1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

CONVERSACIONES CTXT / PABLO IGLESIAS (I)

"Podemos está por encima de mí, de Errejón y de cualquier otro compañero"

ctxt Madrid , 22/03/2016

<p>Pablo Iglesias durante la entrevista</p>

Pablo Iglesias durante la entrevista

Rosa Muñoz

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Como Podemos, Pablo Iglesias tiene al menos dos almas. En la distancia corta es un tipo tímido, pausado, bien articulado, culto sin llegar a la pedantería --aunque a ratos se pone un poco cursi, no llega a caer en la novela rosa. Se diría que este Iglesias profesoral es una persona distinta a la fiera corrupia que se zampaba a los más agresivos contertulios televisivos de Intereconomía o La Sexta, muy diferente del tribuno que un día lanza cal viva contra las bancadas socialistas para luego susurrarle a Pedro Sánchez “solo faltamos tú y yo”.

Esta multiplicidad de personalidades resume también la montaña rusa existencial en la que vive Podemos, un partido-niño formado por mil mareas, orígenes, corrientes: comunistas gramscianos de la vieja IU, activistas de la PAH, populistas criados en Laclau y curtidos en asesorías peronistas y bolivarianas, humildes indignados del 15M, cristianos de base de las periferias urbanas, profesores, doctores y analistas del CEPS, En Comú, Andalucía, Guanyem…

Viviendo y muriendo de éxito a la vez, víctima y beneficiario de sus contradicciones y su indefinición asamblearia, Podemos se ha convertido en solo dos años en la gran esperanza de la izquierda europea, una vez certificada la claudicación de Syriza ante la Troika. Tras revolucionar el mapa municipal y tomar el poder en las grandes ciudades, y después de sacar cinco millones de votos el 20D, Podemos y sus confluencias viven un periodo convulso: enfrentamientos, filtraciones, dimisiones, ceses... Nadie sabe cómo acabará este enorme lío. Pero la impresión es que Iglesias ha tomado las riendas en Madrid y ha dejado desarmado a su amigo y número dos, Íñigo Errejón, al que conoció en la Facultad de Políticas de Somosaguas (Madrid) cuando él tenía 23 años y Errejón 18, y al que durante la entrevista se referirá, entre bromas y veras, con estas palabras: “Nunca ha dejado de ser el benjamín”.

Iglesias parece transformado, más conservador, mucho más cauto y conciliador. Cuando se le pregunta por el pacto con el PSOE, no pone reparos, líneas rojas, ni exigencias. Oyéndole, se diría que su estrategia pasa hoy por dos opciones que en realidad son solo una: o gobernar con el PSOE casi sin condiciones, o repetición de elecciones sin dejarse culpar del adelanto.

El líder de Podemos (Madrid, 1978) llega puntual a la sede de CTXT para una conversación de una hora con miembros del consejo editorial y la redacción --Miguel Mora, Soledad Gallego-Díaz, Ignacio Sánchez-Cuenca, Mónica Andrade y Willy Veleta-. Va acompañado por un séquito de cuatro jóvenes asistentes que no se despegan del móvil. Tiene ojeras y mala cara: un reciente cólico nefrítico, provocado, explica, por una pequeña piedra en el riñón que todavía no ha expulsado.

Es martes 22 de marzo, y hace solo un rato que se han producido los atentados de Bruselas. A mitad de la hora pactada, Iglesias y los suyos tienen que salir corriendo para acudir al homenaje a las víctimas organizado por el ayuntamiento madrileño. Poco después, completamos la entrevista por el móvil: más de 100 minutos, que publicamos de forma íntegra, dividida en cuatro bloques: Pablo, según Iglesias; La crisis de Podemos; España, pacto o elecciones, y ¿Otra Europa es posible?

Dada la extensión, digna de Jot Down, ofrecemos la conversación en dos entregas.

Esta es la primera.

 

BLOQUE 1. PABLO, SEGÚN IGLESIAS.

"Soy prácticamente un italiano. Mi cabeza política se hizo en Italia" 

 

¿Querría explicar en cinco o seis frases quién es Pablo Iglesias?

Soy tímido, aunque no lo parezca. Amante de una cierta soledad para leer, para ver películas, para ver series. Al mismo tiempo con una enorme pasión para las cosas. Necesito la pasión para hacer cualquier cosa. Con mucha pasión por aprender, y con mucho que mejorar. Fundamentalmente, un tipo sencillo. Una de las cosas que más me gustan es cuando la gente que acaba de conocerme me dice: ‘Hostia, eres un tipo bastante normal’.

Más normal de lo que parecía en la tele…

Claro, ese contraste sorprende a mucha gente. Una cosa que me han dicho y que me encanta es: ‘Ganas mucho en la distancia corta’.

¿Qué recuerdos tiene de la infancia? ¿Se siente soriano?

Sí, sí. Decía Rilke que la patria de uno es su infancia, y mi patria tiene una localización geográfica muy clara, que es Soria. Yo pasé en Soria desde los 2 años hasta los 13.

¿Eso curte, no?

Sí, claro, se pasa frío. Pero para ser niño Soria es una ciudad maravillosa. Yo iba por ahí con mi bicicleta tranquilamente. Toda la memoria sentimental de mi infancia está asociada a lugares de Soria. Si la patria de uno es la infancia, Soria es mi patria.

Después de Soria vino a Madrid, y estudió de todo… ¿Le enseñaron todo lo fundamental para ser político en la universidad y los másteres, o es un trabajo más duro de lo que pensaba?

Yo creo que es un trabajo como otro cualquiera, que no debería ser una profesión, sino una actividad a la que uno dedica un cierto tiempo. Es una actividad además que tiene que practicar gente con perfiles muy distintos. A mí me encanta estudiar. Las dos cosas que más me han gustado en la vida es recibir clase y dar clase. Supongo que eso me ha hecho aprender cosas que luego me han sido útiles en la política, pero la experiencia práctica no la sustituye nada. En estos dos años he aprendido una barbaridad y sigo aprendiendo mucho.

¿Más que leyendo?

Hace poco volví a releer El Príncipe, que lo había leído antes dos veces por lo menos. Es curiosísimo que al leerlo al mismo tiempo que estás practicando la política, cambia completamente… Recuerdo que tenía los subrayados originales míos, y en los nuevos prestaba atención a otros elementos. Supongo que eso tiene que ver con practicar la política de manera tan intensa y directa...

¿Maquiavelo tenía más razón de la que pensaba?

No es tanto más razón, sino que en realidad lo que está escribiendo Don Nicolás es un manual con un enorme sentido práctico. Maquiavelo no es un erudito metódico. Como diría Gramsci, es un hombre de acción. Está siempre pensando en la acción, y logra aislar la política como disciplina de otro tipo de consideraciones. Es impresionante el enorme sentido común de las reflexiones del libro, incluso cuando es un tipo del siglo XVI que está pensando en las repúblicas y en los Estados italianos, que es lo que tiene a mano, tomando las experiencias de la Roma y la Grecia clásicas... Han pasado muchas cosas en estos 500 años, y aun así tiene reflexiones magníficas.

¿Le da tiempo a leer la prensa cada día? ¿Lee papel o solo Internet?

Leo los dosieres que me prepara el equipo.

¿Los clippings, en papel grapado?

Depende, si lo puedo imprimir lo imprimo y lo grapo. Si no, lo leo en el ordenador, o los días que tengo que salir muy temprano lo leo en el teléfono. En esos dosieres viene un resumen con una sección de artículos de opinión que me prepara el equipo. La verdad es que leo más prensa que nunca, esa selección me hace leer artículos muy valiosos.

¿Le ponen artículos de CTXT?

Sí, de vez en cuando. Algún editorial malvado vuestro he leído, en el que nos dabais caña. Luego están algunos imprescindibles. Uno de los articulistas que nunca falla, lo digo siempre, es Enric Juliana. Para mí, el análisis diario de Juliana es como ir a misa para la gente de comunión diaria.

Albert Camus decía que un país vale lo que vale su prensa. ¿Cómo ve la situación de los medios en España?

Era bastante cruel Albert Camus al decir eso con muchos países. Un político profesional solo puede hablar bien de la prensa. Punto y final.

Pregunta un lector: ¿Cree que su política, de tan buen e infinito trato con los medios, está siendo efectiva?

Es inevitable. Yo creo que la política, entre otras cosas, es una definición de la realidad. Nunca ha estado la política tan mediatizada por los medios como ahora, y mira que llevan décadas con eso. Seguramente los medios son el terreno fundamental de la política, y eso tiene que implicar mucho tiempo y muchas técnicas para que la comunicación funcione. Eso es así desde hace mucho tiempo, pero yo diría que cada vez más.

Y hace falta tragar mucha quina, imagino.  

Eso es inevitable. Recuerdo un político conservador, con el que hablaba en el Parlamento Europeo, que me decía: “Mira, esto que hacemos nosotros consiste en levantarse por la mañanas y que te sirvan un plato con un sapito, y a ese sapito le tienes que echar sal, le tienes que echar pimienta… lo que quieras, pero te lo tienes que comer todas las mañanas…”. Y eso es así.

Manolo Monereo ha escrito en Cuarto Poder que hay una cacería organizada por PRISA y los poderes financieros para acabar con Podemos. ¿Cree que es cierto? ¿Se siente acosado?

Monereo es un sabio, es uno de los intelectuales de la izquierda más lúcidos, y con muchísima experiencia. Creo que en los últimos artículos y también en este señala algunas de las claves de lo que está ocurriendo.

Hay un personaje en The Wire que dice “This is the Game!”, y efectivamente este es el juego en el que estamos; y es lógico que a nosotros nos den caña, es parte de las reglas del juego.

Por cierto, usted y Juan Carlos Monedero llevan años ejerciendo de periodistas / analistas y presentadores. ¿Aprendieron de Beppe Grillo? ¿No le parece una forma de intrusismo que un líder político haga periodismo?

En realidad a mí, desde que empezamos a hacer La Tuerka, me entusiasmaba dirigir y presentar una tertulia que siempre ha querido tener un estilo diferente al de las tertulias convencionales o al de otras tertulias, ni mejor ni peor, simplemente diferente. Creo que tanto La Tuerka como Fort Apache se han ganado un enorme prestigio por eso, hasta el punto de que nos han dado premios en facultades de Periodismo... Eso es un honor y al mismo tiempo un placer; si alguien se ha sentido ofendido por el intrusismo, nosotros lo hacemos desde mucho antes de que existiese Podemos, nos entusiasmaba hacerlo, y nos sigue entusiasmando...

Pablo Iglesias durante la entrevista

Pablo Iglesias durante la entrevista

En el artículo que publicó en New Left Review en julio del año pasado hablaba de “el pueblo de la televisión”. ¿Cómo puede un tipo que ha estudiado en Cambridge y Suiza ser tertuliano en Intereconomía?¿Es su personaje político un producto de la TDT y las tertulias?

En realidad en Intereconomía había días en los que no se discutía mal, más o menos te dejaban expresarte. Pero para nosotros era una cuestión fundamental: habíamos llegado a la conclusión de que los medios de comunicación, y en particular los formatos de las tertulias políticas, eran el instrumento fundamental para generar imaginario. Nos habíamos dado cuenta de que el estilo que nosotros manejábamos en la universidad, cuando dábamos charlas o hacíamos seminarios, se alejaba mucho de las técnicas a través de las cuales se informaba o formaba la opinión. Intentamos ser rigurosos y amenos, sabiendo que las técnicas de la comunicación se basan en el mundo audiovisual y que teníamos que intentar manejar esas técnicas, siendo al mismo tiempo rigurosos. Intereconomía, La Sexta Noche y Las Mañanas de Cuatro fueron como un entrenamiento. Recuerdo muchos de esos debates con muchísimo cariño. Y debatiendo en Intereconomía conocí a gente muy valiosa. A Javier Nart, que ahora es eurodiputado de Ciudadanos y es un hombre maravilloso, al que quiero mucho, lo conocí en El Gato al agua; al señor Alejo Vidal-Quadras, con el que me separan muchísimas cosas a nivel ideológico pero que me parece un hombre inteligente, también. Y también allí fue la primera vez que escuché debatir a Francesc Homs, de Democràcia i Llibertat. Allí aprendí muchas cosas...

En aquel artículo, analizaba “la incipiente crisis del régimen postfranquista, enfangado en la corrupción y la recesión económica, y las oportunidades que ello ofrece a una formación política popular que movilice el descontento social de los indignados…”. ¿Cree que han aprovechado esa situación y están haciendo todo lo posible para mitigar ese descontento? ¿No cree que el “régimen” está todavía muy vivo?

Efectivamente, nos enfrentamos a adversarios poderosísimos que están acostumbrados a ganar siempre, incluso cuando parece que no han ganado a veces ganan también, pero el juego es así. De momento, lo que hemos conseguido creo que nadie se lo podía imaginar, creo que las élites nunca vieron un actor con las capacidades que ha demostrado Podemos. Eso no quiere decir que a partir de ahora no vaya a ser difícil, es más, va a ser mucho más difícil, cada vez va a ser más difícil y yo creo que eso se nota. Nosotros fuimos capaces de patear el tablero, de reponernos y salir muy reforzados de ataques muy agresivos. Me acuerdo perfectamente de lo que me preguntaban en las entrevistas en octubre o noviembre, y creo que tuvimos un resultado electoral espectacular. Pero eso no cambia que la situación económica del país es difícil, que el poder de las élites es enorme, que nosotros podemos sufrir el desgaste de nuestras contradicciones y que la política no termina de... Es extremadamente complicado. Bueno, pues tendremos que adaptarnos y seguir combatiendo, haciendo eso que pedía Gramsci: “Necesitamos toda la fuerza, toda la inteligencia y toda la ilusión en un combate que es difícil y donde el adversario siempre es muchísimo más poderoso”.

Eso recuerda un poco al Atleti del Cholo Simeone, una especie de tercera vía insumisa y solidaria contra la bipolaridad... deportiva y política.

Siempre me ha entusiasmado el Cholo Simeone y su Atlético de Madrid por eso. Es un equipo con menos recursos deportivos que los grandes y sin embargo con una enorme pasión y un estilo muy descarado y muy disciplinado al mismo tiempo. Y probablemente por eso el Cholo ha conseguido colocar a su equipo al nivel del Real Madrid o del Barça, y eso a mí me gusta. Me gusta su carácter.

Uno de sus lemas es "No consuman". Hay un video de 2013 en el que usted dice que le indigna que IU aceptara una consejería de Turismo en Andalucía y no exigiera un telediario. Eso son las cuotas de la RAI... Y añadía que en Turismo solo se podía crear empleo…

En aquella época podía decir lo que me diera la gana, no había consecuencias en lo que decía. Ahora tendría que ser mucho más prudente. Pero básicamente la idea que pretendía transmitir es que si haces política y vas a gobernar, quizá tenga sentido, sobre todo si lo vas a hacer desde una posición de debilidad, intentar intervenir en aquellas áreas que son más importantes y donde realmente se pueden lograr cambios en la vida de la gente o en la construcción del relato, que es una cosa fundamental en política. Y eso lo sigo pensando.

¿En un hipotético acuerdo de gobierno con el PSOE, incluirían una reivindicación de ese tipo? ¿Controlar los informativos?

Pero no necesariamente para que estuviéramos nosotros. Nosotros tuvimos un debate sobre si gobernar o no con el Partido Socialista y al final todos tuvimos claro que si gobernamos, gobernamos. Si vamos en serio, vamos en serio. Y eso quiere decir que asumimos todas las contradicciones, todos los problemas, que podremos hacer cosas mal, que nos van a dar duro… Pero que no vamos a hacer esto a medias. Gobernar implica asumir responsabilidades de gobierno y asumirlas en muchos ámbitos, las que puedan ser aparentemente más sencillas y más inocuas pero las más importantes también. Yo creo que eso forma parte del estilo de Podemos desde el principio. No nacimos para ser una fuerza política testimonial o subalterna, sino para intentar ganar. A veces lo conseguiremos, a veces no, haremos cosas bien y cosas mal, pero desde el principio nuestra mentalidad ha sido ganadora. Creo que esa es una de las cosas que explica también la caña que nos dan. Hemos sido y somos muy osados y muy descarados, y es lógico que quien lleva muchos años en esto diga: pero bueno, ¿qué os habéis creído? Seguramente, si no hubiésemos sido así, no estaríamos donde estamos.

Hablemos de Italia, ¿qué aprendió allí?

Estuve primero de Erasmus cuando estudiaba cuarto de Derecho. Ese viaje me cambió la vida, también políticamente. Podría decir que políticamente soy un italiano, en Italia hice mi cabeza para pensar la política. Después he estado muchas más veces para viajes más cortos, y en 2007 estuve seis meses redactando mi tesis doctoral en Florencia… El Erasmus lo hice en Bolonia. Era muy importante políticamente, con una histórica alcaldía del Partido Comunista prácticamente desde después de la Segunda Guerra Mundial… Bologna La Rossa, la capital de la Emilia Romagna… Esos lugares tan importantes para el desarrollo italiano. Allí aprendí muchísimo.  

¿Conoció los centros sociales? ¿Leyó a Gramsci y a Agamben, a los que tanto cita?

Cuando llegué era militante de las Juventudes Comunistas, con todas sus cosas bonitas y sus encantos. Era una organización muy clásica, muy dogmática, y además no era muy habitual entre los cuadros de las juventudes tener una formación cultural amplia. Había excepciones, en aquella época conocí a Manolo Monereo, y desde entonces le empecé a admirar muchísimo. Italia era otro planeta. Cuando vi los centros sociales, cuando vi las librerías, cuando me empecé a adentrar en las historias de los movimientos sociales de los años 70… Se abrió otro mundo. Allí conocí a amigos con los que después he coincidido en Podemos: a Gemma Ubasart, que también estaba de Erasmus. Allí empezaron una serie de lecturas, aprendí un idioma que no tiene la misma utilidad que el inglés... Pero para la política saber italiano marca la diferencia. Poder leer Il Manifesto, La Repubblica, tener acceso a unos textos que solo están en italiano… Italia tuvo mucha influencia sobre algunas generaciones de activistas madrileños y de otros lugares, y seguramente tiene mucho que ver con la forma en la que se hizo Podemos.

¿Estaba en Génova cuando sucedió la masacre de la Escuela Díaz?

Estaba en el autobús volviendo a España, era uno de los portavoces del Movimiento de Resistencia Global de Madrid, y como hablaba italiano estuve en la avanzadilla. Fue un movimiento que analicé con muchísimo detalle en mi tesis doctoral. Hice una versión de la tesis, que es ‘Desobedientes’, que cuenta aquello con mucho detalle... 

Un inciso. Willy Veleta quiere saber con quién va a ver el nuevo episodio de Juego de Tronos

Es un secreto que me voy a llevar a la tumba.

¿Con el Rey? ¿Con el Rey emérito?

No lo puedo decir. ¿Te imaginas? Los dos en un sofá tapados con una manta...

¿Usted cree que Jon Snow… sí o no? Sin hacer spoiler...

A mí me encantaría que sí. Leí en la prensa que tenía contrato, así que eso me hace soñar con que se salva, pero no tengo ni idea de lo que pasará.

 

Bloque 2. ¿CRISIS, QUÉ CRISIS?

"Nadie es imprescindible en Podemos, tampoco sobra nadie"

 

¿Hace cuánto tiempo que conoce a Íñigo Errejón?

Nos conocimos cuando yo empecé a estudiar la segunda carrera, en Políticas. Nos llevamos cinco años. Yo tendría 23 y él 18.

Él era un benjamín entonces.

En realidad nunca ha dejado de serlo... 

Un lector pregunta si son conscientes del tirón social que tiene la dupla Pablo Iglesias-Errejón. Y añade: ¿Qué aporta cada uno a Podemos? 

En Podemos todos aportamos y Podemos no se explica por una, dos o cuatro personalidades. Eso es importante. Incluso en una fuerza política como la nuestra en la que el liderazgo fue desde el principio un instrumento político imprescindible. Ahora hay una coralidad y una necesidad de recuperar el protagonismo de la gente que yo creo que nos debería hacer pensar que Podemos no es el resultado de una, de dos, de cuatro personalidades y de cómo se relacionan. En este caso Íñigo y yo hemos trabajado juntos muchísimos años y ha habido una compenetración intelectual enorme. Hemos hecho muchas cosas juntos, probablemente no haya nadie con quien yo haya firmado tantos artículos académicos como con Errejón. Aun así Podemos está por encima de mí, por encima de Íñigo y por encima de cualquier otro compañero.

¿Cómo definiría sus visiones políticas respectivas? Se dice que Errejón es más peronista, amante del populismo latinoamericano, y que usted sería más un comunista. ¿Responde a la realidad o es esquemático?

Son etiquetas que facilitan la literatura, la manera en que se puede construir un relato, las explicaciones de las cosas. En realidad la formación intelectual del primer grupo de personas de Podemos tiene que ver con una práctica colectiva en la que nos pudimos especializar en diferentes cosas y en la que hay una serie de elementos comunes que nos definen como grupo. Por una parte, el interés que todos teníamos en los fenómenos latinoamericanos, por otra parte nuestras experiencias militantes en movimientos sociales, colectivos de la izquierda radical, y a partir del 15M, a través de la discusión que introdujimos en La Tuerka, una reflexión muy coral en la que participamos muchos sobre las posibilidades de intervención política en España. Todo eso, marcado por nuestro trabajo. Asesoramos a IU, yo estuve después en Galicia con Alternativa Galega de Esquerda. Todas esas experiencias, unidas al hecho de que yo había conseguido abrirme un hueco en los medios de comunicación, nos permitieron lanzar una apuesta política, que fue Podemos. Las etiquetas que tratan de identificar ideológicamente a todos y situarnos para ver quién está más a la izquierda, quién es más moderado… Se producen porque facilita la lectura, el relato. Pero son demasiado esquemáticas para entender cómo pensamos. Lo mejor para entendernos es leer lo que producimos y lo que escribimos, los diálogos entre nosotros...

¿Cuántas almas hay en Podemos, cuáles son las corrientes? Comunistas, anticapitalistas, populistas, indignados del 15M, asociados a CEPS, cristianos de base… 

Hay una multiplicidad de posiciones y de historias personales y de biografías, pero en Podemos, por suerte, de momento, no diría que hay diferentes corrientes o almas sino diferentes maneras de ver las cosas, en las que basculamos muchas veces nosotros mismos. Cualquiera que viera un debate en el Consejo Ciudadano o en la Ejecutiva vería cómo cualquiera de nosotros basculamos, en función de los temas y de la discusión concreta. Aunque es muy atractivo calificar con etiquetas y las categorías permiten hacer mapas que nos dan la impresión de entender mejor las cosas, sería muy difícil definir Podemos como una suma de familias políticas que se identifiquen con esas etiquetas. Creo que los elementos fundamentales de Podemos los compartimos todos y que luego en las cosas que podemos discrepar, no discrepamos como grupos organizados, sino como individuos; y eso es positivo.

¿Qué ha pasado en estas últimas semanas, qué balance hace de lo que ha ocurrido en el partido?

En política a veces hay que hacer cambios, mejoras. Esos cambios a veces son difíciles y tienen consecuencias difíciles o incluso desagradables. Pero son imprescindibles. A mí como secretario general me corresponde tomar una serie de decisiones. A veces son muy agradables, divertidas de tomar, y otras son difíciles y desagradables pero no menos necesarias para que vayamos haciendo las cosas mejor. En el caso de una política tan nueva, en una fuerza política en la que el cariño y el amor entre nosotros ha sido tan determinante, seguramente cualquier cambio, cualquier decisión difícil se acusa más. Pero eso forma parte de lo que somos y a mí me gusta que seamos así. Que a nosotros se nos note la tristeza cuando tomamos una decisión difícil en lugar de una sonrisa mal dada creo que habla bien de nosotros.

Pablo Iglesias durante la entrevista

Pablo Iglesias durante la entrevista

¿Diría que ha sido una crisis, una fractura, una implosión, una pre-refundación? ¿O un golpe de mano de la Secretaría General?

Diría que es un cambio que recoge una tendencia que es necesaria. Se lo decía a los secretarios de organización cuando hablaba con ellos, les decía que el modelo organizativo surgido de Vistalegre fue seguramente imprescindible para esa etapa pero que ahora toca abrir una etapa nueva, una etapa en la que necesitamos más protagonismo de los territorios, de los círculos, una etapa distinta a aquella en la que teníamos que construir un partido a toda velocidad y afrontar una serie interminable de procesos electorales que eran difíciles. Ahora ya somos otra cosa, estamos mucho más consolidados y creo que toca recuperar un tono organizativo distinto que apueste de manera inequívoca por el protagonismo de la gente y de los círculos. Por eso creo que si el Consejo Ciudadano tiene a bien respaldar la candidatura de Pablo Echenique para ser secretario de Organización, creo que él va a encarnar de manera perfecta ese cambio de tono.

Empleó un tono muy duro en el comunicado de la destitución de Sergio Pascual, en el que algunos han visto un tufo al viejo PCE. Quizá sus votantes echan de menos un poco de autocrítica. ¿Qué errores cree haber cometido desde el 20D? ¿Es consciente de haber cometido errores?

Seguramente sí. Cualquier error político que cometa la organización yo lo tengo que asumir como propio. La crítica y la autocrítica son fundamentales. Muchas veces nosotros, y yo en particular, no somos capaces de comunicar con eficacia. Eso implica un manejo de los tonos y de los registros con los que, a veces, acertamos, y con los que, otras, no acertamos. Eso está muy bien verlo, y cuando te das cuenta de que lo podíamos haber hecho mejor, pues tratar de mejorarlo.

Para ser concretos ¿está hablando de la cal viva y del beso a Pedro? Me refiero al tono...

No necesariamente... En los debates parlamentarios los tonos son duros. Hay que recordar las cosas que se nos dijeron a nosotros. Pero es verdad que muchas veces los tonos pausados y calmados son más eficaces que los tonos más duros. Eso es una cosa que también se va aprendiendo con el tiempo. No es menos cierto también que nosotros estamos donde estamos precisamente porque a veces supimos mantener un tono duro. Mientras el cinismo campaba a sus anchas en los discursos políticos, nosotros fuimos capaces de hablar políticamente del dolor. De decir que mientras estamos hablando aquí, hay gente que está sufriendo mucho, gente a la que están echando de sus casas y gente que lo está pasando muy mal. Pero la política también es el arte de la modulación, y la clave es saber encontrar en cada momento el tono que funciona mejor. 

Ha dicho antes que tenía mucha complicidad con Errejón. En pasado. ¿Teme que acabe yéndose del partido?

No lo creo. Del mismo modo que nadie es imprescindible en Podemos, tampoco sobra nadie en Podemos. Estoy convencido de que todos, en este proceso y en este camino, seguiremos aportando lo mejor de nosotros mismos. 

¿Qué errores ha cometido Errejón? 

Yo creo que Íñigo lo ha hecho bastante bien. Es una magnífica cabeza, es un magnífico intelectual que además practica la política, es un intelectual útil, con el que ha habido una gran complicidad. Y estoy convencido de que la colaboración intelectual y política con Íñigo y con todos los demás compañeros, con Carolina Bescansa, Rafa Mayoral, Pablo  Bustinduy… con todos los compañeros con los que trabajo va a continuar, porque además es un elemento imprescindible dentro de Podemos. La política también tiene fases, tiene épocas, y todos estamos madurando mucho: estas semanas en las que han ocurrido décadas, estos meses en los que ha pasado tanto tiempo en España, nos han hecho madurar. Lo que estamos viviendo son momentos de maduración que pueden tener sus puntos dolorosos pero creo que nos van a sacar mucho más fuertes y mucho más eficaces. Nosotros, al fin y al cabo, hemos tenido que hacer en dos años lo que otros han podido hacer en diez o en quince. Es lógico que eso implique ciertos momentos traumáticos, es normal.

Emmanuel Rodríguez ha escrito en Diagonal que los dimitidos del Consejo Ciudadano y otros errejonistas llevaban meses negociando con el PSOE y C’s una moción de censura contra el PP en la Comunidad de Madrid. ¿Usted lo supo? 

Yo hablé con José Manuel López (líder de Podemos en la Asamblea de Madrid), que me transmitió esa posibilidad, y le dije que era, evidentemente, una posibilidad interesante, que era una cuestión enormemente importante que teníamos que debatir con calma, que de alguna manera revelaba una contradicción de Ciudadanos, que ante la posibilidad de un gobierno distinto en la Comunidad de Madrid daba la impresión de que prefiere al Partido Popular. Es una opción que hay que pensar y efectivamente sí me han transmitido que es algo a lo que estaban dando vueltas...

¿Y eso lo hizo un grupo afín a Errejón sin su conocimiento? 

En ningún caso. De hecho, en el Parlamento no se funciona por grupos ni por corrientes. En todos los parlamentos se funciona orgánicamente como grupo parlamentario y evidentemente tienes que informar, y las decisiones las toma el Consejo Ciudadano, como no podría ser de otra manera.

Hablemos de las confluencias. Las relaciones con Galicia, Valencia y Catalunya no parecen demasiado fluidas...

Yo creo que en esos tres lugares el resultado electoral de los encuentros, que en cada sitio han tenido matices diferentes, han sido buenos. La unión de Podemos con otros actores políticos, tanto en Cataluña como en la Comunidad Valenciana como en Galicia ha producido resultados electorales espectaculares. En Cataluña, al igual que en Euskadi, donde íbamos solos, hemos sido la primera fuerza política, y en la Comunidad Valenciana y en Galicia, igual que en Madrid, en Canarias, en Navarra y en Baleares, donde íbamos solos, hemos sido segunda fuerza. Creo que las cosas van bastante bien y hay bastante satisfacción por parte de todos los actores respecto a cómo han funcionado esas confluencias, y estoy convencido de que se repetirán. Hay una relación en algunos casos de verdadera amistad, por ejemplo, con Yolanda Díez en Galicia, es amiga mía desde hace muchos años, políticamente nos entendemos muy bien, con Xosé Manuel Beiras me entiendo muy bien, con Mónica Oltra me entiendo de maravilla, así como con los compañeros catalanes...  Creo que las cosas han funcionado muy bien.

Gerardo Tecé, desde Sevilla, le pregunta: Cataluña y Andalucía han sido tradicionalmente las grandes bolsas de votos que han llevado al PSOE al Gobierno estatal. Parece claro que son las mismas bolsas de votos que Podemos necesitaría para no ser acompañante, sino cabeza de cartel. En Cataluña las cosas les van bien, pero en Andalucía, que es el lugar donde el paro y la desigualdad pegan más fuerte, un lugar que teóricamente debiera ser terreno sembrado para Podemos, están muy, muy lejos del PSOE. Les doblaron en voto en las generales. ¿A qué se debe?

A la estructura social de España. Aun así, lo que nosotros hicimos en Andalucía es increíble, en las elecciones de marzo tuvimos más del 14% y en las elecciones generales, en torno al 17%, ¡en Andalucía! Es verdad que nuestro voto se ha concentrado, como históricamente el voto del cambio en España, en las grandes ciudades y las periferias, en zonas más industrializadas. Aun así, el resultado en Andalucía, para lo que es la estructura social de este país y de Andalucía, es impresionante. Es un desafío mejorarlos. Teresa Rodríguez tiene muy claros los pasos que tenemos que dar para seguir avanzando en Andalucía y ganar. El análisis de Gerardo es correcto: para el Partido Socialista fueron fundamentales esos dos bastiones simultáneamente, Zapatero no hubiera ganado sin contar los resultados en Cataluña y en Andalucía. En Cataluña parece que ahora la fuerza hegemónica somos nosotros y en Andalucía va a costar un poco más pero creo que estamos trabajando en la buena dirección.

 

 

Como Podemos, Pablo Iglesias tiene al menos dos almas. En la distancia corta es un tipo tímido, pausado, bien articulado, culto sin llegar a la pedantería --aunque a ratos se pone un poco cursi, no llega a caer en la novela rosa. Se diría que este Iglesias profesoral es una persona distinta a la fiera corrupia...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

39 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Marcelino Cotilla Vaca

    Estimado Sr. Iglesias: Nunca he creído en usted. He dudado, sí. Dudé de que fuera de verdad diferente. Me inscribí a Podemos, pero supe, a tiempo, no votaros. La abstención responsable, que he practicado en esta monarquía injusta y antodemocrática a la que ahora también participáis volviendo a aludir a la famosa "responsabilidad de estado" ´(¿qué estado? el mío no), me salva como me salvó siempre del PSOE corrupto con el que ahora pactáis, también de vosotros. Mi inspirador es siempre García Trevijano. El olor del poder es demasiado sugerente. No sois traidores como Tsipras porque ni siquiera dijisteis que romperíais como él. Ni a traidores llegáis. Solo a mediocres, a cantamañanas. La historia os olvidará como a todos los corruptos y a los partitocráticos pseudoprofetas. Hasta nunca, yo me desapunto (si es que alguna vez estuve apuntado).

    Hace 6 años 5 meses

  2. Nicolás Alfonso

    Un “gobierno a la valenciana” con Pablo Iglesias de Vice, sería una bicefalia insoportable para gobernar, los constantes desacuerdos de ver quien manda a sus ministros; lo que quiere el Presidente y lo que quiere el Vice; en fin, desde el primer momento Iglesias puso de manifiesto que tendría que ser Vice para vigilar que Sánchez cumpliera con el programa de gobierno. La única posibilidad que veo para esa coalición es que Iglesias renuncie a cualquier cargo de ese Gobierno, pero eso sí manteniendo los ministros que acuerden y el permanecer como Secretario General de Podemos sin entrar a formar parte del gobierno (otros Partidos funcionan así). El carácter autoritario de Iglesias no le permitiría asumir que es segundo de algo y ocurrirían constantes desacuerdos, constituyendo un equipo ingobernable que prontamente se declararía en crisis.

    Hace 6 años 5 meses

  3. Inmaglez

    El hecho de que se cese a un político no debería inquietarnos. A mí me I quieta el inmovilismo y el que un líder no tome medidas cuando así lo considera preciso. El desbarajuste organizativo de PODEMOS en determinados territorios era notorio y no se tomaban medidas. Quizá era el momento de un cambio y Pablo ha tomado uba decisión que muchos considerábamos necesaria. Supongo que Iñigo, persona inteligente y reflexIva, habrá decidido tomarse un tiempo antes de hacer declaraciones, lo que demuestra su capacidad y su templanza políticas. No veo el problema por ninguna parte y espero que haya una mejora importante en la organización.

    Hace 6 años 6 meses

  4. Ernest

    Cuando se anteponen los derechos humanos a qualquier acción ya sea política o social, da como resultado un ser humano tan inmenso como el Sr. Iglesias, antes de analizar al político hay que ver los Forts Apaches y la tuerkas anteriores a Poedmos para corroborar que no hay ni un ápice de desviación en su pensamiento y en su acción, por supuesto que Podemos es la suma de lo mejorcito que se ha podido reunir de la inmensidad de nacionalidades que tiene este país mascrado por el fascismo. Y ahí estamos. Lo que no puede llegar a comprender es como gente que se cree culta y defensora de los derechos humanos a ultranza pueden criticar con tanta saña a lo único que en este país llamado España vale la pena. Porque criticar es imprescindible ya que sin ello no se avanza. Pero la crítica destructiva realmente sólo sirve para destruir no para avanzar y llenar de ponzoña y de desconcierto a muchos que no saben dilucidar ante verborrea tan potente a la hora de destruir, tan sólo pensando en intereses con nada tienen que ver con convertir a este país llamado España en lo que debería ser un vergel de vida y de alegría. Y no en la tierra que ha convertido la caverna: un cementerio lleno de gente sin recursos que se suicida por motivos realmente paliables con políticas un poco menos austeras y más sociales. Deteninedo a los usurpadores de lo público con una justicia justa y una política social defendiendo los derechos humanos a ultranza. Concluyendo: Gracias compañeros por el esfuerzo y el compromiso a sabiendas de que sus vidas iban y están en el filo de la navaja. Y en especial a Don Pablo porque es el que más expuesta tiene la cara ante tanto filibustero pidiendo su cabeza.

    Hace 6 años 6 meses

  5. Antonio

    Ya estoy harto de idolatrías. Aquí de cualquier cosa hacemos una teología. Podemos no lo puede hacer peor de lo que lo está haciendo.

    Hace 6 años 6 meses

  6. Patricia

    No contesta EN NINGÚN MOMENTO ,que pasó con Errejón..Todo muy bien lo de una gran mente..un gran político..mi amigo,etc..Pero que pasó Pablo Iglesias.? Yo milito en Podemos y todo muy bien..pero pq no dices claramente lo que hiciste con Errejón y pq? Que entiendo yo por transparencia ?..Seguro que es diferente a tu concepto. Creo en ti ,y en tu política,pero la desaparición de Errejón y tu ambigüedad ,no me gustan.En eso..tu actitud no me representa.. Te dan a leer de tu gabinete..opiniones como ésta ?

    Hace 6 años 6 meses

  7. DIEGO

    Hola Me gustaría responder a los comentarios de Juse. A mi me parece totalmente lógico que tengas una mala impresión de los que llamas Podemistas, me parece lógico si realmente te crees esos rumores de los que hablas y crees que piensan las ideas absurdas que has comentado, muy estúpido e ignorante hay que ser para pensar esas cosas. Sin embargo, yo no tengo esa mala impresión de ellos, por el hecho de que sé que esos rumores y esas ideas son mentiras. Pero no sé, quizás esté yo equivocado, me gustaría que nos pruebes, que nos digas dónde han escrito o dicho esas burradas de las que hablas. Creo que no es correcto acusar a alguien de que has oído por ahí un rumor que dice... o has oído en tal medio de comunicación decir que han dicho o hecho tal cosa... Créete lo que oigas o leas de su boca, no juzgues a la gente por lo que otros digan de ellos sino por sus palabras y sus acciones. Creo que es un buen consejo que te servirá para aprender a pensar por ti mismo y que no te engañen.

    Hace 6 años 6 meses

  8. Rosa

    Me ha gustado la entrevista, habló desde Sevilla Granero del Psoe, creo que hay que plantearse los pueblos para poder invertir las tornas y sigo sin entender el silencio de Errejon, pues el de momento no ha querido o podido dar una entrevista cosa que si ha hecho Pablo aprovechando su silencio...

    Hace 6 años 6 meses

  9. ANTONIO

    Esta es la nueva politica no la rancia debemos a costumbranos alos nuevos tiempo y dejarnos del clasiquismos antiguos ,,Podemos es un partido de la nueva izquierda nuevas politicas es la ilusion de los que pensamos que se puede tener un gobierno que no nos mientan y que cuando se toma una decision para que el obreros recuperen los derechos que descaradamente nos robaron el PP

    Hace 6 años 6 meses

  10. Juse

    Parece ser que según muchos de ustedes, los PODEMISTAS piensan que los terroristas siempre tienen un motivo para matar, si ponen bombas es porque los obligamos y no porque ellos quieran, para nada tiene que ver las ideas que tienen los islamIstas en la cabeza y su forma de ver el mundo. -Si atentan y ponen bombas no es porque ellos quieran, es porque otros les venden armas y claro, tienen que usarlas matando gente. -Si lapidan a sus mujeres no es porque ellos quieran ni porque tengan esas ideas en sus cabezas, lo hacen para vengarse de OCCIDENTE, además, se comenta que es el gobierno español el que les vende las piedras que usan contra sus mujeres (ellos allí no tienen piedras) -Si cuelgan a homosexuales de las grúas no es porque ellos quieran ni porque tengan esas ideas en sus cabezas, lo hacen por culpa de OCCIDENTE y además se rumorea que hay fábricas españolas que les venden las sogas que usan para colgar a los gays. Ellos en realidad son excelentes personas,sólo que les obligamos a que cometan esas barbaridades suministrándoles piedras y sogas"

    Hace 6 años 6 meses

  11. Marian Ruiz

    He disfrutado mucho leyendo la entrevista. Como votante de Podemos me siento en "buenas manos"

    Hace 6 años 6 meses

  12. ROSA

    Todos cometemos errores, lo importante es comprenderlos con humildad, aceptarlos, mejorar lo que se haga mal y seguir adelante, con pasión-ilusión y Pablo Iglesias lo hace o como poco lo intenta. Madera de lider

    Hace 6 años 6 meses

  13. Chus Jegos

    Pablo es el líder que tanto hemos buscado y que tanto necesitamos. Y debemos cuidarlo como a un bebé. Sin embargo, le atizamos a veces hasta más que los propios enemigos. Gracias compañero.

    Hace 6 años 6 meses

  14. ANGEL

    ¡Todo ruido! No hay pensamiento político

    Hace 6 años 6 meses

  15. Incrédula

    No ha contestado a ninguna de las preguntas comprometidas, solo da evasivas. Autocrítica? Ninguna, habla de fallos de partido pero no de los suyos, los que nos ha llevado donde estamos, sin un pacto de izquierdas y Errejón callado.

    Hace 6 años 6 meses

  16. Maribel

    Cada día descubro un poco más de Pablo y cada día me identifico más con el, es un político culto, inteligente, estamos poco acostumbrado a personas de su estatura política, personal y humana: puede haber problemas pero os necesitamos a todos: Errejon, Bescansa, Echenique, para llevar este "barco a buen puesto". Mucho ánimo y adelante.

    Hace 6 años 6 meses

  17. Héctor

    No veo mucha diferencia entre Podemos y el resto de partidos. Todos son partidos estatales, que no representan a ninguno de sus votantes. Esto es más de lo mismo. Escuchar a Antonio García Trevijano en Ivoox. Lo que dice sí que vale la pena.

    Hace 6 años 6 meses

  18. Luisa Esparducer Segura

    Falta una explicación seria a todos los Podemitas de lo que ocurre en Madrid. Comportarse como los partidos políticos de siempre ocultando los hechos con bellas palabras destituyendo personas, " ya no toca ". Creo que es mejor que cada parte hubiera explicado sus posiciones y ENTRE TODOS VOTAMOS Y DESTITUIMOS ....somos otra manera de hacer política Y LA TENEMOS QUE PRACTICAR...merecemos saber , opinar Y VOTAR AL RESPECTO. ....no somos niños, SOMOS MAYORES DE EDAD y queremos cambios reales desde abajo hacia arriba....empezando por nuestra organización.

    Hace 6 años 6 meses

  19. Virginia Wolff

    Ánimo Pablo. Fuiste la voz que me devolvió la ilusión de que se podía luchar por un país mejor.

    Hace 6 años 6 meses

  20. Alberto González Marcos

    El cese de Sergio Pascual me inquietó, asó como el silencio prolongado de Errejón. Pero leyendo leyendo la entrevista a P. Iglesias, estoy convencido que estamos ante un político de una una gran talla intelectual, humana y ética. Cuando se tienen esas características, los problemas terminan arreglándose. Pablo I. insiste que que es , que son personas normales. Sí y no. Son humanos, son cercanos y juntamente por eso son distintos. No veo a ningún político que piense y hable como ellos. Estamos ante algo nuevo y eso se palpa, se ve , se nota. Por eso estoy en Podemos y por eso, a la corta o a la larga, ganaremos, porque coincidimos con los nuevos paradigmas del pensamiento y actitud del pueblo llano. Esta nueva forma de de pensar, ver y vivir la política, se impondrá sobre las viejas y gastadas formas.

    Hace 6 años 6 meses

  21. Ruben

    Excelente entrevista, felicitaciones a la periodista, que preguntando y abordando absolutamente todos los temas, no ha hecho preguntas tendenciosas, o preguntas - opinión. Y gracias también, a Pablo Iglesias por contestar de una forma tan abierta y sincera. Al leerla, me he dado cuenta de que ya se me había olvidado, el placer que produce estar ante una brillante entrevista. Que pena de sociedad y momentos actuales en el que el acoso, ataque despiadado, generan cortinas de humo, y a muchas personas no les permite ver la realidad. Ansiosamente espero la segunda y tercera parte.

    Hace 6 años 6 meses

  22. Ruben

    Excelente entrevista, felicitaciones a la periodista, que preguntando y abordando absolutamente todos los temas, no ha hecho preguntas tendenciosas, o preguntas - opinión. Y gracias también, a Pablo Iglesias por contestar de una forma tan abierta y sincera. Al leerla, me he dado cuenta de que ya se me había olvidado, el placer que produce estar ante una brillante entrevista. Que pena de sociedad y momentos actuales en el que el acoso, ataque despiadado, generan cortinas de humo, y a muchas personas no les permite ver la realidad. Ansiosamente espero la segunda y tercera parte.

    Hace 6 años 6 meses

  23. Ruben Botana El Charlie

    Me acuerdo hace años cuando tras leer el gobierno de las palabras de monedero, ver la tuerka y fort apache y leer la tesis de íñigo sobre el gobierno del MAS, pensaba si estos y algunos otros, junto con alberto garzón fundaran un partido, cambiarían el estado español... y vi el streaming de pablo y alberto en el teatro del barrio y luego firmé el manifiesto mover ficha y otra vez al teatro del barrio a ver como nacía podemos... y poco mas de dos años después ha cambiado tanto, tanto, la política en el estado español, que cualquiera que lo niegue presumiría de su ignorancia o mediocridad en el análisis político... Gracias por aparecer, por enseñarnos el camino, por descubrirnos esa utopía, dando los primeros pasos que nos acerquen a ella, de la que hablaba Galeano... soy gallego y el otro día leyendo una biografía de Gramsci, me encontré con esta frase, que me encantó... "...a nosotros, incluso los movimientos pequeños nos parecen grandes porque los relacionamos con otros que solo nosotros sentimos porque los vivimos... Nos sentimos moléculas de un mundo en gestación, sentimos esta MAREA que sube lenta, pero inexorablemente, y sabemos que la infinidad de gotas que la forman, están fuertemente unidas entre si, sentimos que nuestra conciencia vive verdaderamente..." Antonio Gramsci, 13 de noviembre de 1915. Il grado del popolo... Nos vemos en la lucha, PODEMOS.

    Hace 6 años 6 meses

  24. Lute

    Echo en falta que no se pregunte, ni a Pablo Iglesias ni a otros, el motivo de destituir a Sergio Pascual pero no de pedir responsabilidades a Luis Alegre. Todavía no ha habido nadie en Podemos que lo haya explicado, ni ningún periodista (salvo Ferreras en La Sexta) que haya entrado por ese carril

    Hace 6 años 6 meses

  25. Mi nombre

    Sr. Humberto Pascual. Podemos le propuso a IU esa confluencia de la que hablas. Ellos no quisieron. Además de que IU debe dinero a los bancos, algo que Podemos no puede aceptar.

    Hace 6 años 6 meses

  26. Humberto Pascual

    Y entonces porque no te apartas tu personalmente Pablo en pos de una confluencia amplia de izquierdas de cara a las proximas elecciones generales? porque tu persona es un escollo importante para ese logro

    Hace 6 años 6 meses

  27. pilar

    Excelente entrevista. Conozco un poco más a Pablo Iglesias a la persona y al politico. Ha moderado su tono y eso me gusta. No he notado esa crisis que nos han martilleado a diario. Me parece una persona muy inteligente y con un coco bien amueblado. Yo los he votado y los volveria a votar hasta que no me demuestren que no son dignos de mi voto co mo me paso con el psoe. O sea que le digo !!!!Adelante Pablo!!!!!

    Hace 6 años 6 meses

  28. Jose A.L.H.

    Enhorabuena y gracias por todo Pablo. Y que te mejores.

    Hace 6 años 6 meses

  29. Jose García Buitrón García Buitrón

    Efectivamente, afectuoso y tierno en el trato personal. En los gestos y en la palabra. Y brusco, a veces excesivamente, en la tribuna política. Y brusco no en los contenidos, sino en algunas expresiones; pero cuando se las oigo me quedo con lo que un día contaba Monedero en una Conferencia en A Coruña. Que era un chico de barrio y le salían las formas "callejeras". Por lo demás, cuenta bien, lo que es Podemos: esa mezcla de sensibilidades no agrupadas y que tampoco están perfectamente delimitadas, ni falta que hace. Y para que alguien responda bien, con contenidos y ameno, también hace falta que alguien pregunte bien. Como el autor de la entrevista. Enhorabuena.

    Hace 6 años 6 meses

  30. charo

    Felicidades por la entrevista. Ex excelente, tanto en preguntas como en respuestas. Cada día me gusta más Podemos y su gente, con Pablo Iglesias a la cabeza. Los de arriba os tienen miedo, pero los ciudadanos nos damos cuenta y sabemos lo que nos conviene. Os animo a seguir luchando por cambiar este país.

    Hace 6 años 6 meses

  31. Carlos Bassols Romero

    Echo de menos algún comentario sobre "el posible intento de Independencia de Catalunya". Por lo demás muy interesante desnudando a PODEMOS, principalmente sobre el > del Pablo Iglesias actual.

    Hace 6 años 6 meses

  32. Marisa

    Entrevista donde se pregunta y se deja contestar. Gran entrevista, pues, del entrevistador y entrevistado. Enhorabuena

    Hace 6 años 6 meses

  33. Carlos Primero

    Excelente artículo de esta periodista que, sin dejar nada en el tintero, no utiliza los ataques habituales en la prensa del régimen. En ningún momento pregunta con afirmaciones tendenciosas y deja que el entrevistado sea libre en sus respuestas. Los indignados de la España de los saqueos estamos hartos de que se nos siga tomando por imbéciles en la mayoría de los medios de este país, que queremos y debemos cambiar. Enhorabuena.

    Hace 6 años 6 meses

  34. David

    Los poderosos tienen miedo a PODEMOS porque han salido desde abajo de la pirámide. Los ataques con contínuas mentiras hacia PODEMOS son constantes, con ellas intentan tapar la podredumbre de su régimen psicópata liberal.

    Hace 6 años 6 meses

  35. María Dolores Amorós

    Enhorabuena por el artículo y chapó por Pablo Iglesias. Sigue sin encontrarse bien tras el cólico nefrítico. No sé de dónde saca las fuerzas a la vez que una coherencia magnífica.

    Hace 6 años 6 meses

  36. Vicky

    Esperando la tercera y la cuarta parte

    Hace 6 años 6 meses

  37. Tino

    Es un placer leer una entrevista inteligente

    Hace 6 años 6 meses

  38. prego

    Palito a Colau que no la ha nombrado y cierta frialdad con Errejón. Le pide profesionalidad y ya. Por lo demás deja entrever que lo de la moción de censura en la Comunidad de Madrid va (o iba) en serio. Imagino que la tensión con P's Madrid viene de que C's ha pedido que Iglesias se abstenga a nivel Estatal para quitar el gobierno en Madrid. Iglesias se habría negado y lo saca a la luz para matar el tema.

    Hace 6 años 6 meses

  39. Cecilia

    BUENÍDIMO ARTICULO, AHORA MISMO LO COMPARTO! ES LINDO BEBER D LA FUENTE

    Hace 6 años 6 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí