rodean. Se trata, mayormente, de zapatos cortados por el uso, o de zapatillas de boatíné. Algunas de esas personas llevan productos PSOE. Como bolsas de la compra con textos que hablan de brutalidad social. Un texto/bolsa habla de traer a los jóvenes --emigrados-- de vuelta. El texto ese, más que aludir a un partido arriesgado, alude al carácter siempre arriesgado de la publicidad --cuando era peque, por ejemplo, echaban un spot de Fa por la tele en el que, para vender jabón, salían dos tetas--. Entre el público están los chicos y chicas de la prensa. Llevan tantos días con Pedro Sánchez que, si se pusiera enfermo, podrían sustituirlo en los discursos de menos de 8 horas. Rayos, suben la banda sonora del PSOE. Eso es que Sánchez ya se ha hecho un selfie junto a Canalejas y empieza el mitingg.

Un señor del PSPV presenta el acto a través de su ubicación. Explica la etimología de esta plaza. Se llama 25 de Mayo porque ese día, en 1938, la aviación italiana se peló más de 300 alicantinos. "Nos costó mucho poner en esta plaza una placa en la que estuviera la palabra "fascismo". Une ese crimen al del día, de manera un tanto arriesgada --un señor de Zaragoza ha matado a su esposa--, y rápidamente pasa a hablar del gran éxito del PSOE en esta campaña: el debate contra Rajoy --sí, en efecto; un partido que pone a Carme Chacón/la introductora del desahucio exprés, como número 1 en una lista, es que carece de la posibilidad de leer a tiempo real la realidad--. Interviene Ximo Puig, Presi de la Gene. Y ex-alcalde de Morella, una de las ciudades-Estado del País Valencià --hay varias, como Alcoi o Sueca; son mundos autoreferenciales ciudadanos; unas rarezas ciertamente bellas--. Alude a las personas que murieron en este país por la libertad, y sitúa al PSOE en esa tradición épica. Se supone que enfrente del PP. Habla Sánchez.

Sánchez se centra en el debate del lunes. Él comprende el debate. Y su público. Él y su público vieron en el debate un hecho histórico, donde ya otras generaciones no vieron nadaZzz más que una dramaturgia, ya incomprensible. Sánchez hilvana un discurso de izquierdas contra derechas, no contrastable con la realidad. La realidad es que el fin del Bienestar, la forma de democracia en Europa, fue una propuesta del PSOE, sellada con una reforma constitucional, que ningún otro Estado del Sur llevó a cabo. Es curioso, pero en este discurso postandorrano, no aparecen conceptos como Podemos o Ciudadanos. O se ha decidido que son unas --otras-- zonas de la realidad que no se han producido, o se está empezando a cuidar la política de pactos, que deberá iniciarse el lunes. Y que, me temo, puede ser de proporciones I+D.

El público vibra, en verdad. Pero cuando más, cuando llega a ponerse como una moto es cuando Sánchez habla de pensiones. Que el bipartidismo desaparezca no significa que lo haga. Estos gritos que se producen cada vez que se menciona el palabro "pensiones" tal vez sean un indicio de la siguiente etapa. Aún nos hemos de pelar un conflicto generacional entre los que han accedido a las pensiones y los que no lo harán jamás. Quizás sea el último servicio del bipartidismo.        

Finaliza el acto con una novedad del siglo XXI. El selfie. La parroquia se acerca a Sánchez y le endiña selfie. La comitiva invierte mucho tiempo en esos selfies. Un selfie es la prolongación de algo del siglo XX. Concretamente, posiblemente y literalmente, de nada. Un antiguo vestigio de un contacto humano con el político, que nunca se produjo.

Mañana estoy con Rajoy, ese hombre. 

Esto es una miniserie de tres días. Consiste en hacer de periodista empotrado -empotrado, ahora que lo pienso, remite a un potro cabreado-, en una de las comitivas electorales que atraviesan la península tal que, cuando los romanos, lo hacían las ardillas. Entre las ramas, sin pisar el suelo/la realidad. Hola....

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí