1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

La futura irrelevancia del ciclismo español

Sergio Palomonte 25/08/2016

<p>Alberto Contador.</p>

Alberto Contador.

Jorge Jiménez

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Desde hace unas cuantas temporadas solo hay dos equipos ciclistas españoles de primer nivel. Uno, el Movistar, pasa por ser el mejor equipo del mundo por puntos conseguidos por sus corredores. Otro, el Caja Rural, se mueve en un nivel inferior en cuanto a presupuesto, resultados y aspiraciones, y es capaz de ir incluso más bajo cuando disputa pruebas de categoría World Tour --la más alta del ciclismo--, donde sus mejores corredores rinden a un nivel paupérrimo, quién sabe por qué razón.

Las consecuencias vienen a continuación: en la Vuelta a España de este año hay 34 corredores franceses de partida, por únicamente 27 españoles. Se trata de la carrera más importante que se disputa en nuestro país, aunque no sea una carrera española. Desde hace dos años Amaury Sport, que también organiza el Tour de Francia y un sinfín de las mejores carreras del pelotón, posee la mayoría del accionariado de Unipublic, la empresa que en 1977 compró la Vuelta a El Correo Español de Bilbao, en desbandada tras las amenazas y actos terroristas efectivos de nuestra modélica Transición.

Organizador francés, por tanto. Y principal patrocinador francés, también. Cofidis, la empresa de créditos instantáneos por teléfono, vinculada desde hace dos décadas al ciclismo por medio de un equipo ciclista, patrocina la organización de la Vuelta y de la Vuelta Junior, una especie de challenge para chavales, futura cantera de campeones. Carrefour, por su parte, es el patrocinador único de la clasificación general de la Vuelta. Gran capital francés, que apoya su inversión con una fuerte campaña de seguimiento en su extensa red de supermercados.

Visto así, es normal que haya más franceses que españoles en la salida de la Vuelta. Ya pasó en 2015, y no tiene visos de cambiar en el futuro. Hay más equipos franceses que españoles, por una parte, y el que organiza y paga manda, una otra parte seguramente más importante. Como mucho, empeorará. El ciclismo español camina hacia la irrelevancia, a medida que se acelere la jubilación de la neorwelianamente llamada "Generación de Oro" --metal que jamás ha logrado en un Mundial--, y cuyos dos principales figurones cuentan con sendas sanciones por dopaje, por lo que a lo mejor ha sido generación de otra cosa mucho menos áurea.

El primero en irse ha sido Joaquím Rodríguez, que aprovechó la primera jornada de descanso del Tour para decir que no continuaría en 2017. Se pasaba por Andorra, su residencia fiscal, y lo debió ver muy claro. Su decadencia respecto al año precedente ha sido acusadísima, curiosamente igual que la de su examigo Dani Moreno, pasado a Movistar aunque nadie podría corroborarlo por haberlo visto en carrera. Tras disputar los Juegos Olímpicos, también anunció que ni vendría a la Vuelta España, carrera que ha diseñado en los últimos años, incluyendo una etapa que calca el recorrido de la marcha cicloturista ideada en su honor.

Le seguirán Contador --que ha fichado por dos años con el Trek, un equipo especialista en fichar a corredores en el ocaso de su carrera, y que nunca aprende--, Valverde, en algún momento sin precisar, y Samuel Sánchez --que desde hace años encadena contratos de un año, en la mejor tradición laboral española--, por pura ley de vida y de dinámica de las generaciones, especialmente en algo como el deporte profesional, donde la carne fresca vende y rinde muy bien.

El problema es que no habrá esa carne fresca y española para la gran trituradora que es el ciclismo profesional. A la generación inmediatamente posterior la descalabró la Operación Puerto, que acabó con las aspiraciones de Rubén Plaza o aquellos hermanos de Granada que bien podrían haber sido de Rostock o Chemmitz, por citar solo a dos importantes núcleos urbanos de la extinta República Democrática Alemana, y nada ha venido después.

En el camino se quedó Cobo, que todavía estaría en edad de hacer algo, pero que decidió no hacer nada más después de ganar la Vuelta 2011, siguiendo la pauta marcada por el sinpar Oscar Pereiro, otro coetáneo de la "Generación de Oro", por no hablar de Gómez Marchante, ganador de una Vuelta al País Vasco con 25 años y en el que se cebó la enfermedad. Lo cierto es que el ciclismo español ha devorado las generaciones de relevo de una manera pasmosa.

Se hablaba mucho de Arkaitz Durán (con 30 años recién cumplidos), pasado directamente a profesionales de lo bueno que parecía, y que jamás logró hacer nada; de Ángel Madrazo, cántabro que llegó a atacar en el Poggio de la Milán-Sanremo, y que ahora se desmaya en las concentraciones de pretemporada, y que está en visos de fichar por un equipo de segunda división; o de Rafael Valls, que acaba de completar una temporada en blanco. Ninguno parece haber llegado a nada, y eran los nacidos a finales de los ochenta.

Ahora estamos con el joven Herrada, la consistencia de Ion Izagirre, el lagunar Mikel Landa y esperando a ver qué hacen los ya nacidos avanzada la década de los noventa del pasado siglo. Y no parece mejorar la cosa, al contrario. A Carlos Verona también lo pasaron a un superequipo como el Etixx-Quick Step con 20 años y, después de tres años en los que no ha demostrado nada, les ha pagado negociando a sus espaldas el fichaje con el equipo australiano Orica. En el Giro 2016 todos sus compañeros estuvieron a muy buen nivel, salvo él. Se considera y le consideran muy bueno, pero no ha demostrado absolutamente nada, salvo expectativas incumplidas y muy mala prensa entre los que le pagan.

Otros con mejor palmarés, habiendo ganado incluso el prestigioso Tour del Porvenir --una especie de Tour de Francia para jóvenes promesas-- están siendo incubados en el Movistar, como el caso del murciano Rubén Fernández --ganador en 2013-- y el catalán Marc Soler --ganador en 2015-- . El primero ha conseguido ser líder una jornada en la Vuelta a España actualmente en disputa, y el segundo ganó una etapa en una carrera menor francesa en junio, demasiado poco para poder intuir que será de ellos en el futuro, o ya muy claro dada la extraordinaria pujanza de la Generación del 90, que ya acumula mundiales, grandes vueltas y clásicas con esa misma edad.

Mención aparte merece el novísimo Enric Mas Nicolau (de 1995), que ha hecho una temporada de órdago como amateur, y que se ha dado de baja a última hora para disputar ese Tour del Porvenir que tan bien se da a los corredores españoles. Es probablemente el corredor español que pasa a profesionales --ya ha fichado por el Etixx, no en vano militaba en el equipo filial-- con mejor palmarés, pero ya llega con el lastre de tener de entrenador a su tío, el sancionado por dopaje con EPO Toni Colom. Desde luego, no parece el mejor material para edificar la casa del futuro para el ciclismo español.

No hay equipos suficientes, ni los habrá a medio plazo, y los corredores que hay son muy escasos. El futuro del ciclismo español camina hacia la irrelevancia, con una Vuelta donde el organizador coquetea con la idea de reducir una semana su duración, una Vuelta al País Vasco que se salvó hace dos años a última hora con el patrocinio de un banco catalán, mientras la Volta a Cataluña sobrevive con el dinero público de la Generalitat porque ninguna empresa privada quiere meter dinero en el evento. Y son las tres carreras más importantes que se celebran en nuestro país.

Que haya 34 corredores franceses por solo 27 españoles en la Vuelta, y sea el segundo año consecutivo que se produce esta primacía, solo es un indicador más de lo que parece inevitable concluir: si teniendo al plurivencedor de la Lieja-Bastogne-Lieja, al campeón olímpico y al ganador de siete grandes vueltas no se ha conseguido enrolar ni a patrocinadores ni a una joven cantera de sustitutos --lleguen o no a alcanzar victorias tan importantes-- es que el problema tiene origen estructural.

Francia no gana el Mundial desde 1997, y ni una mísera medalla desde 2005. El Tour, desde 1985, el mismo año que el Giro. La Vuelta, desde 1995. Este año Arnaud Démare ha ganado la Milán-Sanremo, primera gran clásica para su país desde 1997. Las razones escapan al objeto de este artículo, aunque son evidentes para cualquiera que no crea en teorías de la decadencia de las naciones y las razas, pero lo que es importante es que siempre, a pesar de no ganar en las grandes citas, ha conseguido mantener un núcleo duro y abundante de equipos profesionales, de primer y segundo nivel, y un grupo de carreras históricas y prestigiosas, y otras que, sin llegar a esa consideración, se han agrupado en felices iniciativas como la Copa de Francia, una challenge con cierto interés.

En Francia gusta el ciclismo, independientemente de que ganen o no. Veremos qué tal se las apañan en España cuando se retiren los de la "Generación de oro" --todos con victoria este año, y muchas de gran prestigio--, y si hay tanta afición al ciclismo una vez que ya no estén los vectores tractores del aficionado al deporte, pero no particularmente al ciclismo. Se intuye que bastante mal, como ya pasó con anterioridad con los rallies cuando lo dejó Carlos Sainz, el waterpolo cuando dejó de conseguir medallas en los Juegos Olímpicos, o el boxeo.

El ciclismo en España seguirá existiendo, pero a ver a qué nivel. Seguirá habiendo corredores españoles, pero a ver con qué objetivos. Veremos si, una vez dimensionados estos a la nueva realidad, sigue habiendo más franceses que españoles en la salida de la Vuelta, o si habrá más franceses, italianos o alemanes que españoles, la opción más plausible.

Autor >

Sergio Palomonte

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

4 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. DavSer

    Señor Palomonte enhorabuena por su certero y documentado análisis, muy revelador de una época que, probablemente y espero que no sólo en el ciclismo, llega a su fin. A los españoles no les gusta el ciclismo. Ni el ciclismo, ni el atletismo, ni el boxeo ni la gimnasia ni la natación, les gusta la televisión. Punto. Por otro lado, me resulta curioso la suerte de cantera que se ha convertido España para los belgas de Etixx, dos de las "promesas" españolas para los años venideros ya militan en ese equipo. Saludos,

    Hace 4 años 8 meses

  2. Ángel

    Menuda basura de artículo que habéis publicado. Antes de poner a alguien a escribir, que por lo menos sepa atarse los cordones. La cantera del ciclismo español está en pleno auge y el señor Sergio Palomonte se dedica a criticarlo? Comentarle que el ciclismo no solo se nutre de ver el tour y la vuelta, sino que hay muchísimas pruebas a lo largo del año que son tan difíciles de conseguir como un tour. Desde aquí no me preocupo tanto de la cantera española de ciclismo como de la cantera española de periodismo basura. Desde hoy un lector menos ya que si este articulo es infumable imagino que tendréis los mismos critérios para otros temas. PD: Más información y menos opinión (y menos si es la opinión de semejante individuo). Por cierto, pedazo de formulario tenéis que pide el mail no se puede poner la arroba.

    Hace 4 años 8 meses

  3. Antonin

    Querido Sergio, ¿sabes algo de ciclismo? Te recomiendo que escribas sobre métodos de tirar pan a los patos. Saludos.

    Hace 4 años 8 meses

  4. José Luis

    Hola! Pues lo pintas muy mal, pero que muy mal. Y el problema, a mi parecer, es que tienes razón. Un saludo

    Hace 4 años 8 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí