1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Periodismo Blow Job

Adán incendia la hemeroteca

Pilar Ruiz 2/11/2016

<p>Gabriel Rufián, durante la sesión de investidura del sábado 29 de octubre</p>

Gabriel Rufián, durante la sesión de investidura del sábado 29 de octubre

CONGRESO

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

---------------------------------
CTXT ha acreditado a cuatro periodistas --Raquel Agueros, Esteban Ordóñez, Willy Veleta y Rubén Juste-- en los juicios Gürtel y Black. ¿Nos ayudas a financiar este despliegue?

---------------------------------

Comienza la legislatura después de las variadas no-legislaturas del gobierno en funciones con la sensación escalofriante de que aquí no ha pasado nada. Salvo por un pequeño detalle: jamás de los jamases hubo peor clase política que la de hogaño. Esta percepción –volcada por la opinión popular en las redes sociales-- se hace carne periodística en infinitas opiniones y editoriales vertidos en idéntica dirección: la culpa de esta decadencia es, sin duda, la entrada de nuevas fuerzas parlamentarias y lo que ello conlleva.

Los padres de la Patria que habitan en los pasillos del Congreso ya no son aquellos plácidos próceres de los tiempos del bipartidismo turnista, aquellos tiempos en que la política no estaba de moda. (¿Alguien imagina un programa como La sexta nochehace diez años?).  De pronto, sin que nadie sepa cómo, cuándo ni por qué, han aparecido allí unos antisistema, unos irresponsables, unos matones, incluso “amigos de los terroristas”... Han anidado los sacrílegos en una institución que siempre fue impoluta. Entonces será obligado separar el grano de la paja, porque hay señorías y señorías. Y rufianes.

“La mercancía del odio

“La grotesca intervención de Rufián no merecería ningún comentario si no fuera porque hay muchos rufianes en la política española"

“La grotesca intervención de Gabriel Rufián, diputado de ERC, no merecería ningún comentario si no fuera porque hay muchos rufianes en la política española.

Son gentes de menos de 40 años que se dedican a dividir a los españoles en buenos y en malos y alientan una dinámica del odio. Niegan legitimidad al Parlamento y apelan a la calle para justificar todo lo que hacen. (...) Personas como Rufián se han convertido en vendedores de odio, que quieren provocar una nueva confrontación entre las dos Españas y que están empeñados en construir la ficción de que los problemas sólo se resuelven mediante el uso de la fuerza y la violencia en la calle. (...) La pregunta es qué educación ha recibido este perdonavidas para convertirse en un ser consumido por la intolerancia y el rencor. No puedo responder a esta cuestión, pero me temo que España empieza a estar llena de rufianes.” (Pedro G. Cuartango, El Mundo, 31-10-2016) 

“Luz del lumpen”

“Si quieren hacerse una idea de lo que lumpen significa, no tienen más que pasarse en bucle el vídeo del diputado Rufián”-

“El de Esquerra fue la voz bronca de un lumpen, a cuyo analfabetismo suple la agresión bestial y sin remordimiento. Habrá a quienes les dé risa. Pero no, su ignaro plebeyismo no tiene ninguna gracia. Detrás del lumpen, acecha siempre lo peor, lo más indescriptiblemente reaccionario: el retorno a las cavernas, en donde no hay racionalidad, sólo desprecio a la palabra y a la inteligencia; culto del garrotazo.” (Gabriel Albiac, ABC, 31-10-2016). 

Cruces y anatemas. Y un mantra: “Esto nunca había pasado antes”. Nunca antes hubo diputados analfabetos, ni cavernarios, ni vendedores de odio, ni plebeyos (¿?) Lástima que las hemerotecas duden de estas afirmaciones; no hay que irse hasta las sesiones de las Cortes en el siglo XIX para descubrir que este adanismo informativo/opinativo/discursivo resulta un tanto falaz. Aunque hay que tener cuidado: en una vuelta de tuerca retórica, ahora toda memoria es revanchista. O directamente, argumento de ciencia-ficción.

 “¿Por qué la izquierda está obsesionada con Franco?”

“El derribo y vejación de la estatua del dictador exhibida en Barcelona muestra que la nueva izquierda traiciona los esfuerzos por la reconciliación, “sin vencedores ni vencidos”, que realizaron comunistas y socialistas junto con notables falangistas a espaldas de Franco para preparar la democracia.” (Jorge Vilches, La Razón, 22-10-2016) 

Dicen mucho sobre la intervención de Rufián pero casi nada sobre Rafael Hernando

Tras el debate de la accidentada investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, todos los telediarios y diarios radiofónicos claman contra los "insultos al PSOE", no en crónicas ni editoriales sino en información general (¿de verdad queda algo de eso?), como si el intercambio de insultos fuera invento reciente. Dicen mucho sobre la intervención de Rufián (ERC) pero casi nada sobre Rafael Hernando (PP), también ejemplo de temple morigerado y de profundísimo respeto a la dignidad de la Cámara, como cuando intentó dar de puñetazos a Alfredo Rubalcaba: de las palabras a los hechos.

Grave incidente entre Rubalcaba y un diputado del PP tras un tenso debate por el fuego de Guadalajara”

“Durante la sesión, el dirigente socialista acusó a los populares de haber mentido durante su intervención en el debate relativo al incendio e hizo el gesto de llevarse una mano a la cara, que se utiliza para llamar 'caradura' a alguien. Fue entonces cuando Hernando se fue hacia Rubalcaba diciéndole: "Eso no me lo dices a la cara". La intervención de Acebes y Zaplana, que sujetaron a su compañero e intentaron tranquilizarle, impidió que el diputado pudiera llegar a tocar al portavoz socialista, que estaba a menos de un metro de él. (...) Tras el incidente, Rafael Hernando negó haber intentado agredir a Rubalcaba. El diputado explicó que únicamente pretendía "increpar" al dirigente socialista porque previamente le había acusado de "estar fingiendo". Además, le exigió disculpas por su actuación.” (Europa Press, 21-7-2005).

“Cuando Aznar también echaba en cara al PSOE la "cal viva"

“Fue en el 2004, escocido por la reciente derrota electoral tras su gestión del 11-M, cuando el ex presidente del Gobierno se pronunció en estos términos en el 15º congreso del PP, el 3 de octubre del 2004”.

 Álvarez-Cascos había sacado a colación la "cal viva" unos años antes en sede parlamentaria

“A mí me da igual que me digan que soy como Bin Laden los que el 12 de septiembre no cayeron en la cuenta de que el asesino era Bin Laden y se llamaba Bin Laden. A mí me da lo mismo que un señor diga que tengo 200 cadáveres en las espaldas. Él sabrá cuántos cadáveres llevan en la cuenta sus amigos, esos a los que ese señor ampara y anima. Y desde luego quiero decir con la cara bien alta y con las manos bien limpias que ni yo ni ninguno de nosotros hemos usado nunca cal viva para encubrir ningún asesinato. Nunca". Tampoco Aznar había sido el primero. Quien fue su mano derecha en el PP, Francisco Álvarez-Cascos, había sacado a colación la "cal viva" unos años antes y en sede parlamentaria. "Díganle al expresidente González Márquez que lo único que me preocupa de esa losa es que no sea de cal viva", espetó el entonces vicepresidente del Gobierno a los diputados socialistas en una comisión del Congreso, el 22 de abril de 1998.” (El Periódico, 4-3-206).

¡Malhaya quien recuerde! Como quienes llevan décadas siguiendo la actualidad parlamentaria antes de que la información política ganara el Mundial, viendo y escuchando a políticos ignotos quedar en cuartos. Ellos sí que recuerdan aquellos tiempos en los que los “amaviscas” del congreso también daban patadas. No más leñeros ahora que entonces. “Incompetente” y “miserable”, espetó Acebes a Alonso cuando éste aseguró que el 11-M había sido resultado de “una clara imprevisión política”. Pero sin duda es el flamante y re-re-presidente quien se lleva el premio al media punta derecho rompetibias: "Usted pasaría a la historia como el hombre que en un año puso el país patas arriba, detuvo los avances, creó más problemas que soluciones, hizo trizas el consenso de 1978, sembró las calles de sectarismo y revigorizó a una ETA moribunda". "Es usted quien se ha propuesto cambiar de dirección, traicionar a los muertos y permitir que ETA recupere las posiciones que ocupaba antes de su arrinconamiento". (Mariano Rajoy Brey a José Luis Rodríguez Zapatero, 12-5-2005) 

Algunas de sus señorías tienen permiso mediático para usar un estilo bronco e insultante, vocinglero, incluso ridículo y patético, en sede parlamentaria. Otras señorías, no. En cualquier caso, parece comprobado que no existiría tal novedad ni hay peligro para la Institución que alberga la representación ciudadana, como ha quedado patente durante cuarenta años de democracia (y de insultos). Así las cosas, nuestros representantes políticos y los dueños de los grupos mediáticos pueden vituperar y difamar a siniestro y siniestro (no es una errata), en formato gigante, dados los enormes altavoces de prensa, radio y televisión que tienen a su disposición, concesiones gubernamentales y flotadores bancarios mediante. A los medios independientes, no digamos ya digitales, se les ningunea, se les hurtan las acreditaciones, se les emplaza en sede judicial, se les espanta como a las moscas (cojoneras). Para el resto, ley Mordaza. Porque, en definitiva, hay expresiones y expresiones, protestas y protestas. Manifestaciones y manifestaciones. (O no) La libertad de expresión vocinglera ha dejado de ser derecho para convertirse en privilegio. 

“El manifiesto de la convocatoria de Rodea el Congreso cuestiona el régimen democrático”

“En 2012 se produjo la primera manifestación de Rodea el Congreso, por la que fueron imputados después los organizadores. La Audiencia Nacional, sin embargo, acabó archivando el proceso. El juez mantuvo que los promotores imputados en ningún caso trataron de invadir el Congreso, como mantenía la Policía, ni alteraron el normal funcionamiento de la Cámara y recordó que los fines de la protesta —exigir la dimisión del Gobierno, la disolución de las Cortes e iniciar un proceso constituyente— están protegidos por el derecho fundamental a la libertad de expresión”. (El País, 28-10-2016).

“Interior denunció la marcha del 25-S como un intento de tumbar el sistema”

Respecto de episodios vergonzantes en el Congreso, los aplausos y olés de la bancada del Partido Popular tras aprobar el Gobierno de Aznar la participación de España en la Guerra de Irak

“Pedraz renuncia a identificar a los manifestantes que financiaron la protesta. La policía dijo que los promotores querían derrocar el Gobierno y abrir un proceso constituyente. El juez rechazó el pasado jueves hacerse cargo de los 35 detenidos en la protesta” (El País, 3-10-2012).

¿Periódicos sin hemerotecas? Quizá sea lo mejor hacer una pira con todas ellas, rémoras en el necesario apuntalamiento de lo que queda del Paraíso. El Adán periodístico se retrata, además de olvidadizo, desencadenado y con una tea en la mano.

PS: Respecto de episodios vergonzantes en el Congreso, quizá haya uno que los supere a todos: los aplausos y olés (sí: olés) de la bancada del Partido Popular tras aprobar el Gobierno de Aznar la participación de España en la Guerra de Irak (que tantos beneficios ha reportado al mundo). Mejor no recordar. 

---------------------------------
CTXT ha acreditado a cuatro periodistas --Raquel Agueros, Esteban Ordóñez, Willy Veleta y Rubén Juste-- en los juicios Gürtel y Black. ¿Nos ayudas a financiar este despliegue?

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Pilar Ruiz

Periodista a veces y guionista el resto del tiempo. En una ocasión dirigió una película (Los nombres de Alicia, 2005) y después escribió tres novelas: "El Corazón del caimán", "La danza de la serpiente" (Ediciones B) y "El jardín de los espejos". (Roca, 2020).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Saúl

    El problema de este país es que la incultura lleva a la asimilación de titulares sin necesidad de contrastar. Las hemerotecas, ese gran inútil. Con que los de los colegas en los periódicos digan lo que les interesa vale para que sea cierto. Da igual si es una total mentira y da igual si lo que critican lo han hecho 30 veces, lo que vale es lo que dicen ahora. Estar en el poder les perpetua y mentir (así como robar, untar, corromper, etc) no les perjudica, pues solo han de provocar un titular y que lo publiquen. País de propaganda

    Hace 6 años

  2. Peedro

    Test Test Test

    Hace 6 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí