1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

VIVA LA PRENSA (LIBRE)

Malos tiempos para la Brucnete

Guillem Martínez 2/02/2016

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Semana mangui para el periodismo catalán. Suponiendo que exista. Sobre su no existencia: el periodismo, snif, es un objeto ciudadano. Ciudadano, es decir, de ciudad, no de C’s –objeto político-periodístico local que posiblemente es todo lo contrario, también, a una ciudad/es otra vía hacia la aldea de cabreros, aquella que se inventó Gil de Biedma para defenderse de los boinazos-. Anyway. Cuando un periodismo deja de pertenecer a esa escuela ética y estética que es su ciudad, y le da por explicar y ordenar cosas más amplias, como naciones u otros retratos robots, generalmente mete las dos patas en el tiesto. Ahora que lo pienso, este breve párrafo igual es una historia abreviada del periodismo madrileño de las últimas décadas, y del periodismo barcelonés de los últimos años. Por lo que les aconsejo que salten al próximo párrafo. Es tan bueno que empieza con la palabra bueno.

Bueno. Les decía que era una semana mangui para el periodismo catalán. La razón: esta semana lo humano y lo divino jugaba en otra Liga. La información ha girado en torno a la trama valenciana, otra vía al 3% que, por eso mismo, ha tendido a ser aplazada por nuestros muñoxmolinettes locales, no sea que a alguien le diera por extrapolar. El otro tema semanal ha sido la cosa pactos de legislatura, una disciplina lejana, dada a la melancolía. En otros tiempos, snif, CDC brilló en esa especialidad deportiva con luz propia. Hoy en día, no ya para brillar, sino para que no le corten la luz (la propia y la otra), CDC debe de buscarse la vida, actividad que rellena sus días desde 2012, sí, pero que cada día le resulta más difícil. Esta semana, verbigracia, ha llenado la caja vacía –Trade-mark de Ferlosio: un diario/la información es una caja vacía, que cada día se llena; para seguir vacía–, con artesanía, ante la imposibilidad de llenarla de otra cosa. Así, el egregio rotativo El Punt-Avui ha colado en dos días una entrevista a los dos últimos Presis de la Gene –bueno, no era una entrevista ad-hoc; era una entrevista para su canal televisivo, rodada en el restaurant 7 Portes, el segundo más antiguo de Barcelona, sito en un edificio y en un local del XIX, con vestigios de simbología masónica; datos que, ahora que lo pienso, dan igual–. La entrevista tiene un doble interés. Por una parte a) tiene el morbo de ser emitida por un diario propiedad del propietario/el mentor político de Puigmdemont. Y que, b), permite ver a los dos Presis en acción. 

En ese sentido, el diario debería regalar un jamón –o un fuet, si nos ponemos telúricos–, al lector que encuentre las 8 diferencias entre un Presi y otro. A mi, después de dos lecturas, sólo me sale una: Mas está más encendido que un mechero. Como todo el mundo cuando se muere, está cabreado, y sigue viviendo a piñón fijo con ese cabreo tras los primeros instantes de su muerte. Mas, en ese sentido, es hoy una suerte de remake de El Sexto Sentido con patas. Dos, por cierto y por otra parte. Otros servicios que ofrece la entrevista: reparto de consignas, marcos y cosmovisiones a los profesionales de la Bruc-nete –como la Mediática Brunete, pero en catalán; queda gracioso–. Les copio los resaltados. En una cultura de la declaración, a fin de cuentas, las declaraciones son lo único que cuenta. En la vida no. Una declaración en la vida real no vale un pito. Las promesas de amor, incluso, mucho menos. Júpiter se ríe de las promesas de los amantes, etc. Bueno. Los resaltados –el catalán es una lengua latina y, por tanto, fácil de discernir entre hablantes latinos; si no es el caso, recuerden que google translator es el amigo del hombre; y de las señoras–:

No sóc donat al vertigen, les vacil·lacions temorenques no van amb la meva biografia.

Hi ha hagut un esforç per arribar a un acord. Estic segur que la CUP serà lleial a allò que ha signat.

Tenia un cert temor per la trucada, perquè estava instal·lat en una zona de confort a l'alcaldia de Girona.

Jo vaig fundar la JNC a Girona l'any 1981. El model de Convergència em representa molt bé.

Jo no treballo per una pròrroga del pressupost. Seria llançar la tovallola abans d'hora.

Damunt la taula només hi ha una alternativa, que és la que fa el govern de Catalunya.

En el debat parlamentari, vaig intentar que quedés clar que al davant no hi tenien un holograma.

He vingut a fer una feina que no té continuïtat. La propera etapa demanarà nous perfils.

Mas té una feina molt important a fer. És un gran actiu tant internament com externament.

La nostra agenda política no la dicta ni el mercat, ni l'àmbit econòmic ni el carrer combatiu.

Dir que això no representa un enrenou familiar seria mentir.

El rei està atrapat en el seu rol. Podria haver tingut una exquisida neutralitat i no ha estat així.

Dues vegades m'ha impedit ser president el tripartit i l'última ha estat la meitat de la CUP.

Jo no formo part d'aquesta elit, especialment de l'elit econòmica, però és clar que el procés els incomoda.

Era el personatge més perseguit del gran poder de l'Estat. Em volien tallar el cap. Han trobat l'aliança en la meitat de la CUP.

Tenen raó que amb els vots no és suficient per arribar al final. Però sí per anar avançant.

Vaig intentar escoltar un clam molt majoritari del país que no s'havia escoltat des de feia molts anys.

L'Estat espanyol només té un projecte: desballestar i residualitzar Catalunya.

Jo tenia moltes raons personals per deixar el càrrec i alguna s'ha conegut aquests dies.

Convergència ha estat objecte d'atacs i gelosies i ha tingut el desgast de molts anys de govern.

Segurament Anna Gabriel ha demostrat més ganes de tenir un càrrec que jo mateix.

Ningú s'empassa que un govern té estabilitat parlamentària si presenta la primera llei i la hi tomben.

Porto l'acord de la CUP sempre a sobre. Han de fer honor a aquest compromís, que és solemne.

No necessàriament em tornaré a presentar, però tampoc he de complir el compromís de retirar-me.

Puede parecer un sistema cutre de emitir consignas. Pero la Brucnete, en ese sentido, es como la Brunete. Funciona. Es un sistema vertical de transmitir mensajes de manera efectiva. Incluso, de seleccionarlos y de potenciarlos. En ese sentido, es preciso señalar que la Brucnete ha potenciado en sus reproducciones la cosa darle a la CUP, que es de goma.

Potenciar el enemigo interno, personificado en la diputada CUP Anna Gabriel/el Eje del Mal, esta mañana a primera hora en la Catalunya siempre fiel al President (que le digan):

Volviendo a la entrevista original de los dos Presis / compendio de posturas de ambos Presis / el Presi-sutra, se desprende que hay una lucha encarnizada por demostrar que la CUP pringó con su pacto. Y que debería seguir pringando. De lo que se desprende que, tal vez, eso no es así, y que la estabilidad gubernamental es una fantasía patria. Lo que sería una buena noticia para el Govern. Las fantasías patrias, españolas o, como es el caso, catalanas, son las únicas que por aquí abajo tienen estatus de realidad. A pesar de que la realidad les dé para el pelo. Ejemplo: en lo que es una alarma para el maravilloso país de la fantasía, esta semana, la Consellera Neus Munté ha tenido un desliz, consistente en reconocer que no hay ningún plan ni recorrido para el Procés2.0. O, lo que es lo mismo, que la Declaración del 9N es sólo “una declaración de intenciones” –como yo cuando digo que voy a dejar de fumar–, y que la “unilateralidad” –el punto de interés, la novedad de la declaración parlamentaria del 9N, una posible evolución de un tema que no evoluciona desde que se le presentó, en 2012–, es algo “que no aparece en la declaración del 9N”, con un par.

No es extraño, por tanto, que Mas y Puigdemont repartan consignas a diestro y siniestro. La Brucnete, desde el pacto con CUP, y a pesar de un primer momento de euforia, está pocha. Carece de la capacidad para fabricar y alargar algo que necesita el Govern que la paga: días históricos y la capacidad de marcar ritmo en un Procés inactivo, en términos reales y de movimiento, desde su nacimiento. Desde entonces/el pacto con CUP, se dedica a pasar la consigna, al parecer, de guardia: esto va a ir lento, que no acaba en 18 meses, y que la República está más lejos de lo que la NASA Catalana –es decir, ellos– calcularon en un principio. Esta semana, de hecho, la Brucnete no han justificado su sueldo. Han escrito sobre Ada Colau, y la payasada feminista, hippy y de mal gusto que prevén para la próxima semana, cuando el nuevo Ajuntament de Barcelona presente a la ciudad su Carnaval. Nota: la Brucnete se parece a la Brunete en todo, salvo en algunos preciosismos. Por ejemplo, no la lía con los reyes magos, que queda como poco laico, sino con su Carnaval.

Por lo demás, y mientas dure esta ausencia de asideros en lo real para elaborar propaganda, la Brucnete lo tiene mal con la que está cayendo. Laqueestácayendo, concepto: a) un Govern que no acaba de diferenciarse de un Frente Nacional en más ocasiones de lo previsto. Esta semana, incluso los medios afines, se han visto obligados en notificar, sin brutalidad, la última brutalidad gubernamental, consistente en proponer el pago de una Renta Mínima de Inserción –esas cosas que te da(ba) el Estado cuando la pasabas canutas–, a candidatos que demuestren conocimientos de catalán. Cuando el Estado, en fin, reclama conocimiento de la lengua que más le gusta –catalán, castellano, francés, inglés– a cambio de una ayuda, es que sólo quiere ayudar a rostros pálidos.

 

También está cayendo, b), se está produciendo en lo cotidiano lo contrario a la desconexión ésa que nos prometió el Govern –ya saben, en 18 meses, es decir, en el tiempo que decida el Govern, Catalunya se desconectará del Estado; desconexión es una palabra chula; de hecho, evita decir independencia, que es la desconexión real en el mundo de los adultos, mundo del que nos alejamos paulatinamente, por otra parte–. Verbigracia: esta semana se ha producido en Catalunya la primera aplicación y uso de la Ley Mordaza. No la ha aplicado el Gobierno del que el Govern se quiere desconectar echando leches, para proteger el Bienestar y la Libertad, sino el Govern. Y, más concretamente, su poli.

Bueno. Sinopsis: Mala semana para la Brucnete. Semana radiante para el humor. No se pierdan, en ese sentido, el último Pòlonia. Y, más concretamente, el gag que empieza en el minuto 12:07.

 

Semana mangui para el periodismo catalán. Suponiendo que exista. Sobre su no existencia: el periodismo, snif, es un objeto ciudadano. Ciudadano, es decir, de ciudad, no de C’s –objeto político-periodístico local que posiblemente es todo lo contrario, también, a una ciudad/es otra vía hacia la aldea de cabreros,...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Josep

    Menuda pérdida de tiempo leer este artículo vacuo que solo destila el anti-independentismo de su autor.

    Hace 6 años 10 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí