1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

La llamada que fulminó la libertad de prensa en Grecia

La intervención en directo en una tertulia televisiva del dueño del canal, Dimitris Kontominas, ilustra el enorme poder que mantienen los grandes medios

Helena Vázquez Atenas , 24/08/2016

<p>Algunos de los presentadores y colaboradores de Happy Day ston Alfa.</p>

Algunos de los presentadores y colaboradores de Happy Day ston Alfa.

Alpha TV

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Tras tres años en antena, Happy Day ston Alfa (Buenos días en Alfa) despertaba el 6 de junio a sus espectadores con su mezcla de actualidad, ocio, salsa rosa, cocina y moda. Una llamada imprevista haría, sin embargo, que la emisión de esa mañana rompiera con la normalidad del programa matinal de televisión, emitido a diario en Alfa, una de las cadenas privadas más grandes de Grecia.

Ese lunes los diarios griegos informaban, como lo hacen ya casi a diario, de los deberes pendientes del país para poder recibir los diversos desembolsos pendientes de los rescates, sin los que corre el riesgo de quedarse sin dinero líquido para pagar salarios, vencimientos de deuda y atrasos. Aquel 6 de junio las autoridades europeas comunicaban que Grecia había hecho el 95% de los cambios necesarios para recibir otro subtramo del rescate: reformular el sistema de pensiones, recortes presupuestarios, crear un nuevo fondo de privatización para manejar casi todos los bienes del Estado, etc. Para recibir una primera transferencia de 7.500 millones de euros, buena parte de los cuales se destinaría a pagar vencimientos de deuda y atrasos, Atenas necesitaba desarrollar unas cuantas reformas en cuestión de horas. Entre otras, tenía que vender in extremis el antiguo aeropuerto de Atenas, Elliniko.

Una venta más en la lista de patrimonio público que Grecia está transfiriendo al capital privado para satisfacer los deseos de sus acreedores internacionales. Estas numerosas privatizaciones muestran el cada vez mayor protagonismo del mercado frente a una inversión pública cada vez más dañada. “Primero tenemos que pensar en la gente y después en los grandes negocios, afirmó Dimitris Papanotas, uno de los periodistas protagonistas de Happy Day ston Alfa al hablar de Elliniko.

Su opinión encolerizó a otro de los tertulianos presentes, el famoso locutor de Radio Alfa Dimos Verikios, conductor de los informativos del fin de semana. Éste, que minutos antes se había posicionado a favor de una reforma laboral que contemplase reducciones salariales y mayor flexibilidad en los despidos colectivos, sacó capa y espada para defender el papel del gran capital en Grecia.

Después de criticar duramente a Papanotas, por haber puesto en cuestión  las privatizaciones, Verikios dio paso a un reportaje sobre la tarea social de las grandes corporaciones. La empresa Atenas Medical Group iba a encargarse de la atención sanitaria a los niños de la isla Fournos Ikaria. Imágenes de niños con sonrisas de oreja a oreja.

“¿Esto nos enorgullece ahora como país? ¿Desde cuándo la salud de los niños de una isla griega depende de la caridad de un hombre de negocios? En este país todo iría perfecto si tuviéramos la cantidad de dinero que ha sido robada”, interpeló Papanotas al tertuliano tras el vídeo. Su oponente, cada vez más exaltado, le replicó: “Estoy contento de que si el Estado no puede y Europa no nos apoya, haya algunos empresarios que ayuden”.

Pero no sólo son los niños insulares los que no disponen de atención sanitaria pública. La reducción de las contribuciones a la Seguridad Social, el aumento del desempleo y los recortes presupuestarios han dejado a muchos griegos sin cobertura sanitaria: en 2014, el 14% de la población no recibió la asistencia sanitaria que necesitaba porque no podía pagarla; el 11.3% de la población no podía comprar las medicinas prescritas; el 9,4% no fue tratado por falta de profesionales especializados, según revela una reciente encuesta realizada por el servicio nacional de estadística griego ELSTAT.

La temperatura del debate fue en aumento hasta que Verikios perdió finalmente el control, lanzó sus auriculares al suelo, se levantó de su silla al grito de “no te aguanto más, Dimitris”, y abandonó el estudio. La presentadora entonces dio paso a los anuncios.  

A la vuelta de la publicad, una llamada irrumpió en directo. “Por favor, ¡dejadme un minuto para hablar!”. Estas fueron las primeras palabras del propietario de la cadena, Dimitris Kontominas. “Qué vergüenza, lo que he oído hoy de los griegos que trabajan en un canal [de televisión] que hace todo lo posible para ayudar al mundo. ¡Me ha dado una vergüenza que no había sentido nunca en mi vida!”, continuó.

“El Estado no puede estar en todas partes. En lugar de enviar felicitaciones a estos empresarios que dan dinero a cada pareja casada en la isla, a cada mujer para que dé a luz y se ocupe de sus hijos hasta la edad de catorce años, ¿lo condenamos?”, cuestionó con un tono de voz cada vez más alto. Asimismo, aprovechó para recordar que los empresarios ayudan a reparar la imagen de las islas griegas, dañada, a su parecer, por la prostitución, los robos y los refugiados.

Estaba claro que al patrón no le había gustado nada que se cuestionara la caridad que presta Atenas Medical Group. “Los hospitales [públicos] han muerto”, recordó, por lo que, según él, necesitan inversores privados. También aprovechó la llamada para aplaudir la privatización del aeropuerto.  

Kontominas, uno de los empresarios más importantes de Grecia, posee un elenco de empresas a través del grupo DEMCO, dedicado a una amplia gama de sectores, desde los medios de comunicación hasta servicios financieros. Durante muchos años ha sido un accionista de peso en los bancos Interbank o NovaBank, entre otros. Pero la carrera de este empresario está manchada por un reciente escándalo por el que incluso llegó a ser encarcelado preventivamente en enero de 2014. Se le acusaba de haber participado en la obtención de 500 millones a través de la concesión de préstamos irregulares. Aún está a la espera de juicio.

“Sois una familia aquí dentro, ¡os cuidamos! ¡Tenéis un salario y decís mierdas!”, insistió. Su bronca por no secundar la línea editorial de la cadena se retransmitió a todas las casas griegas.  Como alumnos castigados, los periodistas en la escena escuchaban sumisos la amonestación de Kontominas. Los mismos que minutos antes habían alabado el recorte de derechos laborales, ahora empezaban a temer por su trabajo. Había uno que disimulaba una sonrisa inquietante. Verikios había vuelto al plató después de la pausa y había dado paso a la llamada del jefe.

En las redes sociales, el episodio rápidamente se convirtió en trending topic. En muchos comentarios se comparaba la figura de Kontominas con la de un tirano. El sindicato nacional de periodistas, ESIEA, publicó un comunicado en el que consideraba esta llamada como una muestra de que el contenido de la información viene determinado por los propietarios de los medios.

Seis años de crisis económica han dejado a miles de periodistas en la calle (entre 4.000 y 7.000, según las fuentes que se empleen). Los efectos de la crisis en el sector, junto con la necesidad de ofrecer más pluralidad, han conllevado que a lo largo de los últimos años hayan nacido varios medios independientes comprometidos en no representar los intereses económicos y políticos del gran capital, como The Press Project. Efsyn, por ejemplo, conocido por ser ahora un diario de izquierdas,  nació como un periódico autogestionado después de que cerrara el diario Eletheritopia. Aunque se han cerrado medios que habían jugado en su día un papel importante, como es el caso de Alter TV, y se producen impagos y despidos entre los que sobreviven, como es el caso actual de Mega TV, el poder mediático de los grandes monstruos de la comunicación sigue siendo enorme.

La intervención del copropietario de la cadena permite entrever la actual situación de los medios de comunicación griegos. El marco legislativo y regulatorio de los medios de comunicación de Grecia “ha contribuido a la concentración de la propiedad de los medios de prensa, radio y televisión”, destaca un estudio de la Fundación Open Society de George Soros. En ello ha influido, concluye la investigación, la existencia de unos “poderosos intereses” capaces de imponer el marco de discusión sobre las cuestiones de actualidad. Los propietarios de los grandes medios poseen además otras grandes empresas con mucho peso en el país. El ejemplo más claro de ello es Yiannis Alafouzos. Este empresario influyente en la industria naviera y presidente del equipo de fútbol Panathinaikos es además propietario, entre otras radios y periódicos de menor alcance, de Skai TV, Skai Radio y el diario Kathimerini, uno de los de mayor tirada.

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

6 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Chen Mulan

    Hola a todos, soy el Sr. Chen Mulan De Ohio EE.UU., rápidamente Quiero utilizar este medio para esquilar un testimonio de cómo Dios me dirige a un prestamista de préstamo de fiar y real que han transformado mi vida a la hierba de la gracia, de ser pobre a una mujer rica que ahora puede presumir de una vida saludable y rico sin estrés o dificultades financieras. Después de tantos meses de tratar de obtener un préstamo en el Internet y fue estafado la suma de $ 4200 llegó a ser tan desesperada en conseguir un préstamo de un prestamista de préstamo de fiar en línea que no se sumará a mis dolores, entonces que decidí contactar con un amigo mío que recientemente obtuvo un préstamo en línea, hemos discutido sobre el tema y nuestra conclusión de que ella me habló de una mujer llamada Sra Cristina Rojas, quien es el director general de la felicidad Loan Company Así que solicitó una suma de préstamo de (120,000.00USD) con bajo interés tasa del 2%, por lo que el préstamo fue aprobado fácilmente sin estrés y todos los preparativos se presentaron con respecto a la transferencia del préstamo y en menos de dos (2) días que el préstamo se deposita en mi banco, así que quiero aconsejar cualquiera i necesidad de un préstamo para comunicarse rápidamente con él a través de: (happinessloanfirm@hotmail.com) (http://happinessloanfirm.bravesites.com) llamar 18653250382 18653250382 o SMS) que no sabe están haciendo esta Oro para que Dios la bendiga por el bien lo que ha hecho en mi vida.

    Hace 4 años 7 meses

  2. Minio

    Se les ha dado demasiado vuelo al "4º poder" ahora ya no hay quien los pare. Cualquier cosa que se diga contra la prensa y medios en general de comunicación, es tratado como un ataque a la libertad de expresión. La propuesta de plantear una ley para la desconcentración de poder en los medios es tachada por los que quieren seguir manejando el cotarro, como una censura y como leyes dictatoriales.

    Hace 4 años 7 meses

  3. Sebastián Vignoli Carradori

    NLa libertad de prensa sólo es formal. En la práctica los medios de comunicación son la voz de su amo. No digo que el sistema no tenga rendijas por donde se pueden expresar opiniones contrarias a una determinada línea editorial, pero en general no es así. La prensa es propaganda ideológica: la elección de las noticias, el punto de vista desde el que se opina, elección de los periodistas o tertulianos, etc. Con esta llamada telefónica el sistema de adoctrinamiento subliminal falla, porque la cosa no tiene que ser tan explícita para que funcione. Tenemos que creer que se dan todos los puntos de vista y que el medio es neutral. Esta llamada telefónica es una zafiedad, pero sólo expone a la luz lo que pasa en los despachos donde no hay cámaras. Y hay que reconocerlo, el sistema funciona y muy bien. Orwell y su 1984 se darían con un canto en los dientes: el Gran Hermano está con nosotros desde hace muchas décadas, pero es mucho más sutil de lo que el pensó.

    Hace 4 años 7 meses

  4. Jesús Pedrosa Vidal

    El mejor ejemplo lo tenemos en España con el venerado Iñaki Gabilondo, dando lecciones de ética a diario a todo kiski pero diciendo "prefiero no decir nada" cuando le preguntan por Cebrián y los Papeles de Panamá. Como si fuese alguien que necesita para sobrevivir las migajas de su amo.

    Hace 4 años 7 meses

  5. Mikhail

    Y no sería ahora que se muestran tan descarados el momento de plantear una ley de medios que "desconcentre" la propiedad de estos? Pregunto desde mi ignorancia...

    Hace 4 años 7 meses

  6. Carlos G.

    Que sutil ironía que para denunciar la manipulación informativa llevada a cabo por los oligarcas propietarios de los medios de comunicación utilicéis un informe de la fundación Open Society de Soros, la mano que mece la cuna de las revoluciones de colores en toda Europa del Este y que, según hemos visto gracias a las últimas filtraciones, paga generosamente a periodistas "independientes" de toda Europa, incluida España, para inculcar en la opinión pública el ideario angloatlantista.

    Hace 4 años 7 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí