1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

Pero ¿qué está pasando en Ahora Madrid?

Emmanuel Rodríguez 30/03/2016

<p>Manuela Carmena, por Luis Grañena.</p>

Manuela Carmena, por Luis Grañena.

Luis Grañena.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Puede que la respuesta a esta pregunta importe a pocos, a poquísimos ya. Es la consecuencia de lo que se percibe como una permanente lucha por el poder dentro de la candidatura madrileña. Al fin y al cabo se trata de un ayuntamiento que ya en demasiadas ocasiones (véanse los casos Zapata, Maestre, titiriteros y los distintos amagos de operaciones urbanísticas) viene destacando por su inanidad, tanto frente a los ataques reiterados de la nueva y vieja derecha como en lo que se refiere al cumplimiento de su programa. Lo último: la renuncia a la remunicipalización de la recogida de basuras, un contrato de más de 150 millones que servirá para seguir dando aire a las grandes constructoras con serios problemas de liquidez. 

Sea como sea, no es fácil determinar lo que ocurre en el gobierno municipal madrileño: demasiados actores, demasiados intereses cruzados. De un lado, está la veterana alcaldesa, que no ha dejado día sin perdón para declarar “lo bonito que sería un pacto de Podemos con el PSOE”. Hace poco nos daba también a conocer que sigue muy atentamente lo que ocurre en Barcelona, pero no tanto para considerar los logros políticos de ese ayuntamiento, como para ver “lo bonito” que será su pacto con el PSC.

De otro lado está Podemos, que lleva también semanas sometido a ataques externos, autosabotajes, filtraciones y toda clase de pifias. Hace apenas unos días conocíamos su intención de convocar una Asamblea Municipal con el fin de elaborar una nueva hoja de ruta y hacer balance. Con el plácet de su secretario general, Jesús Montero, líder veterano de la organización post-carrillista llamada Juventudes Comunistas y que ha pasado su vida dando saltos de burocracia en burocracia, el manifiesto de llamamiento a la asamblea listaba entre sus intenciones: “Consolidar el gobierno del cambio”, impulsar un “movimiento municipalista” “basado en la participación” y “el empoderamiento”, y recuperar a los círculos para que “tomen un papel protagonista”. Sorpresa: quien ha sido experto en el vaciamiento de su propia organización —comparen la asistencia a los círculos de hoy y hace año y medio— y en la guerra fratricida con su supuesto compañero de viaje, Ganemos Madrid, propugna recuperar Ahora Madrid, trabajar por el “municipalismo” y construir movimiento. ¿Será que el Atila podemita está dispuesto a dar un giro de 180 grados?

No nos adelantemos. Aunque el llamamiento a la asamblea habla de la construcción de Ahora Madrid, Montero ha sido calculadamente ambiguo en posteriores declaraciones, en las que hablaba de mantener este partido en estado “durmiente” de cara a las siguientes elecciones, ¡nada menos que en 2019! También conocíamos por su boca que Podemos estaría por aceptar una entrada del PSOE en el Ayuntamiento, eso sí, siempre que los concejales más próximos a la formación se mantuvieran en sus puestos. ¿En qué consistirían si no los pactos? ¿En acuerdos de programa político?

Hay muchísima tela que cortar dentro de Podemos. Si se permite una nota para no iniciados: dentro del consejo municipal de Podemos Madrid se han reproducido las mismas tensiones que en Podemos Comunidad de Madrid. El sector más próximo a Errejón ha planteado sin ambages la oportunidad del pacto con el PSOE y la necesidad de construir Ahora Madrid como espacio organizativo con entidad propia. Pero el objeto en disputa entre las dos facciones de Podemos no es el control del consejo municipal de la ciudad, sino el mismo gobierno municipal, donde ambas posiciones tienen concejales afines y cierta cercanía a la alcaldesa. 

Y además está Ganemos Madrid, plataforma compleja impulsada por algunos movimientos sociales de la ciudad y en la que participaron IU, Equo y otras formaciones políticas; sólo gracias a que estas tuvieron un papel secundario se logró que la iniciativa prosperara. La especialización de Ganemos ha sido hasta ahora la única propiamente política, centrada en la construcción de espacios de cierta densidad organizativa y en la defensa de este pliego “de recomendaciones” por el que la alcaldesa conoce el programa de Ahora Madrid. Nada extraño, por tanto, que sea considerado por unos y por otros como la mosca cojonera que convendría dejar atrás, aunque sea de un manotazo.

Ante al aluvión de declaraciones y en forma de respuesta, Ganemos Madrid lanzaba el 29 de marzo un comunicado en el que reafirmaba su compromiso con el municipalismo, pero siempre que este sea democrático. Conviene recalcar lo de “democrático”, porque tal palabra tiene implicaciones precisas, como la participación y decisión efectiva de los militantes y las asambleas que se reconocen en la formación, la rendición de cuentas de los cargos electos, el derecho a la representación y a la autonomía de las minorías, el respeto al programa decidido y comprometido en la campaña, y la apertura a las luchas y olas de movilización que en definitiva actúan como motores del ciclo político que abrió el 15M.

Por último y como guinda, pero ya dentro del género de la astracanada, conocíamos el 28 de marzo las declaraciones de Convocatoria por Madrid, particular pecio de la descomposición de IU, sólo posible en las condiciones excepcionales de fragmentación que vive la izquierda madrileña. El caso es que, tras declarar solemnemente su fidelidad a Ahora Madrid (en Convocatoria son especialistas en “fidelidad”) y a la “mejor alcaldesa” de la historia reciente de la ciudad, se deciden por abandonar Ganemos Madrid. Lo gracioso viene cuando se comprueba que lo que “dejan” es un espacio en el que formalmente nunca han estado, ya que su participación se produjo dentro de IU, que sigue en Ganemos; al tiempo que es oficioso que Convocatoria por Madrid es parte integrante de Podemos tras un par de esos muchos saltitos que se han producido desde IU hacia el barco podemita.

Otra nota para no iniciados: Convocatoria por Madrid es conocida en los ambientes palaciegos de la política institucional madrileña como los “tanios”, original diminutivo del nombre de su lideresa, Tania Sánchez Melero. Ciertamente, los “tanios” son seguramente la mejor agencia de empleo de la nueva política. Con una estimación de miembros activos que algunos consideran en 30 y otros en 40, han logrado un diputado en el Congreso, dos en las Asamblea de Madrid, otros dos concejales en el Ayuntamiento de la capital, amén de un puñado de sillones en algunos municipios del sur de Madrid. Añadan a los cargos electos su correspondiente paquete de asesores y obtendrán un índice de “logro laboral” superior al 50%. Ninguna otra familia, camarilla o fracción ha conseguido tanto con tan poco. No es poco el mérito.

No obstante, y más allá de este ajetreo, la cuestión está en interpretar lo que se juega en estos movimientos que tanto recuerdan al baile de la silla. Dos fuerzas, dos procesos se reconocen sin dificultad. De un lado, está la alcaldesa, que sin encomendarse más que a sí misma y a sus medios afines, busca estabilidad en forma de un doble pacto con el PSOE --estatal (con abstención o acuerdo) y local, dando entrada a los socialistas en el Gobierno municipal--, aunque sea contra todo lo que le ha llevado al cargo. De otro, se despliega la lucha por la marca “Ahora Madrid”, quizás lo único que pueda servir de contrapeso simbólico a la figura de la alcaldesa, cada vez más autónoma. Nótese bien, hablamos de estabilidad y de marcas políticas, no de política, no al menos directamente. Y es aquí donde aparecen los problemas y los límites de la llamada nueva política.

Durante dos años hemos visto nacer, crecer y luego decaer (aunque sólo sea por puro cansancio) ese discurso de la “ciudadanía”, que repetía que tal o cual partido son instrumentos de la “ciudadanía”, que la “ciudadanía” por fin toma las instituciones, que la “ciudadanía” tal y tal... La paradoja está en que esa ciudadanía sólo parece existir como un montón de votos y una masa espectadora expectante a la que se la interpela de forma monomaníaca para que mantenga su confianza en ese continuo hecho de rostros, connotaciones, símbolos y palabras. Justamente lo que compone una marca.

Siendo honestos, se debe reconocer que este discurso ya no es más que la retórica que acompaña al surgimiento de una nueva clase política. Buena parte de esa nueva clase compite hoy por tomar posiciones en la parrilla de salida de una particular carrera cuyo premio es Ahora Madrid. La pregunta es: ¿habrá suficiente público o este tipo de competiciones se ha convertido ya en un deporte minoritario? Normalmente, cuando la política se reduce a gestos y retórica suele volver a esa sala vacía que ocupa en su forma convencional. Quizás merezca la pena darles una última oportunidad. Pero estemos muy atentos, especialmente a todos aquellos que no nos hablan claramente y que no apoyen sus palabras con actuaciones concretísimas... Puede que estén agotando su último crédito.

 

Puede que la respuesta a esta pregunta importe a pocos, a poquísimos ya. Es la consecuencia de lo que se percibe como una permanente lucha por el poder dentro de la candidatura madrileña. Al fin y al cabo se trata de un ayuntamiento que ya en demasiadas ocasiones (véanse los casos Zapata, Maestre, titiriteros y...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Emmanuel Rodríguez

Emmanuel Rodríguez es historiador, sociólogo y ensayista. Es editor de Traficantes de Sueños y miembro de la Fundación de los Comunes. Su último libro es '¿Por qué fracasó la democracia en España? La Transición y el régimen de 1978'. Es firmante del primer manifiesto de La Bancada.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

11 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. María Lázaro

    Tenemos a los aprovechados arribistas, representados por Convocatoria por Madrid, individuos de los que es mejor no fiarse con el sr. Montero a la cabeza y una abueleta inane como alcaldesa. Menos mal que nos queda Ganemos, auténticos defensores del municipalismo, la participación y la democracia, paladines defensores de estos grandes valores en Ahora Madrid. Un maravillo cuento de buenos y malos, narrado con buena dosis de condescendencia y mala leche, sin grises ni matices. Ya sabes con quién posicionarte. Qué bien nos vendría en Ganemos menos conflicto y más autocrítica.

    Hace 5 años 7 meses

  2. Ricardo Prieto

    Papá, porqué somos del Atleti, ? (Atlético de Madrid)https://www.youtube.com/watch?v=5e9D9auvcIk La misma respuesta de aquel padre parece ser el Boson de Higgs de Ahora Madrid (partícula elemental que se le atribuyen la propiedad de mantener cohesionada a las demás y ser la que propicia la existencia de la masa) Es decir, sin ella no hay masa, no hay nada. La respuesta de aquél padre del spot del Atleti, parece ser la misma que nos encontramos hoy para explicar la "existencia de la masa" de Ahora Madrid. Que contiene inumerables respuestas incontables causas, innumerables razones, pero ninguna ni una sola explicacion de si misma. ¿ Es de locos, verdad? Pues si, es que no hay, no se quiso hacer, la UNIDAD IDEOLÓGICA, el camino para formar Ahora Madrid. Qué sería, cómo sería buscarlo? encontrar una etiqueta ya conocida para definir idelógicamente al movimiento político...dificil, marxista, anarquista, socialista,?....no verdad, demasiados obstáculos para seguir por cualquiera de esos caminos. Entonces cuáles? No le pongamos nombre ahora, al principio, sino al final como resultado del contenído al que acordemos. Qúe principios defenderá? Qué definisión extratégica (que objetivos fianles se propone alcanzar), y para ello que desarrollo táctico cree más conveniente. (qué caminos cree necesario recorrer para conseguirlos) Para no irnos muy lejos y muy extensos... PROPUESTA: Colalicion de partidos y Movimientos de ciudadanos independientes. La direción de Ahora Madrid debe funcionar por concenso, y estar integrada su dirección por dirigentes políticos nombrados por los partidos que lo integran y militantes designados por organizaciones barriales, territoriales o como se les quiera decir o llamar, que serán quienes aporten la mitad de esa dirección. Así definida la estructura, debera convocarse a la formación de comités o como se le quiera llamar en toda la ciudad, por barrio, por fábrica, por donde se quiera y pueda constituir esa unidad mínima de militancia, con un mínimo de ¿50? adherentes. u otra cantidad con la condición de que las adherencias no se puedan duplicar, o por el barrio o por la fábrica, o por el lugar que uno desee hacerlo. Es decir, las bases, tan manidas y mencionadas. Así Carmena, dejará de ir por libre y tendrá que atenerse a lo acordado en dicha dirección, etc, etc.

    Hace 5 años 8 meses

  3. Ricardo Prieto

    Papá, porqué somos del Atleti, ? (Atlético de Madrid)https://www.youtube.com/watch?v=5e9D9auvcIk La misma respuesta de aquel padre parece ser el Boson de Higgs de Ahora Madrid (partícula elemental que se le atribuyen la propiedad de mantener cohesionada a las demás y ser la que propicia la existencia de la masa) Es decir, sin ella no hay masa, no hay nada. La respuesta de aquél padre del spot del Atleti, parece ser la misma que nos encontramos hoy para explicar la "existencia de la masa" de Ahora Madrid. Que contiene inumerables respuestas incontables causas, innumerables razones, pero ninguna ni una sola explicacion de si misma. ¿ Es de locos, verdad? Pues si, es que no hay, no se quiso hacer, la UNIDAD IDEOLÓGICA, el camino para formar Ahora Madrid. Qué sería, cómo sería buscarlo? encontrar una etiqueta ya conocida para definir idelógicamente al movimiento político...dificil, marxista, anarquista, socialista,?....no verdad, demasiados obstáculos para seguir por cualquiera de esos caminos. Entonces cuáles? No le pongamos nombre ahora, al principio, sino al final como resultado del contenído al que acordemos. Qúe principios defenderá? Qué definisión extratégica (que objetivos fianles se propone alcanzar), y para ello que desarrollo táctico cree más conveniente. (qué caminos cree necesario recorrer para conseguirlos) Para no irnos muy lejos y muy extensos... PROPUESTA: Colalicion de partidos y Movimientos de ciudadanos independientes. La direción de Ahora Madrid debe funcionar por concenso, y estar integrada su dirección por dirigentes políticos nombrados por los partidos que lo integran y militantes designados por organizaciones barriales, territoriales o como se les quiera decir o llamar, que serán quienes aporten la mitad de esa dirección. Así definida la estructura, debera convocarse a la formación de comités o como se le quiera llamar en toda la ciudad, por barrio, por fábrica, por donde se quiera y pueda constituir esa unidad mínima de militancia, con un mínimo de ¿50? adherentes. u otra cantidad con la condición de que las adherencias no se puedan duplicar, o por el barrio o por la fábrica, o por el lugar que uno desee hacerlo. Es decir, las bases, tan manidas y mencionadas. Así Carmena, dejará de ir por libre y tendrá que atenerse a lo acordado en dicha dirección, etc, etc.

    Hace 5 años 8 meses

  4. Enrique

    Después de la jugada de tahúr con lo de Ahora en Común no te queda ninguna credibilidad.

    Hace 5 años 8 meses

  5. César

    No me gusta nada el tono del artículo. Creo que normalmente los críticos o ensayistas que escriben para revistas no deberían ser militantes activos. Igual otros serían capaces, pero tu no eres capaz de valorar las posiciones con distancias y al final esto es más un desahogo que un análisis. Con Ahora en Común, este verano, tu posición fue igual de ambigua en los porqués pero igual de negativa en estar contra un movimiento que si era desde abajo. No te gustaba Ahora en Común, no te gusta Ahora Madrid, IU es mala, el PSOE también. Se intuye que eres de Podemos del mismo centro de Podemos. Creo que se avanza más si criticamos en positivo.

    Hace 5 años 8 meses

  6. Ángel Celeste

    No entiendo muy bien a qué vienen ahora las quejas sobre Tania y no la expusisteis en su momento. El siguiente post lo publiqué hace nueve meses mientras vosotrxs guardabais silencio (¿cómplice?): Hay un nuevo caso que probablemente vaya a saltar los próximos días a los medios de comunicación. Permitidme, por respeto a mi fuente, que no os diga el municipio. Se trata de un ayuntamiento gobernado por el partido podrido en el que un concejal que iba por libre, nada de gürteles y de púnicas, con la ayuda de un pariente directo, también concejal, ha enriquecido a otro familiar por una cantidad que se calcula superior a un millón de euros. Salidos uno a uno de las arcas municipales o sea, dinero público que debería estar destinado al bien común. El procedimiento también ha sido en “poquitos”, como los púnicos; en total han sido 29 contratos, nueve mayores y veinte menores. La cantidad más baja era de algo más de seis mil euros y la más alta de unos trescientos catorce mil euros. Las investigaciones indican que el total del valor de los contratos puede ascender a millón y medio de euros. Esta situación resulta más grotesca si se tiene en cuenta que se desconocen otras actividades de la empresa del pariente al margen de los contratos que realizaba con el ayuntamiento; además, la empresa tiene su domicilio en la misma dirección que la de uno de los concejales implicados. Seguro que va a ser todo un escándalo y, cuando salga a la luz pública este caso, va a impedir definitivamente que Cifuentes sea presidenta de la Comunidad de Madrid. Es lo menos que se puede esperar ante estos dislates y corruptelas. No obstante, me indica la fuente, que los contratos, una vez más, son legales. Hecha la ley, hecha la trampa. PD.: En realidad este post debería titularse ¿ES ACEPTABLE EN POLÍTICA CAMBIAR DE NORMA ÉTICA SEGÚN SEA LA TENDENCIA IDEOLÓGICA DE LA PERSONA A LA QUE SE LA APLICAMOS?. Lo siento por la truculencia. La primera parte es una noticia real y la segunda parte (en la que no cito a mi fuente) está inspirada en la actuación de la empresa Aúpa en Rivas Vaciamadrid. Los datos citados se corresponden con los que hay en el juzgado de Arganda del Rey, en el proceso abierto en el que se encuentran involucrados, entre otros, Tania, su padre y su hermano. Disculpadme por el recurso que he empleado.

    Hace 5 años 8 meses

  7. Ana Barba

    Ni yo lo hubiera contado mejor. Nota para Juan José: yo también estoy en Ganemos Madrid desde el minuto uno.

    Hace 5 años 8 meses

  8. Antonio Luengo

    Los que leemos tus artículos sí que somos espectadores de un deporte minoritario, y menos mal que siempre es y será así.

    Hace 5 años 8 meses

  9. valentin

    Certerísimo

    Hace 5 años 8 meses

  10. Olga V. G.

    No sé por qué todo debe traducirse en lucha por el poder. Prefiero pensar que tiene más que ver con ajustes al poder, entre poderes. Con el aprendizaje del poder y con aprender a compartirlo. Aunque puede salir mal, claro. Es todo muy nuevo, realmente. Hay errores de principiante que deben cometerse, siempre que sirvan para aprender de ellos.

    Hace 5 años 8 meses

  11. Juan jose

    Emmanuel , es todo eso q poneid , y además uno de los impulsores de Ganemos Madrid Con esto se entiende perfectamente este articulo

    Hace 5 años 8 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí