1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

La patraña del equipo violento

El Atleti es el segundo conjunto que menos tarjetas ve, el cuarto que menos faltas hace y no tiene a ningún jugador entre los 25 con más infracciones cometidas

Ricardo Uribarri 12/10/2016

<p>Yannick Ferreira Carrasco.</p>

Yannick Ferreira Carrasco.

Club Atlético de Madrid / Ángel Gutiérrez

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
CTXT ha acreditado a cuatro periodistas --Raquel Agueros, Esteban Ordóñez, Willy Veleta y Rubén Juste-- en los juicios Gürtel y Black. ¿Nos ayudas a financiar este despliegue?

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Desde que Diego Pablo Simeone comanda las huestes rojiblancas, al Atleti le han acusado principalmente de dos cosas: de ser un equipo defensivo que no practica un fútbol vistoso y de ser demasiado duro, hasta violento han llegado a apuntar críticos y aficionados de otros equipos. Escuchando a algunos, pareciera que los colchoneros de estos últimos años fueran una versión del aquel Estudiantes argentino, el popular Pincharratas, de finales de los 60, que sufrió la detención de varios jugadores por el Gobierno de su país tras la final de la Intercontinental de 1969 a causa de la mala imagen dada por la dureza empleada, o la reencarnación del Dirty Leeds entrenado por Don Revie de los 60 y los 70. Incluso los descendientes de aquella Crazy Gang (Pandilla loca) que formaron los Vinnie Jones, John Fashanu y compañía en el Wimbledon de finales de los 80 y de los que Gary Lineker dijo que la mejor manera de verlos era en el teletexto.

Sin embargo, las estadísticas, a las que conviene recurrir en ciertos casos porque reflejan la realidad mejor que las sensaciones, no dicen eso. Resulta que el equipo marrullero, el que reparte patadas sin parar, es actualmente el segundo que menos tarjetas amarillas ha visto, un total de 11, en las siete jornadas que llevamos de Liga, a tan sólo una del Villarreal. De hecho, hasta hace tres jornadas, esa primera posición la ocupaban los rojiblancos. Los del Manzanares son además uno de los cinco equipos que no han recibido aún ninguna cartulina roja. En los 650 minutos que ha disputado (contando añadidos) apenas les han señalado 79 faltas, es decir, les pitan una falta cada algo más de ocho minutos, siendo el cuarto conjunto de los 20 de la categoría con menos infracciones. Tan sólo le superan en este aspecto Villarreal, Real Madrid y Las Palmas. Conviene recordar que el Atleti ha visitado ya campos tan difíciles como Balaídos, Nou Camp y Mestalla.

En el capítulo de jugadores, nos encontramos con que no hay ningún rojiblanco entre los 25 primeros del ranking de los que más faltas han hecho en el campeonato. Hay que llegar hasta el puesto 28 para encontrar al primer atlético, que es Gabi, con 11 faltas cometidas, a un promedio de 1,83 por partido. Pónganle dos, por aquello de redondear. Con esa misma cifra aparece Griezmann, lo que, por cierto, habla de su implicación en el trabajo defensivo. Cifras muy lejanas de las que presentan los futbolistas que encabezan este apartado, como son las 26 del osasunista Oier, las 20 del deportivista Andone y las 18 del sportinguista Amorebieta. El delantero francés del Atleti y Filipe son los dos únicos componentes de la plantilla de Simeone que han visto dos tarjetas amarillas hasta ahora.

Los que han definido al Atleti como un equipo duro pudieron encontrar alguna justificación en la primera temporada completa que Simeone dirigió el equipo, la 2012-2013. Entonces fue el cuarto equipo que más faltas hizo en la Liga, un total de 593. Tampoco es que fuera el primero ni batiera ninguna marca negativa. Pero es que, desde entonces, su progresión en este aspecto es llamativa. Un año después, en la campaña 2013-2014, ya fue el décimo que menos faltas cometió, 521. En la temporada siguiente elevó ligeramente la cifra de faltas realizadas, 539, pero sin embargo acabó siendo el noveno equipo al que menos infracciones le pitaron, es decir, una posición mejor que la anterior. Y la pasada Liga fue ya el octavo equipo al que menos faltas le señalaron, 498. Lo que significa que en el plazo de cuatro temporadas el Atleti ha pasado de ser el cuarto que más faltas cometía al decimotercer puesto en esa clasificación, descendiendo en casi cien el número de infracciones realizadas, de 593 a 498.

Es llamativo que en tres de esas cuatro temporadas, el Espanyol haya tenido el dudoso honor de encabezar la lista de equipos que más faltas han hecho en la Liga. Sin ir más lejos, el año pasado cometió 141 infracciones más que los rojiblancos madrileños. Y en dos de esas campañas fue también el conjunto que más cartulinas vio. Sin embargo, no percibo en el ambiente que el conjunto periquito tenga fama de violento, de sucio, de duro… Quizá es porque, por desgracia para ellos, no se han convertido en estos últimos años en una seria alternativa de poder a los dos gigantes del fútbol español y mundial. ¿Se imaginan lo que dirían del Atleti  sus críticos (más todavía) si en vez de guiarse por las sensaciones pudieran echar mano de  datos objetivos como estos?

En la presente Champions, por ejemplo, hay que descender hasta el puesto 19 en la lista de equipos que más tarjetas amarillas han visto en los dos encuentros disputados para encontrar al Atleti. Estar el 19 de un ranking que componen 32 clubes, con apenas tres cartulinas recibidas en más de 180 minutos habiendo jugado en el campo del PSV y ante todo un Bayern de Múnich, no parece que sea como para echarse las manos a la cabeza. Ni tampoco por ser el decimoctavo en cuanto a número de faltas cometidas, con 23, por cierto, ocho menos que las realizadas por el conjunto alemán de Ancelotti.

Claro que los jugadores del Atleti dan alguna que otra patada. Y a veces, a lo largo de cuatro años y medio, han cometido faltas algo desproporcionadas. Pero como todos los equipos. Los datos ponen a cada uno en su lugar y el del conjunto de Simeone no está entre los más violentos, como han querido colocarle algunos para empequeñecer y afear los logros de estos últimos años. Muchos preferirían que los rojiblancos siguieran siendo aquel equipo blandito, sin carácter, que se venía abajo a la primera contrariedad y que acumulaba derrota tras derrota, varias de ellas abultadas, ante los grandes. ¿Es el Atleti, por el contrario, un equipo fuerte, intenso, aguerrido, incómodo para los rivales, tal y como pretendía El Cholo cuando llegó? Afortunadamente para el equipo y sus seguidores, sí. 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
CTXT ha acreditado a cuatro periodistas --Raquel Agueros, Esteban Ordóñez, Willy Veleta y Rubén Juste-- en los juicios Gürtel y Black. ¿Nos ayudas...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

4 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Arteche

    Xavi, querido, practica el periodismo que tan caro te es -a decir de tu escrito- y demuestra, con datos exactos y haciendo un análisis profundo, que el Atleti es un equipo que "abusa de un comportamiento violento, y genera crispación (tanto en el campo de juego como ambiental)". Dale ahí campeón. Con datos exactos. Y análisis profundos. Y nos lo cuentas.

    Hace 6 años 1 mes

  2. Xavi

    O, explicado en más detalle: exponer estadísiticas en base a un sistema ineficaz o injusto, es absurdo. Lo es en el caso de la fiscalidad, con una legislación creada a medida para legalizar el fraude fiscal. Y lo es en el caso del fútbol. Un caso con una reglamentación que se basa exclusivamente en la apreciación de 3 trabajadores, semiprofesionales (en el mejor de los casos), sin ningua ayuda externa, y con una alarmante falta de preparación técnica. Una reglamentación que castiga mucho más las protestas, las manos o el quitarse una camiseta, que las agresiones. Una reglamentación en la que se favorece un supuesto espectáculo (no hay que cortar el juego con faltas; nunca, jamás, se verá un partido que se suspende por expulsión de 4 jugadores), antes que buscar un juego limpio. Una reglamentación en la que se favorece descaradamente la especulación, la pérdida de tiempo y el fingimiento, antes que el espectáculo (y esto, en mi opinión, también es juego violento). Una reglamentación en la que, llanamente, se favorece el juego sucio (la famosa regla de: tu haz 100 faltas en lugar de 10, porque te sacarán las mismas tarjetas). Y, además, una reglamentación con pactos no escritos (nunca se sacan tarjetas al comienzo del partido, la primera agresión siempre es advertencia del árbitro, es mucho más difícil sacarle una segundo tarjeta a un jugador que ya tiene una …), que favorecen claramente el juego violento. Evidentemente, no es el equipo más violento de la historia (los ejemplos que se citan en el texto están a años luz, afortunadamente). Ni es el más violento de los últimos años (el Madrid de Mourinho, por ejemplo, es insuperable). Ni es, seguramente, el equipo más violento de la actualidad (ni en España ni en Europa). Pero negar que es un equipo que abusa de un comportamiento violento, y de generar crispación (tanto en el campo de juego como ambiental), me parece muy arriesgado. Y hacerlo con estadísticas tan poco débiles, es tener poca capacidad de análisis, o ser directamente malintencionado. Por decir algo, un buen periodista podría analizar el número de agresiones por partido, hayan sido sancionadas (con falta o con tarjeta) o no. O el número de veces que hay contacto físico con jugadores del equipo rival, sea sancionado o no. O, por ser más imaginativo, el número de veces por partido que se protesta al árbitro. En el caso de los jugadores y en el caso del entrenador (porque esto también es juego violento). O el tiempo que pierde el equipo en cada partido (que también es comportamiento antideportivo). Defender argumentos basándose en datos exactos y en un análisis profundo, es periodismo. El resto, es propaganda.

    Hace 6 años 1 mes

  3. Xavi

    Claro que sí. Y en base a las estadísticas, El Corte Inglés, Mercadona, Zara … son empresas modélicas, porque nunca son sancionadas por Hacienda.

    Hace 6 años 1 mes

  4. Che

    No hay que estar siempre yendo detrás a justificar las estupideces que sueltan los que están al servicio del merengue, son ellos los que tienen que justificar por qué los árbitros Kuipers y Clattenburg les favorecieron con sus arbitrajes en las dos Finales de Champions y por eso las pudieron levantar.

    Hace 6 años 1 mes

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí