1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

MANUEL CRUZ / Filósofo y diputado del PSC

“No creo que un socialista andaluz pueda decir que le trae sin cuidado el PSC”

Gorka Castillo 15/11/2016

<p>Manuel Cruz.</p>

Manuel Cruz.

Wikipedia

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

---------------------------------
CTXT ha acreditado a cuatro periodistas --Raquel Agüeros, Esteban Ordóñez, Willy Veleta y Rubén Juste-- en los juicios Gürtel y Black. ¿Nos ayudas a financiar este despliegue?

 

---------------------------------

Tiene la mirada viva y la sonrisa apacible de un maestro de escuela. Pero Manuel Cruz (Barcelona, 1951) es bastante más que un filósofo minucioso con una treintena de ensayos en la biblioteca. También ocupa un escaño como diputado independiente del PSC en el Congreso y eso, en estos tiempos convulsos, aporta emoción al pensamiento aunque a veces obligue a lidiar con accidentes políticos que nadie sabe cómo acabarán. Por ejemplo, el conflicto entre Cataluña y el Estado. Pero Cruz parece infinitamente más cómodo hablando del funcionamiento de la lógica que de la crisis en España. En su primera legislatura como parlamentario ha tenido que afrontar el cisma más grave en los 137 años de historia de su partido, el que provocó la investidura de Mariano Rajoy. Y él fue uno de los 15 díscolos aunque no sea algo que ya le preocupe. “Todos los partidos tenemos graves contradicciones internas, excepto el PP”, dice con una seguridad rotunda. La misma que le empujó a cambiar el congreso del PSC por el Foro de la Cultura que el pasado fin de semana reunió en Burgos a casi un centenar de filósofos, politólogos, artistas e investigadores sociales con la intención de ponerles a pensar en voz alta. “Nuestra sociedad no es la misma. Los jóvenes ya no saben si van a tener un futuro, ese territorio donde materializar sus sueños”, añade el autor de libros como Travesía de la nada, donde sitúa el Procés como telón de fondo.

¿Confía en la capacidad de Soraya Sáenz de Santamaría para desbloquear la situación de Cataluña?

Me gustaría pensar que sí pero me temo que es un guiño insuficiente. Sin duda, tiene una serie de virtudes como abogada del Estado, lo que le proporciona un amplio conocimiento de la legislación vigente, pero no deja de formar parte de lo que Enric Juliana denomina la “Brigada Aranzadi”, es decir, técnicos muy competentes en sus funciones pero con perfiles políticos bajos, que es lo que se necesita para abordar un tema como el catalán. Y en este sentido, Sáenz de Santamaría siempre ha aparecido como una fiel escudera de Mariano Rajoy que no ha dado muestras de tener una iniciativa política propia. Por eso creo que aunque su nombramiento pueda parecer una disposición del nuevo Gobierno para iniciar un diálogo en Cataluña, yo sigo siendo un poco escéptico. Ojalá me equivoque.

Las divergencias respecto al modo de abordar el conflicto de Cataluña y el voto negativo a la investidura de Rajoy han roto casi todos los puentes entre el PSC y el PSOE.

Siempre he estado convencido de que la sangre nunca llegaría al río porque ambas partes se necesitan aunque ese no sea el único motivo. La realidad es que no hay facciones irreconciliables dentro del socialismo en España. Es innegable que hay personas que simpatizan más con Susana Díaz, con el PSOE-A y con la abstención, pero no he visto ni una sola postura de incomprensión o enfrentamiento con el PSC. Y lo mismo digo a la inversa. Algunos dirán que formo parte del grupo parlamentario socialista como independiente y que, por lo tanto, muchos aspectos orgánicos se me escapan pero toda esa cascada de declaraciones tenía como destinatario el consumo interno del partido y no una manera de entender la organización. Yo no me creo que un dirigente de Extremadura o Andalucía pueda decir sin pestañear que le trae sin cuidado lo que suceda en el PS de Cataluña o en el PS de Euskadi. Es imposible. Cualquiera que se coloque en una perspectiva conjunta impediría la voladura de esos puentes como sea. 

¿No existe un cierto temor en el PSOE a abrir un debate profundo sobre la plurinacionalidad de España?

Es una discusión que para los que vivimos en “Las Galias” resulta agotadora. El asunto es bien sencillo. Aceptar que Cataluña o Euskadi son dos naciones no debería plantear ningún problema siempre que, a continuación, se especificaran las consecuencias que tiene ese reconocimiento nacional. Eso es de lo que hay que hablar porque lo otro es hacer trampas al solitario. Que Cataluña es una nación sin estado es perfectamente aceptable pero si eso significa que tiene derecho a estado es cuando comienza el conflicto. La ubicación del sujeto político se utiliza con demasiada alegría, se ha generalizado en el debate como si fuera un sujeto neutro que pueda tomar decisiones de gran trascendencia.

Un parlamento federado como el de Valonia tiene competencias para bloquear la firma de todo un tratado comercial de la UE como el CETA. ¿Puede servir de referente para negociar un encaje de Cataluña en España?

En Cataluña nunca se ha planteado un modelo federal como el belga probablemente porque su desarticulación como estado indica hacia dónde podría desembocar la aplicación de determinadas políticas en una comunidad. Para mí es el antimodelo. De todas formas, el problema en Cataluña es otro. Si se planteara ahora un esquema federal, el horizonte que se ha impuesto en el espacio público es que ya no hay más alternativa que el statu quo o la independencia.

Algunos dirigentes y exdirigentes aseguran que entenderían una ruptura del PSOE con el PSC porque no sólo bajan de votos en Cataluña, sino que también hacen perderlos en España. Lo dijo Juan Carlos Rodríguez Ibarra

No se puede defender un punto de vista respecto a la totalidad de España y luego mantener relaciones problemáticas con sus partes, en concreto, con sus partes más sensibles. Me parece razonable que cada cual exprese su idea de lo que es España, su pluralidad y su diversidad, pero, a partir de ahí, debemos ajustarnos sin exclusiones. Hacer lo contrario sería como decirle a quien no le guste una determinada concepción de la unidad que se vaya de España. Me parece un poco fuerte que alguien diga esto.

Pero, ¿es posible la convivencia bajo las mismas siglas de dos modelos territoriales tan confrontados como el que ahora reclaman el PSC y el PSOE-A e, incluso, entre dos concepciones políticas tan opuestas como la de Felipe González y Miquel Iceta?

Es evidente que el PSOE tiene problemas graves pero, de vez en cuando, deberíamos hacer algún esfuerzo por tomar una mínima distancia. Al menos lograríamos que el “tironeo”, que dicen en Argentina, de los medios de comunicación no nos perturbe. Quiero decir con esto que exceptuando el PP, ¿hay otro partido que no tenga serios problemas internos? En mi opinión, no, pero, sin embargo, la responsabilidad de que hubiera o no terceras elecciones recayó por completo en el PSOE. Asumirlo me parece muy bien pero, entonces, ¿eso significa que Podemos, de verdad, quería terceras elecciones o ha jugado con el ventajismo de la inmolación ajena para quedarse con el papel limpio del no? Según los estudios que manejamos, Podemos corría el riesgo de quedar visiblemente afectado si llegan a celebrarse esas elecciones. Y lo mismo puede decirse de Ciudadanos, que se sacó de la manga una pirueta retórica un poco barata. Eso de que lo “hacemos por España”, en fin, qué quiere que diga, imagino que cuando pactaron con Pedro Sánchez no lo hicieron por los Países Bajos. Era evidente que tenían miedo de irse al despeñadero.

Pero los discursos retóricos son parte del juego político.

Sí, pero esas apelaciones que hacen algunos en Podemos sobre que el futuro les pertenece o que han venido para quedarse me parecen casi de metafísica histórica. Y no sólo por una cuestión electoral. Los que hablan de esa manera están incurriendo en una enorme contradicción porque si los viejos partidos que parecían tan arraigados cayeron, nada garantiza que una nueva opción, llámese independentista en Cataluña o como se quiera en Madrid, vaya a tener estabilidad. Vivimos sumergidos en una gran volatilidad de las ideas. 

¿Se refiere a que los otros partidos también viven profundas contradicciones?

Pensar que el grupo que tratan de conformar IU, Podemos, En Marea, En Comú Podem y Compromís es estable me resulta complejo. Por ejemplo, Compromís ya se desmarcó en dos ocasiones de ese proyecto común que dijo que no pactaría con el PSOE. En Comú Podem tampoco va a aceptar que le conviertan en una marioneta controlada desde Madrid. Por lo tanto, también ellos tienen muchas sensibilidades como para concluir que todo lo que ha pasado se deba a una pelea entre Susana Díaz y Pedro Sánchez. 

¿Por qué el PP es el único partido que no muestra fisuras?

Con la derecha hay un detalle nada banal: le votan 11 millones de españoles, un número muy importante de ciudadanos. Digo esto porque solemos hablar de la victoria del PP con desdén pero omitimos qué pasa para que 11 millones de personas depositen la papeleta a favor de ellos. ¿Acaso se trata de 11 millones de miedosos? El PP no es la caverna, como algunos dicen. Es la derecha. Puede haber algunos cavernícolas en sus filas pero son pocos. La izquierda debería de analizarlo con seriedad. 

Pese a la corrupción que golpea al PP y la desigualdad social que ha impulsado, ¿ha conseguido reunir un consenso hegemónico en torno a su proyecto político?

El PP es una máquina de poder y siempre lo ha sido aunque también haya tenido conflictos internos por el poder. Sin embargo, no es menos cierto que Rajoy ha eliminado a todos sus enemigos. Por lo tanto, habría que ir aceptando que este hombre tiene habilidades para la política subterránea, para el “navajeo”, y que su sucesión será decidida por él mismo. Todo esto tampoco puede ser ignorado.

¿La izquierda menosprecia esta situación?

En mi opinión, sí. Y creo que es un grave error político. No entiendo el tono en el que habla del PP, como si ese partido estuviera contra las cuerdas y no tuviera margen de maniobra. La realidad es justo la contraria. El PP tiene prácticamente unificado a todo el centro derecha del país frente a una izquierda dividida y debilitada. Y en este escenario, se maneja muy bien. Por ejemplo, gestiona su relación con Ciudadanos infinitamente mejor que la que tiene el PSOE con Podemos. 

¿De dónde procede esta incapacidad de la izquierda para entenderse?

Del viejo cainismo que se originó en la 3ª Internacional entre los socialdemócratas y los comunistas. Si se analiza el reproche fundamental que suele dirigir Podemos al PSOE es el de la traición, idéntico al que se pronunció entonces: volvemos a ser los “socialtraidores”

Una división ideal para la derecha

Y que el PP administra para mantener vivo el conflicto. El ejemplo más claro pudimos escucharlo durante el debate de investidura. Todas las complicidades que Rajoy envió al PSOE fueron la munición que necesitaba Pablo Iglesias para decir que PP y PSOE son lo mismo. Y ese juego es arbitrado por la derecha según le convenga.

---------------------------------
CTXT ha acreditado a cuatro periodistas --Raquel Agüeros, Esteban Ordóñez, Willy Veleta y Rubén Juste-- en los juicios Gürtel y Black. ¿Nos ayudas a financiar este despliegue?

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

14 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. observador

    Señor Socialista ¿usted se ha enterado que el PSOE abandono el marxismo en los años 70? Y unos años antes lo hicieron los alemanes, ingleses o franceses?

    Hace 5 años

  2. observador

    Señor GillRos ¿sabe usted que CiU voto si a Aznar en 1996 y 2000? ¿sabe usted que la gestión de los trenes de cercanías dependen de la Generalitat de Catalunya y no del Gobierno? ¿sabe usted que la Generalitat de Catalunya es responsable de la prórroga de los peajes de la C-32 y fue corresponsable de la prórroga en la AP7?

    Hace 5 años

  3. Jesús Díaz Formoso

    Alucinante: Sin indicios de delito, la Sala de lo Penal del Tribunal de Orden Público y fabricante de titulares para los muy corruptos medios de manipulación decide admitir a trámite una Querella contra -entre otros- Borrell. SIN INDICIOS DE DELITO. Al contrario de lo que se dice en la noticia de Público - http://www.publico.es/politica/audiencia-nacional-ordena-declaracion-borrell.html -desde luego que el Juez ha de tener en cuenta la existencia de indicios (pruebas que sustenten la imputación en algo más que meras "sospechas") para decidir sobre la incoación de procesos penales. Borell no es santo de mi devoción. Pero si el artículo 24 de la Constitución, y el mismo artículo 6, 2º del Convenio de Roma de 1950: la Presunción de Inocencia. De esa que tanto presumen los corruptos. Ahora parece que bastan las sospechas para "investigar" a los adversarios políticos, convertidos en el "Enemigo", a quienes por ello se les/nos niegan los Derechos Humanos. El TOP debe desaparecer. Y sus integrantes deben ser investigados, pues este Auto no es un mero indicio, sino una Prueba Documental de lo que, en mi opinión, bien pudiere resultar una Prevaricación (dictar una resolución injusta a sabiendas de su injusticia). HEMOS DE LOGRAR ACABAR CON LOS TRIBUNALES POLÍTICOS.

    Hace 5 años

  4. Alba

    No, no te equivocas respecto a Santamaria. Así que creo que no vamos a avanzar nada. respecto al PSC, yo creo que es hora de ser valientes. Susana Díaz se va a estrellar como concurra a Secretaria general del PSOE, así que yo les haría pocas concesiones. todo el que se alie con esa mujer quedará tocado de por vida.

    Hace 5 años

  5. Enri

    La verdad que los SOCIALISTAS TODOS Y TODAS DEBEN ESTAR SIEMPRE UNIDOS, AUNQUE A VECES HAY QUE RESPETAR Y ENTENDER ALGUNAS DIFERENCIAS CON LOS SOCIALISTAS CATALANES,...SIEMPRE HA PASADO ASÍ y ASÍ DEBE SEGUIR.----no es tanto.!!!---Luego a entenderse como nunca.---Por tanto CONGRESO, pero ya.------

    Hace 5 años

  6. Jesús Díaz Formoso

    Un Socialista, lo que nunca haría es votar al P$*e. A los socialistas, lo que hagan los sociópatas del P$*E y sus marcas, se la pela.

    Hace 5 años

  7. GillRos

    Cierto, Gonzalo. Son dos partidos muy diferentes. El PSOE es un partido ultranacionalista que forma alianza con PP y Ciudadanos para garantizar un gobierno nacionalista españolista. Mientras que el PSC es un partido retrógrado que todavía se piensa que se puede navegar en las ambiguas aguas del "sí, pero no; pero un poquito de sí, y otro poquito de no; pero no tanto, ni de uno ni de otro". Muy diferentes. Cierto.

    Hace 5 años

  8. Mon

    Este señor fue profesor mio en la universidad. En fin, mejor no comentar.

    Hace 5 años

  9. GillRos

    Yo tengo una duda. Estos tipos del PSC, que se alían con un partido nacionalista españolista y niegan el derecho de independencia, ¿es que acaso no quieren tener unas cercanías fiables para poder ir a trabajar? ¿les gusta llegar tarde? ¿les gusta pagar peajes? ¿les gusta que su país esté discriminado por otro que se lleva el dinero de los impuestos para hacer cosas en su metropoli?

    Hace 5 años

  10. a. casero

    Unas de las grandes lagunas que tienen el Psoe de Andalucía como colectivo orgánico y cultural es que la base de la cultura general de una gran parte de sus socios o accionistas es la que recibieron de la enseñanza franquista , como el viejo concepto de la unidad de España, que a parte de rancia es de una miopía política de una realidad que ahí está y se niegan aceptarlo.Será difícil con Susana Díaz que est partido asumiesen el modelo de Estado Federal y que tanto Cataluña como las otras nacionalidades puedan ejercer el derecho a decidir y desde la igualdad participar en la construcción del modelo federal del Estado-

    Hace 5 años

  11. Socialista

    Considero una ofensa a los socialistas decir que los que militan en el PSOE sean socialistas, creo que decir del PSOE que es un partido político socialista es MENTIR y no hay mas que ver sus actos para ratificar que el PSOE, será lo que se quiera decir, pero socialista no lo son. Por cierto, socialismo..Sistema de organización social y económica basado en la propiedad y administración colectiva o estatal de los medios de producción y distribución de los bienes.3 El socialismo implica, por tanto, una planificación y una organización colectiva consciente de la vida social y económica

    Hace 5 años

  12. DS

    Filósofo de cabecera de la SER, siempre dentro del discursito oficial. Ni una crítica a lo que está pasando, ya que es diputado.

    Hace 5 años

  13. fersant

    Susana en una entrevista de hace nada habla de acabar con las asimertías. Que traducido de políticamente correcto a lengua común dice así "hay que acabar con el derecho de la militancia del PSC de votar al secretario general del PSOE que si no no salgo yo" Y por supuesto lo hará la gestora, nada de comité federal o de hacer un congreso. Susana la costurera cosiendo al PSOE a puñaladas. PSOE DEP

    Hace 5 años

  14. Gonzalo

    Existen muchas formas de sentirse socialista en toda la piel de toro - España, sin la exclusión que Ud. hace a Extremadura y Andalucía y que no es por la interpretación de la sra. Susana Diaz ni la de Felipe Gonzalez, es muchísimo má extensa y compartida, lo evidente es, que no existe el mismo rasero de medir en el PSC que en el PSOE y hay que definirlo, nada más.

    Hace 5 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí