1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Nagua Alba / Secretaria general de Podemos Euskadi

"No habrá cambio si sigue el PNV, pero el objetivo común es que Rajoy salga del Gobierno"

Isabel Camacho 18/05/2016

<p>Nagua Alba San Sebastian, secretaria general de Podemos Euskadi, Nagua Alba. </p>

Nagua Alba San Sebastian, secretaria general de Podemos Euskadi, Nagua Alba. 

Javier Hernández Juantegui

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Nagua Alba (San Sebastián, 1990)  salió elegida en marzo pasado con el 36,67%  de los votos en medio de cierta polémica, resuelta a su favor, entre las diversas tendencias. Camina con pasos de gigante para acometer lo que su cargo le exige. Habla con la rotundidad de una experimentada y la ilusión de quien confía en cambiar el mundo. Psicóloga especializada en educación, domina idiomas que la mayoría de sus correligionarios apenas balbucean: alemán, italiano, inglés, euskera y castellano, claro.

Como tantos jóvenes, ha conocido la tiranía laboral: ha cuidado niños,  dado clases, captado socios en la calle sin cobrar si no lo conseguía… “He experimentado en carne propia lo que es un trabajo precario. Creo que eso también nos diferencia. Cuando llegamos a las instituciones conocemos de primera mano la realidad que tratamos. No se pueden cambiar las cosas si no se ha vivido el mundo real”.  

Y, como “desgraciadamente, lo más normal en alguien de mi edad”, los únicos bienes de que disponía hace un año cuando rellenó la declaración de transparencia, eran dos ingresos de 75 y 4.152 euros y una cuenta joven de 7.697,74. 

Carcajea al saber que si escribes su nombre en el buscador Bing, saltan decenas de fotos de la duquesa de Alba o de la actriz Jessica Alba. Ninguna de Nagua, un nombre que antes tenía que deletrear pero que desde que es el rostro de Podemos en Euskadi “todo el mundo dice bien”. 

Defiende el derecho a decidir y no tiene duda de que Euskadi es una nación. Las primeras elecciones con Podemos en las papeletas le dieron la victoria en votos en Euskadi y rompió la hegemonía histórica del PNV. Ahora, nacionalistas e izquierda abertzale les cortejan. Sobre los primeros, quieren desalojarlos del Gobierno vasco, pero unir fuerzas en Madrid para apartar a Mariano Rajoy. Y, con los segundos, próximos en los asuntos sociales, se entienden bien pero Nagua Alba elude por cuatro veces la pregunta de si podrían llegar a acuerdos de gobierno con ellos. “Cuando nos reunimos con EH Bildu, en lo social, encontramos cuestiones en las que podríamos trabajar juntos. En Euskadi tenemos mucha cultura del pacto porque el mapa político siempre ha sido plural, no es como en el Estado español, que empieza a serlo ahora. Pero veremos qué resultado ofrecen las urnas en octubre”. (…) “Es importante que sepamos sentarnos y llegar a acuerdos sobre cuestiones puntuales con cualquier fuerza”. (…) “Con respecto a acuerdos de gobierno, podremos encontrarnos en el camino con cualquiera que defienda nuestras propuestas”.

Alguien podría dudar de que tener 25 años y ostentar un cargo de tanta relevancia sea compatible. 

Algo que ha pasado siempre y que es profundamente injusto es que haya determinadas personas que no han estado representadas en las instituciones. Se supone que las instituciones tienen que ser un calco de la calle y lo que te encuentras es que están representadas por un estilo de persona: generalmente hombres y generalmente de mediana edad y de alto poder adquisitivo.

Y, en cambio las mujeres y los jóvenes no están casi presentes. En el Congreso se deciden muchas cosas que afectan a la vida de los jóvenes y generalmente las deciden personas de avanzada edad, que no recuerdan ni conocen la realidad de los jóvenes.  Luego hay otro factor y es saberse asesorar. Yo he aprendido muchísimo en cuatro meses a base de reunirme con colectivos y de pedir consejo. En la sociedad civil hay gente que tiene trabajo avanzado en torno a un montón de cuestiones y que lo único que necesitan es alguien que esté en las instituciones para que lo recoja y lo lleve allí. Y eso también es responsabilidad de un cargo público. El Congreso decide muchas cosas que afectan a la vida de los jóvenes y las deciden personas de avanzada edad, que no recuerdan ni conocen su realidad

¿Qué es lo que más le ha sorprendido durante estos meses?

Quizá la burocracia, aunque es verdad que cualquier ciudadano está acostumbrado. Cada vez que tenía que ir al registro o hacer un papeleo en el Congreso me acordaba de cuando tenía que pedir una beca en la universidad y todo el proceso burocrático eterno que había que recorrer hasta conseguirlo. Pero llegas a una institución con ganas de cambiarlo todo y cambiarlo rápido, porque tienes ideas y proyectos, y los ritmos de las instituciones requieren paciencia.

¿Algún asunto que desconociera y que le ha llamado la atención?

Nunca había pensado en la relación que hay que tener con cargos públicos de otras fuerzas políticas. Y, en realidad, es un pilar central del día a día de una institución: tener que estudiar iniciativas, negociarlas, enmendarlas, conseguir que voten a favor de las tuyas… me ha sorprendido.

Lo que es sorprendente es el éxito de Podemos en Euskadi. A pesar de las batallas internas y de que sus dirigentes no son muy conocidos socialmente, arrasaron en las elecciones generales y lograron lo imposible: ganar al PNV en votos y ser la primera fuerza en Euskadi. ¿Llenaron las urnas por Pablo Iglesias o por descarte?

(Sonrisas). Yo creo que por ninguna de las dos cosas. Es verdad que en Podemos, y nos pasa en todas partes, somos nuevos en política y nadie nos conoce. 

¿Por qué sacamos semejantes resultados en las generales? Yo creo que tuvo mucho que ver la defensa de los derechos sociales; el Partido Socialista de Euskadi (PSE) no ha estado a la altura de esa defensa en los últimos años. En cambio, nosotros hemos abanderado esa lucha. Por otro lado, es muy importante la cuestión territorial  y ahí Pablo Iglesias sí ha tenido mucho que ver en el sentido de que no solo en Euskadi hacemos una defensa de un proyecto nuevo. Que entendiera que existen diferentes identidades en el conjunto del Estado y que se trata de un conflicto político y que, por tanto, habrá que resolver y no hacer oídos sordos a lo que está pasando. Creo que la figura de Pablo Iglesias ha sido muy simbólica porque por vez primera hemos visto a un dirigente a nivel estatal defendiendo eso y no solo en Catalunya y Euskadi, sino yendo a Andalucía y Madrid y diciendo lo mismo.

Y, por otro lado, también ha tenido mucho que ver la cuestión de la paz y la convivencia en Euskadi. Al fin  y al cabo, los miembros de nuestra fuerza política no tienen mochilas del pasado y dentro de Podemos Euskadi, al haber nacido después del cese de la violencia, nos hemos encontrado en el mismo espacio político a personas que antes jamás habían coincidido. Personas que vienen de trayectorias distintas, de ver y vivir el conflicto de forma diferente pero que tienen muy claro que hay que garantizar que no se repitan esas décadas de terrible violencia y que hay que construir una memoria que sea justa y veraz. Es decir, hay que mirar al pasado para aprender de él y para caminar hacia adelante. Lo que hay que hacer es una defensa férrea de los derechos humanos. Esto es algo que en la sociedad vasca ya pasaba y tú en un bar te podías encontrar personas de distintas sensibilidades charlando tranquilamente, incluso en la familia o en la cuadrilla, pero no había habido la posibilidad de que pasara en un espacio político.

Las diferentes identidades nacionales generan un conflicto que hay que resolver y no hacer oídos sordos

Acaba de utilizar el término conflicto. La derecha se les ha echado encima por usarlo y les ha comparado con la izquierda abertzale. 

Durante décadas, la sociedad vasca y la española han sufrido una violencia terrible y esa violencia ha generado una brecha dentro de la sociedad; una herida que todavía está abierta. Por eso lo llamamos conflicto. Es un conflicto entre vascos. Negando su existencia no desaparece.  La sociedad vasca ha dado muchísimos pasos y quizá lo que le está pasando a la mayoría de los partidos políticos es que se han quedado atrás, siguen mirando atrás y se han enquistado. Igual lo que hay que hacer es estar al lado de la sociedad vasca que tantos pasos ha dado y nos está exigiendo.

 

¿Qué quiere decir exactamente con estar a la altura?

Significa mirar hacia adelante, aprender de lo que pasó y garantizar que no vuelva a suceder. Construir una memoria que sea justa y veraz. Reconocer a todas las víctimas y colaborar con la sociedad para que se construya un marco estable y sólido de convivencia.

Por todas las víctimas, ¿se refiere a las de ETA, a las del Estado, a los presos…?

Es verdad que en Euskadi ya se están dando pasos, el Gobierno vasco ha dado algunos  y se pueden dar muchísimos más. Con respecto a los presos de ETA, creemos que en ese proceso hacia la paz  y la convivencia una piedra más en el camino es la política penitenciaria de alejamiento de los presos y esto lo dice Amnistía Internacional, que asegura que perjudica mucho a la reinserción el hecho de que los presos no estén en las cárceles vascas.

Podemos celebró el pasado Aberri Eguna, el día de la patria vasca. ¿Qué significa? ¿Son independentistas, nacionalistas o solo partidarios del derecho a decidir?

Lo hemos dicho muchas veces. Apostamos  por un nuevo modelo de convivencia en el que las distintas entidades nacionales se sientan reconocidas…

¿Euskadi es una nación?  

Euskadi es una nación, sí. Creemos que en el modelo actual no todo el mundo se siente a gusto. Pero todo debe pasar por vías democráticas y ser la ciudadanía vasca la que se exprese y decida  si este proyecto en común le seduce o, por el contrario, prefiere otro. Por eso, apostamos por el derecho a decidir. Con respecto al Aberri Eguna, ha sido siempre un día de gran polarización en la sociedad  vasca y lo que nosotros queríamos defender aquel día eran dos cosas: el derecho  de toda persona que se sienta vasca a celebrar  un día de los vascos e independientemente de si tiene otras identidades nacionales o no, y lo que nosotros entendemos por patria. Nuestra patria es la gente, los derechos sociales y el derecho a decidir. 

¿Cómo va la elaboración del programa vasco para las elecciones autonómicas de octubre? Ya sabe que se les suele acusar de no tener programa

Se nos acusa de no tener programa pero siempre presentamos a las citas electorales los programas más completos incluso con su memoria económica y su memoria jurídica para demostrar que son realizables. Y luego, trabajamos en las instituciones y los ponemos en práctica. 

¿Qué debería incluir el programa vasco?

Los tres pilares que  ya he comentado. El derecho a decidir y su resolución por vías democráticas, una apuesta firme por la paz y la convivencia y la defensa de los derechos sociales, que aquí también son muy importantes.  Estamos viendo los altísimos niveles de precariedad con que nos encontramos y no solo los jóvenes, también las personas mayores de 55,  sobre todo las mujeres. Estamos viendo cómo se desmantela la industria y no se está haciendo una apuesta por su defensa y protección. 

El otro día tuvimos un encuentro con más de 100 personas, se generaron mesas de trabajo en torno a distintas temáticas y fue el pistoletazo de salida a la elaboración del programa que queremos que sea muy participativo. Queremos personas expertas de la sociedad civil que tengan un trabajo ya hecho sobre determinados temas que sean una herramienta para llevar ese trabajo al Parlamento vasco. Pero también queremos que cualquier ciudadano que quiera pueda tener su espacio para hacer sus aportaciones. 

En Euskadi les desean EH Bildu y el PNV, ¿se quedarían con alguno? 

Nosotros tenemos nuestro proyecto propio para Euskadi. Hemos mantenido reuniones con los dos y es verdad que el diagnóstico que el PNV hace en la cuestión social no coincide en absoluto con el nuestro.  Muchas veces nos vende que en Euskadi todo va bien porque en el resto del Estado quizá vaya peor pero que a tu vecino le vaya peor no tiene por qué significar que  a ti te vaya bien. Tenemos mucha precariedad, tenemos un problema con la  industria, se están eliminando ayudas que son imprescindibles, incluso a veces con argumentos xenófobos y obviamente en lo social es difícil que nos vayamos a poner de acuerdo. Por eso opinamos que tiene que haber un cambio en el Gobierno vasco que apueste por todo esto. 

Es verdad que con EH Bildu, cuando nos reunimos, en lo social, encontramos cuestiones en las que podríamos trabajar juntos. En Euskadi tenemos mucha cultura del pacto porque el mapa político siempre ha sido plural, no es como en el Estado español, que empieza a serlo ahora. Y veremos qué resultado ofrecen las urnas en octubre.

El PNV nos vende que en Euskadi todo va bien porque en el Estado van peor

¿Entendería la sociedad vasca un pacto entre Podemos y la izquierda abertzale?

Es importante que sepamos sentarnos y llegar a acuerdos sobre cuestiones puntuales con cualquier fuerza.

¿Ve factible un acuerdo de gobierno con EH Bildu?

Con respecto a acuerdos de gobierno, podremos encontrarnos en el camino con cualquiera que defienda nuestras propuestas.

Ha dicho que con el PNV es complicado y con el PSOE son muy críticos, no quedan muchos más

Cuando nos reunimos con el PSOE, les dijimos que entendíamos que el mapa político había estado más cerrado y que habían elegido sustentar los gobiernos del PNV pero que ahora se abrían más opciones, que estaba el camino del cambio y que si ellos apostaban por ese camino, allí nos encontrarían. 

¿Después de lo que ha ocurrido en Madrid?, ¿y con unas previsiones de votos malas para el PSOE y buenas para ustedes en Euskadi? 

Veremos qué elige el PSOE.

¿Estarían a gusto gobernando con la izquierda abertzale? No hay ninguna intención extraña en la insistencia pero estaría bien saberlo 

No podemos hacer política ficción. Veremos qué resultados arrojan las urnas y habrá que ver los números. Nuestra apuesta es ganar las elecciones. Al día siguiente, veremos.

En Euskadi, Podemos quiere desalojar al PNV del Gobierno y en Madrid están dispuestos a tenderle puentes. Mientras, el PNV les apoyaría para la formación del Gobierno de España

Políticas distintas las tienen que encarnar políticos distintos y no puede haber un cambio si siguen gobernando los mismos. Pero a nivel estatal entendemos que no es nuevo ni para el conjunto del Estado ni para Euskadi que Rajoy siga gobernando. Cualquier fuerza que esté de acuerdo con nosotros es bienvenida a colaborar. Muchas veces coincidimos en comisiones, hay muchas iniciativas que votamos distinto pero sí estamos de acuerdo en el gran objetivo y es que Rajoy no siga gobernando. 

¿Qué responde a esas críticas en torno a que la dirección de Podemos marca las líneas vascas?, ¿le cuesta mucho convencerles de lo que conviene en Euskadi?

Yo me siento profundamente orgullosa. Tenemos una dirección a nivel estatal y unos portavoces que nos escuchan mucho y que quieren comprender qué pasa aquí. Hace unos días estuvo (por primera vez) Pablo Iglesias, estuvimos hablando largo y tendido con él y su actitud fue de escucha y de querer comprender. Y en su discurso trató muchísimas cuestiones relativas a Euskadi en las que compartía absolutamente todo lo que nosotros habíamos estado diciendo estas semanas. Eso es lo que llamamos la apuesta plurinacional, que desde la dirección estatal se dé autonomía a los distintos territorios y a sus direcciones.  

Por el momento, no hay ningún acuerdo con Izquierda Unida-Ezker Anitza pero nuestra voluntad es construir una mayoría amplia 

Parece que nadie quiere  responsabilizarse del espíritu envenenado de los comicios del 26J tras el fracaso de las negociaciones y se buscan culpables. ¿Los hay?

Creo que si entramos en una campaña en la que se cruzan reproches y se buscan culpables no nos hacemos ningún favor entre los partidos políticos ni tampoco a la ciudadanía, que no quiere escuchar eso. Hay que entender esta campaña como una segunda oportunidad para construir una mayoría suficientemente amplia como para sacar a Rajoy y a sus políticas de La Moncloa. Tenemos que abordar estas elecciones con la misma ilusión y las mismas ganas que las anteriores.

¿Cree probable un pacto en Euskadi con  Izquierda Unida-Esker Anitza para las autonómicas? Parece que hay ciertas reticencias por el reparto de representación

Nos acabamos de reunir, pero entendemos que el proceso estatal y el vasco son completamente distintos, que las realidades son distintas. Nuestra primera toma de contacto y este tipo de decisiones hay que tomarlas con calma. Por el momento, no hay ningún acuerdo tomado. Nuestra voluntad como Podemos Euskadi es construir una mayoría amplia que apele a sectores que hasta ahora no se han sentido apelados. 

Con Equo, con los que ya hemos trabajado y tenemos una buenísima experiencia, las conversaciones están muy avanzadas y sí que constatamos nuestra voluntad, por ambas partes, de seguir manteniendo una relación de colaboración. Y nuestra voluntad es la de ir juntos a las elecciones. La experiencia ha sido enriquecedora y creo que deberíamos continuar.

Tras el rechazo de la jueza Garbiñe Biurrun como candidata a lehendakari, ¿quién les queda? ¿Le gustaría que fuera mujer?

Ahora mismo no tenemos nombres porque estamos centrados en la elaboración del programa, que es más importante porque es más laborioso y largo. A mí me parece importante que las mujeres demos el paso de participar en política y en la sociedad civil hay muchas mujeres con prestigio y experiencia. Pero eso se decidirá en primarias, no me corresponde a mí.

Nagua Alba (San Sebastián, 1990)  salió elegida en marzo pasado con el 36,67%  de los votos en medio de cierta polémica, resuelta a su favor, entre las diversas tendencias. Camina con pasos de gigante para acometer lo que su cargo le exige. Habla con la rotundidad de una experimentada y la ilusión de...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Isabel Camacho

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí