1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Los demás observando y mientras el PP jugando

Rajoy, líder de un partido en el banquillo, con más de 500 imputados por corrupción, maneja la batuta de la investidura provocando el jolgorio de propios y la vergüenza de ajenos, atónitos ante la idea de que la Audiencia les procese y no pase nada

Rubén Juste de Ancos 27/07/2016

<p>Mariano Rajoy acompañado por su mujer y la plana mayor del partido durante la noche electoral del 26J</p>

Mariano Rajoy acompañado por su mujer y la plana mayor del partido durante la noche electoral del 26J

PARTIDO POPULAR / FLICKR

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Vuelve una nueva ronda de contactos para la investidura. Huelga decir el estado de fatiga, calor de julio mediante, y sobre todo el macerado aburrimiento que provocan los desfiles, personajes y lugares. Sin distinción del color. Repiten escena, pero algo profundo ha cambiado, y es que lo que eran certezas en diciembre, ahora se han quedado en agua de borrajas: Podemos, aturdido, ni intenta acercarse al PSOE, y el decidido PSOE de febrero ahora rehúye el abrazo del momificado Rajoy, convertido en activo cortesano tras la operación de cirugía electoral. Mientras tanto, el afable Ciudadanos, pactista por naturaleza, ahora enseña sus afilados aunque pequeños dientes, para dejar clara su capacidad de veto ante la mínima maniobra del PP. Y el PP, mientras tanto, habiendo ya preparado su sepulcro, pasa al homenaje, dándose el lujo de jugar en votaciones menores (vicepresidencias terceras) al pacto con los nacionalistas, utilizando si hace falta el manido órdago del descuento fiscal, que todo vale. En uno y otro sector sucede algo similar: los nuevos ni tenían, ni tienen, un plan B ante la fallida caída de su rival inmediato, y especialmente ante la crecida del PP. Lo peor de todo: mientras unos y otros están desorientados, el PP, con el partido sentado en el banquillo, sigue tapando fugas hasta lograr afianzar de nuevo el barco. Por ello, algo hay que tener claro: si este partido ahora sobrevive, no será por los 7.906.185  votos que exhibe el Partido Popular, sino por los 13.920.069 votos en manos de los otros tres partidos mayoritarios que pueden darle el respirador artificial de La Moncloa, sea por omisión, voto activo o abstención. Como menciona Garzón, nadie quiere hacerse responsable de la supervivencia del PP. Lo cual supone, también, que nadie responda a los interrogantes que plantea el abismal escenario: ¿Qué hacer ante un gobierno más del PP? ¿Es el principio de otra larga hegemonía o sufrirá un desgaste en el gobierno? Y, en consecuencia, ¿se debería intentar neutralizar un gobierno del PP con una propuesta de gobierno alternativo?

En Podemos, por un lado, no tienen claro qué deben hacer como segundos de la fila, pues partían del único escenario de sorpasso o al menos del repunte. Despojados de las partes más conflictivas del programa y apaciguada la movilización para una incursión Blitzkrieg al poder,  el nuevo escenario no esperado les ha hecho optar por permanecer quietos. Lo problemático de esta posición de salamanquesa es que no forma parte de una estrategia, como la de Rajoy, sino que es parte de la falta de estrategia. Descartada la posibilidad de sorpasso y liderazgo del bloque, toca repliegue en las trincheras, bajo el pretexto de tomar posiciones para un asalto lento, pero con el efecto de un barco sin brújula. La hoja de ruta ahora es Rajoy, pues tomar la iniciativa y llamar al PSOE sería como volver con un mal amor que creías superado y que te situaba en un papel secundario. Después de todos los aires de dependencia y mano tendida desplegados en campaña, ahora pasan al más vale solo que mal acompañado.

En el PSOE y Ciudadanos tenían la seguridad de ser la apuesta del poder económico. Pero sus malos resultados han mostrado al Ibex35 y a Europa que las cosas no están para experimentos y ya optan por lo malo conocido. El escenario ideal siempre fue la Gran Coalición, pero con el PP como actor secundario. La lista de agravios es larga y tras años de intervencionismo y desprecio hacia la burguesía tradicional siguen ahí, pero dejarán el pulso para otro momento. La corrupción es un mal menor, comparado con el bloqueo a su proyecto que podría suponer un gobierno progresista, eso son palabras mayores. Delante están las famosas reformas: apuntalar la reforma laboral, impulsar el mayor proceso de concentración del sector bancario del último siglo (quedarán menos de 10) y una mayor apertura de sectores como la educación o la sanidad a la inversión privada.

Esto pasa mientras el PP toma velocidad de crucero para reconstruir su maltrecho aparato, que pasa de estar acercándose a la descomposición y a una lucha fratricida Rajoy vs. Aznar, a elegir presidente del Congreso y dirigir el ritmo de las negociaciones para la investidura. El partido procesado, más de 500 imputados, y todos los pisos de Génova azotados por la corrupción. Pero ello no impide que Rajoy maneje la batuta de la investidura desde La Moncloa, provocando el jolgorio de propios y la vergüenza de ajenos, atónitos ante idea de que la Audiencia les procese y no pase nada. Como siempre.

Falta crítica en la izquierda, sobre todo aquella que permita ayudar a superar una lectura basada en forzar las contradicciones del PSOE, que son muchas. Si el juego de la política populista es moverse en estas contradicciones, habrá que asumirlas, pero también habrá que jugar con todas las contradicciones existentes, no sólo aquellas que te permitan dar el sorpasso. Una de ellas, poco explorada, está al otro lado del río. Tiene que ver con la función del PP como partido de gobierno y el control de determinadas áreas del Estado, que le permite subsistir como partido, siendo la correa de transmisión de múltiples redes empresariales y coadyuvando a implantar el nuevo modelo neoliberal progresivamente instaurado. En consecuencia, una parte importante de la subsistencia del partido y del modelo social y económico emergente se encuentra en la capacidad del PP para retener el próximo gobierno de España.

Y es que durante los últimos quince años han controlado todo, pero hoy sólo le quedan dos grandes feudos y un partido procesado: el Gobierno nacional en funciones y la Comunidad de Madrid, bajo pacto con Ciudadanos. Ni la Comunidad Valenciana, ni Valencia, ni Madrid, sus grandes centros de subcontratas, ni las cajas de ahorros, sus pulmones. La crisis económica ha obligado a readaptar su función, tuvo que deshacerse de las cajas, y hacerse intermediario de los grandes fondos de inversión extranjeros, que poco a poco se quedan con todo el tesoro del emporio PP: pisos del IVIMA, del ayuntamiento, o los préstamos y activos de las antiguas cajas de ahorros en manos del FROB. Estas operaciones dan cuenta no sólo de un nuevo comprador para el PP, sino de toda una nueva relación social sobre la que se asienta el modelo económico del nuevo PP: ser intermediario entre el capital internacional y las administraciones dentro de un nuevo modelo social y económico basado en la nueva posición de España dentro de la cadena internacional de valor.

Con todo esto, deberíamos preguntarnos: ¿Qué pasará con todo este entramado político-empresarial si su centro de intermediación, el PP, es apartado del gobierno? Y, ¿Qué pasará con el PP si deja de cumplir esa función?

Para ilustrar el posible escenario, vale la pena cruzar el charco y observar el laboratorio neoliberal que es América Latina. Como sabe el sector latinoamericanista de Podemos, los partidos conservadores en América Latina muestran rasgos muy similares al Partido Popular. Estos partidos pueden ser incluidos en el amplio abanico de las derechas patrimoniales, muy extendidas en Latinoamérica, que tienen su razón de ser dentro del Estado. Es el lugar donde todos los elementos que forman parte del bloque logran su sustento, tanto político, económico, como ideológico. El Estado es su razón de ser, incluyendo sus redes de confianza tanto en puestos de confianza o promoviendo que entren en las carreras funcionariales, haciendo así suyas las cadenas de transmisión del Estado. Por otro lado, los grandes empresarios, mano derecha de la derecha patrimonial, encuentran en el Estado su principal sustento. Su acumulación primigenia surge de esta, de sus concesiones, adjudicaciones, lo que permite constituirse como gran capital. Las grandes empresas españolas han vivido del Estado, directa o indirectamente, y durante el último periodo éste ha permitido a muchas recuperarse. Ejemplo es OHL, que conseguía un tercio de su facturación entre 2004 y 2008 de comunidades donde gobernaba el PP. O ACS, que se hizo holding gracias a los préstamos sucesivos de Bankia, gobernada por Blesa, amigo de Aznar.

Pues bien, la experiencia allí muestra cómo la salida del Estado de estas derechas, desplazadas por el ascenso de nuevos movimientos políticos progresistas y la reconfiguración de la forma de este Estado, vía proceso constituyente, supuso la división y ostracismo de estas derechas durante un periodo relativamente largo. Como diría Poulantzas, el Estado ayuda a que los ricos sean amigos y, por defecto, su falta los vuelve insensiblemente egoístas, enemigos unos de otros. La izquierda, consciente de ello, prefiere volver al reconfortante postulado fatalista: no hay mal que dure cien años, sea el capitalismo o la clase dominante. Basta con observar cómo cae por su propio peso.

Triste es que, mientras observamos, el PP y el poder económico siguen jugando, a nuestra costa.

Vuelve una nueva ronda de contactos para la investidura. Huelga decir el estado de fatiga, calor de julio mediante, y sobre todo el macerado aburrimiento que provocan los desfiles, personajes y lugares. Sin distinción del color. Repiten escena, pero algo profundo ha cambiado, y es que lo que eran certezas en...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Rubén Juste de Ancos

Doctor en Sociología. Asesor de Unidos podemos en el Congreso. Amante del periodismo de Marx e Ida Tarbell. Esta decía que "no hay medicina más efectiva para llegar a los sentimientos de un público fervoroso que las cifras".

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Dr. Benson

    Necesita un préstamo ahora a través de acesspennyfin@gmail.com para Más información bien. espero tu respuesta Dr. Benson Empresas de financiación de préstamos CEO ... / MD

    Hace 3 años 8 meses

  2. kamilore

    Mágnifico artículo para reflexionar y construir una estrategia...

    Hace 6 años 1 mes

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí