1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Begoña Villacís / Portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid

“Ciudadanos no tiene ideología, sino ideario”

Álex Moreno / Julio de la Fuente 22/06/2016

<p>Entrevista a Begoña Villacís</p>

Entrevista a Begoña Villacís

Manolo Finish

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Cuesta quedar con un político a menos de dos semanas para unas elecciones generales y no hablar en clave nacional. Máxime cuando dos horas después se celebra el único debate electoral entre los cuatro principales candidatos a la Presidencia del Gobierno. Sin embargo, el único momento en el que la agenda electoral se cuela en la charla que CTXT mantiene con Begoña Villacís (Madrid, 4 de noviembre de 1977) son los golpes en la puerta de su despacho que la reclaman para marchar a su sede y seguir desde allí la disputa política televisiva.

Ese mismo día, el lunes 13 de junio, se cumple un año desde que Manuela Carmena iniciara su andadura al frente del Ayuntamiento de Madrid. Allí, Villacís ejerce de portavoz de Ciudadanos, una fuerza que a priori habría apoyado una candidatura alternativa. Ella no despeja la incógnita durante la entrevista, que fluye con tranquilidad salvo cuando es inquirida por la última polémica en la que se vio inmersa: su viaje a Milán invitada por el Atlético de Madrid. El mosqueo no se le quita ni acabada la charla, de aproximadamente tres cuartos de hora.

¿Alguna vez no ha comulgado con alguna idea de Ciudadanos?

Hemos discutido sobre muchas cosas. Siempre decimos que nosotros no tenemos una ideología, sino un ideario. Hay mucha gente muy distinta dentro de C's. Tenemos una Carolina Punset, que es supermedioambientalista, yo lo soy bastante, y luego tienes a gente como Javier Nart o un Girauta, que son distintos. Pero compartimos un gran tronco de ideario. No te sabría decir. 

En la última campaña electoral muchos le afearon especialmente dos puntos de su programa: el contrato único y la eliminación del agravante de género para delitos de violencia de género. ¿Han corregido estos aspectos o los siguen apoyando en esta campaña?

Seguimos defendiendo el contrato único porque creemos que es un avance. Yo he llevado durante 10 años asuntos laborales y puedo asegurar que el 80% de la gente que firma contratos temporales lo hace en fraude de ley. Y eso no lo han solucionado las sucesivas reformas laborales. 9 de cada 10 personas que tienen contratos temporales están destinados a vivir en precario. Encadenan contrato tras contrato. La única posibilidad que tienen es que el tiempo no lo determine el contrato, sino la finalización de la obra, el pico de producción, el paso de la estación, que son las causas que explica el Estatuto de Trabajadores. 

El problema de la violencia de género está en la gestión y en los recortes de presupuesto

Sobre el tema de la violencia de género, es muy difícil hablar en un país en donde muchos no quieren escuchar, sino utilizar cualquier herramienta para echártela a la cara. Hemos limado asperezas para que quede más fácilmente explicable y, cuando la sociedad esté preparada, llegaremos a un análisis más profundo. Creo que las sucesivas leyes de violencia de género no han arreglado nada. Ahí están las cifras. Si la gente quiere enfrentarse a la realidad, la realidad es el problema presupuestario, que ha caído en picado. Una víctima de violencia de género que va a denunciar a un juzgado se encuentra con una administrativa que le presenta un cuestionario y no una asistencia ni un test especializados, y donde te hacen esperar más de dos o tres horas. Ahí está el problema. El problema es que hay juzgados donde tienen que estar en la misma sala la víctima y el agresor. Por tanto, el problema está en la gestión. Luego puedes crear todas las leyes del mundo pero como eso no lo hagas bien las mujeres no van a denunciar. Van a echarse para atrás, que es lo que está ocurriendo. Tú explícaselo a gente que no ha visto un caso de violencia de género ni ha estado en una sala en su vida. Me parece un atraso y un síntoma de mala sociedad que los partidos utilicen eso como arma arrojadiza.

En estas fechas se están produciendo los aniversarios de los llamados 'ayuntamientos del cambio'. ¿Qué le parece, como representante de una fuerza nueva en las instituciones municipales, ese concepto?

La verdad es que el de Madrid es un ayuntamiento de cambio pero no a mejor, sino que es un ayuntamiento de cambio... (duda). Con la historia que tenía el PP en este ayuntamiento el cambio era obligatorio y necesario, pero esperábamos otro tipo de cambio que no viniese tan marcado por la ideología. Me parece un cambio a peor, pero es mucho decir. Se venía de unos gobiernos absolutistas que aplicaban el rodillo, y además con uno equipo de malos gestores que nos han dejado la deuda más alta de una capital europea, habiendo triplicado los impuestos y deteriorado todos los servicios. El pabellón no lo habían dejado muy alto y era difícil superarlo. No estoy dispuesta a decir que Ahora Madrid lo ha superado porque veníamos de un momento político muy malo. Pero si examinas las cifras, su gestión es nefasta. 

“El Ayuntamiento de Madrid es un ayuntamiento de cambio, pero de cambio a peor”

Pero el Ayuntamiento se jacta de que ha reducido la deuda y a la vez ha bajado los impuestos...

Me parece una broma que digan eso porque hasta diciembre no tenían unos presupuestos suyos aprobados. Están sacando pecho de la reducción de una deuda con el presupuesto del Consistorio anterior. Desde junio a diciembre han estado aplicando el presupuesto del PP. No han bajado ellos la deuda. Para empezar, porque hay unas normas de amortización que hay que seguir. Nosotros presentamos unas enmiendas para reducir la deuda mucho más de lo que Ahora Madrid ha planteado y en cambio ellos han preferido dedicar dinero a coordinación y reequilibrio territorial, asociaciones... fórmulas absolutamente ideológicas y carentes de todo pragmatismo. La fórmula se cae por su propio peso.

Con Ahora Madrid tenemos claro que es la era del despilfarro, el 'hay que gastar', como dice constantemente el delegado de Economía, Carlos Sánchez Mato. Y cuando vas a debates de presupuestos participativos, la obsesión y lo que más se repite es que hay que gastar. Nuestras enmiendas también subían las partidas de gasto social pero entendemos que no hay por qué otorgar tanto dinero a sus asociaciones afines. Me parece una salvajada que les den 30 millones. Si ves las partidas una a una te quedas muy sorprendida de que den un pastón a debates sobre nuevas masculinidades, por ejemplo, que no ayudan a reducir la brecha de género. Igual yo soy muy pragmática...

 ¿Por qué dice que la gestión económica es nefasta?

Las cifras macroeconómicas son muy claras: hemos perdido 0,8 puntos en desempleo y ya estamos por encima de la tasa de paro de la Comunidad. No hemos mejorado la brecha de género porque en los hombres han mejorado las cifras de paro, ya que por cada hombre que ha encontrado trabajo cinco mujeres lo han perdido.

Pero si comenta que no se puede atribuir la caída de deuda a la gestión de Ahora Madrid, ¿cómo puede culpar al Ayuntamiento de los datos de desempleo?

No tiene nada que ver. Una cosa es amortización de deuda, que es una cuestión puramente financiera, de disponibilidad de dinero. Pero el Ayuntamiento no es el que crea empleo. El Ayuntamiento lo que hace es facilitar que la gente que quiera emprender en Madrid lo tenga fácil.

“Esperábamos otro tipo de cambio que no viniese tan marcado por la ideología”

Los gobiernos, salvo que creen empleo público, no son los que generan empleo.

Ellos no lo creen así. Sólo hay dos sectores de actividad que han generado empleo en Madrid: el sector público, por primera vez en muchos años uno de cada cinco trabajadores de Madrid trabaja en el sector público, y las empleadas del hogar. El grupo inversor del Mercado de Legazpi nos dijo en una reunión que (en el Ayuntamiento) habían rechazado la inversión porque preferían alojar a unos funcionarios y ceder el espacio a las asociaciones. Ahí se perdieron 1.700 puestos de trabajo.

¿Pero en ese estudio se hablaba de empleo público en el Ayuntamiento?

En la Administración.

Pero es que en Madrid hay administraciones de todo tipo al ser la capital.

El Gobierno está en funciones, no puede elevar plantilla en la Administración central. En el Ayuntamiento ha habido un incremento de 93 plazas. Hay que reconocer, es verdad, que en cuanto a libre designación han hecho una reducción del 30 por ciento. Eso estoy dispuesta a reconocerlo porque me parece bien. Pero han abierto totalmente las puertas y además van a remunicipalizar, por ejemplo, la empresa funeraria...

Habla del empleo público como si fuera negativo 'per se'...

No es negativo, pero sí tiene que ser sostenible. Nosotros propusimos que se hiciese una evaluación de cargas de trabajo para ver cómo están distribuidas. Pero cuando no tienes resultados sobre cómo están repartidas esas cargas, sin saber cuáles son las ineficiencias de tu sistema, no deberías acometer esas posibilidades. Por una cuestión ideológica no puedes crear sistemáticamente empleo público, hay que analizarlo primero. Creemos que 29.000 funcionarios, para los 3,5 millones de habitantes que tiene Madrid, es un volumen muy alto.

¿Y cómo se puede compatibilizar ese discurso sobre el empleo público con los incumplimientos de las empresas privadas a las que se adjudican ciertos servicios, como el de la basura?

No cumplen y eso la culpa la tiene el PP, claramente. Ahora Madrid ha heredado unos contratos leoninos, muy blindados, y lo tiene muy complicado. También es cierto que este año se han interpuesto muchas menos denuncias para las empresas. Y todo el mundo sabe que Madrid no está más limpio.

¿Está más sucio Madrid?

No podría decir si está más limpio o más sucio.

Pero hay unos indicadores objetivos que permiten valorarlo...

Depende del dato que mires. No es una cuestión fácilmente objetivable porque hay varios indicadores: del Ayuntamiento, las sugerencias y reclamaciones de los ciudadanos, e incluso de los tuits de la línea 010. Sugerencias y reclamaciones, por ejemplo, sí que presentan datos peores de limpieza. Los del Ayuntamiento y las contratas no presentan datos. No me atrevería a decir que ni más ni menos limpio, pero sí diría que está igual.

Las condiciones actuales más o menos son las mismas que hace un año y el Ayuntamiento ha renunciado a la remunicipalización de este servicio, algo que comparte su grupo.

Se han dado de bruces con su propio programa, finalmente. De hecho, probablemente, aunque todavía no es oficial porque tendrá que salir en septiembre, las cláusulas sociales tendrán más peso en las licitaciones. Pero en ocasiones no tienen mucho sentido. Sin embargo, se van a pedir menos avales a las empresas. Imagino que será para que puedan concurrir empresas más pequeñas, pero menos avales es también menos garantías. No sé hasta qué punto van a trocear y si eso va a ser económicamente más sostenible para la Administración. Yo dudo de que lo sea. Creo mucho en la competitividad, pero entiendo que debe ser eficiente económicamente. Si al final haces 14 contratos te acaba saliendo más caro que si haces tres. Lo que está claro es que no podemos tener los contratos que tenemos en la actualidad.

¿Qué balance hace del primer año de gobierno de Manuela Carmena? Por ejemplo, díganos tres cosas positivas y tres cosas negativas.

Empecemos por lo positivo entonces. Creo que se han dado grandes pasos a favor de la transparencia. Es un área en la que hemos llegado a bastantes acuerdos. Yo he apoyado Madrid Decide, aunque haya generado mucha controversia. Creo que es un paso positivo para la ciudadanía, pero hemos encontrado muchas carencias, como por ejemplo que haya una pequeña guía para que la gente sepa si lo que pide está dentro de las competencias o no. Me parece positiva también la gestión ambiental que está haciendo la delegada Inés Sabanés. Es un avance y le hemos apoyado sin fisuras. Es verdad que ha habido problemas en la gestión, pero estamos en la buena línea. Transparencia y Medio Ambiente son dos áreas positivas.

¿Un tercer punto positivo?

La educación de Manuela Carmena. Os parecerá una tontería pero hay otros alcaldes del cambio que no la tienen. Es alguien que se dirige a ti de una forma abierta y con respeto. Ese talante, en comparación con otros alcaldes del cambio, que son bastante más sectarios. Pero lo más positivo es que no haya mayoría absoluta. Es un avance en favor de la democracia que no haya un rodillo dispuesto a machacar toda la iniciativa y dispuesto a frustrar a la oposición sistemáticamente.

¿La auditoría le gusta? Está planteada de forma diferente tal y como la entiende Ciudadanos...

Me parece un horror. Para empezar, porque no fue aprobada en el Pleno. Tienen que respetar las cosas que se aprueban en el Pleno, que es el órgano democrático. En el primero se aprobó la auditoría de la gestión del Ayuntamiento de Madrid. Eso Carlos Sánchez Mato no puede transformarlo o encontrar en ella un título habilitante para crear lo que a él le dé la gana, que es una auditoría que cuestiona la legitimidad de la deuda. Ha creado además una subdirección a su gusto, a imagen y semejanza, compuesta por, básicamente, todos los integrantes de ATTAC. Ya sabemos de qué pie cojean. No es un grupo plural, sino que la mayoría son de Izquierda Unida.

Ahora Madrid reprocha a Ciudadanos que prioricen el pago de la deuda a las políticas sociales.

En nuestras enmiendas subíamos el gasto social. Lo sacábamos de otras partidas. Aquí hay un despilfarro por el despilfarro. Cuando nos reprochan que para nosotros van primero los bancos, yo les respondo que lo que queremos es no tener dependencia de ellos. Según su criterio vamos a tener dependencia de los bancos durante muchísimos más años. 

Volviendo al tema de la deuda, en casos como el de la M-30 o Mercamadrid, donde ha habido pérdidas de dinero público y hay indicios de irregularidades fruto de la mala gestión, ¿no cree que es legítimo cuestionar este tipo de contratos?

Por supuesto, por eso hemos aprobado la comisión de investigación para cuestionar los contratos. Pero la deuda se ha adquirido. Podrás cuestionar el contrato en sí mismo, pero no el dinero que debes. Es que eso es así. Las deudas las pagas. Y luego ya depurarás responsabilidades. Pero empezar a decir, como hace Sánchez Mato, que cuando te endeudas y no puedes se entiende que es abusivo y no lo debes... Por esa regla de tres no podríamos pedir más deuda nunca más.

Hay contratos en los que se ha pagado dos veces por un único servicio.

Entonces podrás reclamar contractualmente, pero eso no es cuestionar la legitimidad de la deuda. Eso es reclamarlo por medio de un procedimiento judicial. No tiene nada que ver.

¿Fue un error aceptar la invitación para viajar a Milán a la final de la Liga de Campeones pagada por el Atlético de Madrid?

Es mentira. De verdad, me hace mucha gracia, me pone enferma. ¿Por qué no hablemos de la denuncia que hemos puesto en Fiscalía a Ahora Madrid por los viajes?

Se puede hablar de las dos cosas.

No, las dos cosas no, porque se habla de mí y no de Celia Mayer, que también estaba allí. Yo fui porque si no hubiese ido hubiese sido criticada. Pensé que era mi deber. Pregunté que si iban de todos los partidos y se me dijo que sí. Ahora, la que tiene responsabilidad de Gobierno, la que puede decidir si Mahou-Calderón sí o no, es Celia Mayer.

Pero eso se vota en Pleno.

No.

¿No se vota en Pleno si se aprueba el plan?

Claro, pero ellos (Ahora Madrid) tienen la mayoría.

Pero independiente del 'y tú más', dentro de los compromisos éticos de C's estaba no aceptar regalos ni prebendas y Enrique Cerezo, además de estar imputado por el caso del ático de Ignacio González, representa a una institución, el Atlético de Madrid, que tiene intereses urbanísticos sobre los que los representantes municipales tienen que decidir.

No fue un regalo, pensaba que estaba haciendo lo que debía. Yo tengo siete concejales, no tengo ningún poder de decisión sobre eso. Celia Mayer sí, y de ella no habla nadie.

Pero queremos saber si no contradice el programa de Ciudadanos.

Dentro del programa de Ciudadanos esto es representación institucional. He estado en mil millones de sitios.

¿Pero pagados por empresarios?

Es que esto no estaba pagado por empresarios. A mí me invita el Club Atlético de Madrid. No tiene nada que ver. Estaba representando a Madrid en un momento, no voy a decir histórico porque ya había pasado lo de Oporto [por Lisboa, anterior final entre Real Madrid y Atlético], pero yo pensaba que estaba haciendo lo que debía y que era mi deber. Yo no ganaba nada estando allí. Hubiese estado mejor viéndolo con todos mis amigos, estaría mucho más feliz. Ni siquiera soy del Atleti. Pensé que estaba haciendo lo correcto. Pero cuando no hay ninguna otra cosa por la que atacarte... Lo que no entiendo, y esto lo digo como reflexión, es el impacto que tuvo eso y el cero impacto que ha tenido que se hayan gastado el dinero de los madrileños en un viaje a París a una convención de IU. O lo que han hecho con el Plan B de Varoufakis, con los gastos pagados por una concejala que es firmante del propio plan. ¿De eso no se habla y de esta broma de mal gusto sí? Yo alucino.

Si el PP hubiera dependido de Ciudadanos hace un año para gobernar, ¿qué habría hecho? ¿Hubiera alzado a Esperanza Aguirre a la Alcaldía si hubieran tenido un edil más?

Nunca lo sabremos. Nosotros somos muy exigentes. Si hubiese dependido de nosotros Ahora Madrid la situación hubiese sido igual.

A Ahora Madrid no la apoyaron.

No tenía necesidad de nosotros. Si nos hubiese necesitado sí hubiésemos hablado de un apoyo condicional, pero no fue así. Si el voto de Ciudadanos hubiese sido condicionante hubiésemos sido exigentes tanto con unos como con otros. Con el Gobierno de Manuela Carmena hubiésemos sido muchísimo más exigentes en la parte de economía, en la que están fracasando. No os dais cuenta de hasta qué punto los datos están siendo funestos. En cuanto a desequilibrio territorial, el paro se está cebando con los cuatro distritos más pobres de Madrid: Puente de Vallecas, Usera, Carabanchel y Villaverde. Ahora parece que la desigualdad territorial ya no molesta. O la brecha de género. Es muy fuerte que uno de cada cinco trabajadores sean del sector público. Eso no hay quien lo mantenga. Sobre todo si le pones palos en las ruedas a los hosteleros. Es que mires el dato que mires... La venta de viviendas en el último cuatrimestre de 2015 ha bajado un 15 por ciento. Sólo ha aumentado el precio del alquiler, que es un rasgo muy claro de precariedad porque la gente no se atreve a comprar cosas.

¿Y en un año todos esos datos tan catastróficos son atribuibles al Ayuntamiento?

Pues sí, mira. No sé si todo es íntegramente atribuible al Gobierno municipal. Lo que digo es que esos indicadores han empeorado. Cuando tienes parado lo de Wanda, lo de Berrocales, Chamartín, cuando tienes a los hoteleros hinchados a multas, a los de las terrazas totalmente coartados... Cuando se lo pones tan difícil al empleo y estás generando muchísima desconfianza de cara al exterior pues claro que sí, es atribuible. Trato de ser bastante justa. Cuando he hablado de Wanda siempre he criticado la postura del PP. Creo que Wanda finalmente se va porque se le hincharon unas expectativas y el gobierno de Madrid no ha sabido gestionarlas.

¿Por qué no le gusta a C's el proyecto de Carmena sobre la operación Chamartín?

No me gusta nada. Es una broma de mal gusto porque la idea del Ayuntamiento es un PAU triplicado. No puede ser que todo el mundo esté equivocado menos tú y no puede ser que los cocines tú solo y nos tengas a los demás haciendo el tonto en mesas de debate donde ellos estaban trabajando en otro plan sin escuchar a nadie. Su proyecto no contenta a C's, ni al Colegio de Arquitectos, ni al inversor privado, ni a Adif, ni a Fomento, ni a la Comunidad de Madrid.

Al PSOE sí.

Lo han hecho ellos, con Mangada y compañía... ¡Está clarísimo! ¡Pero si la única que se sabía el plano era (la edil socialista) Mercedes González, que estaba sentada a mi derecha! ¡Que le dijeron si quería intervenir! A mí no me gusta nada. Nosotros sí que hubiésemos condicionado mucho. Mira, la primera pregunta que le hice al inversor privado fue si admitía una cláusula donde priorizara la contratación de parados de larga duración y mayores de 50 años y me dijeron que sí. Ese fue mi primer requisito y no espacios de participación para no sé qué. Se le podían sacar muchas cosas porque tenía realmente ganas de sacarlo. No admitiría la herencia del PP, la condicionaría. Y luego presentaría algo posibilista, evolutivo y realmente moderno. A mí sí que me apetece que haya un Down Town en Madrid. Me encanta.

Si se pusieran en marcha tantos proyectos a la vez, ¿no cree que se generaría un nuevo 'boom’ inmobiliario en la capital?

A mí no me gusta el ladrillo, pero no todo es construcción. Wanda es rehabilitación. Además, regeneraría una zona que estaba bastante degradada. El Mercado de Legazpi era la rehabilitación de un mercado muerto desde hace mucho tiempo y la reconstrucción de una zona. Si ahí metes funcionarios te ahorras el alquiler, sí, pero a las tres de la tarde se van a casa y los fines de semana no están. Así que esa zona no la regenerarían.

¿Se ha sentido identificada con el cómic al estilo 13 Rue del Percebe creado por el PP, en el que la caracterizan con el lema 'De perfil para captar votos'?

Ellos piensan que C's tiene que votar en sintonía con el PP pero no somos el PP y no logran comprenderlo. Cuando presentamos las escuelas infantiles para derrotar el modelo de adjudicar al mejor postor por criterios económicos no les cuadran, pero no somos ellos. Tienen que entender que sí que somos centro.

Autor >

Autor >

Autor >

Julio de la Fuente

Periodista, criminólogo y experto en márketing político. Trabaja en Europa Press y colabora en distintos medios de comunicación. Tras más de una década cubriendo Madrid, ha vivido varias campañas electorales y movimientos como el 15-M.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

5 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Anna

    Mezcle una taza de discurso copia y pega con una pizca de rabieta y 2 cucharadas de pataleta. Voilà Begoña Colada, el cóctel sensato.

    Hace 4 años 10 meses

  2. Jorge

    ¿Pero qué es eso de que son un partido sin ideología? Su programa económico es ideología pura. Como el del resto de partidos. La economía es ideología. El modelo económico, las prioridades en las partidas, el modelo social y de país. Todo eso es ideología. . Quizás lo que sucede es que Begoña VIllacís no termina de entender lo que significa la palabra “ideología”. Y mira que es sencillo buscarlo en la wikipedia. https://es.wikipedia.org/wiki/Ideolog%C3%ADa

    Hace 4 años 10 meses

  3. Nacho

    Es tu deber acudir invitada a un acto festivo en Milán por un empresario que está investigado por pagar un ático a otro político????

    Hace 4 años 10 meses

  4. Sara.

    Me ENCANTA la parte en la que se queja de la limpieza en las calles de Madrid para después decir que no sabe si las calles están muy sucias. La misma mierda con distinto color. Ciudadanos PPeros deberían llamarse.

    Hace 4 años 10 meses

  5. Sergio

    Tranquiliza ver que en algunos aspectos, la nueva alternativa al partido tradicional de la derecha tiene valores más asentados del S.XXI. Pero en lo fundamental es más de lo mismo, como en el entendimiento del desarrollo y el modelo económico. Se califica la Sra. Villacís de pragmática. Y sí, lo es, pero con un matiz: entiendo el pragmatismo basado exclusivamente en lo económico. Cuando desde Ahora Madrid se han rechazado modelos como el de la Operación Chamartín o la propuesta que había de inversión en el Mercado de Legazpi, lo que se hace es cumplir un programa por el cual los ciudadanos les hemos votado. Los que lo hemos hecho, no queremos desarrollos basados en el ladrillo ni en la gran empresa, porque no todo se justifica con puestos de trabajo. La necesidad de hacer una ciudad más social y en la que el ciudadano sea el protagonista de la misma, para muchos de nosotros es prioritario sobre modelos urbanísticos como los que ella defiende. Y qué decir de Los Berrocales... ¿Es un imperativo que una ciudad ya bastante saturada tenga que seguir creciendo? Por supuesto que hay ideología en todo esto, pero es lo que hemos votado Sra. Villacís, le guste o no. Quizá un ejercicio de reflexión sobre otros modelos de desarrollo le ayudarían, si no a compartir estas posturas, a entenderlas.

    Hace 4 años 10 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí