1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

TRIBUNA

La responsabilidad de Podemos

Pablo Iglesias puede permitir que Pedro Sánchez gobierne sin la derecha dura y desarrollar su tarea desde la oposición, apoyando todo lo que se haga a favor de la gente

María Pazos Morán / Luis M. Sáenz 27/01/2016

<p>Pablo Iglesias</p>

Pablo Iglesias

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Podemos hizo una campaña electoral excelente, con excelentes resultados. Sin embargo, la euforia ante la expectativa de cambio se está transformando en incertidumbre. Prolifera un clamor popular: es urgente un gobierno sin PP y sin Ciudadanos. Pero ¿cómo conseguir este objetivo? ¿Está más cerca después de la propuesta de Podemos al PSOE para formar un “gobierno proporcional”?

Pablo Iglesias ha declarado que no se fía del PSOE, y por eso necesita asegurarse ser el vicepresidente, naturalmente con un acuerdo programático. Dicho de otra manera, un gobierno presidido por el PSOE con el programa de Podemos intacto en lo fundamental. Esta postura es comprensible desde la urgencia del cambio para salir de la situación catastrófica en la que nos han metido las políticas neoliberales. Sin embargo, pese a la urgencia, Podemos debe reconocer que no hay ninguna manera sensata de obtener más presencia institucional que la que le otorga el apoyo social y los votos recibidos.

Un acuerdo de gobierno entre Podemos y PSOE es difícil de imaginar, ya que son alternativas globales irreconciliables; por eso existe Podemos. ¿A qué parte importante de su programa tendría que renunciar Podemos para que ese gobierno tuviera un mínimo de estabilidad? Tomemos como ejemplo el referéndum en Cataluña. Si se hiciese de él una condición para un pacto de gobierno, este gobierno resultaría imposible; pero renunciar al referéndum sería una cesión injustificable.

¿Y por qué no pensar en cualquier aspecto fundamental de las políticas sociales y económicas? La gran diferencia entre Podemos y PSOE (o más exactamente la cúpula que ha mantenido la hegemonía en el PSOE) es la postura ante la "guerra social" declarada por las élites financieras contra la gente común; y tanto el PSOE como sus homólogos europeos han estado del lado de esas élites. Así pues, no se trata solamente de revertir algunas de las leyes aprobadas por el PP en la pasada legislatura, sino de un decisivo cambio de rumbo. No olvidemos, por ejemplo, la sumisión del PSOE ante el TTIP, o ante la falta de medidas contra el cambio climático, o ante los dictados de la Troika; o la negativa a reformas económicas necesarias para asegurar derechos elementales de las mujeres. Son demasiado importantes las divergencias, y más cuando puede estar preparándose otra recesión.

Por otro lado, si el PSOE aceptara nominalmente algunas condiciones, ¿no saltarían por los aires en el día a día de ese pacto contra natura? Está claro que la propuesta de Podemos abre un proceso que está abocado a fracasar, bien en las negociaciones previas o al poco tiempo de constituirse ese extraño gobierno. En cualquier caso, cuanto más largo sea el proceso mayores serán las consecuencias negativas, no solamente para la sociedad sino también para Podemos.

Así, por paradójico que pueda parecer, la única solución para desbloquear la situación, sin renunciar a su programa, es que Podemos ofrezca el voto de investidura a Pedro Sánchez para que forme gobierno, con la única condición de que en ese gobierno no entren ni el PP ni C’s. Esta postura sería generosa, pero no de claudicación ni un “voto en blanco”. Al contrario, la renuncia a poner condiciones de investidura, y su permanencia fuera del gobierno, reforzaría la capacidad de Podemos, de las confluencias territoriales y de IU para defender todo el proyecto que propusieron a la población.

Podemos puede fortalecerse si mantiene y argumenta esta posición. Su progreso en tan poco tiempo ha sido extraordinario, pero aún no tiene suficiente apoyo para llevar a cabo su alternativa global y liderar el gobierno de España. Podemos puede, en cambio, determinar que Sánchez forme un gobierno sin la derecha dura y empezar sin dilación a desarrollar su tarea desde la oposición, apoyando todo lo que este gobierno haga a favor de la gente, oponiéndose a lo inaceptable y trabajando día a día para que avancen las demandas sociales.

Esta sería la nueva forma de hacer política que aún no hemos disfrutado a nivel estatal y con la que tantas personas soñamos. Queremos un Parlamento en el que se discutan las políticas públicas una por una, con argumentos y con transparencia. Estamos deseando apoyar desde la calle las propuestas que Podemos haga en el Congreso, que tendrán más posibilidades de salir adelante con la nueva relación de fuerzas parlamentaria. Así, explicando a la ciudadanía todo lo que va haciendo y lo que pasa dentro del Parlamento, persistiendo, Podemos podrá consolidarse como partido que merece la confianza suficiente del electorado para gobernar. Acortar este camino no es posible, por mucho que sea urgente.

Una vez realizada la oferta de apoyo incondicional a la formación de un gobierno del PSOE sin PP y C’s, si el PSOE la rechazara no sería culpa de Podemos. Pero tengamos presente que, en cualquiera de los escenarios alternativos a un gobierno del PSOE, la hegemonía le correspondería al PP. Y eso lo pagarán la sociedad y las fuerzas políticas que aparezcan como responsables; en este caso sobre todo Podemos.

Si se desembocase en una gran coalición PP-C’s-PSOE, una parte de la población podría percibir que las dificultades puestas por Podemos han empujado al PSOE a esa gran coalición. Y, en ese caso, Podemos lo pagará caro, como la izquierda ha pagado caro cada vez que, por acción u omisión, se ha percibido que ha posibilitado gobiernos del PP.

Por otro lado, si el resultado fuera una repetición de elecciones en primavera, todo apunta a que la derecha saldría beneficiada. Es previsible un aumento de la abstención, incluida la de muchas personas que esta vez se han movilizado para votar a Podemos. Tengamos en cuenta que el electorado de Podemos aún es volátil y muy sensible a la decepción. No es lo mismo una semana más de campaña que unas nuevas elecciones percibidas como culpa de, entre otros, Podemos. Sobra decir que una legislatura más de gobierno PP sería trágica para toda la sociedad.

En conclusión, esperemos que esta situación evolucione lo más rápido posible y sin muchos más juegos malabares. Comprobada la imposibilidad, e inconveniencia, de un pacto de gobierno entre PSOE y Podemos, habrá que reconocer que entre todo y nada hay un espacio de acción política. Invirtamos, pues, los términos: cerremos el tema de la investidura garantizando los votos de Podemos a Sánchez si éste presenta su candidatura sin PP ni C’s y, a partir de ahí, abramos el diálogo sobre contenidos y acuerdos alcanzables, a la vez que Podemos sigue buscando apoyo social a todas las propuestas que ha realizado.

Podemos hizo una campaña electoral excelente, con excelentes resultados. Sin embargo, la euforia ante la expectativa de cambio se está transformando en incertidumbre. Prolifera un clamor popular: es urgente un gobierno sin PP y sin Ciudadanos. Pero ¿cómo conseguir este objetivo? ¿Está más cerca después...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

María Pazos Morán / Luis M. Sáenz

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

6 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Pablo Ibieta

    O atraviesan el pantanal de la manita del PSOE, aunque se manchen, o nos embarramos todos hasta esas alturas enormes, como montañas de mierda; mientras, los que nos embarraron a todos se quedan impolutos en la orilla, limpios, limísimos, y como si no lo hubieran ensuciado todo. Reaccionad rápido, por favor, que de momento ni Felipe, ni Corcuera, parecen haber logrado detener a Sánchez. Es lo que nos queda, como un clavo ardiendo.

    Hace 5 años 9 meses

  2. LCM

    me quedo con la primera afirmación: es urgente un gobierno sin PP y sin Ciudadanos. Los votos dan para lo que dan. Y no dan para formar gobierno en solitario. Por tanto hay que sentarse a hablar, y negociar. En ese punto me parece casi un insulto a la inteligencia de la gente más vulnerable decir que el asunto del mal llamado "derecho a decidir" sea una prioridad. Es un asunto totalmente secundario, sobre todo para un partido como Podemos que dice que no quiere que Cataluña se vaya de España. La situación de mucha gente en este país no admite demoras ni intereses partidistas que hagan pensar que otras elecciones arrojarían un resultado más favorable. Podemos tiene que hacer posible un gobierno de cambio, y eso ahora mismo tiene que ser con PSOE y con IU...por supuesto con acuerdos programáticos, estando o no en el gobierno, pero tiene que ser ¡ya!...muchos votante de Podemos no perdonaremos que se sacrifique a tanta gente que ya está en la cuerda floja para complacer a una parte minimísma de la población en Cataluña. Pudiera ser, no sería raro, que con la esperanza de consevar esos votos se perdieran otros muchos. Hay que tener altura de miras y vía acuerdo, llevar al PSOE al sitio del que nunca debió irse, que es a la izquierda.

    Hace 5 años 9 meses

  3. Jesus Saenz

    ¿Mantener intacto el programa de Podemos? Vaya forma de entender una negociación para un pacto de gobierno. Y dejarle las manos libres al PSOE para ejecutar su acción de gobierno, tras su debut con la Mesa del Congreso y la distribución de los escaños... cuán fácil se lo planteáis (al PSOE). Considerando el peso de los medios, Podemos pasaría a ser "irrelevante" en esa oposición a la que le mandáis, cuando no "culpable en la sombra" de las tropelías que pudiera cometer el gobierno.

    Hace 5 años 9 meses

  4. fery

    En Valencia Mónica Oltra es vicepresidenta con PSOE presidiendo y gracias al peso de Compromís en el gobierno valenciano creo que las cosas están funcionando bastante mejor que en las comunidades en las que PSOE gobierna en solitario tras recibir sólo apoyo en la investidura. Aparte de que gobernar en solitario con 90 escaños en un congreso de 350, se antoja utópico y poco realista, así no duraría la legilstura ni 3 meses. IU y Podemos suman más votos que el PSOE, desde luego aún así es excesivo que Podemos se haga cargo de la mitad de los ministerios, pero sí parece realista que tenga peso en el gobierno, al menos un término medio entre oposición y co-gobernar al 50%

    Hace 5 años 9 meses

  5. Juan

    Y porque no al revés, que el PSOE apoye un gobierno de Podemos, que es el que representa el cambio. Lo que piden los autores es una estafa a los millones de votantes de Podemos, que le han votado precisamente porque no se fían del PSOE. E incluso hoy viendo los casos de Aragón, Extremadura o Castilla-La Mancha donde Podemos ha regalado los gobiernos al PSOE, se comprueba como traicionan Los acuerdos y confianza. Solo el modelo Valenciano de cogobierno o directamente el gobierno de los ayuntamientos del cambio, están mostrando las acciones de cambio que el electorado reclama.

    Hace 5 años 9 meses

  6. Jose Bembibre

    Es difícil no estar de acuerdo en abstracto con la propuesta de los autores. El problema es cuando la encarnamos en el PSOE actual. Un partido del que forman parte, y con influencia no desdeñable, personas como Felipe Gonzalez, Ibarra, Bono o Corcuera por citar los históricos, pero también Diaz y otras "jóvenes" promesas como Page, Vara, etc. ¿Qué garantía hay de que este PSOE, una vez conseguida la investidura no cambie radicalmente las políticas? Estamos asistiendo estos días a un espectáculo de doblez e intrigas, por parte de los progresistas se supone, como la cesión del control de la Mesa del Congreso y ahora, aunque de tono menor, la distribución de escaños, no auguran otra cosa.

    Hace 5 años 10 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí