1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Editorial

Primer paso hacia una investidura improbable

24/02/2016

<p>Pedro Sánchez.</p>

Pedro Sánchez.

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

La decisión de Pedro Sánchez de firmar un pacto con Ciudadanos, detallado en más de 60 páginas, solo tiene sentido si el líder socialista cree que es posible abrir una segunda etapa de negociación con Podemos, para la que se ha reservado otra tanda de concesiones, desde una Ley de Emergencia Social hasta la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana, por ejemplo. Obviamente esa segunda etapa necesitaría de una tenaza capaz de presionar a Podemos, muy irritado por la estrategia socialista. El PSOE precisaría, por ejemplo, un acuerdo con Alberto Garzón (que tiene que fortalecer a Izquierda Unida) y con Compromís (que suspira por que se acepte la existencia de una “deuda histórica” con Valencia, capaz de despejar su negrísimo panorama financiero). Si Sánchez consigue el apoyo de IU-UP y de Compromís, calcula que sería muy complicado que Podemos no aceptara, por lo menos, abstenerse. Esta estrategia negociadora es muy arriesgada, pero parece la única que explicaría el anuncio del acuerdo con Ciudadanos, dado que no tiene el menor sentido acudir a una investidura para perderla con 130 votos. Y hay que dar siempre a los políticos el beneficio de la duda de que no están locos.

La estrategia negociadora de Sánchez (y de sus asesores) es “de libro”, pero también arriesgada porque depende de la reacción de los dirigentes de Podemos ante la presión a la que se les somete. El líder socialista parece haber optado por tranquilizar primero al establishment, al Ibex35, a Europa y a los barones de su propio partido para, solo después, idear un paquete de medidas sociales que ofrecer a Podemos y que contenga suficientes alicientes como para justificar un cambio de actitud, frío, pero cambio al fin y al cabo, de los podemitas. Sánchez se arriesga, sin embargo, a que la lógica de los dirigentes de Podemos no sea la que imagina Ferraz, la que se espera de un partido político más o menos clásico, y que Pablo Iglesias y sus colegas no acepten el envite. La óptica socialista es que si el paquete social  (y de defensa de las libertades) fuera lo suficientemente atractivo y tuviera el respaldo de Izquierda Unida, Podemos tendría difícil explicar a sus votantes (o al menos, a aquellos que huyeron del PSOE) su negativa a abstenerse.

En esas estamos y quedan muy pocos días para que Pedro Sánchez haga su segundo movimiento. Realmente, debe detenerse a pensar cuál será su oferta “a la izquierda”, porque su oferta “a la derecha” ha sido muy sustancial. “Hemos cedido para que ganen todos los españoles”, explicó el líder socialista en la presentación y defensa del documento que acababa de firmar con Albert Rivera. Y efectivamente, los socialistas han renunciado a algunos puntos de su programa electoral en asuntos principales. De hecho, parece que la principal crítica del documento llegó desde dentro de la propia ejecutiva del PSOE: la secretaria de Empleo, Luz Rodríguez, se mostró muy contrariada con los términos del capítulo laboral. No gusta en la izquierda socialista ni el contrato único encubierto ni la ridícula congelación del salario mínimo ni, desde luego, la idea del complemento salarial mínimo, que, afirman los portavoces del ala crítica, no sería necesario si existiera un salario mínimo interprofesional digno.

Tampoco entusiasman los acuerdos de política fiscal, especialmente la muy ambigua mención a la reforma del Impuesto de Sociedades “con el doble objetivo de acercar los tipos efectivos a los nominales y de aproximar la recaudación por este tributo en España a la media de la zona euro”. Acercar y aproximar no parecen compromisos muy sólidos que se diga. Más interesante es que se paralice la LOMCE, que se modifique el artículo 135 añadiendo el blindaje de los derechos sociales, que se suprima el copago, que se estudie aprobar un incierto impuesto a las grandes fortunas y que se anuncie una reforma de las políticas de asilo para hacerlas más acogedoras con los refugiados.

Tampoco están nada contentos con las cesiones “a la derecha” los grupos feministas que leen con estupefacción el término “violencia intrafamiliar” (expresión de Ciudadanos que subleva a las socialistas) y cómo se renuncia a imponer el permiso de paternidad en igualdad de condiciones con el de maternidad o a legislar el derecho al aborto de las menores de 16 a 17 años, o incluso se recurre a la famosa custodia compartida por la que clamaba C's. Las feministas del PSOE están sufriendo lo suyo...

Sea como sea, no es posible pensar que Sánchez y sus asesores hayan creído que Podemos podría sumarse, sin más, al documento firmado con Rivera. Y tampoco que estén tan desnortados que crean que se puede acudir a un voto de investidura con sólo 130 votos. Para colmo, Pedro Sánchez corre un riesgo añadido, porque si en el último suspiro no consiguiera el apoyo de IU y de Compromís ni convencer a Podemos para que se abstenga, es decir, si no logra ser elegido presidente del Gobierno, se puede encontrar con que ha dejado atado al PSOE a un documento, un programa de gobierno que no es el suyo. ¿Se imaginan una situación en la que el PSOE tuviera que decidir qué vota en una hipotética investidura de Albert Rivera con el mismo programa que firmó su secretario general y que aprobaron los militantes socialistas en consulta directa?

Los ciudadanos no deberían dejarse asustar por quienes se pasan el día augurando catástrofes y ridiculizando la situación política. No pasa nada raro. Por el contrario, estamos asistiendo a una apasionante negociación, a un momento políticamente brillante, en el que los dirigentes de los partidos se ven obligados a actuar cara al público y a negociar entre ellos. Un momento que enriquece a la sociedad mucho más que los empobrecedores cuatro años de aplastante rodillo a los que acabamos de asistir. Dicho esto, convendría que Sánchez trate a los 6 millones de votantes representados por Podemos e IU con la misma generosidad y lealtad que ha utilizado con Rivera. Y, sobre todo, que cumpla su palabra de no gobernar con el apoyo, pasivo o activo, del PP, y resista la presión de los poderes nacionales e internacionales para favorecer ese escenario de Gran Coalición oculta. Y de Iglesias y Garzón cabe exigir también respeto a los votantes socialistas, y que no antepongan la irritación a la posibilidad de actuar, desde el gobierno o haciendo valer su fuerza en el Parlamento, como catalizador de una socialdemocracia escindida y como agente transformador de una democracia frágil y cada vez menos igualitaria. 

La decisión de Pedro Sánchez de firmar un pacto con Ciudadanos, detallado en más de 60 páginas, solo tiene sentido si el líder socialista cree que es posible abrir una segunda etapa de negociación con Podemos, para la que se ha reservado otra tanda de concesiones, desde una Ley de Emergencia Social...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

7 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Angel Torres

    El editorialista se equivoca. El pacto PSOE-C's está ideado para que se sume el PP, de aquí a dos semanas, y que quede como un gran "sacrificio" por la estabilidad y el progreso de España. Me apuesto una cena

    Hace 5 años 7 meses

  2. Ismael Sanz

    Sánchez a Rivera: "Lo siento pero no eres de extrema derecha, tan solo de derechas". Y tú, Pedrito, no eres de extrema derecha, tan solo NEOCON.

    Hace 5 años 8 meses

  3. Ismael Sanz

    Sánchez a Rivera: "Lo siento pero no eres de extrema derecha, tan solo de derechas". Pedrito, y tú no eres de extrema derecha, tan solo NEOCON"

    Hace 5 años 8 meses

  4. Carlos Ávila

    Puede ser que tenga razón el editorialista, pero a mí no se me ocurre qué es lo que puede ofrecer el PSOE a la izquierda si el pacto es tan cerrado como ayer planteaban sus firmantes; por cierto en una ceremonia que más vale no comentar. C`s ya está planteándole al PP la abstención porque, dicen, recoge aspectos interesantes para la derecha. Lo único malo de todo este proceso es que parece que se aleja la oportunidad de cambio real, es decir, la participación de Podemos en el gobierno.

    Hace 5 años 8 meses

  5. Nacito

    Yo no respeto a 13 millones de conciudadanos... Pues muy bien, Ramón. Haciendo país.

    Hace 5 años 8 meses

  6. Carlos Ávila

    Puede que tenga razón el editorialista, pero a mí en estos momentos no se me ocurre qué es lo que podría ofrecer el PSOE al resto para ampliar un pacto que dan por totalmente cerrado. Ayer parecía que solo podría ampliarse hacia el PP. En todo caso, es cierto que si hay elecciones C`s y PSOE tendrían que presentarse conjuntamente a lo Borgen. Por el momento lo único claro es que un gobierno qu8e supusiese unh cambio real, es decir, con Podemos, parece poco probable.

    Hace 5 años 8 meses

  7. Ramón Martín

    30 años de análisis y soluciones racionales, no han funcionado y nos han llevado al punto donde estamos, el volver a hacer lo mismo que ha fallado una y otra vez, no solo es suicida, es incluso estúpido, tal vez sea el momento de pensar que lo "lógico" tal vez funcione mejor que lo "razonable". Yo personalmente no respeto a los votantes socialistas ni a los del PP por motivos obvios, han cerrado los ojos a errores INACEPTABLES de ambos partidos que siguen jugando a sostenerla y no enmendarlo, tal vez podemos no tenga experiencia pero....de momento está limpio y parece querer intentar algo diferente.....

    Hace 5 años 8 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí