1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Miguel Urbán / Eurodiputado y cofundador de Podemos

"Hay gente de Syriza con la que ya no me hablo"

Pablo García 3/08/2016

<p>Miguel Urbán durante un acto de Podemos</p>

Miguel Urbán durante un acto de Podemos

PODEMOS

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

El eurodiputado Miguel Urbán (1980), cofundador de Podemos y perteneciente a la corriente derivada del efímero partido Izquierda Anticapitalista, nos recibe en la oficina europea de la formación morada en Lavapiés. Afuera, un calor salvaje achicharra el pavimento. Al terminar la entrevista Urbán sale pitando hacia una localidad del sur madrileño. "Voy a comprarme un coche de segunda mano", informa.

Pablo Iglesias criticó la utilidad del Parlamento Europeo antes de dejar su escaño en Bruselas. ¿Cuál es su opinión?

Ahora hay un descrédito muy importante de las instituciones europeas y una crítica, casi asumida, por la falta de democracia en la Unión. Es algo palpable y el ejemplo máximo es el Parlamento Europeo, la única de las tres instituciones [junto con la Comisión Europea y el Consejo] directamente elegida por los ciudadanos. En realidad son cuatro si contamos al BCE, que no suele entrar dentro en el imaginario pero es de las que más poder tiene. La institución con menos poder es el Parlamento Europeo. En cualquier democracia occidental la Eurocámara sería más bien una especie de consejo consultivo.

A veces parece un mero altavoz desde el cual protestar.

Por eso parece un consejo consultivo: se le pide consultas. Consultas sobre derechos humanos, sobre la política económica a seguir, sobre cómo sancionar a un país. Pero no decide. Los que deciden están fuera del Parlamento Europeo. Hay casos paradigmáticos: el premio Sajárov se lo concedimos a un bloguero saudí condenado a diez años de cárcel por defender la libertad de expresión. Pero mientras hacíamos eso, los principales vendedores de armas a Arabia Saudí seguían y siguen siendo países europeos. Sin ir más lejos, Reino Unido medió para que Riad  entrara en la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Y eso entra en colisión con lo que decidimos los eurodiputados, porque también nos utiliza el establishment para dar un barniz de legitimidad a valores continuamente violados por las propias instituciones.

¿No es casi imposible cambiar esta UE dispar, con un norte dominado por la austeridad, pulsiones xenófobas un poco en todas partes, crisis de refugiados, euroescepticismo rampante, un estado miembro que ha votado largarse...?

Ahora mismo no hay mayor generador de antieuropeísmo que las instituciones europeas y la gran coalición que las domina, socialistas y populares a los que Tariq Ali llama de extremo centro. Se venden como europeístas pero son una máquina de generar euroescépticos. Nosotros somos los que defendemos Europa, que creo que está al borde de la implosión. Una implosión de la UE tal y como la conocemos porque no estamos ante una crisis cualquiera. Los que defendemos romper con este camino somos los que defendemos Europa. Pero claro, otra Europa totalmente distinta a la que hay, cuyas instituciones gobiernan a favor de una élite neoliberal. Sólo hay una posibilidad, la ruptura democrática. ¿Eso se conseguirá mañana? No. Pero la historia va mucho más acelerada de lo que pensamos.

Un momento convulso.

Convulso y complejo y, sobre todo, muy condensado. Parece que el Oxi griego fue hace mucho y fue hace un año, ¿verdad? La crisis del sistema de fronteras [cuando se empezó a tomar conciencia de la crisis de los refugiados] va a hacer un año en agosto. Suceden muchas cosas en muy poco tiempo. En el horizonte pueden generarse muchas grietas en la Unión, como las ha generado el Brexit, sin descartar su implosión. Y yo no digo que la implosión signifique necesariamente nada bueno.  

¿Y al final no hay que votar? La austeridad sigue dominando, aunque está tocada, y el euroescepticismo que flota ladea más del lado de la extrema derecha, con salvedades.

También hay mucho de rebelión contra la austeridad. Estamos yendo hacia una polarización de la sociedad como vivimos en los años 30 y no es dual, sino que habría que hablar de polarizaciones. Algo más diverso que la clásica división derecha-izquierda o comunismo-fascismo del periodo de entreguerras. La polarización a veces se da entre lo que yo llamaba extremo centro contra la extrema derecha. En Austria la única alternativa a los dos grandes partidos, socialdemócratas y populares, es la extrema derecha, que simboliza una suerte de impugnación contra el sistema austriaco. Lo que pasa es que esa clase de impugnación es muy negativa. La reacción de las clases subalternas a veces no representa los intereses de esa clase, como hemos visto con el Brexit. La reacción contra el extremo centro británico, los dos grandes partidos, fue votar por el Leave.

¿Pero no se trata de ganar elecciones finalmente para cambiar las cosas?

Vamos hacia dos escenarios muy complejos, o al menos son los que me parecen los más factibles. Hacia la implosión de la que hablábamos o hacia una reforma más antidemocrática y tecnocrática por parte de las élites. La ruptura democrática es la que menos posibilidades tiene ahora, es verdad. Aunque yo creo en un horizonte de transformación social, ya me considero socialista y comunista, sé que una implosión puede traer a la gente más recortes y desigualdad, algo peor de lo que tenemos. Lo mismo digo de una reforma tecnocrática y neoliberal. Creo que lo que toca es aguantar, estar, y a la vez desobedecer a la UE. Hay que combatir el espacio de la crítica a la Unión a la extrema derecha. Igual que ellos tienen una respuesta de repliegue nacional e identitario, nosotros tenemos que aportar otra cosa que no sea la de la salida unilateral de la UE. Y el escenario político posible actualmente es el de la unión de países del sur, una confederación mediterránea en la que pudiéramos tener moneda propia o un sistema de dos monedas como propone [el economista francés] Frédéric Lordon. Por ahí pasa la transformación.

Un sistema con varias velocidades.

No, no, eso es lo que ya existe, un euro a varias velocidades. No es lo mismo el euro para los alemanes que para los griegos. Hay que tener un plan B que no sea el repliegue nacional sino la confederación solidaria de países. Y creo que esa unión es únicamente posible en el sur, con Francia, con Portugal, etcétera.

¿El Plan B no es aún algo muy vago e impreciso, con actores yendo un poco a su bola? Incluso dentro de Podemos no hay un consenso amplio.

Claro. Podemos ni ningún otro partido tienen un relato construido sobre qué hacer con la Unión y de ahí vienen parte de las deficiencias que vivimos. Y menos lo tienen los españoles, donde se mira muy poco a Europa pese a que Europa pesa mucho sobre lo que ocurre aquí. Hay una multilateralidad de ideas con el Plan B y eso no tiene porqué ser malo: planteábamos sacar lecciones del Oxi y de la derrota de Tsipras, que no fue solo de él sino de todos los que queremos una Europa diferente. El Plan B lo que plantea es construir un relato común ante los desafíos de la implosión o la reforma neoliberal. Que ningún pueblo vuelva a estar solo como Grecia. Tejer una red de movimientos que pueda responder y plantar cara a la UE realmente existente, la de la crisis y la austeridad. Tejer una red de municipios del cambio en Europa: parece que solo existe esto en España y no es así, por cierto.

¿Tsipras se ha vendido?

Tsipras ha perdido, que es diferente que se haya vendido porque no creo que esto sea una cuestión moral. Lo digo abiertamente: a mi Tsipras me decepcionó. Comprendiendo la dificultad, la tensión de aquellos seis primeros meses terribles de 2015, su derrota [a mediados de julio del año pasado en el Consejo de la UE] se llevó por delante al pueblo griego y a su partido Syriza. Y por tanto al conjunto de la izquierda europea en última instancia. Se dobló a la mano a Tsipras con el 60% de los griegos votando una semana antes contra los ajustes, que a posteriori fueron mucho peores. Varoufákis tiene razón al decir que en Grecia en el siglo XXI no se necesitan tanques para dar un golpe de estado porque con los bancos es suficiente. Debemos sacar conclusiones para que no se dé otra derrota de esa magnitud. Hagamos una dura reflexión autocrítica: la batalla no era de los griegos sino de todos nosotros contra la Troika.

Ahora está de moda criticar los referendos.

Como cuando Papandreu amagó con convocar un referendo en Grecia hace unos años. Fíjese: en septiembre de 2015 durante el debate sobre el primer año de la Comisión Juncker, el portavoz del Partido Popular Europeo, el alemán Manfred Weber, soltó, atención, lo siguiente: "No es posible un Gobierno de izquierdas en la Unión Europea". ¡Y a lo mejor tiene razón!

¿En qué sentido?

En que hasta ahora no ha sido posible plantear alternativas a la austeridad. Resolver esa paradoja es crucial, es lo que nos jugamos. Varoufákis me dijo una vez comiendo que la persona de la que mejor recuerdo guardaba era Luis de Guindos porque le parecía, literal, "una persona honrada". Imagínese el ambiente en aquellos Eurogrupos.

De Guindos también airea su buena relación con el exministro de Finanzas griego.

Es que en abril del año pasado cuando Varoufákis presenta un plan para reducir la deuda pública helena en el Eurogrupo, Guindos le espeta: "Yanis, es un plan genial, pero no lo vamos a aprobar. Esto no es economía, esto es política". Ahí está la clave.

¿Cuál es la relación actual de Podemos con Syriza?

Depende. Hay gente de Syriza con la que no me saludo en el Parlamento Europeo y hay gente con la que trabajo estupendamente que está en una situación compleja. Aunque creo que lo mejorcito se salió. Por ejemplo, con Dimitrios Papadímulis, el jefe de la delegación, ya no me digo hola por los pasillos.  

 

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

6 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Siphis Ramonakis

    Complicado - llevo días conviviendo con griegos y todavía no comprendo nada - menos todavía con lo que dicen los medios (salvo excepciones como este) dedicados a una brutal desinformación. Pero lo que está claro es dónde está el problema (la falta de democracia en la organización europea), los culpables (el extremo centro representado por la derecha cristianodemócrata y la decrépita socialdemocracia - el PPSOE de cada lugar particular) y los intereses (ese 1% de codiciosos degenerados capaces de cualquier cosa por un paraíso fiscal). Espero que nos equivoquemos todos, incluído Urban, y la ruptura democrática se produzca... porque es la única solución viable. Las otras no conducen más que a aumentar el sufrimiento de los que más sufren y agudizaran el escenario de crisis y degeneración. ¡Qué lejos queda esta UE de la que soñamos en los años ochenta! Ni derechos humanos, ni justicia social, ni democracia, solamente el capitalismo salvaje y la codicia de los bancos.

    Hace 4 años 10 meses

  2. Siphis Ramonakis

    Complicado - llevo días conviviendo con griegos y todavía no comprendo nada - menos todavía con lo que dicen los medios (salvo excepciones como este) dedicados a una brutal desinformación. Pero lo que está claro es dónde está el problema (la falta de democracia en la organización europea), los culpables (el extremo centro representado por la derecha cristianodemócrata y la decrépita socialdemocracia - el PPSOE de cada lugar particular) y los intereses (ese 1% de codiciosos degenerados capaces de cualquier cosa por un paraíso fiscal). Espero que nos equivoquemos todos, incluído Urban, y la ruptura democrática se produzca... porque es la única solución viable. Las otras no conducen más que a aumentar el sufrimiento de los que más sufren y agudizaran el escenario de crisis y degeneración. ¡Qué lejos queda esta UE de la que soñamos en los años ochenta! Ni derechos humanos, ni justicia social, ni democracia, solamente el capitalismo salvaje y la codicia de los bancos.

    Hace 4 años 10 meses

  3. juan

    Syriza perdió por las prisas, no esperar a acumular fuerzas (cambio de signo en Portugal, medioplante de Renzi o un posible buen resultado en España para Podemos y perdió por los egos de Varoufakis y del presidente de comité que auditó la deuda Eric Toussaint. En el momento en que declaras el 100% de la deuda ilegítima haces incluso para los gobiernos de la UE más posibilistas para buscar una solución razonable muy complicado justificar eso ante sus opiniones públicas que también clamarían por ser ilegítimas las suyas. Varoufakis y los escindidos de Syriza, esos con los que Urban dice simpatizar en realidad no son más puros, son más inconscientes. Una nueva moneda devaluandose mientras las clases altas hubiesen simplemente comprando instrumentos de inversión denominados en euros o dólares hubiese hecho a los pobres más pobres. ¿Iba Varoufakis a transformar sus ahorros en moneda exterior ya que vivió en el extranjero gran parte de su vida laboral en "nuevos dracmas" de esos que quería para el resto de los griegos?

    Hace 4 años 10 meses

  4. bixente

    Que no se note que eres de ese partido residual, Mig. A mi lo de efímero se me queda pequeño, y lo acompañaría de "marginal". Lo de muchos años de historia como que nos la trae al fresco al 99,99% :)

    Hace 4 años 10 meses

  5. Jesús Díaz Formoso

    Así, con propuestas concretas y claridad argumentativa. Menudo tostón para no decir nada. Bueno si, que se va a comprar un popó usado. Pues vale.

    Hace 4 años 10 meses

  6. Mig

    Lo de efímero refiriéndose a Izquierda Anticapitalista es un juicio de valor muy tonto que no se a que viene. Puesto que esencialmente tiene detras decenios de historia con otros nombres y lo único que ha hecho es dejar la forma de partido pero sigue como Anticapitalistas

    Hace 4 años 10 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí