1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

  310. Número 310 · Julio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

LECTURA

'Erato' y 'Piedra de escándalo en la galería Aztec Land'

CTXT adelanta dos de los capítulos de la novela 'Nahui versus Atl'

Alain-Paul Mallard 20/01/2016

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

Capitulo 40. Erato.

Un vasto auditorio en penumbra: el anfiteatro del Antiguo Colegio de San Ildefonso. Al fondo, al costado derecho del proscenio, varios reflectores iluminan un intrincado encabalgamiento de andamiajes y escaleras. Trepada al andamio, la silueta ventruda de un hombre en overol: el célebre Diego Rivera, a sus treinta y cinco años ya legendario. Sobre una plataforma, a media distancia y a su misma altura, Nahui posa con los hombros desnudos, su esbelta figura envuelta en una toga improvisada. Detrás, un mural a medio pintar.

Al pie del andamio, un gran banco de trabajo con planos y esbozos, trapos y botes de pinceles, cazos, botellas, estopas, frascos de pigmento. De espaldas, un joven rubio se afana ante una estufilla de butano.

Rivera retrata a Nahui directamente en el muro con gráciles, me- nudas pinceladas. Lleva en la mano un plato de peltre lleno de em- barres coloridos y un abanico de pinceles. Discurre, al pintar, con humorosa grandilocuencia:

−La técnica milenaria de la encáustica la resucité de unos frescos eróticos que yo mismo descubrí en una tumba etrusca...

−¡No me digas! −se mofa Nahui con fingido asombro−. Y tu barrigota, ¿pasó por el agujero?

−Pero la estoy perfeccionando: agregué baba de nopal a la fórmula, para ligar mejor el pigmento. Si los etruscos hubieran tenido a mano nopales, ¡su civilización vital no hubiera perecido ante el rastacuerismo arrollador de Roma!

−¡Nadie te gana a echar mentira, Diego!

Diego se vuelve y le clava la mirada:

−Porque en otras cosas, primor, ¿hay quien me gane?

El joven rubio, que funde cera y resina sobre las llamas azuladas, se dirige a Diego rodando las erres:

−Maestro, ¿puede bajar a ver estos ensayos?

−Ven, querida −responde Rivera−, bajemos a ver las pruebas de color. Así descansas un poco.

Diego desciende del andamio. El drapeado de la toga estorba un poco a Nahui. Él la ayuda a bajar de la tarima. Juntos se acercan al joven, un muchacho extranjero, tímido –casi un adolescente–, de gafas redondas, ojillos miopes y ropas oscuras y gastadas.

Ensayan los colores para los ojos de la modelo.

−Mire, éste tira más hacia el... vert-gris. Diego le responde en francés:

−Ajoute du noir, Jean; juste un soupçon de noir.

−Autant ajouter de la bave, puisque le Maestro y tient tellement...

−agrega Nahui.

El joven esboza una sonrisa, cómplice.

−Anda, Charlot −lo insta Diego−, asómate bien al fondo de esos ojos felinos. Pónganse a la luz. ¡Dios sepa qué descubrirás!

Jean Charlot y Nahui se acercan a los reflectores. Sus sombras se proyectan sobre el mural. Diego se queda ante el banco de trabajo, mezclando pigmentos.

Charlot se asoma a los ojos de Nahui. Unos ojos verdiazules, profundos.

Diego, entre tanto, discurre revolviendo colores:

−La verdad es que el problema de los ojos en la pintura está sobrevalorado. Sí, no tendrán nunca el brillo de lo vivo. Y pues ya que se aceptó el postulado, con el ojo de los egipcios  basta.

Nahui devuelve al joven una mirada larga y seductora.

−Je... j’y mettrais plus de bl... −musita éste, cohibido. Diego los mira con el rabillo del ojo e interviene:

−¡Deja ya en paz al francesito! Lo vas a hacer salir corriendo a Catedral, a pedir confesión...

Charlot se ruboriza. Nahui ríe, complacida. Diego aparta al joven y ocupa su lugar. Toma a Nahui por los hombros desnudos. Es bastante más alto que ella. Le alza el mentón, el rostro.

−En cambio, un pecador como yo, un pecador irredento, por unos ojos así está dispuesto a arder mil años.

Escruta largamente en los ojos de Nahui:

−¡Mil veces mil años, querida! Charlot vuelve al banco de trabajo.

Una silueta menuda y enérgica entra, por el fondo, al anfiteatro.

Se detiene en seco ante la escena. La sigue desde las sombras.

−¿Sabes tú quién es Erato, Carmen? −pregunta Diego, galante.

−Nahui −rectifica ella.

−Sí, Nahui, ¡Nahui! Erato, ¿sabes?

−Me dijiste para engatusarme que una de las musas...

−¡Eso!, una musa como tú. Pero no te he dicho cuál: la poesía erótica. Erato, Eros. Poesía del deseo, ¡la que inspira todas las audacias amorosas!

La silueta oculta en sombras, menuda y calva, es de Atl. La acústica del anfiteatro amplifica los diálogos. Oculto, los sigue con creciente desazón.

Diego examina el rostro de Nahui cada vez más de cerca, cual disponiéndose a besarla. Nahui aparta ligeramente la cabeza.

−Tus cabellos los voy a hacer en pan de oro. ¡Qué mal hiciste en cortarlos!

−¡Tu opinión no es la única que vale! −se insurge Nahui.

−Claro, Nahuita, claro. Aquí Charlot y yo lo vamos a remediar. Los cabellos de Erato los vamos a hacer con hoja de oro. ¡Ninguna otra musa tendrá oro!

−Venez voir... −llama Charlot.

Nahui y Diego se inclinan nuevamente sobre las mezclas.

Atl aguarda crispado en la penumbra. Sin hacerse notar, se desliza fuera del recinto.

Diego señala a Charlot unos colores:

−Ponme estos tres en un peltre limpio. Y éste. Éste también. Terminaré las mezclas allá  arriba.

El pintor acaricia los brazos desnudos de la modelo. Nahui se aparta, enérgica:

−¡Diego! ¡Ya!

Despechado, Diego arremete:

−Sé bien que Atl es un orate genial, pero, aquí entre nos, Nahuita,

un poquito viejo para una niña en flor? ¿Qué diablos hace una pantera con un chivo?

−Que tu Lupe te explique qué hace ella con un sapo −se defiende Nahui propinándole en el vientre un puñetazo juguetón−. Atl al menos no está fofo.

Diego suelta una sonora carcajada.

−C’est ça! −Nahui interpela a Charlot−. Échele baba de sapo a las pinturitas.

Divertido, Diego complementa:

−A ver Charlotán, ayuda a la pantera a saltar a su templete. Mais fais gaffe, elle sort vite les griffes!

El corpulento pintor vuelve a encaramarse al andamio con asombrosa agilidad.

−¿Sabes, querida −pregunta Diego desde arriba, ya ante el mural−, de qué me vine a enterar? Las palabras «pene» y «pincel» tienen la misma raíz latina. Peniculus: pequeño pene; penecito. ¿No te parece extraordinario?

−No.

 

Capitulo 67. Piedra de escándalo en la galería Aztec Land.

Gran concurrencia. Arcos y columnas en torno a un patio central. Hombres de traje y mujeres elegantes miran y comentan las fotografías que se alinean, en intervalos regulares, bajo las arcadas. Altos tiestos de helechos ornan la galería.

Nahui irrumpe en el vernissage con los cabellos casi al ras, la falda un palmo más corta que las de otras mujeres. Dueña de sí, avanza con desenvoltura. Se sabe hermosa. Los grupos se abren a su paso, se vuelven a mirarla. Pasada ella, cuchichean.

Nahui divisa a Tina y a Charlot y va hacia sus amigos.

−¡Nahui! Estás bellísima.

−¡Tina! ¡Juanito!

−Splendide. Pas une paire d’yeux qui ne te remarque.

Los saluda con besos en ambas mejillas. La concurrencia los mira de reojo.

−¡Gracias! ¿Qué, vengo muy outrée?

−De eso se trata, ¿no?

−¡Cuánta gente! ¿Quién vino?

−¡La mitad ni sabemos quiénes son!

−Prépare toi, Nahui: te espera una sorpresa −tercia Charlot.

−¿Me espega una sogpgesa?

Comienzan, bajo los arcos, a recorrer la exposición. Avanzan admirando las fotografías en el muro. Lavaderos de vecindad. Una cruz negra en una plaza vacía. Una escalera de azotea: formas casi abstractas, escandalosas superficies sin simbolismo alguno.

−¡Esa azotea yo la conozco! −exclama Nahui divertida−. ¡Es en tu casa, Tina! ¡El tinaco de Tina! ¡Ja! Donde me abucheaste mis poemas, Juanito.

−C’est pas vrai, Nahui. Nadie te abucheó nada.

−Oui, c’est ça... ¿Y eso qué es? −pregunta Nahui a Tina ante una fotografía.

−La panza de una vasija −explica Tina−. Edward tiene una nueva idea que no lo deja en paz: que quiere retratar la cosa en sí.

Dos mujeres miran la imagen siguiente.

−¡Qué cosa más impúdica! −comentan.

−Será una demente...

Un rostro llena por completo la imagen: el atribulado rostro de Nahui.

Nahui se reconoce en el muro y aparta a las mujeres de un empellón. En el revuelo, una maceta de helechos cae de su alta base y con un crujido sordo se fractura en el piso. Varias miradas convergen.

−¡Pinche Edward hijo de perra! ¡Pero cómo se atreve! −se exclama Nahui enfática, indignadísima.

Furiosa, intenta descolgar la foto del muro. Charlot y Tina la contienen, impidiéndoselo.

−¡Nahui, no! ¡No puedes hacer eso!

−¡Claro que puedo! ¿Dónde está? ¿Dónde está Edward?

Más gente mira. Charlot sujeta a Nahui con vigor, la arrastra detrás de un pilar de piedra. Intenta, tras los helechos, hacerla razonar:

−Ahora no, Nahui, ahora no. C’est pas le moment!

−¡Cómo se atreve a exhibirme así! ¡A mostrarme desnuda!

−Ya aclararán todo más tarde. En privado −pide Tina y se agacha a enderezar la frondosa planta caída.

−¡Ni siquiera estoy peinada!

Desde el fondo se aproxima una pequeña comitiva, ajena al alboroto: Weston, radiante y crecido; Diego, que discurre con sonoro entusiasmo; un apretado séquito que no se pierde palabra.

−... El tornillo, por ejemplo: un tornillo es forma pura. ¿Qué sabe un tornillo de sentimentalismos? ¡Nada! Un tornillo no es capaz de cursilería. Sus claroscuros, ¡dignos de un Velázquez! Tu tornillo,

Eduardo, tus visiones, anuncian la estética futura. No hay en Europa un fotógrafo –¡ni uno!– que reinvente como tú el arte de mirar. El arte –¡y la maña!– de mirar...

Diego divisa a Nahui que alega con Charlot. A grandes zancadas, se acerca a ella con brazos desplegados:

−¡Nahui! ¡Primor!

Nahui se vuelve. Diego llega hasta ella, la toma por la cintura y la lleva ante su retrato sin permitirle hablar.

−Mira nada más lo que ha logrado Eduardo: ¡ir más allá de tu apariencia! Te le diste con todo, canija. Weston unge tu belleza iracunda en uno de los emblemas del presente.

Diego señala la imagen en el muro y se vuelve, grandilocuente, hacia su séquito:

−Esta belleza, caballeros, es la nueva belleza.

Diego toma a Nahui nuevamente por los hombros para besarla en la mejilla y le susurra al oído:

−Su lente no se detuvo en tu piel... como impotente pincelito.

Alta, esbelta, una imponente morena vestida de blanco da un paso hacia delante e interrumpe, celosa:

−¿Y yo qué, pinche Panzas? ¿Estoy pintada?

Lupe Marín, su esposa, jala a Diego con firmeza del brazo y se lo lleva. Se vuelve hacia Nahui:

−No es contigo Nahuita, pero ya ves, nomás se descuida una tan- tito... −le lanza por encima del hombro−. Chula que te ves, Nahuita, llorosa y trasquilada. Por ahí me vas a ver colgada. ¡A mí el gringuito cabrón  me  retrató gritoneando!

−... Que es lo que haces mejor que nadie, Lupe −agrega Diego ya yéndose−. Eso reconócelo...

La comitiva ríe. Alguien ayuda a Tina a apartar la maceta.

−¡Vénganse a Mixcalco, vamos a celebrar con unos mezcalitos!

−les lanza Lupe a Nahui y a Charlot−. ¡Tráetelos, Tina, que se jalen!

Weston abraza, presuroso, a Nahui:

−Hi Nahui dear! You look chulísima, despampanante. Apura a Tina:

−Let’s go, Tina, let’s go! We’re leaving!

Weston corre a emparejarse con Diego y con la altiva y majestuosa Lupe.

Tina se vuelve hacia Nahui y Charlot:

−Bueno, ¿vienen? −pregunta molesta, sacudiéndo negra tierra de sus manos.

Se marcha tras del grupo que se aleja. Pasmados, Nahui y Charlot los dejan partir.


Nahui versus Atl. Alain-Paul Mallard. Turner.

Capitulo 40. Erato.

Un vasto auditorio en penumbra: el anfiteatro del Antiguo Colegio de San Ildefonso. Al fondo, al costado derecho del proscenio, varios reflectores iluminan un intrincado encabalgamiento de andamiajes y escaleras. Trepada al andamio, la silueta ventruda de un hombre en...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Alain-Paul Mallard

Escritor, coleccionista, fotógrafo, viajero, cineasta, dibujante, Alain-Paul Mallard (México, 1970) es autor de 'Evocación de Matthias Stimmberg', 'Nahui versus Atl', 'Altiplano: tumbos y tropiezos'. Vive en Barcelona.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí