1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Resines creó una empresa para explotar los Goya

El intérprete fundó una sociedad mercantil, con sede en la Academia de Cine, dos semanas antes de la entrega de premios. El actor sostiene que todo es legal

Francisco Pastor Madrid , 8/06/2016

<p>Antonio Resines, durante su discurso en la gala de entrega de los Goya.</p>

Antonio Resines, durante su discurso en la gala de entrega de los Goya.

RTVE

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

[Antonio Resines dimitió como presidente de la Academia de Cine el 14 de julio de 2016, cinco semanas después de la publicación de esta pieza. En la carta que el intérprete hizo llegar a la organización, y con la que anunciaba su marcha “irrevocable”, este reiteraba “discrepancias” con miembros de su junta directiva. Entre estas se encuentra la empresa creada por el actor en nombre de la Academia, días antes de la última gala de los premios Goya, sobre la que CTXT informó el 8 de junio pasado, en la pieza que reproducimos íntegra aquí abajo. Junto a Resines, ha dejado su cargo Edmon Roch, vicepresidente de la Academia. Gracia Querejeta dimitió como vicepresidenta segunda de la asociación hace dos semanas.]

En el discurso de celebración de los Goya, Antonio Resines anunció la creación de una fundación vinculada a la Academia de Cine, que él preside. También se enorgulleció de la colección de libros sobre actores de reparto que publicaría esta organización. Lo que el actor no contó es que, pocos días antes, había creado una empresa privada, llamada Premios Goya 2016 AIE, que recabó y gestionó los fondos para la gala, celebrada el pasado febrero. Era la primera entrega de galardones desde que Resines llegó al cargo. Hasta ahora, nunca una sociedad mercantil había organizado esta ceremonia, según cuentan varios miembros de esta asociación sin ánimo de lucro.

Las mismas fuentes lamentan que la decisión de crear una empresa no fuera consultada, como sería lo esperado, con la asamblea de la Academia de Cine, el principal órgano de deliberación de la asociación, abierto a los 1.400 académicos que la integran. Las entidades que habitualmente colaboran con la gala de los Goya sí supieron que algo pasaba cuando, este año, una carta les pidió que no realizaran su aportación económica en las cuentas de la Academia, sino en las de esta empresa privada.

Era la primera vez que una sociedad privada gestionaba la gala de entrega de galardones

Los estatutos de la Academia indican que los socios pueden consultar las cuentas de la organización en cualquier momento, y que estas serán sometidas regularmente a una auditoría externa. Esa posibilidad se perdería, en principio, al delegar la gestión de los Goya en una empresa privada. La Academia de Cine recibe una asignación anual cercana a los 180.000 euros del Ministerio de Cultura, más otras ayudas públicas y privadas destinadas a la gala de entrega de los premios. “[Resines] debería presentar su dimisión, en lugar de tratar de justificar lo injustificable”, argumenta uno de los académicos. 

Los socios de la Academia podrán preguntar por todo esto a su presidente, en persona, el próximo sábado 11 de junio. El tercer punto del orden del día de la asamblea, a la que están convocados todos los miembros de la organización, se refiere a la polémica empresa, aunque de forma disimulada: en la convocatoria figura “AIE (agrupación de interés económico). Informe y aprobación”. CTXT ha tratado, sin éxito, de obtener declaraciones de Resines sobre la asamblea. El despacho del presidente de la Academia alegó falta de tiempo. 

El cuarto punto del orden del día de la reunión estudiará el contrato según el cual Porfirio Enríquez, también cineasta, continúa siendo el director general de la organización. La redacción del documento logró que, aunque la reunión de la junta directiva celebrada en abril votara en contra de renovarle en el cargo, este tuviera derecho a permanecer en su puesto, en principio, otro año más. Aquel desencuentro tuvo lugar poco después de que, durante la gala de entrega de los Goya, Enríquez dejara a destacados académicos fuera del tradicional paseo por la alfombra roja; algunos de ellos, nominados al premio en calidad de guionistas.  

Según el Registro Mercantil, la empresa Premios Goya 2016 AIE nació ante el notario de Madrid Gregorio Javier Sierra el 25 de enero de este año, con un capital social de 0 euros. Su domicilio está en la misma Academia de Cine, que participa en la empresa con el 99% de las acciones.

Algunos académicos entienden que, al fundar esta empresa, la Academia se habría saltado, incluso, la ley 12/1991, que regula las agrupaciones de interés económico. Según el artículo 4, estas “sólo podrán constituirse por personas físicas o jurídicas que desempeñen actividades empresariales, agrícolas o artesanales, por entidades no lucrativas dedicadas a la investigación y por quienes ejerzan profesiones liberales”.

El derecho mercantil concreta que, al ser la Academia una asociación sin ánimo de lucro, esta no podría constituir una agrupación de interés económico. Con todo, los estatutos de la organización mencionan, entre sus objetivos, el “promover la investigación científica en materia de cinematografía”, lo cual acercaría la creación de la empresa a uno de los supuestos permitidos por la ley. La Academia no publica sus estatutos ni los facilita a la prensa, argumentando que estos están solo a disposición de sus socios.

La Academia de Cine es la accionista mayoritaria de una empresa que, según algunos académicos, la asamblea de la asociación desconocía

El 1% restante de la sociedad pertenece a Resines a título individual; el actor fue nombrado administrador único de la empresa en el documento de constitución notarial. Pasada la gala de los Goya, el 8 de febrero, el presidente de la Academia delegó sus facultades en Enríquez ante el mismo notario. Según los estatutos, la gestión económica de la Academia reside, de hecho, en él: el mismo director general al que la junta directiva quiso revocar en abril y cuyo contrato volverá a discutirse el sábado. La carta que anunció a los colaboradores de los Goya que sus ingresos debían dirigirse a una empresa lleva su firma.

Los llamamientos a la dimisión del presidente llegan antes de una asamblea que los críticos con Resines prevén agitada: “No se evidencian las ventajas de crear una estructura como esta, ni de ocultarlo a la asamblea”. La única publicación en la que la Academia de Cine alude a Premios Goya 2016 AIE, y en la que no se oculta que fue esta sociedad la que organizó la entrega de premios, fue una comunicación corporativa posterior a la gala

__________________

Tras la publicación de esta pieza, la Academia de Cine ha hecho llegar un argumentario a CTXT. Dado que en él no se rebate ni desmiente ninguno de los datos expuestos en el cuerpo de la noticia, su divulgación no supone una rectificación, pero sí un ejercicio de derecho a la réplica. Lo damos a continuación.

Estimado director:
En relación con la información titulada Resines privatiza los Goya (y hay gente que pide su cabeza por ello), quiero puntualizarte las siguientes cuestiones:
1. Antonio Resines no ha privatizado los Premios Goya. La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España es una institución privada sin ánimo de lucro y de utilidad pública que coproduce con los PREMIOS GOYA 2016 A.I.E. la ceremonia de entrega de estos galardones.
2. La Academia de Cine creó PREMIOS GOYA 2016 A.I.E. porque estas entidades mercantiles con personalidad jurídica permiten obtener fondos a cambio de incentivos fiscales. Entendimos que éste era el mejor vehículo para que la Academia obtuviese recursos, pudiendo así seguir cumpliendo con el mandato de sus estatutos.
3. A los patrocinadores privados, que no colaboradores como recoge el texto, sí se les comunicó que deberían pagar a través de PREMIOS GOYA 2016 A.I.E. por una cuestión meramente administrativa.
4. No hay ninguna “polémica empresa”, ya que esta entidad no se ha constituido de forma encubierta. En el tercer punto del orden día de la Asamblea General de la Academia que tendrá lugar este sábado no se abordará este tema de forma “disimulada”, porque no hay ningún ánimo de ocultar nada a nadie y sí el de informar sobre PREMIOS GOYA 2016 A.I.E.
5. No nos hemos saltado ninguna ley. Simplemente estudiamos la viabilidad de la puesta en marcha de una A.I.E. en una institución como la nuestra y percibimos que era un instrumento adecuado para que los posibles inversores tuvieran incentivos fiscales. 
6. Quiero recordarte que el cargo de presidente de la Academia no es remunerado y manifestarte mi disgusto por un tweet de vuestro medio en el que se afirma “Resines externalizó la gala de los Goya… hacia la empresa que él mismo administraba”. ¿Cuál es la finalidad? ¿Hacer daño?
A la espera de tus noticias, me despido de ti con el deseo de que se rectifique en tiempo y forma la información publicada por CTXT.

 

[Antonio Resines dimitió como presidente de la Academia de Cine el 14 de julio de 2016, cinco semanas después de la publicación de esta pieza. En la carta que el intérprete hizo llegar a la organización, y con la que anunciaba su marcha “irrevocable”, este reiteraba “discrepancias” con miembros de su junta...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Francisco Pastor

Publiqué un libro muy, muy aburrido. En la ficción escribí para el 'Crónica' y soñé con Mulholland Drive.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

13 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Fernando

    Lamentable artículo, se nota que el periodista no ha hecho un estudio riguroso de lo sucedido. También me parece lamentable el encabezado a la carta de la Academia de Cine, que SÍ contesta a la mayoría de las acusaciones del tendencioso artículo. Es la primera vez en mi vida que veo que el articulista o el periódico, juzguen una carta en que se ejercita el derecho de réplica. De nuevo, lamentable.

    Hace 5 años 4 meses

  2. Federico

    Ya me parecía a mi que este año pasaba algo raro en la entrega de los premios Goya. Cuando se nos privo de la entrada de los actores por la alfombra roja, apareciendo todos ya sentados en sus butacas, como por combustión espontanea, al comienzo de la gala.. Siempre pensé que las imágenes nos las habían birlado para venderlas a alguna empresa privada. Ahora ya se cual era.

    Hace 5 años 4 meses

  3. Federico

    Ya me parecía a mi que este año pasaba algo raro en la entrega de los premios Goya. Cuando se nos privo de la entrada de los actores por la alfombra roja, apareciendo todos ya sentados en sus butacas, como por combustión espontanea, al comienzo de la gala.. Siempre pensé que las imágenes nos las habían birlado para venderlas a alguna empresa privada. Ahora ya se cual era.

    Hace 5 años 4 meses

  4. Federico

    Ya me parecía a mi que este año pasaba algo raro en la entrega de los premios Goya. Cuando se nos privo de la entrada de los actores por la alfombra roja, apareciendo todos ya sentados en sus butacas, como por combustión espontanea, al comienzo de la gala.. Siempre pensé que las imágenes nos las habían birlado para venderlas a alguna empresa privada. Ahora ya se cual era.

    Hace 5 años 4 meses

  5. Miguel Mayol tur

    Lo ignorancia (de los que se suponen que nos deben salvar de los otros ignorantes) hace ahora que el crear una empresa en España (o incluso en Panamá) se vea como algo malo Lo malo es ROBAR, sea a hacienda (que somos todos) o a una administración públic en particular que son todos los de esos alres. Leo que las mismas empresas sospechosas de delitos de malversación, prevaricación, cohecho y algunos delitos más, siguen a sus anchas al igual qeu ssu administradores contratando con los "NUEVOS" administradores de lo público y que nada se ha hecho por el AUTO ABASTECIMIENTO y/o contratación directa a EJECUTANTES FINALES (SIN INTERMEDIARIOS). Hasta que esa empresa no ROBE (y parece que no es esa su función) ¿Que problema tiene su creación? Montan un pollo y el presidente, que no cobra, dimite. Si hubiese robado no hubiese dimitido.

    Hace 5 años 4 meses

  6. pablo

    Pues a mi me parece que titular y articulo están sesgados. La empresa la creó Resines, pero en tanto que presidente, ya qu ela titularidad es de la academia. Ese dato, para mi clave, no se cita hasta la mitad del artículo. Básicamente diría que se puede discutir si es legal o no la constutcion de una AIE(que es una figura juridica que usan, parece, para poder captar más subvenciones. Si no fuera así, entonces en el artículo debería especificarse), pero que por lo demás no veo nada "feo". Me molesta el periodismo que trata de ganarte con un titular que es verdad a medias. Incluso desvirtua el posible trabajo de investigación que hay hecho el periodista. Pero bueno, es mal muy muy extendido.

    Hace 5 años 4 meses

  7. Toni Maya

    si la propiedad de la AIE era el 99% la academia de cine, donde esta el problema???

    Hace 5 años 4 meses

  8. Mentalmente

    Yo creo que se dejó llevar por el espíritu del PP. El peperismo ha hecho que mucha gente haga cosas simplemente porque puede. Luego se ha encontrado con que sus acciones tienen consecuencias. Algo que Aznar no avisó con su mensaje.

    Hace 5 años 4 meses

  9. Mentalmente

    Yo creo que se dejó llevar por el espíritu de Podemos. El podemismo ha hecho que mucha gente haga cosas simplemente porque puede. Luego se ha encontrado con que sus acciones tienen consecuencias. Algo que Iglesias no avisó con su mensaje.

    Hace 5 años 4 meses

  10. tete

    por lo pronto Resines ha dimitido

    Hace 5 años 4 meses

  11. Dolores González

    ¿Amarillo? ¡Venga, acabemos con el periodismo de invesrtigación, no vayamos a ofender a los cuatro pijiprogres de la Academia! Mi aplauso al autor por su valentía y al medio por respaldarle.

    Hace 5 años 5 meses

  12. Mig

    A mí no me parece amarillo en absoluto. Y de hecho la réplica no rectifica ni aclara ningun dato erróneo sólo se queja pero no desmiente nada de lo que se dice en el artículo. Descalificar personalmente en vez de ir al argumento. Eso sí que es típico. Por cierto no tengo nada que ver con ni contra la Academia o el autor. Pero me disgustan las descalificaciones ad-hominem.

    Hace 5 años 5 meses

  13. Andres perea

    Típico artículo amarillo, contrario al principio básico del periodismo "el rumor no es noticia. Tendencioso y lleno de errores jurídicos. El periodista (¿?) Llegará lejos...

    Hace 5 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí