1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

TRIBUNA

O poderes que someten o Podemos con PSOE

José Antonio Pérez Tapias 24/01/2016

<p>Pedro Sánchez.</p>

Pedro Sánchez.

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

¿Por dónde pillar el hilo de los acontecimientos cuando el panorama político se presenta como un ovillo de lo más enmarañado? Como dejó escrito un insigne filósofo, por el medio. Pues empecemos por el medio, ya que no hay punto cero. Y en ese punto medio de apariencia un tanto azarosa encontramos en día muy señalado el editorial del periódico global en español con titular más que indicativo: Rajoy no puede, Sánchez no debe. Bajo tal epígrafe, se mantenía que a Rajoy debía sustituirle otro candidato o candidata del PP para presentarse a la investidura a la presidencia del Gobierno, y se señalaba directamente que Sánchez debía renunciar a un "pacto dañino" con Podemos, IU y otras fuerzas que pudieran favorecer una alianza de izquierda. Dicho editorial no se limitaba a un ejercicio de análisis político de cara a la opinión pública, sino que hacía ver la intención de que el texto fuera, en la secuencia de los hechos de la dinámica política española, un punto de inflexión fijado por quienes tienen voluntad y fuerza para pretender actuar como grupo de presión.

¿Qué se teme de un pacto de izquierda? La derecha conservadora sube el tono de sus ataques a todo lo que sean pasos a favor de ese pacto, sacando a relucir desde la manida conexión bolivariana de Podemos hasta el apocalíptico pronóstico del "retorno del odio", y la derecha liberal no se queda corta al aumentar su presión contra un pacto que dé paso a un gobierno de cambio que pivote sobre el PSOE.

¿Se teme un giro en política económica que nos libre de los estragos de la ortodoxia neoliberal aplicada inmisericordemente por el PP? ¿O va a ser verdad que se tiene miedo a la democracia cuando todo se quiere concentrar en que se rompe la unidad de España por propugnar un referéndum consultivo en Cataluña, que justamente se propone para replantear sobre bases federalistas esa unidad? ¿O es que se tiene miedo a la bisoñez de los nuevos actores políticos, que muchos consideran preferibles a tantos de los antiguos que han amparado una corrupción sistémica?

Planteadas tales preguntas, es el momento de enfrentarse a insidias que van desde insinuar que pretender un pacto de izquierda es "mercadeo de votos" para la investidura de Pedro Sánchez como presidente --"ingenuo", en el mejor de los casos--, hasta la consabida propuesta continuamente deslizada desde ciertas instancias que tiene por objeto la tan anhelada Gran Coalición (PP-PSOE, y en todo caso con esa factoría de interesadas mediaciones que es Ciudadanos). Tal propuesta es la conclusión a la que los "poderes del sistema", desde los económicos hasta los simbólicos, parece que quieren que todos lleguemos.

Poniendo esas cartas boca arriba queda claro lo que está en juego en la enrevesada situación política que vivimos en España después de las elecciones generales, una vez que se toma conciencia de lo que suponen los resultados obtenidos por los distintos partidos políticos y cuando a las loas a la pluralidad consagrada por el voto ciudadano siguen los cálculos y estrategias para obtener una mayoría parlamentaria que permita formar gobierno. Por un lado, o el país sigue por las vías hacia una proclamada estabilidad asentada sobre el empobrecimiento de la mayoría, la desigualdad creciente y el desmontaje del Estado de bienestar, o se encamina hacia un horizonte distinto de reconstrucción social y políticas públicas desde las bases de una política económica distinta. Y por otro, en lo que al PSOE se refiere, o el partido se queda en la triste condición de ser un partido del sistema, sin más destino que gestionar su orden, o el Partido Socialista reorienta su futuro hacia un partido transformador, con potencial emancipador y capacidad para articular políticamente nuevas prácticas de solidaridad social tras objetivos de justicia.

Llegados a este punto, es hora de enfrentarse a aquello que el joven Gramsci describía como "hechos que maduran en la sombre porque manos no vigiladas por ningún control tejen la tela de la vida colectiva"; y entonces, ya sin rodeos, la pregunta que cabe formular es: los que se oponen al pacto de izquierda, ¿quieren un PSOE destinado a permanecer sometido a las directrices de unos poderes que han conllevado el sometimiento de la política a la economía, del Estado al mercado, de la democracia al capitalismo?

Esa es la cuestión de fondo que se deja ver entre los dimes y diretes del Partido Socialista, con los llamados barones y baronesas en señalados casos obstruyendo los esfuerzos del secretario general por conseguir una alianza por la izquierda. Por lo que toca a todos, la cuestión crucial, la que se vislumbra entre los marrulleros juegos de salón en los que los partidos parecen enfrascarse para desespero de una ciudadanía que tiene sus expectativas tan lejos de la teoría de juegos como de los Juegos de Tronos, es: ¿dejamos que nos aprisionen en un orden donde la desigualdad campee a sus anchas o apostamos en serio por una sociedad justa?

Entre los avatares del momento, la jugada de Rajoy al renunciar a comparecer para someterse a votación de investidura para presidente del Gobierno, pero reservándose para una segunda vuelta esperando que fracase Pedro Sánchez, se presenta como lo último de lo último en estrategia política, cuando no es más que reafirmación de la huidiza irresponsabilidad en la que el expresidente se ha situado a lo largo de todo su mandato anterior. Pero no nos engañemos, tras él son los poderes del sistema los que aprietan a pleno rendimiento, posicionados a su lado, junto al PP y lo que significa la derecha política, movilizados para que no sea posible un pacto de izquierda que dé lugar a un "gobierno de cambio". Objetivo: que Pedro Sánchez naufrague en el intento de sacar adelante su investidura como presidente del Gobierno, hacer todo lo que puedan para impedir un pacto PSOE-Podemos. Lo que sorprende al incauto es que en las filas socialistas haya quienes, a pesar de eso, sigan apostando por la Gran Coalición con la derecha, en vez de por un pacto de cambio con la izquierda.

Hay que seguir luchando por un pacto de izquierda, una vez que sabemos todos de qué se trata. Pero por todo ello hemos de exigirnos en la izquierda tanta inteligencia como prudencia. También a Podemos, máxime después de la puesta en escena protagonizada por Pablo Iglesias para ofrecer un gobierno de coalición, con él como vicepresidente y otros asignados ya a un listado de ministerios, en un patente exceso de innecesaria arrogancia que a muchos ha hecho pensar que más se encaminaba a bloquear el pacto con el PSOE que a facilitarlo.

Si por una parte son evidentes los riesgos de simular un sorpasso que no se ha dado --por más que se quiera--, por otro, ante lo que se percibe como humillación al PSOE, habrá que recordar a muchos que en sus órganos de dirección se rasgan las vestiduras muchos que han hecho demasiado para debilitar la figura de su secretario general. Éste lleva razón cuando insiste en que "la ciudadanía no entendería que Podemos y PSOE no se entendieran" para pactar un programa de gobierno, más allá de sobreactuaciones en torno a la hipotética composición del mismo.

Para acabar estas líneas de nuevo con Gramsci diré que haríamos bien en releer al gran pensador de la izquierda italiana cuando, en La política y el Estado moderno se mostraba en contra de quien con poca seriedad sustituye el afrontar los hechos por una "política del orgullo", a la vez que criticaba a quien, por no estar a la altura del deber histórico, contribuyera a "catástrofes más graves". Siendo ya bastantes los padecimientos acumulados por la sociedad española, necesitamos un alternativo gobierno de izquierda para evitar previsibles catástrofes. O poderes que someten, o Podemos con el PSOE.

¿Por dónde pillar el hilo de los acontecimientos cuando el panorama político se presenta como un ovillo de lo más enmarañado? Como dejó escrito un insigne filósofo, por el medio. Pues empecemos por el medio, ya que no hay punto cero. Y en ese punto medio de apariencia un tanto azarosa encontramos en día...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

José Antonio Pérez Tapias

Es catedrático y decano en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Granada. Es autor de 'Invitación al federalismo. España y las razones para un Estado plurinacional'(Madrid, Trotta, 2013).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

5 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Eduardo Fernández

    Ahora me entero que ser nacionalista es incompatible con ser de izquierdas...¿Es la CUP de derechas? ¿No se puede ser internacionalista e independentista a la vez? Si los de A Marea, Compromís y En Comú podem - que no son para nada de derechas - si fueran sectarios no habrían concurrido a las elecciones con Podemos. ¿En qué libro habéis leído eso de que en la izquierda no caben los nacionalismos?

    Hace 5 años 7 meses

  2. Moy

    En ningún caso se puede decir que Podemos sea nacionalista. De hecho, Podemos es en estos momentos de los pocos partidos no nacionalistas toda vez que, ante el problema catalán, PSOE+PP+C's se han abandonado al furor nacionalista español . Es miope no querer verlo. Cataluña es una nación, dejando de lado cualquier otra consideración, porque así lo siente. Negar esa realidad es negarnos la solución a un conflicto mediante la renovación de una unión que reconozca las diferencias entre los pueblos que componen España. Es dejar que se consume la 'desconexión' - no tanto política como afectiva - que en el tiempo devendrá en ruptura. Justo al contrario, la izquierda debe ver Cataluña como una oportunidad. La oportunidad de sumar aliados para abrir de verdad un debate constituyente que permita cambiarlo todo. Porque los catalanes no quieren irse. Pero tampoco quieren seguir viviendo en un estado gobernado al modo de Rajoy ni en un estado que no es capaz de entender que el Catalán, Vasco, Gallego no son 'molestas' peculiaridades regionales sino un patrimonio común. Eso es lo que votaron el 20D. Eso es lo mismo que se supone quiere la izquierda y amplios sectores de la población. Aprovechemos la oportunidad. Sumemos en vez de restar.

    Hace 5 años 7 meses

  3. Alejandro Roldán

    Tildar de sectarios a los posibles socios políticos de un gobierno de izquierdas no es muy apropiado, pues aunque desde el internacionalismo es forzoso que cualquier nacionalismo se considere una secta, en Euskadi y Catalunya, Bildu y ERC están a la izquierda, PNV y CDC a la derecha. Así que una misma idea nacionalista, que se presume sectaria, produce dos sectas; una de ellas gobierna y se acerca al partido en el Gobierno de España, la otra ejerce la oposición. Tal vez representen las aspiraciones enfrentadas de empresarios y trabajadores, tal vez no baste con trazos tan gruesos, lo que sí es seguro es que el nacionalismo, tanto hoy como a lo largo del siglo XX, ha servido y sirve tanto a la derecha como a la izquierda. En el caso de Gibraltar, en el que los británicos se apoyan en la posibilidad de un referéndum que les sería favorable, ¿es internacionalista la posición de los gibraltareños o es nacionalista? Creo que son imperialistas internacionalistas, una colonia británica, porque aceptarlos como nacionalistas británicos sería renunciar a nuestra reclamación territorial, habría que atraerlos al nacionalismo español, en cualquier caso, sólo mediante una consulta sabríamos de qué lado están; el derecho de autodeterminación sostiene a las dos partes en conflicto y les sirve como criterio político de sus aciertos. Respecto al PSOE-Podemos, el acuerdo es necesario y debe ser alcanzado, necesitamos un gobierno de reacción contra las medidas perpetradas por el Presidente Rajoy. Este gobierno podría vivir a la sombra de los grandes fantasmas de la política española, que es agradable pensar que no han cambiado pese a la Unión Europea y el siglo XXI: es uno, España, pero son tres, la ordenación del territorio, la Jefatura del Estado, la Iglesia Católica.

    Hace 5 años 7 meses

  4. Vicent Bono Esteve @Mortadelus

    Apoyo totalmente la visión de Cristina. Aunque es deseable la formación de un gobierno progresista del PSOE con Podemos, no debemos de olvidar que Podemos no solo es un partido de izquierdas, también tiene en su seno una raíz nacionalista muy grande, y desde mi humilde punto de vista, la IZQUIERDA, o es INTERNACIONALISTA, o no es IZQUIERDA.

    Hace 5 años 7 meses

  5. Cristina

    Lo malo es que no sería simplemente un pacto de izquierdas, sería un pacto de izquierdas y nacionalismos sectarios. No entiendo desde cuando los nacionalismos se consideran de izquierda, históricamente han sido todo lo contrario.

    Hace 5 años 7 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí