1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El Hacha

Mala suerte y peor para España

Rubén Uría 18/05/2016

<p>Gabi pugna por un balón aéreo con Pablo Hernández, del Celta de Vigo, durante el último partido de Liga (2-0)</p>

Gabi pugna por un balón aéreo con Pablo Hernández, del Celta de Vigo, durante el último partido de Liga (2-0)

Ángel Gutiérrez / Club Atlético de Madrid

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Hace horas que Vicente del Bosque, por el que profeso profunda admiración, ha hecho pública su preselección para la Eurocopa. Sus consecuencias, un clásico: zurrar al seleccionador, deporte olímpico. Es así desde tiempo inmemorial. Con Clemente, con Camacho, con Luis y ahora con Vicente. También será así cuando Villar salga del sarcófago y diga eso de “que pase el siguiente”. A unos les faltan nombres, a otros les sobran. Arremeter contra el seleccionador y su lista es tentador para aficionados y periodistas que, a golpe de bayoneta calada, defienden candidaturas no electas y cuestionan méritos de los seleccionados. En el ojo del huracán, ausencias como Javi Martínez, Costa, Alcácer, Torres, Sergi Roberto, De Mata, Vitolo o Jesús Navas; y en el otro extremo, presencias como Cesc, Pedro o Bartra. El seleccionador decide. El resto de españoles, no. El debate existe: justo o injusto, merecido o no, fulano o mengano. Siempre será así. Sin embargo, conviene hacer parada  y fonda en un nombre propio del que, con total seguridad, no hablarán los medios de comunicación. Dicen que una cualidad de la justicia es hacerla pronto y sin dilaciones, porque hacerla esperar es una injusticia. Gabriel Fernández Arenas lleva cuatro años esperando que se le haga Justicia, con mayúsculas. La que merece y nunca llega. Esa que no forma parte de un arrebato forofo, ni de un capricho atlético, ni consiste en matar al seleccionador, sino que se encuentra, limpia y clara, año tras año, entre rendimiento, números y títulos.

La pregunta del millón es ¿qué criterio y requisitos se necesitan para ir a la selección? Si el criterio responde a los méritos acumulados, resulta sorprendente que el capitán de un equipo que ha ganado cinco títulos en dos años, llegado a dos finales de Champions en tres y sido pieza clave de su equipo durante cuatro años, no haya recibido ni una sola llamada, ni para un amistoso, ni para un encuentro oficial. Si lo que se premia es el estado de forma puntual para acudir a las convocatorias, resulta complicado encontrar un tipo mejor preparado, física y mentalmente, que un señor que lleva tres años siendo el jugador que más kilómetros ha recorrido en la Champions y en la Liga, y que no ha sido convocado nunca con la absoluta, ni siquiera para un bolo. Si lo que se premia es el rendimiento, pero con la atenuante de la edad, resulta inexplicable aferrarse a ese pretexto para justificar su no inclusión, cuando el seleccionador mantiene en el grupo a un meta que ha cumplido los 33 y a un delantero de 35. Si para enfundarse la casaca roja se mira el DNI, convendría mirar el de todos. Si lo que se premia para vestir la camiseta de España es la calidad, resulta incomprensible que el seleccionador decline probar con un futbolista que está en el Top-5 de jugadores que más pases da y que más balones recupera de la Liga. Y si uno de los requisitos para acudir a los torneos es reclutar jugadores de personalidad extrema, uno sigue sin entender cómo no se cuenta con un capitán veterano, que aconseja a los más jóvenes, reparte confianza en el vestuario y está preparado para dejarse la vida en cualquier escenario, sea torneo de verano o final de Champions. Si acudir a la selección es cuestión de méritos, a Gabi le sobran.

Desde la más absoluta admiración hacia Vicente del Bosque, se puede y se debe denunciar que después de cuatro años maravillosos, de rendimiento y compromiso, la ausencia prolongada de Gabriel Fernández Arenas, el capitán del Atlético, resulta un misterio insondable. Uno inexplicable. Gabi acaba todos los años entre los diez que más balones pasan y más recuperan de la Liga. Todos los años acaba entre los diez medios que más pelotas administran con puntería y más robos protagonizan en la Champions. Lleva cinco títulos en cuatro años, dos finales de Champions en tres y ha estado varias veces presente en el once ideal, tanto de la Champions League como de la UEFA. Y no hay prejuicio o manía persecutoria del seleccionador hacia el Atlético, no hay caso, porque al equipo nacional han acudido todos sus compañeros españoles de equipo, de manera puntual o continua: Mario Suárez, Juanfran, Domínguez, Adrián, Saúl, Koke, Diego Costa, Fernando Torres o Raúl García. Todos tuvieron su pequeño tributo, su oportunidad, en forma de premio o de reconocimiento. Todos, menos Gabi. No hay contubernio antiatlético, pero sí injusticia gigantesca. Una que debería ser reparada cuanto antes, porque estos hilillos ya son una mancha de chapapote.

No importa que uno sea hincha del Madrid, Barça, Athletic, Betis, Sevilla o Calahorra. A estas alturas de la vida, todos coincidirán en que, después de cuatro años a un rendimiento superior al de muchos compañeros de profesión, de equipo y selección, resulta muy triste que un jugador del calibre y peso específico de Gabi no haya jugado ni un solo partido con España, amistoso o oficial, de clasificación o de fase final. Ni una lista provisional. Ni una definitiva. Cero al cociente y baja la cifra al siguiente. Desde que llegó, Del Bosque ha hecho debutar con España, entre amistosos y oficiales, a 61 jugadores. Más allá de los clásicos Iniesta, Busquets, Ramos, Alba, Casillas y compañía, aparecen nombres propios como Nacho, Gaspar, Etxeita, Vitolo, Camacho, Juanmi, Callejón, Morata, Rodrigo, Bernat, Munir, San José, Iturraspe, Moreno, Iñigo Martínez, Muniain, Michu, Manu del Moral, Diego Capel, Diego López o Monreal. Todos tuvieron la oportunidad de poder defender a su país gracias a su estado de forma y sus méritos deportivos. Gabi no. Ninguno de ellos formó parte del once ideal de la Champions, ni de la UEFA, ni estuvo estas temporadas entre los diez jugadores de la Liga que más pasan y más roban. Y por supuesto, ninguno de los citados tuvo la suerte de jugar en un equipo capaz de colarse en dos finales de Champions en tres años. Todos tuvieron recompensa, menos Gabi. Hace cuatro años que el capitán del Atleti no tiene la justicia que merece. Y eso no dice nada malo de él, sino de quien la administra. Es peor cometer una injusticia que padecerla, porque quien la comete se convierte en injusto y quien la padece no. Es más que posible que Gabriel Fernández Arenas jamás llegue a vestir la camiseta de la selección, pero esa injusticia manifiesta forma parte del tanque de gasolina de quien va por la vida de frente, sin revanchas, porque como Rocky Balboa le dijo a Apollo, no las necesita. España se lo pierde. El Atleti lo disfruta.

Cuentan que, justo después de que la bota sagrada de Paolo Rossi abatiera al Brasil mágico de 1982, cuando los sudamericanos abandonaban el césped entre lágrimas, los periodistas preguntaron al Doctor Sócrates por su decepción. Su respuesta fue lapidaria: “¿Perdimos? Mala suerte y peor para el fútbol”. ¿Qué se puede decir cuando Gabi no ha vestido la camiseta de la selección española, ni siquiera una vez, después de cuatro años de nivel espectacular? Muy fácil. Mala suerte y peor para España.  

 

Hace horas que Vicente del Bosque, por el que profeso profunda admiración, ha hecho pública su preselección para la Eurocopa. Sus consecuencias, un clásico: zurrar al seleccionador, deporte olímpico. Es así desde tiempo inmemorial. Con Clemente, con Camacho, con Luis y ahora con Vicente. También será así cuando...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Rubén Uría

Periodista. Articulista de CTXT y Eurosport, colaborador en BeIN Sports y contertulio en TVE, Teledeporte y Canal 24 Horas. Autor de los libros 'Hombres que pudieron reinar' y 'Atlético: de muerto a campeón'. Su perfil en Twitter alcanza los 100.000 seguidores.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

11 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Luis M.

    En efecto, Rubén. Y no vale decir que su puesto lo cubre Busquets. Respecto a lo de estar imputado, es una arma como de distinto filo. Hay directivos en esto también y se acuden a palcos y saraos varios. No me vale. Un abrazo Rubén y otro artículo referencia a la buchaca.

    Hace 5 años 6 meses

  2. Yolanda

    Sí, soy del Atleti y tienes razón al decir, que Castro debería haber sido convocado. Desgraciadamente en este sentido,parece ser que se apremia más,la trayectoria del equipo que la del propio jugador.Depende de donde milite, tendrá más oportunidad.No hablo con el corazón rojiblanco,más bien es una crítica al seleccionador, que se encontró un trabajo hecho y hace tiempo que anda algo perdido.

    Hace 5 años 6 meses

  3. La misma de antes

    Qué hay que hacer, además de dar tu opinión, y que no sea publicada??

    Hace 5 años 6 meses

  4. E. Hazard

    vicente del bosque como su apellido indica, esta muy perdido en el bosque, ni puta idea de formar una selección, todo el mérito de lo que ha ganado españa se lo atribuyen a el, pero no, ese equipo lo dejo hecho el gran LUIS ARAGONES, claro ya la mayoría esta cerca del retiro y toca renovar, cosa que no sabe hacer este señor, sigo sin entender que cojones pinta Cesc en la selección o Pedro, sobran los dos, esa sangre ya no hierve, mucho talento joven delatando su presencia en la selección, mucha gente con ganas de conquistar otra copa que sigue quedando en casa, españa no ganara la euro, apuesto que ni llegara a 4tos!

    Hace 5 años 6 meses

  5. Yolanda

    Totalmente de acuerdo con tu artículo. Tan sólo un pequeño detalle,tú admiras al seleccionador.. tus motivos tendrás. Lo que es indiscutible,es que se encontró con un equipo hecho.Y cuando ha tenido que formar uno "propio",hemos visto lo gran seleccionador que es.Un saludo

    Hace 5 años 6 meses

  6. Guillermo

    Eres del Atleti, no?, pues bien yo soy del betis y por muy malo que sea mi equipo que este año lo ha sido, tenemos dos jugadores que al menos merician la llamada tanto o mas que el que dices, son Rubén Castro, segundo máximo goleador español tras Aduriz, a sólo un gol jugando en el betis y que hace dos temporadas metio 18 en este mismo equipo en primera y tampoco se le llamo ni se hizo campaña para ello, y que decir del portero com más parasdas reaslizadas en liga y que junto con el anterioir han hecho, que aún siendo mi equipo, que un equipo mediocre quede 10º, y se lleva a Asenjo que no ha hecho nada en liga, no se pero creo que es suplente incluso.

    Hace 5 años 6 meses

  7. MANUEL

    Y SEGUN EL JUICIO SUMARIAL DEL UNO Y EL DOS, EL ATLETI ESTÁ COMETIENDO COHECHO, POR PERMITIR ENTRE SUS INTEGRANTES A ALGUIEN DE SEMEJANTE CATADURA, LO CUAL NOS LLEVA A PENSAR QUE TODOS SON CORTADOS POR EL MISMO PATRON, TRES DE LOS CUALES ESTAN SELECCIONADOS, A MI LA SANTA INQUISICION BOTO A BRIOS.

    Hace 5 años 6 meses

  8. MANUEL

    AUNQUE TODAVIA NO HE OIDO QUE LO HAYAN DECLARADO CULPABLE, PERO SI EL UNO Y EL DOS DICEN QUE LO ES.¿ POR QUE TENDRIA QUE DUDAR DE SEMEJANTES DECHADOS DE VIRTUD?

    Hace 5 años 6 meses

  9. MANUEL

    EL UNO Y EL DOS HAN HABLADO SON LOS JUSTOS DE ESTE PAIS JUZGANDO LO QUE ELLOS NUNCA HAN HECHO NI HARIAN JAMAS.

    Hace 5 años 6 meses

  10. Victor

    Por encontrarle un motivo, ¿puede tener que ver con la imputación en el caso del amaño del Zaragoza-Levante?

    Hace 5 años 6 meses

  11. Ruben

    Pues la verdad, yo veo un motivo claro para su ausencia y es uno que no se le puede achacar ningún nombre de los que aparece en el artículo. Gabi manchó el fútbol comerciando con resultados y en ese aspecto si que no se le ha hecho justicia.

    Hace 5 años 6 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí