1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Modelical. La persuasión de la arquitectura

Amparo Martínez-Vidal 6/04/2016

<p>Proyecto de estadio en Al-Khor, Qatar.</p>

Proyecto de estadio en Al-Khor, Qatar.

MODELICAL

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

A los arquitectos les gusta dibujar líneas. Por este motivo, los programas informáticos que construían modelos virtuales en tres dimensiones no han tenido mucho éxito hasta ahora, y las herramientas de representación bidimensional siempre han sido más populares.

BIM (acrónimo de Building Information Modeling) es la metodología más empleada por los arquitectos para generar geometrías complejas. En España todavía se sigue dibujando, en gran medida, con software clásico de delineación, pero BIM no sólo permite la visualización tridimensional de un objeto (un edificio, una joya, una lámpara, una peonza), sino que también (y al mismo tiempo) aporta información exacta sobre sus cualidades físicas y técnicas. El modelo virtual, una vez desarrollado, se puede trasladar a realidad aumentada, se puede prototipar y se puede repetir de forma exacta.

El manejo de BIM no sólo ha supuesto un avance incuestionable en el sector de la construcción. Su utilización también se extiende al ámbito de la medicina (para la realización de prótesis, implantes), del diseño industrial o de la artesanía. El artesano puede imaginar, diseñar e imprimir su obra sin preocuparse por sus limitaciones técnicas, ni por el inconveniente que supone duplicar un modelo irrepetible.

Del uso de BIM saben mucho los integrantes del equipo multidisciplinar Modelical, que se definen como "arquitectos que hacen modelos", tanto pequeños como grandes. Modelical es, hoy por hoy, uno de los pocos estudios, si no el único, especializado en arquitectura BIM de alto nivel en España. De hecho, cuando se les pregunta por un referente, contestan que no conocen a ninguno que se les parezca: por su juventud, su alcance, su grado de innovación o su nivel de especialización. Con el desarrollo de modelos BIM como leitmotiv, han inventado un sistema de iluminación modular y han diseñado estadios deportivos. El mismo sistema les permite ser transversales, es decir, amplía su ámbito de actuación hacia el interiorismo, la ingeniería. Nada les limita.

Sarai Zaballa, arquitecta y team leader, sonríe orgullosa de su participación en la construcción del estadio de Al-Bayt, en Al-Khor (Catar), una de las ocho futuras sedes de la Copa Mundial de Fútbol de 2022; aunque añade que con este proyecto han "sufrido" durante más de un año. En este caso, el trabajo con modelos les ha permitido "invertir el tiempo en tareas importantes, no en aquellas que son repetitivas y automatizables". Así es posible ser más creativo en la obtención del resultado final, algo importante cuando el objetivo que se persigue, además de la belleza, es la obtención de beneficios, para realizar una actividad sostenible a lo largo del tiempo.

Mercados extranjeros

Aunque parezca una actitud muy pragmática, esta intención adquiere verdadera importancia, sobre todo, en sus proyectos de decoración. Su principal incursión en este ámbito, Atelier MEL, es el resultado de personalizar un tapiz de módulos de vidrio con forma de flor para configurar láminas retroiluminadas en suelos y paredes.

En Modelical, que comenzó su andadura en 2010, no sólo hay arquitectos, sino ingenieros, programadores y especialistas en marketing. Ninguno de los catorce hombres y mujeres que trabajan aquí tiene más de 35 años. A las ocho de la tarde, durante la entrevista, continúan trabajando en sus oficinas de Madrid. En apariencia, la crisis no mengua la actividad de Modelical. Para Jorge Álvarez, director de Marketing, "hay que buscar trabajo allí donde se encuentre, no queremos limitarnos a nuestro pequeño reducto patrio".

Él y sus compañeros proceden de muchas ciudades, distintas y alejadas entre sí, por lo que no les resulta difícil deslocalizar su espacio de trabajo. Aun así no piensan en trasladar su centro de operaciones, a pesar de que durante el año 2015 se han empadronado en el extranjero más de 45.000 españoles en edad de trabajar, con mayor presencia en el continente americano, Francia, Alemania y Reino Unido. Según Jorge, resulta más que suficiente establecer vínculos con partners locales y realizar desplazamientos puntuales: "Las barreras tradicionales se han diluido gracias a Internet".

El 80% de las empresas de nueva creación desaparece antes de haber cumplido su primer año de vida, y el 20% no alcanza el lustro

El ejercicio de liderazgo por parte de Roberto Molinos, socio fundador de Modelical, ha sido importante en este sentido. Subraya la importancia del inglés, idioma en el que trabajan, y que refuerza la vocación internacional del estudio. Habla mientras desplaza el cursor del ratón entre dos pantallas de gran tamaño. El uso de software BIM sólo es posible con potentes procesadores, y para comprarlos se requiere una importante inversión económica previa.

Molinos parece desconfiar de subvenciones y créditos emprendedores, y argumenta que no ha solicitado ninguna ayuda para adquirir sus equipos, por no considerarlo ético ni lógico. Puede parecer un planteamiento algo conservador, pero resulta comprensible si se tiene en cuenta que, en España, el 80% de las empresas de nueva creación desaparece antes de haber cumplido su primer año de vida, y el 20% no alcanza el lustro, según los datos del INE. Lo que sí permanece después son las deudas contraídas.

En Modelical todos conocen, en mayor o menor medida, el lenguaje computacional. Aunque la informática y la arquitectura parezcan ámbitos muy diferentes, es más lo que les une que lo que les separa. De hecho, hasta comparten vocablo. La RAE contempla dos acepciones de "arquitectura": una que se refiere a las artes y a lo construido y otra que sirve para designar la estructura física y lógica de los ordenadores.

En el diccionario, el significado de arquitectura se desdibuja y, en la actual coyuntura de cambio, provocada por la crisis, el papel del arquitecto también. Esto no es nuevo. Desde el siglo XIX, los vaivenes sociales han influido en las bases de las artes y de la arquitectura: el movimiento inglés Arts and Crafts de Van de Velde dio paso al Art Noveau de Horta; la fluidez espacial y el organicismo planteados por Frank Lloyd Wright convivían, en otro continente, con las superficies perfectas de De Stijl, la vivienda racionalista de Le Corbusier o el minimalismo esencial de Mies van der Rohe.

Autodidactas de las cuentas

Pero el sentido de la arquitectura actual se cuestiona de una manera más profunda y que no sólo alude a cuestiones estilísticas. La falta de empleo en España ha motivado la necesidad de que muchos arquitectos diversifiquen, se especialicen o se formen en facetas complementarias. Jorge Álvarez asegura que "a la mayoría de los arquitectos se les ha olvidado que tienen un negocio. Deben aprender a ser mejores gestores. Y es que nadie les... nadie nos... enseña".

Hasta ahora, ha sido habitual que ingenieros y abogados coordinasen equipos de arquitectura, en el ámbito del transporte, de las estructuras, la acústica, la sanidad, en el sector inmobiliario y en el urbanismo. Pero en Modelical se apuesta por invertir la ecuación: son los arquitectos los que dirigen y enfocan el negocio. Afirman que la práctica arquitectónica necesita del marketing, igual que sucede en otras empresas, entendido como "una manera de contar bien las cosas".

Los grandes estudios son capaces de llevar a cabo proyectos significados y significantes. Pero parte de los arquitectos son contrarios al empleo de medios promocionales. En el Código Deontológico del Colegio de Arquitectos de Cataluña, se acota el empleo de la publicidad para aportar información, sin técnicas de persuasión. Esta premisa viene de lejos: se basa en que mercantilismo y la arquitectura no son compatibles.

Para el Ayuntamiento de Barcelona, el equipo ha desarrollado una herramienta informática que permite ubicar los asientos de varias salas polivalentes en tres dimensiones

¿Encaja este planteamiento en la era de las redes sociales? Para los pioneros Modelical resulta tan importante la presentación de los proyectos como el proyecto en sí. Por eso han creado un gestor de contenidos que estructura diapositivas y portfolios, partiendo de la idea de que, si sus capacidades y conocimientos se lo permiten, han de desarrollar aplicaciones que optimicen los recursos propios y de sus clientes. Para el Ayuntamiento de Barcelona, el equipo ha desarrollado una herramienta informática que optimiza la organización de eventos. Permite ubicar los asientos de varias salas polivalentes en tres dimensiones, a través de un entorno virtual, como si se tratase de un juego. Tienen el firme convencimiento de que las instituciones innovan, "quizá no al ritmo de las empresas privadas", pero con un interés creciente por las nuevas tecnologías.

Hay quien desdeña el valor del proceso frente al resultado o, lo que es lo mismo, la oportunidad de entender la arquitectura como un medio, una herramienta, y no como fin. Ellos se consideran colaboradores necesarios de ingenieros, de otros arquitectos, en un sector más propenso al reconocimiento de los estudios con nombre propio que de los despachos multidisciplinares. Es posible que recuperar el espíritu de equipo solapando las individualidades suponga una nueva y más prudente forma de hacer arquitectura. Modelical hace modelos de forma modélica, tratando de materializar un sueño proyectado no necesariamente por ellos mismos. 

A los arquitectos les gusta dibujar líneas. Por este motivo, los programas informáticos que construían modelos virtuales en tres dimensiones no han tenido mucho éxito hasta ahora, y las herramientas de representación bidimensional siempre han sido más populares.

BIM (acrónimo...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Amparo Martínez-Vidal

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

7 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Jesús A. Izquierdo

    Esta entrevista de Amparo da que pensar desde diferentes enfoques: - Desde el punto de vista empresarial este despacho profesional ha elegido un nicho de negocio poco explotado y además lo hacen bien. Es una buena estrategia. - Desde el punto de vista del marketing, la proporción 50/50 sobre el trabajo propiamente del proyecto es necesaria dependiendo de la clientela a la que te diriges. No es lo mismo buscar trabajo en el mercado internacional que en el local, por citar ambos extremos. - El BIM puede que sea el presente pero no es de uso generalizado y creo que aún se tiene que “calibrar” para que puedan acceder a esta tecnología todos los profesionales, sin importar el tamaño de la empresa. El mercado local es otro nicho de mercado importante que cubren autónomos y pequeñas empresas. Espero seguir leyendo más entrevistas sobre buenos profesionales y que se genere debate.

    Hace 5 años 7 meses

  2. Jesús A. Izquierdo

    El artículo da que pensar desde varios puntos de vista. - Modelical ha apostado por ocupar un nicho de mercado donde no hay mucha oferta por lo que tiene muchas posibilidades de éxito. Si además satisfacen las necesidades de sus clientes con profesionalidad consigen tener un buen negocio desde el punto de vista empresarial. Estrategia impecable. - La proporción 50/50 del marketing en la arquitectura respecto al trabajo en sí creo que es matizable dependiendo del tipo de clientela a la que te diriges. Un ejemplo puede ser el equipo BIG, con presentaciones espectaculares dirigidas a los grandes concursos internacionales comparado con un despacho profesional de ámbito local donde pesa más la eficacia en la gestión del proyecto que su presentación, sin quitar un ápice de profesionalidad a ambas opciones. - Por último y por prestar atención a los estudios de ámbito local, la tecnología BIM es el presente desde el punto de vista de lo que hay que hacer, porque la realidad indica que no es de uso generalizado. Esta nueva manera de trabajar tiene que tener la suficiente cintura para que no se saquen del mercado a los despachos profesionales locales que atienden el mercado más cercano. El debate está abierto. Amparo, espero leer más entrevistas sobre estos y otros temas con buenos profesionales como protagonistas.

    Hace 5 años 7 meses

  3. Jose Antonio Fernández

    Me alegra encontrarme con un artículo así en las páginas de esta revista. Gracias por indicar a un colectivo tan castigado por la crisis alguno de los caminos a tomar para afrontar un futuro inmediato. Enhorabuena.

    Hace 5 años 7 meses

  4. Amparo Martínez Vidal @amparocimbra

    Gracias por los comentarios, aunque también permito que haya voces disidentes... ;) Yo también he aprendido con esta entrevista. Con BIM desaparecen las limitaciones que imponen las diferentes escalas. El equipo de Modelical actúa en el ámbito del interiorismo y de la ingeniería... Endless challenges

    Hace 5 años 7 meses

  5. Ignacio Balanzá

    ¡Felicidades por este artículo! Personalmente me ha abierto mi visión. Veo que se están generando empresas con objetivos y planteamientos nuevos. Conocer la existencia del software BIM me revoluciona por dentro aunque en estos momento no encaje mucho conmigo. Hay algo que no llego a ver claro y es la relación de este programa con la artesanía sobretodo si se utiliza en todo el proceso del que hablas. Se perdería el fin principal del artesano en la repetición exacta de su producto. A este nivel habría que cambiarle el nombre al no utilizar sus manos en el proceso. El BIM si que puede encajar en el trabajo artesanal a nivel de diseño. Esto es solo una opinión que no me enfrenta al artículo, todo lo contrario, me estimula y creo que debería plantearse un diálogo constructivo bajo su exposición. Como he dicho al principio me sugiere otras formas de plantearse la arquitectura, donde ellos mismos controlan sus pasos, pero lo más importante es la creación de figuras nuevas como la de colaborador de otros arquitectos, ampliando las salidas de este colectivo tan castigado por la crisis.

    Hace 5 años 7 meses

  6. Ángel Cuadrado

    Muy buen articulo, Amparo! Muy interesante. Conocía a Modelical de referencias y de artículos, pero esta entrevista personal dista mucho de las que se limitan a mostrar solo los trabajos. Enhorabuena! Respecto a BIM, como recién licenciado, te puedo decir que es el gran ausente en las Universidades, ni se toca ni te hablan de su existencia. Debes hacer cursos externos en academias y desembolsar euros y euros para tener, al menos, unas nociones básicas. Como comentan much@s compañer@s NO es el futuro, es el PRESENTE. En EEUU, Reino Unido... ya exigen proyectos en BIM y aquí tardará en llegar pero llegará, ya que es un gran adelanto a CAD, controlas todo el proceso, cambios, es trabajar bajo una visión global de todo tu proyecto que otro tipo de software no permite. El cambio es complicado, más si llevas años y años con CAD (en particular, yo llevo usándolo desde la Versión R14) pero BIM es muy intuitivo y agiliza tiempo y recursos. En resumen, BIM es un cambio para ahora, no para el futuro, y un cambio para mejor.

    Hace 5 años 7 meses

  7. Antonio Flores

    Muy buen artículo y muy acertado. Una vez metes la cabeza en BIM comprendes que hasta ahora te han enseñado una herramienta obsoleta y prehistórica. Y ya no sólo porque puedes automatizar procesos, sino que al construir en vez de dibujar analizas errores de una forma ágil y no hay lugar a "inventos" que ya se solucionarán. Algunos dicen que BIM es el futuro, cuando hace años que es el presente. Y sin duda, se puede seguir dibujando líneas, tanto dentro del programa como a mano. Yo personalmente proyecto con esa dualidad, salto del papel al PC y del PC al papel.

    Hace 5 años 7 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí