1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El buen Pepino que necesitaba la Segunda

Toni Cruz 23/03/2016

<p>Los jugadores del CD Leganés celebran un gol</p>

Los jugadores del CD Leganés celebran un gol

Fotografía cedida por el CD Leganés

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Intentaremos no abusar del pepino, porque se repite. En los 50 y 60 dicha cucurbitácea abundaba en las huertas de la carretera de Villaverde a su paso por Leganés. Y cuentan que era de calidad. Donde había vergeles ahora hay viviendas, pero en recuerdo a aquella planta a los habitantes de Leganés se les llama pepineros. Y los seguidores del Club Deportivo Leganés lo llevan a gala. Y están de moda. Su equipo deslumbra en Segunda. Es el pepino eléctrico. Uno que marcha líder --en la jornada 29, a pesar de perder por primera vez como local en 364 días, lleva 42 puntos por 39 del Alavés, segundo y 36 de Oviedo, Osasuna y Córdoba, tercero, cuarto y quinto-- cuando apenas queda un tercio de competición. Su juego es vistoso unas veces y eficaz otras.

La historia de los últimos años de historia del Lega –así lo llaman sus amigos-- está escrita desde la resiliencia. Subieron el 22 de junio de 2014 en Hospitalet después de una década en Segunda B. Diez años y tres play-off que terminaron en chascos de manera muy cruel. En 2009 el Real Jaén de Carlos Terrazas les metió cinco; en la 2010-11 el Badalona les eliminó en el minuto 84 del partido de vuelta y el colmo llegó en la 2012-13, porque fue un excapitán suyo, Mario Fuentes, quien marcó en Butarque en la última jugada del partido el gol que les eliminaba del play-off y clasificaba para la segunda ronda al Lleida.

Dani Abanda es el director de Comunicación del Leganés. Su voz suena de fondo en los vídeos que muestran esas dolorosas eliminaciones. En la de Badalona, se le escucha claramente decir antes del chasco final: “no lo quiero ni ver”. Es el alma de un puñado de campañas publicitarias ingeniosas que han colocado al Leganés en el mapa futbolístico español. Cuando regresaron a Segunda, a él y a su equipo se les ocurrió el eslogan “A esta Liga le falta un buen pepino”. Fue una de las mejores, aunque si el equipo finalmente logra la machada, promete alguna gorda. Dani Abanda es imparable en lo suyo porque, aunque lo hace por dinero, no lo hace por dinero: “Soy del Leganés por culpa de mi abuelo, porque cuando apenas tenía cinco añitos me llevaba al antiguo campo y este sentimiento me caló bastante hondo. Yo tenía con él una promesa. Él nos dejó y yo tenía esa espinita de ayudar a devolver al Leganés al lugar en el que me lo descubrió mi abuelo. Y eso es un motor más fuerte que cualquier otro incentivo”. La directiva, presidida por María Victoria Pavón --la única máxima directiva del fútbol profesional español junto con Isabel Tarragó, la del Llagostera-- le da manga ancha a Abanda, “aunque me piden que no abuse ya de lo del pepino”. Ella y su esposo, el empresario Felipe Moreno, se hicieron cargo del club en 2009 cuando estaba en una situación agónica en lo financiero. Entonces entró Dani Abanda de manera casi altruista. Tenía 21 años.

Su trabajo –junto con la mejoría en lo deportivo-- ha hecho que de los 800-1.000 espectadores que asistían a veces a Butarque en Segunda B se haya pasado a los 8.138 (lleno) en la última jornada ante el Tenerife. No fue la primera vez, “hicimos una campaña que era “El Lega te llama” cuando entrenaba al equipo Pablo Alfaro y llenamos el campo en el play-off ante el Lleida”. La clave es “canalizar todos esos sentimientos. Es difícil ser del Leganés porque hay muchas alternativas de ocio en Madrid”.

De las muchas historias que forman la memoria del club, hay una especialmente singular, la del argentino Hernán Montoro, que se hizo aficionado del Leganés en 1995 por el mítico juego PCFútbol. Él tomaba las riendas de los madrileños y un amigo suyo las del Éibar. Y se enganchó.  Cuatro veces ha tomado un avión desde Buenos Aires hasta Madrid para ver un partido del que considera su equipo. En la segunda el Lega descendió --2004--, en la tercera le invitaron a hacer el saque de honor en el partido ante el Badalona, pero poco días más tarde lloró a domicilio. Por fin en la tercera, el 22 de junio de 2014, pudo hacer el quilombo prometido con su compatriota Mantovani en Hospitalet. Pura constancia y fe. Su perro, por cierto, se llama Pepino.

De otra quinta es Jesús Flores, periodista que cubre al Leganés, y sus sentimientos y sensaciones aún son más extremas: “los que ya hemos pasado los cuarenta y vivimos en su momento el Luis Rodríguez de Miguel –nombre de su antiguo campo-- de tierra, el momento en el que se le ponen vallas al estadio, la instalación del césped… aquel ascenso ante el Elche en un partido antológico (se refiere Flores al encuentro del 27 de junio del 93 en el que dos goles de Antonio y otro de Peces significaron el primer ascenso a Segunda del club)…”. Pues bien, toda esa generación “jamás pensamos en optar a subir a Primera. Es algo así como lo que vivíamos cuando a España la eliminaban siempre en cuartos en los torneos internacionales”. De hecho, aún le duele recordar: “uno de los días más tristes fue cuando bajamos en 2004 ante el Córdoba y el Getafe subió ese mismo día con cuatro goles de Pachón, que es pepinero”. Así que para él “esto es un sueño al margen de lo que pase al final. Se nota que hemos pasado de pensar en nosotros mismos como el equipo del pelotazo a ser el equipo de moda porque ahora juega muy bien al fútbol”.

Estado municipal de Butarque

Estado municipal de Butarque

Si el fútbol, tras lo expuesto, le debía algo al Leganés, también con Mantovani, su capitán, estaba en deuda. Es un central argentino que hace tres años recaló en el conjunto de Butarque de rebote. Salió del Oviedo por una oferta falsa (del Nancy francés) transmitida por un malintencionado y supuesto representante: “he tenido algunos contratiempos en el fútbol, pero son cosas que te terminan dejando algo positivo. En su momento lo pasé muy mal, pero ahora soy feliz”. Se nota que en Leganés ha encontrado su lugar en el mundo: “desde el primer momento me quiso mucho la gente, el entrenador puso su granito de arena y me siento muy cómodo en la plantilla”. Mantovani apunta dos titulares sobre el gran momento de su equipo: “Confianza y regularidad”. No puede comparar en pasión futbolera España con Argentina, aunque “ya se percibe el calor de Leganés. Butarque lo está dando todo y se siente ambiente de fútbol”. Por cierto, a Mantovani le gusta vivir en el centro de Leganés, que le reconozcan y le paren por la calle y opina que “es muy bueno que aunque estemos en Madrid, Leganés siga conservando cosas de pueblo y que se vuelquen con su equipo. Ojalá en todas partes fuera así”.

El mago que ha sacado este conejo de la chistera se llama Asier y se apellida Garitano. Nada que ver con Gaizka Garitano –quien subiera al Eibar en 2014--. Ya no les confunden, bueno, “me imagino que sí. Que habrá gente que seguirá confundiéndonos, pero no somos ni familia ni nada”. Asier parece serio en rueda de prensa, pero resulta mucho más cercano lejos de los focos. Tiene una visión realista del asunto: “Lo más importante tiene que ser saber cuál es el sitio de cada equipo. El sitio natural Leganés es la Segunda, pero hay que aprovechar que lo tenemos todo para dar el salto. Cada año que el equipo mantenga la categoría hay que celebrarlo. Es preciso mantener la ambición y la humildad, porque el perfil que hemos traído es de jugadores con hambre y no nos vamos a acostumbrar ni a acomodar”.

Garitano ejerció como técnico por primera vez en su vida en el equipo de los parados de la AFE. Una experiencia que le curtió: “fue mi primer grupo como responsable y me fue todo bien. Mi forma de entrenar es exactamente la misma desde entonces, he cogido algo de cada equipo en el que he trabajado, pero allí aprendí que en el fútbol puede pasar todo y por eso hay que tener humildad”.

¿Cómo explicarle el juego del Leganés a alguien que no lo haya podido ver nunca? “Defendemos todos, tratamos de apretar arriba, intentamos mantener un ritmo de juego alto y, para eso, elijo yo a los jugadores. Buscamos la velocidad en banda, rápidas transiciones, adaptar el juego al máximo rendimiento a los futbolistas… Y lo estamos haciendo bien”. Sorprende lo repartido que está el gol en su equipo (hasta doce jugadores ya han marcado esta temporada): “Llevamos así tres temporadas. Para el grupo es necesario que todo el mundo tenga que acertar”. Un grupo, por cierto, muy vasco, muy vizcaíno: “ha coincidido así este año. Nos fue bien con Javi Eraso, Fran Moreno, Mikel Santamaría… pero no es sencillo juntar a tantos cedidos porque el Athletic les da facilidades para elegir y tienen muchas opciones. Yo hablé con ellos y ya conocían la idea de juego y lo que nos podían dar, así que todo cuadraba. Salir de Lezama no es sencillo, pero al venir juntos y ya conocerse de antes, les viene bien”.

Independientemente de lo que suceda, Garitano se siente “tranquilo, muy tranquilo, porque el rendimiento del equipo es muy bueno y a mí me importa el día a día y veo a gente a la que dejo fuera de las convocatorias que tienen una calidad de entrenamiento increíble. Luego… el fútbol no deja de ser un juego y puede pasar cualquier cosa”.

Por cierto, ¿le gusta el pepino a Garitano? “Bueno, no mucho. Antes lo quitaba de las ensaladas, pero ahora ya no”.

 

Intentaremos no abusar del pepino, porque se repite. En los 50 y 60 dicha cucurbitácea abundaba en las huertas de la carretera de Villaverde a su paso por Leganés. Y cuentan que era de calidad. Donde había vergeles ahora hay viviendas, pero en recuerdo a aquella planta a los habitantes de Leganés se les llama...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí