1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

El errar del PSOE desde la simulación al disimulo

José Antonio Pérez Tapias 22/10/2016

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

---------------------------------
CTXT ha acreditado a cuatro periodistas --Raquel Agüeros, Esteban Ordóñez, Willy Veleta y Rubén Juste-- en los juicios Gürtel y Black. ¿Nos ayudas a financiar este despliegue?

---------------------------------

Tras el bochorno, el descrédito. Y vergüenza produce que se dé lugar a ambas cosas, pues es lo que se ha conseguido alimentar por parte de los dirigentes del PSOE en el tiempo que va desde el comité federal en que fue defenestrado Pedro Sánchez, el anterior secretario general, hasta el siguiente, en donde todo parece convenido para que se imponga una mayoría favorable a la abstención que permita que en el Congreso de los diputados se conforme una mayoría suficiente para que Rajoy, el candidato del PP, alcance la presidencia del gobierno.

Las maniobras conspiratorias que desembocaron en el golpe de mano –eufemismo para evitar connotaciones desagradables de otras expresiones- que acabó con Sánchez al frente del partido solo tenían por objeto llegar a donde se está arribando: a propiciar una abstención por parte del grupo parlamentario socialista para que de nuevo la derecha llegue al gobierno. Y todo ello en aras de la gobernabilidad –se dice-; para salvar la “esencia de la nación española” –clama la secretaria general del PSOE de Andalucía-; o para demoler la obra de Rajoy tras propiciar su investidura –así lo afirma un siempre prometedor parlamentario, mas arrebatado por ataque de fantasía política digna de diván psicoanalítico-.

La indignación de la militancia sube hasta cotas desconocidas ante tanto decir y hacer de las maneras más injustificables; la perplejidad de la ciudadanía, que contempla atónita un espectáculo penoso hasta el extremo, no alcanza límite.

Cuando el drama va llegando a su fin, y con cierto aire de tragedia en medio de dilemas convertidos en callejones sin salida, la imagen que ofrece la dirección del Partido Socialista o, más exactamente, su comisión gestora, es la de personas interpuestas para consumar una malhadada operación de engaño. Con un clamoroso déficit de legitimidad, la llamada gestora, puesta a ejercer funciones de ejecutiva al frente del partido, sin serlo, en vez de volcarse a preparar un congreso extraordinario y a buscar las vías de encuentro para apaciguar las tensiones internas, se ha dedicado a tomar partido unilateralmente a favor de quienes emprendieron la tarea de acoso y derribo del secretario general, contribuyendo a que, tras la demolición, el partido aparezca como un “solar” –término utilizado por el mismo presidente de la gestora en una especie de lapsus más que revelador--. Con los materiales destrozados y sin personal adecuado para reconstruir, un partido en mano de personas puestas al frente para realizar lo que otros le han encomendado no puede sino verse yendo al fondo del abismo de la desconfianza ante sus electores y del engaño ante la militancia.

Cuando se ha estado meses insistiendo colectivamente en el “no a Rajoy”, en el “no a un gobierno del PP”, no hay manera decente de explicar cómo de la noche a la mañana se pasa a defender el apoyo que se la va a dar al candidato derechista para que pueda encabezar el ejecutivo –apoyo “pasivo” mediante la abstención, pero apoyo en definitiva--. Es más, cuando se da ese giro, de consecuencias previsiblemente peores que las que supuso el vuelco de Zapatero hacia una política de ajustes y, a la postre, hacia una reforma de la Constitución como la que se hizo para incrustar en el artículo 135 la “prioridad  absoluta” del pago de la deuda por parte de las instituciones del Estado, entonces toda la etapa inmediatamente anterior queda sometida a un desmentido de grandes proporciones. Si, además, quienes están a favor de que el PSOE deje gobernar al PP se convierten en apologistas de la abstención, máxime mostrando desde un extraño entusiasmo bajo la retórica de la estabilidad hasta el inocultable alivio que se manifiesta en la descalificación a toro pasado del “no a la investidura”, se da a entender con ello que el anterior despliegue en las campañas del “no a un gobierno del PP” no pasó de puro ejercicio de simulacro.

Todo dice que se estuvo en el “no” por puro cálculo electoralista, por pose izquierdista –alguien diría “populista”--, sin convicción, de manera tacticista para, incluso, que en determinado momento se asumiera la inviabilidad del “no” y el paso a propugnar una abstención favorable a la derecha, en movimiento que comportaría la máxima descalificación del secretario general, conducido al cadalso político por proceder a lo único que se le hubiera permitido hacer.

Cuando se vislumbró que Pedro Sánchez podía ir más allá, aunque sólo fuera en el mero intento de un pacto con Podemos, ampliado a fuerzas nacionalistas, saltaron las alarmas del aparato del Partido Socialista llamando a rebato para una operación de bloqueo que había de consumarse con éxito –impidiendo a toda costa que el pacto pretendido se alcanzara--, aunque ello supusiera dañar la imagen del PSOE, propiciar escisiones y hundir las posibilidades que desde su programa se tendrían que haber procurado realizar. Poderes fácticos, intraestatales y extraestatales, haciendo presión desde dentro del partido y desde fuera, se dispusieron a reventar el PSOE con tal que de ninguna manera se aliara con quienes quieren poner la economía y sus consecuencias sociales ante una mirada crítica capaz de descorrer el velo de ocultamiento con que la realidad de esas mismas presiones se cubre. Igualmente, los poderes de lo que se visualiza como un “régimen” que se agota no podían permitir que se emprendiera viaje alguno con nacionalistas, aunque tales poderes estén instalados en el regresivo dirigirse a ninguna parte.

La gobernabilidad como mantra y el españolismo como coartada son piezas de notable rendimiento en el momento en que se desvela el juego trucado que para muchos, sin creer en lo que habían hecho, había sido la simulación de un “no” a un gobierno de la derecha, es decir, la activación de una simulación que, efectivamente –como señala Baudrillard de toda simulación--, ha llevado a “fingir tener lo que no se tiene”. Así, se ha engañado fingiendo colectivamente que se tenía eso de lo que se carece, esto es, la determinación clara de contribuir a derrotar a la derecha logrando un gobierno alternativo frente a ella.

Ocurre, además, que el simular ha arrastrado en esta caso también el disimulo o, como escribe el autor de Cultura y simulacro, el andar “fingiendo no tener lo que se tiene”, esto es, aparentando el PSOE no tener interés en una suerte de acuerdo con la derecha, cuando de hecho es lo que se estuvo buscando desde meses atrás, sea invocando la “gran coalición”, sea abogando por permitir gobierno de la lista más votada, aunque eso suponga indulto político de la corrupción y olvidarse de lo que posibilita el sistema parlamentario en el que nos movemos. Es el desvelamiento del guión que se ha seguido hasta el desenlace final lo que ha hecho que se disparen la indignación de una militancia que se pone en pie por lo menos para expresar su protesta. Ésta, reaccionando ante los hechos recientes, pone en evidencia, al hacer patente la enorme distancia entre la base del partido y la cúspide de sus órganos de dirección, el errar sin rumbo en que se halla el PSOE. Es una errancia que conlleva mucho más que errores, pues se ha dejado vacía de sentido una acción política naufragada entre la simulación y el disimulo. De ahí el descrédito y la desconfianza, que vuelven a ser aún más difíciles de recuperar. Y el desastre puede ser definitivo si se produce una escisión en el campo socialista, lo cual no es hipótesis desechable desde el momento en que, por lo pronto, el PSC se sitúa claramente en el “no a Rajoy”, de forma que se le debe apoyar como se estime necesario para reforzar una posición política que en este caso, desde Cataluña, se proyecta como pauta de acción política que de suyo debiera ser para el campo socialista en su conjunto, si de verdad, además, importara la grave crisis del Estado español, la cual no se va a solucionar ni con el inmovilismo de la derecha ni con soflamas patrioteras en un lenguaje impostado ajeno a la izquierda.

Al cabo de trances tan desagradables como negativos, constatando que de ninguna manera se solucionan divergencias políticas mediante “estatutazos” y con amenazas de expulsión, se encienden  las luces rojas que avisan del peligro para su supervivencia que supone para el PSOE quedar maniatado por sus propias cesiones ante una derecha marcadamente conservadora y de fiel observancia neoliberal. Las contradicciones van ser tan fuertes que no quedará más que apalancarse en el cinismo para cargar con las consecuencias de haber sido conniventes con la derecha corrupta, antisocial y autoritaria que el PP ahora mismo representa –dicho sea con la deferencia que supone distinguir entre el Partido Popular como organización y los millones de votantes que le dieron apoyo-. Lo que debe saberse es que la ciudadanía ya conoce cómo funciona el cinismo político. El electorado socialista y lo que queda de una base militante no premia un cinismo que, además, es suicida.  

 

---------------------------------
CTXT ha acreditado a cuatro periodistas --Raquel Agüeros, Esteban Ordóñez, Willy Veleta y Rubén Juste-- en los juicios Gürtel y Black. ¿Nos ayudas a financiar este despliegue?

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

José Antonio Pérez Tapias

Es catedrático y decano en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Granada. Es autor de 'Invitación al federalismo. España y las razones para un Estado plurinacional'(Madrid, Trotta, 2013).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

18 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Elsa

    Diagnóstico certero: apalancados en su cinismo. Tratamiento: desparasitar el PSOE. Mañana me afilio online, para apoyar a los expulsados o represaliados y desalojar a esa casta, porque son casta, élites depredadoras que no van a medrar con mi voto

    Hace 5 años

  2. Mig

    El electorado socialista viejo votará PSOE pase lo que pase y el joven es éste http://www.eldiario.es/usuarios/perfiles/94013/Jose_Adan.html Pinta mal para tu partido, Pérez Tapias

    Hace 5 años

  3. Maju

    Jose Antonio, a mí los únicos que me dan pena (lo que no es malo: es empatía) en el PSOE sois la gente como tú, más o menos coherente, socialista de verdad aunque sea social-demócrata, capaz de entender la burrada que es todo esto, y que al parecer representáis a un 20% de las bases según el último congreso, y que, desde siempre, estáis presos de lo que hacen otros y sólo servís con vuestra paciencia infinita para lavarles la cara a los otros. Qué vais a hacer ahora, eh?

    Hace 5 años

  4. Angel

    Espero que en las próximas asambleas que celebren las agrupaciones locales del PSOE los militantes de base den su merecido a los traidores que han dado el golpe de estado interno y que apoyan que el Partido Popular siga j o d i e n d o a los ciudadanos.

    Hace 5 años

  5. Más vale tarde que nunca

    Partido Socialero, católico, monárquico y nacionalista de la ¿Una? ¿Grande? ... ¿LIBRE?? AL BASURERO DE LA HISTORIA. Por fin.

    Hace 5 años

  6. dora

    A San Isidoro y a San Alfonso los inventaron para el golpe de Suresnes. Y los barones autonómicos A recordar al hermanísimo Juan Guerra en el polígrafo después de tomarse un “Ecuanil” En el partido de San Isidoro y San Alfonso invocan a la virgen de Lourdes para que lluevan votos. Veremos cómo sale la procesión. Unos maceros abriendo el show sería de recibo Cuando a los holandeses Strauss, Perel y Lowann, se les ocurrió la ruleta eléctrica y repartieron mordidas en junio de 1934 no podían suponer que el conocido Straperlo tendría tanto camino.

    Hace 5 años

  7. Paco

    Si en un equipo de futbol un entrenador te ha ganado tres ligas de campeones, una liga y una copa y otro en cambio te está llevando al equipo a segunda ¿en cual de los dos confías? pues esa es la diferencia entre Felipe González y Pedro Sánchez........lo que se está evitando es la muy posible mayoría absoluta del PP en caso de terceras elecciones. ¿Alguien creía en el plan de Pedro Sánchez de ser presidente de gobierno con el apoyo de Ciudadanos y de Podemos? lo que han hecho es evitarle seguir haciendo el ridículo, aunque no parece que le preocupe mucho, sefue a Malibú en el momento crítico.

    Hace 5 años

  8. Luis Serrano

    Si el PSOE no hubiera hecho campaña del odio al PP, ahora no tendría que cortarse las venas por abstenerse.

    Hace 5 años

  9. Luis

    Dice Madina que el PSOE va a deconstruir la obra del PP. En deconstrucción tiene experiencia el PSOE, de eso no cabe duda. ¿Cómo lo piensa hacer con 85 diputados? Una vez que Rajoy se reafirme en la Moncloa va a desplegar sus 170 diputados, y estoy seguro que formará un gobierno en el que incluirá gente de Ciudadanos para estabilizar la legislatura. El PSOE contará con sus 85 diputados, la mitad de 170. ¿No esperará el PSOE formar una "oposición alternativa" con aquellos partidos con los que no quiso formar un "gobierno alternativo", verdad? Porque en ese caso el nivel de los dirigentes del PSOE no llega ni al de Pepe Gotera y Otilio, maestros de la deconstrucción.

    Hace 5 años

  10. Luis

    Dice Madina que el PSOE va a deconstruir la obra del PP. En deconstrucción tiene experiencia el PSOE, de eso no cabe duda. ¿Cómo lo piensa hacer con 85 diputados? Una vez que Rajoy se reafirme en la Moncloa va a desplegar sus 170 diputados, y estoy seguro que formará un gobierno en el que incluirá gente de Ciudadanos para estabilizar la legislatura. El PSOE contará con sus 85 diputados, la mitad de 170. ¿No esperará el PSOE formar una "oposición alternativa" con aquellos partidos con los que no quiso formar un "gobierno alternativo", verdad? Porque en ese caso el nivel de los dirigentes del PSOE no llega ni al de Pepe Gotera y Otilio, maestros de la deconstrucción.

    Hace 5 años

  11. manuel

    La que nos espera:: elegir entre Rajoy, Susana e Iglesias ¡ vaya panorama !

    Hace 5 años

  12. Pedro González

    Hace ya muchos años dejé de tener confianza en la "dirigencia de ese partido al que nunca voté (Salvo a 2 senadores en Madrid por cuestiones meramente matemáticas y, en estas últimas elecciones, ni siquiera eso). Sin embargo siempre he mantenido la convicción de la integridad y honestidad política de la mayoría de sus militantes y simpatizantes. Hoy, asqueado con el comportamiento de los más indecentes de ese aparato y esa "dirigencia", sigo queriendo conservar mi confianza y respeto por los militantes y simpatizantes; Eso que suele llamarse "las bases". Por favor, ocurra lo que ocurra (que será impresentable), no nos defraudéis; Y aplicarlos limpiar y desparasitar esa autentica pocilga política en la que los intereses y la mediocridad de muchos de los que controlan las decisiones han convertido al PSOE. Saludos.

    Hace 5 años

  13. sonia

    Se OS ha caído la careta barones hipócritas Cortijeros ya están las firmas a ver si tenéis cojones de decir que las ha recogido podemos fachas mañana la militancia OS va dar pal pelo a ver si decís que los de la calle son de podemos canallas caraduras vagos

    Hace 5 años

  14. sonia pamblanco

    Se OS ha caído la careta hipócritas burgueses Cortijeros la militancia ha recogido todas las firmas que no OS pase nada ole esa militancia y los verdaderos socialistas echar a los del cortijo y a pactar con podemos a ver si tienen cojones de decir que las firmas las ha recogido podemos:-)

    Hace 5 años

  15. sonia

    Se OS ha caído la careta burgueses Cortijeros mañana la militancia OS va dar lo vuestro a ver si tenéis cojones de decir que podemos ha recogido las firmas lo que van a recoger es los votos por falsos por dictadores por antisistema y por hipócritas que no OS pase na esa militancia ole muy bien hecho

    Hace 5 años

  16. sonia

    Ya se les a caído la careta hipócritas ahora la militancia OS va radar lo vuestro canallas ya han recogido las firmas OS parecéis al pp pero peor hipócritas burgueses de cortijo ahora OS vais a enterar de lo que son las izquierdas que no perdonan esa militancia ole y eso que nunca he sido del PSOE pero admiro la rectitud venga de quien venga

    Hace 5 años

  17. sonia

    Vamos que se les a caído la careta nunca han sido de izquierdas los barones no las bases ahora OS vais aenterar me parece que la forma antidemocrática de hacer las cosas OS iguala al pp las firmas ya están recogidas va a ser de risa a cada cerdo le llega su sanmartin muy bien hecho militancia del PSOE echar a los burgueses corruptos del cortijo

    Hace 5 años

  18. javier fernandez

    nunca debio existir un partido que nunca ha tenido nada de socialista ni de obrero y mucho de español o mejor nacional español. jamas vote socialista y cada vez tengo mas razones para seguir al margen de este partido cada vez en mas parecido al asqueroso y facista pp

    Hace 5 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí