1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

CRÓNICA PARLAMENTARIA CAT

'The Consultettes'

Guilem Martínez Barcelona , 6/10/2016

<p>Carles Puigdemont.</p>

Carles Puigdemont.

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
CTXT ha acreditado a cuatro periodistas --Raquel Agüeros, Esteban Ordóñez, Willy Veleta y Rubén Juste-- en los juicios Gürtel y Black. ¿Nos ayudas a financiar este despliegue?

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Parlament de Catalunya, miércoles 5 de octubre. Pleno de Política General. Un tipo de pleno king-size, en el que el Presi explica sus políticas. El Presi, de hecho, las explica durante cerca de 2 horasZzzz. Algo meritorio si pensamos que no hay presupuestos, la herramienta que servía para elaborar políticas, durante ese paréntesis que va, es un decir, de Leon Blum a Olof Palme.

Bueno. Discurso. El Procés -ahora se llama referéndum-, ocupa muy poco espacio-tiempo, y se deja caer, plof, hacia el final del discurso. El grueso de la cosa se va en explicar sus políticas --paranormales, es decir, sin presupuestos-- en, no uno, ni dos, ni tres, sino 10 ejes. Sinopsis. A) La austeridad se va a acabar en los próximos presupuestos, B) O referéndum, o referéndum. Mañana les endiño en otra crónica lo que ha dado de sí el tema referéndum, que está resultado El Tema. Hoy les hablo uno miaja del tema A), y luego de CDC, o cómo se llame esta mañana a primera hora, y del PSC y de cómo, al parecer se está comiendo con patatas la cosa PSOExit. Vamos que nos vamos.

Sobre A). Los llenapistas del Presi, por lo que veo reflejados en tiempo real en la prensa serious, son dos: que se subirá el salario mínimo a 1000 euros, que se crearan 7000 nuevos empleos públicos. Mola. Esto es Keynes por un tubo, lo que viene a cuestionar las políticas de Mas hasta 2015. Y de su Conseller d'Economía, un tipo que en su día declaró: "No es pot fer Keynes en un sol pais". Pero, snif, maticemos. La Generalitat no tiene competencias para fijar el salario mínimo. O el sorteo de la Champions. Sobre lo de los empleos públicos -importante: no se crean, sino que se recortan, desde 2011, lo que es una animalada; es el sello de que el Estado, desde 2010, lo ha subido todo a Wallapop-, el Presi lo desglosa. Le salen, tachán, 2500 médicos, 2000 maestros, 150 bomberos y 500 mossos. Pas mal. Lo divertido es que, en este mismo sitio, la semana pasada, declaró que crearía 400 plazas de mossos. Es decir, no se sabe cuantos mossos se crean -¿400?, ¿500? ¿X?-, lo que es un indicio de que tampoco se sabe cuantos maestros o médicos o bomberos. De todo esto se infiere que el discurso de Puigdemont es muy alegre, y que su alegría se debe a que carece de control y verificación, ese chollo que ofrece, sin recargo alguno, al parecer, la prensa peninsular. Esto no es, por cierto, un catalanismo, sino un españolismo. Los últimos presupuestos de Rajoy eran sociales en más del 70%, según sus autores -como, por cierto, lo serán los que ha prometido Puigdemont-. No lo son. Lo son solo si nadie lo verifica. Sin verificación, no sólo puedes colar políticas no explicadas, sino cosas más descomunales. Una recuperación imparable -caso Rajoy-, un Procés -caso cat-. Es decir, los marcos sobre los que elaborar lo que uno quiera.

Anyway. En ausencia de políticas fiables y verificables, la única política cat sigue siendo la cosa Procés, que sólo puede existir como política central en una cultura que no verifica su información gubernamental. Les paso una secuencia que explica que esa verificación no existe. Por el mismo precio, les pongo al día del estado de la cuestión CDC esta semana.

Esta semana se ha confirmado la pena que pide la Fiscalía a Mas por la consulta del 9N. Son 10 años de inhabilitación. Se ha intentado meter épica en todo ello, marcar a Mas como un mártir de la democracia y la desobediencia contra un Estado injusto. Sin mucho éxito. Eso ha sido debido a dos fenómenos. Les dejo el más hilarante para el final. El primero ha sido la estrategia de defensa de Francesc Homs, en juicio por lo mismo.

La estrategia de defensa de Homs es la misma que la de Mas, Irene Rigau y Joana Ortega, The Consultettes, acusados de desobediencia, cuando lo de la consulta, por la Fiscalía. Todos ellos, en sus primeras declaraciones, negaron haber cometido desobediencia. Es decir, renunciaron al juicio político. La semana pasada, en su declaración ante el tribunal, Homs fue más allá. Volvió a renunciar a haber cometido desobediencia alguna, y dejó entrever que entre el Govern y el Gobierno hubo un pacto, que permitía que una consulta sin repercusiones legales se produjera sin problemas. Por lo visto, sólo había un compromiso. Que tras la consulta, Mas, el Presi en aquel momento, no hiciera balance de los resultados de la consulta. Ese pacto no se respetó. Lo que, a su vez, no es desobediencia, sino incumplimiento de un pacto no escrito entre particulares, algo normal en la vida de los adultos con novia/o. Lo llamativo ha sido el escándalo que ha supuesto todo ello.

Escándalo. Mas, tras escuchar a Homs, ha vociferado que no hubo pacto alguno. Que la consulta fue, por tanto, desobediencia. Pero sin desobediencia, a tenor de lo declarado en sala por Mas. Es decir, un absurdo, pero uno de los pilares de la propaganda procesista, que señala que un Presi que se declara no desobediente desobedeció, con épica y a pelo, al Estado. Un absurdo propagandístico que se esfuma parcialmente gracias a Homs. Pero lo que es la monda es el segundo fenómeno que desdice la épica procesista 2012-15. No sólo hubo pacto Gene-Estado para hacer aquella parodia de consulta, sino que, en su día, lo publicó la prensa.

En efecto, con fecha 8 de noviembre de 2014 -un día antes de la consulta-, El Periódico de Catalunya publicaba, tras confirmarlo, que hubo conversaciones, es decir, pacto, entre el Gobierno y la Gene, a través del Pacte pel Dret a Decidir, presidido por Joan Rigol, exPresi del Parlament durante el Pujolato. Fueron, toma ya, una reuniones secretas y silenciadas a ERC, ICV-EUiA y CUP --los otros partidos integrantes del Pacte pel Dret a Decidir--. En las reuniones participaron Pedro Arriola --sin duda, la inteligencia del PP-- y José Enrique Serrano --del PSOE; fue delegado en las reuniones por Rubalcaba en enero de 2014, un indicativo de carácter sólido y dilatado de las conversaciones y, luego, confirmado por el extinto Sánchez--.

Las reuniones, a tenor de declaraciones de Rigol, permitieron una consulta desactivada, que no serviría de nada, salvo para elaborar propaganda. Y, por lo mismo, para mantener a Mas como agente modulador del Procés, como amo del marco Procés y, gracias a ello, de una improbable lista única procesista, que es la que gobierna y crearán 400, 500 o 500.000 plazas de mossos. Ignoro por qué esta noticia, verificada, no aparece en el debate de la actualidad. Supongo que por lo mismo que da igual crear 400 o 500 plazas de mossos, o por lo mismo que la Gene subirá el salario mínimo a 1000 pepinos. En todo caso, es un indicativo del triunfo de la propaganda sobre la información. Nadie recuerda la información dos años después, pero sí la propaganda.

Bueno, CDC. Ha perdido su gran hito propagandístico del pasado. Por lo que necesita otro para el futuro. Sin hito propagandístico, que omita políticas, no hay nada. Será el referéndum. Que tampoco se celebrará. Se lo explico mañana.

Es importante, por otra parte, saber que CDC, un partido en crisis, son varias CDC con políticas e, incluso, discursos diferentes. No es la mismo la CDC que gobierna, que la que está en Madrid, que la que está en el Ajuntament, que la que está formando una nuevo partido, que los sectores de ese partido, y que sectores que, al parecer, no entrarán en ese partido. Si esa disfunción en semitaifas es un indicativo de una crisis de partido vertical, ¿es eso lo que le pasa al PSOE?

Dejo de escribir y me voy a hablar con dipus del PSC.

Sinopsis. Distintos dipus me dibujan la crisis del PSOE. Es una crisis interna, sin presiones externas. Obedece a que un líder no ha obtenido buenos resultados electorales. Y a la incapacidad de liderazgo de un líder que no solucionó problemas de comunicación internos. Cuando sucede eso, el líder dimite, o le dimiten. Ha sucedido lo segundo. Se observa lo del sábado pasado en Ferraz no como una implosión, sino como un desmoronamiento. Como un error táctico dramático. Lo lógico hubiera sido aplazar la crisis y defenestración de líder hasta un congreso. Adelantarlo todo al pogromo de la semana pasada tendrá consecuencias. La primera es que, ante la debilidad expuesta, no hay nada que negociar con PP por la abstención.

Sobre el PSC en el Congreso. Lo más probable es que vote no a Rajoy, sin crispación, combate o ganas de liarla. No puede hacer otra cosa. Desde Catalunya se observa que es necesario el diálogo con el Estado, y que Rajoy es la garantía de que no lo habrá. No se ve un peligro de ruptura en el PSOE, sino más bien de irrelevancia. Sobre el riesgo de una ruptura PSC-PSOE -una amenaza común en todas las crisis PSC-PSOE es montar una lista del PSOE en Catalunya; durante el Maragallato se estuvo a punto, y se llegó a hablar de ello con un exministro del PSC, que pasó del tema-: se minimiza. El PSC ha perdido sectores en anteriores diásporas de cuadros iniciada  tras la época Maragall, por lo que parece poco probable que, los que quedan, lleguen a las manos. Además, y aún con un PSC votando no a Rajoy, habría mayoría suficiente para el sí.

Vamos, desde el PSC --supongo que también, desde el PSOE--, se ve en la crisis interna un recorrido interno, sin presiones externas, sin conflictos ideológicos, sin bloques. Supongo que esa autopercepción dibuja una crisis más ordenada que su coreografía. Pero peliaguda. Un antes y un después.

En unas horas, les hablo de lo que han hablado aquí de referéndum.

Ah no, que han empurado por lo penal a Forcadell.

Volvemos en un rato. Brrrrrr. 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
CTXT ha acreditado a cuatro periodistas --Raquel Agüeros, Esteban Ordóñez, Willy Veleta y Rubén Juste-- en...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guilem Martínez

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Saúl

    El autor se ha delatado un pelín, nada extraño, anticatalanista. Ya no digo anticatalán, que esperemos que por el nivel cultural y la profesión no caiga en ello, pero la aversión al sentimiento nacionalista o almenos separatista rezuma en estas líneas. Mira que hay aspectos criticables en este proceso, por ambos bandos. Me permitiré decantar la balanza de la mierda hacia el lado español, el inmobilista, el autoritario, el conservador, el "una grande y libre", el "porqué tienen que hablar Catalán, que hablen la lengua del imperio". En definitiva, la postura de hace 100 años. Y 500 también. Pero al parecer el autor solamente ve pegas en las palabras del president, el presente y el pasado. En las defensas de acusaciones absurdas, el problema es la defensa, no la acusación. No es denigrante que se encause a políticos por preguntar al pueblo su opinión. Eso no, pasémoslo por alto. Si España en general fuera un poco más autocrítica y tuviera el 10% del sentimiento democrático que hay en Catalunya igual no querríamos irnos, separarnos, parar este sinsentido que es el que una gran masa de idiotas (ya, hablando claro) que no saben lo que votan y que en su mayoría se informan de las políticas en Sálvame y GH, decidan lo que pasa en Catalunya una y otra vez, aunque sin excepción votemos radicalmente diferente. Por no hablar de un gobierno central que no hace más que bloquear todo intento de hacer las cosas bien (y diferente, por tanto, a sus políticias) no solo en Catalunya sino en toda España. Tirando de "constitución" claro está.

    Hace 5 años 10 meses

  2. thor

    No me extraña, despues de leer su artículo, que en España haya tantos garrulos. Bajad del arbol o ir al medico. Lo vuestro es que no parece tener cura. Por eso nos queremos ir. Por cierto, GAME OVER SPAIN. BYE BYE

    Hace 5 años 11 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí