1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Crónica parlamentaria

Retorno al futuro

La constitución de la Mesa evidencia un pacto poco claro entre las derechas del Estado; como dijo su ideólogo, sin meterse en política

Guillem Martínez Madrid , 19/07/2016

Malagón

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Solemne apertura de legislatura en el Congreso. La cosa consiste en que los diputados llegan, votan la mesa, juran el cargo y se piran. Un pasodoble tiene más tensión dramática. El caso de la cosa, la tensión, incluso el intríngulis, es que todo esto se desarrolla en una cultura política que no puede verbalizarse en voz alta desde 2011. Quizás, por eso mismo, no hubo posibilidad de Gobierno en la anterior legislatura, esa cosa a la que se accede hablando en voz alta. La sesión de hoy, por tanto, tiene el interés de una peli de Bergman. Interpretar lo que está pasando en una trama sin diálogos razonables que, por otra parte, aburre a las ovejas. Vaya, los diputados han empezado a votar como posesos al Presidente/a del Congreso.

Les explico lo que iba a pasar hasta ayer por la noche, y lo que está pasando ahora. Hasta ayer por la noche iba a ser Presi del Congreso Xavier Domènech, de En Comú Podem. El objetivo era llegar en segunda posición a la primera votación y, en la segunda votación, obligar al PSOE al dilema de votarle, o de que se formulara en voz alta. Es decir, que votara al candidato del PP. Para llegar a la segunda votación eran necesarios los votos de ERC y de CDC. Para el negociado CDC, Pablo Iglesias tuvo un golpe de genio. Cogió el teléfono y --piticlín, piticlín-- llamó al President Puigdemont. Llegaron al acuerdo de que CDC votaría a Domènech. Por lo que se sabe, hoy no lo va a hacer. Es decir, Francesc Homs/el grupo de CDC en el Congreso ha pasado tres pueblos del presi Puigdemont. O vete a saber qué significa eso cuando nadie se formula en voz alta. Bueno, les hago un spoiler. Se sabrá lo que significa eso dentro de un rato, cuando se vote a los vicepresidentes de la Mesa. ERC, a su vez, se rajó anoche mismo de la propuesta. Por razones mejor interpretables. Ve a En Comú como su competidor directo en Catalunya, por lo que no le dará ni los buenos días. Como tampoco puede autoformularse en voz alta, desde ayer ERC está explicando esta decisión electoralista vía twitter, aduciendo que lo hace, como todo, por Catalunya all day long, etc. Rayos, han acabado de votar y recontar. Ana Pastor y Patxi López son los primeros clasificados. Pasamos a la siguiente ronda.

Mientras votanZzzz, les hago un perfil ideológico de Ana Pastor, que es la que va a ganar ante la ausencia de los votos de CDC y ERC en la primera ronda. En el PP, partido joven y conectado intelectualmente con el siglo XXI a espuertas, hay, como todo el mundo sabe, dos grandes sectores. El sector Próstatas Como Cocos, y el sector Tena Lady. Fuentes bien informadas afirman que ella pertenece al segundo. En otro orden de cosas, en otra cultura política estaría jubilada tras su gestión como ministra del caso del accidente del Alvia. Aquí podría haber compaginado ese cargo con el de alférez provisional, que no pasa nada. Vaya, leen el recuento. En efecto, Patxi López debe abandonar la Academia. Empiezan las votaciones para los vicepresidentes.

Mientras votanZzzz les paso unas notas de sociedad. Los señores PP visten como si fueran al hipódromo o al Consejo de Bankia, mientras que las señoras han apostado por el vestido coctel. Si Patrimonio Nacional las hubiera dotado de sendas pamelas, la ceremonia de hoy hubiera convalidado 16 bodas de infantas. Con el ahorro obtenido hubiéramos podido poner al primer manchego en órbita. En la anterior legislatura ellos iban con el traje de cuando te entierran, y ellas tendían más a la dama petitoria, figura más sobria. Esa sensibilidad solucionada con la que cometen el vestuario puede ser un indicativo de que la situación está encarrilada, y que un pleno vuelve a ser un coctel, o un Consejo de Bankia. Como en los glory days. Vaya, la Mesa de edad ha finalizado su recuento. El primer vicepresidente es de C’s, como estaba previsto desde que falló el plan CDC+ERC. La sorpresa es que ha ganado por más votos de los calculados. Es decir, no sólo no se produjo el pacto de En Comú/Podemos con CDC y ERC, sino que en su lugar se produjo otro. ¿Entre quién? Al finalizar la sesión, Iglesias se fue a toda milk a hablar con los de ERC. Los de ERC le juraron que se habían abstenido en todas las votaciones. Pero lo mismo dijo CDC. Alguien miente. La hipótesis más plausible, en una cultura política que, de hablar sobre sí misma en voz alta, haría llorar a los niños, es que han votado a C’s los chicos y chicas CDC y PNV. Lo que a su vez indica que hay --o habrá- un pacto, que tal vez no será verbalizado en ningún momento, entre PP, C’s, PNV y CDC. Las derechas del Estado, vamos.

Mientras votanZzzz para los cargos de secretarios, les explico en qué consistiría ese pacto. No consistiría en obtener grupo propio. Eso ya lo tenían con Domènech. Consiste, por lo tanto, en algo más. Un bonus track difícil de conocer ahora, en una cultura política cuyos partidos no se formulan en voz etc. Puede ser un acuerdo puntual, una ventaja económica como grupos. O puede ser algo de nivel medio o alto. Puede ser una solución al tema catalán. Es decir, un Pacto Fiscal. La Gene en ningún momento ha querido nada más que un Pacto Fiscal. Ha utilizado el Procés y la amenaza gaseosa de independencia para negociarlo. En lo que es una mala negociación, pues el Gobierno ha sabido, en todo momento y gracias a las reuniones con Mas, que lo de la independencia era un farol. El Procés, vamos, ha quedado visto para sentencia otra vez hoy, no existe. Ni tampoco el temor del PP al Procés. El Procés ha sido un intento, exitoso, de ir tirando. En Grecia o Italia, la crisis ha acabado con los partidos viejos. En Catalunya y en España han sobrevivido gracias al Procés y gracias a la amenaza España-se-resquebraja system. Dos negociados que, en tanto que formulados en voz alta en una sociedad cuyos partidos no se formulan en voz alta, no eran reales. Lo único cierto es que las derechas hispanas --PP, C’s, PNV, CDC-- se necesitan y vuelven a trabajar juntas. Un indicio de que trabajarán juntas en la próxima reforma constitucional, con la que se intentará cerrar la crisis de Régimen. Y que no puede tardar. Será la próxima legislatura --esta durará un suspiro--. O ésta. Los procesos constituyentes y las reformas constitucionales, en una sociedad cuyos partidos no se pueden formular en voz alta, se hacen sin avisar y rapidito.

RecuentoZzzz. La mesa ya está completa. Los diputados prometen, juran, o juran en arameo, como los de Podemos. No puedo escuchar lo que dicen desde la sala de prensa. Nuevamente, jefatura ha tenido la ocurrencia de desconectar los micrófonos de los escaños. Entiendo que, al menos dos diputados, hablan de Proceso Contsituyente, una figura que no está de moda desde que, tras las últimas elecciones, Podemos se verbalizó lejos del campo semántico de esa palabra sexy. En una cultura en la que ningún partido se verbaliza, va y el primero en hacerlo es Podemos y en esa dirección. Brrrr. No me extraña lo de los vestidos cóctel.

Ana Pastor, la nueva Presi, habla. Conceptos: “nación”, “proyecto común que es España”, “Monarquía”, “Felipe VI presta un servicio fundamental a la sociedad”, “lucha contra la lacra del terrorismo”, “estabilidad”, “consenso”. Mujer de su tiempo, en su discurso citó a Landelino Lavilla. Ni siquiera se molestó en meter un PokemonGo en alguna frase, para adaptar al siglo XXI toda esa mítica que empieza en la Restauración y se renueva en la Restauración2.0 y que, de alguna manera, y esto es difícil de prever en una sociedad cuyos partidos no etc, quiere volver con fuerza.

Solemne apertura de legislatura en el Congreso. La cosa consiste en que los diputados llegan, votan la mesa, juran el cargo y se piran. Un pasodoble tiene más tensión dramática. El caso de la cosa, la tensión, incluso el intríngulis, es que todo esto se desarrolla en una cultura política que no puede verbalizarse...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

7 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Sergi.

    Mas claro el agua. Gran artículo. Soy independentista. O eso creo porque ante cosas como esta se le quitan a uno las ganas.

    Hace 5 años 3 meses

  2. Jesús Díaz Formoso

    Todo comienza con la visión de Bernard Mandeville (1670-1733), y su "Fábula de las abejas", conforme a la cual "los vicios privados hacen la prosperidad pública". Tras él, llegó Adam Smith con el "laissez faire". Dejemos hacer. Demos recorrido a los “vicios” privados como conformadores de la sociedad. Como advierte Kropotkin, en el final de sus días, “Desde 1723. Mandeville, el autor anónimo que escandalizó a IngIaterra con su Fábula de las abejas y los comentarios que añadiera, atacó de frente la hipocresía de la sociedad disfrazada con el nombre de moral. Manifestaba cómo las costumbre sedicentes morales no son más que una máscara hipócrita; cómo las pasiones que se las cree dominar con el código de la moral vigente toman, por el contrario, una dirección tanto más perniciosa cuanto mayores son las restricciones de este mismo código”. Es decir, estamos ante el “sentimiento moral”: Intentando describirlo llevamos muchos siglos. Sobre ello, de nuevo Kropotkin, escribe “Adam Smith ha puesto el dedo sobre el verdadero origen del sentimiento moral. No va a buscarlo en las ideas religiosas o místicas; lo encuentra en el simple sentimiento de simpatía. Veis que un hombre pega a un niño; comprendéis que el niño apaleado sufre; vuestra imaginación hace sentir en vosotros el mal que se le infringe, o bien sus lloros, su compungida carita os lo dice; y, si no sois un cobarde, os arrojáis sobre el hombre que pega al niño, se lo arrancáis a la fuerza. Este ejemplo por sí solo explica casi todos los sentimientos morales. Cuando más poderosa es vuestra imaginación, mejor podéis comprender lo que siente un ser afligido, y más intenso, más delicado será vuestro sentimiento moral, más compelido os veréis a sustituir a ese otro individuo; con mayor agudeza sentiréis el mal que se le haga, la injuria que le ha sido inferida, la injusticia de la cual ha sido víctima; mayor será vuestra inclinación a impedir el mal, la injuria o la injusticia; más habituado estaréis por las circunstancias, por los que os rodean, o por la intensidad de vuestro propio pensamiento y de vuestra propia imaginación a obrar en el sentido en que el pensamiento y la imaginación os empujan. Cuanto mayor sea en vos ese sentimiento moral, mayor predisposición tendrá para constituirse en hábito”. * NOTA: La referencia de Kropotkin a Adam Smith, lo es, no a su obra "La riqueza de las naciones", sino al primer Adam Smith, el de la "Teoría de los sentimientos morales". Así, cuando se pretende llenar el concepto y la realidad del Hombre como mero "ser de naturaleza política", se incurre en un narcisismo "colectivo" que nos lleva a rechazar los Derechos Humanos, los derechos de las minorías (todos, de una u otra manera, somos parte de alguna minoría, no lo olvidemos), en aras de una mejor "sociedad". Pero la sociedad no es sino la suma de los individuos, todos con una misma finalidad: alcanzar deseos o evitar males, tanto monta. El aspecto Social existe aquí, no obstante. Los individuos humanos somos la colectividad. Y nuestra naturaleza, es biológica, siendo la faceta social un mecanismo de garantía de supervivencia de la especie. La sociedad como soporte -medio- del individuo; frente a la sociedad como fin -"destino en lo universal" se llegó a llamar- en si mismo. ¿Mamíferos o insectos? La Perfección es un deseo –inalcanzable, por lo demás. Y como tal deseo, es eminentemente subjetiva. La Democracia Perfecta, por tanto, es un concepto contingente, nunca absoluto. Pero empecemos por acercarnos en su búsqueda. La perfectibilidad (perfección como proceso; dinámico), en cuanto a la Democracia, está en directa dependencia del Principio de Separación de Poderes. Siempre Montesquieu. Sin perder vigencia tal principio, si evoluciona su comprensión. Actualmente, el reto es recuperar el Poder de hacer Leyes. El Parlamento secuestrado por los poderes fácticos, que ya no vemos como el lugar en que nos autoregulamos (nunca lo fue; ahora se ve con claridad el proceso antecedente al “hoy”). No nos autoregulamos. Nos regulan. Y no en nuestro beneficio, sino en el de los “señoritos” de ayer y hoy. La Ley no es expresión de la Libertad individual, sino expresión de la jaula de cristal en que la hemos encerrado. Las Leyes aprobadas por este remedo institucional son despreciadas por la inmensa mayoría. Pero nada podemos hacer al respecto en la situación de falta de Libertades, de destrucción de la educación y de la misma comprensión lectora, de inanidad, de desesperanza, en que nos encontramos. La Ley es rechazada por la mayoría. Esa es la situación que comenzamos a percibir con claridad. Entonces, el reto es recuperar el poder de hacer leyes por parte de la mayoría. Recuperar el Poder Legislativo. Y en eso estamos. Una posibilidad –por la que me decanto rotundamente- es un sistema en red por el que los individuos sean los que decidan –por mayoría- las leyes que han de ser promulgadas. Aquí entra una concepción “postmodernista”, que asumo: La ideología, como la religión o la ética (dejemos al margen ahora la moral), son asuntos del individuo. Que habrán de regir sus decisiones y actos, desde su interior. Con ello nos acercaremos a una “nueva sociedad”, que no sólo a una “nueva política”. Asumiendo como decisión propia las decisiones de la mayoría –no representada, sino presente directamente en la toma de decisión–, sin renunciar a sus propias convicciones, que le pertenecen al individuo, y que son objeto de la Libertad de Expresión. Acepto como propia la voluntad de una mayoría, de la que discrepo. Desde esa recuperación del poder de dotarnos de leyes, podremos encauzar la actuación de los otros dos poderes clásicos, el Poder de Ejecutar las Leyes, y el Poder de aplicarlas al caso concreto (poder Ejecutivo y Poder Judicial). Es un proceso. Y está en marcha. ¿Para bien? Depende de nosotros, de nuestra implicación en el proceso, de la asunción de la necesidad de aprender, y sobre todo, de extraer de nosotros lo que es “más” común. Que es mucho. Evitar las divisiones, encontrándonos unos a otros, conforme a nuestra naturaleza solidaria (por altruismo o por egoísmo, no es la cuestión; lo siento por los Bentham y compañía) es el único remedio para que el proceso de “perfección” de la Democracia sea verdaderamente tal. Y para ello hemos de esforzarnos. Esforzarnos en aprender con la mirada limpia, esforzarnos por compartir. Esforzarnos, en suma, por perder el miedo a la Libertad, que deseamos y tememos. Deseamos conforme a nuestra naturaleza; tememos conforme a la naturaleza del poder de imponernos lo que nos es extraño. Porque al final, todo el tinglado del poder se sostiene mediante la Organización de la violencia estatal. O lo que es lo mismo, mediante nuestros impuestos, gracias a nuestro trabajo.

    Hace 5 años 3 meses

  3. Trispa

    Felicidades por el artículo. Me parece genial!

    Hace 5 años 3 meses

  4. Trispa

    Felicidades por el artículo, me parece genial!

    Hace 5 años 3 meses

  5. Rafael_F

    Suscribo cuanto han dicho Josep y Fer. Pedazo de artículo que "sería para reír... si no fuese para llorar."

    Hace 5 años 3 meses

  6. Josep Alfegí

    Pedazo de artículo! Magnífico. Boquiabierto quedo y con ganas de más carnaza. ¡Qué retrato al natural de los tiempos que corren! Hasta la narrativa es original y trepidante. Una lección de cómo hacer buen vino de una cepa tan enana... Y un consuelo, menor también, pero consuelo má que necesario: el panorama desolador permite hacer buen periodismo.

    Hace 5 años 3 meses

  7. Fer

    jaja buen artículo! sería para reír... si no fuese para llorar.

    Hace 5 años 3 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí