1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Televisión

Errores y falsificaciones históricas en ‘El padre de Caín’

La serie de Telecinco sobre los años de plomo, basada en la novela homónima de Rafael Vera, provoca un amplio rechazo y una agria polémica entre ciudadanos y expertos

Víctor Lenore 14/12/2016

<p>Un fotograma de la serie El padre de Caín.</p>

Un fotograma de la serie El padre de Caín.

Telecinco

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

---------------------------------
En enero CTXT deja el saloncito. Necesitamos ayuda para convertir un local en una redacción. Si nos echas una mano grabamos tu nombre en la primera piedra. Del vídeo se encarga Esperanza. 

Donación libre:

---------------------------------

La miniserie El padre de Caín, que cuenta los años más duros de ETA en el País Vasco, arrancó con un dato de audiencia arrollador: 3.223.000 espectadores y 19% de cuota de pantalla. Al día siguiente, en el capítulo del desenlace, gran parte de la audiencia le dio la espalda, quedándose con dos millones y medio de espectadores y un 14,5% de cuota. Como muestran los múltiples mensajes de rechazo en redes sociales, no todos los que la vieron estaban enganchados a la trama, muchos quedaron pegados a la pantalla porque no daban crédito a la escasa calidad y nulo rigor histórico de la miniserie. Incluso miembros de la Guardia Civil protestaron por los delirios históricos del guión y por la elección de Rafael Vera como narrador de aquellos años. La ficción se presentaba intercalada con entrevistas a conocidos periodistas, para dotar de veracidad a un guión lleno de errores y falsificaciones históricas, según los testigos y expertos entrevistados para este reportaje. También critican que se presentase a Vera como novelista, en vez de como condenado por secuestro y malversación de fondos. El diario El País describió la serie como “un chiste malo”

La ficción se presentaba intercalada con entrevistas a conocidos periodistas, para dotar de veracidad a un guión lleno de errores y falsificaciones históricas

Ocultar las torturas

El periodista José María Calleja ríe cuando se le pregunta por la elección del libro de Rafael Vera y por la ocultación de sus delitos en el  programa de Mediaset. “Jajaja…bueno, a ver… esto va a ser un lío, eh… Supongo que Telecinco no pone que está condenado porque dan por hecho que todo el mundo conoce esos datos. En fin, esto es una pregunta que tendría que responder Mediaset”. ¿Está de acuerdo con la opinión del periodista Manuel Cerdán, expuesta en la emisión,  de que no se torturó a sospechosos de terrorismo en Intxaurrondo? “Es evidente que en el País Vasco hubo casos de malos tratos. Solo hay que ver las fotos de Mikel Zabalza, que apareció ahogado en el río Bidasoa y que es un caso innegable de tortura”. La serie no refleja estos hechos en ningún momento. “A mí no me preguntaron si hubo torturas en Intxaurrondo”, reconoce Calleja, uno de los escogidos para los reportajes de contextualización histórica de la serie. Quien quiera conocer el otro lado de la vida cotidiana del cuartel tendrá que recurrir a relatos como los de Ion Arretxe, autor del escalofriante Intxaurrondo. La sombra del nogal (Garaje negro, 2015). Él fue detenido junto a Mikel Zabalza y torturado por el propio general Enrique Rodríguez Galindo, uno de los personajes de la serie de ficción, donde no se menciona su condena a 71 años de prisión por secuestro y asesinato, con pérdida de empleo y grado.

Ion Arretxe enumera los errores y abusos de la serie de manera sistemática, sin perder el sentido del humor, a pesar de su terrible experiencia en el lugar. “Toda la serie está basada en la manipulación. Te voy a poner ejemplos: mira la escena de los guardias civiles que entran de paisano en una herriko taberna, que está llena de parroquianos que parecen personajes de El planeta de los simios a los que hayan colocado una txapela. La sala está presidida por un anagrama de ETA en la sala principal. Eso da a entender que quien va allí es miembro de la banda, cuando jamás se ha visto ese anagrama en una herriko. Luego, todos los personajes vascos que aparecen en la serie son miembros de ETA: los que están en el bar con el logotipo, los miembros de comandos y la dueña de la pensión, que en realidad no lo es pero tiene un hijo en la banda y pide al policía que no le hagan daño”, apunta. Otra manipulación histórica es la forma en la que se realizan las detenciones. “A todos les pillan con las manos en la masa, cometiendo un atentado o vigilando un secuestro. La realidad es que el ochenta por ciento de los detenidos de la época no estaban haciendo nada: les sacaban de la cama de madrugada, les interrogaban con los métodos que le daba la gana y después les ponían en libertad, a muchos sin pasar por el juez. Te lo puede contar Amnistía Internacional o cualquier organización contra la tortura”. Durante la emisión de la serie, Arretxe bromeaba en Twitter, denunciando que ante la falta de rigor tendría que ofrecer su testimonio en Sálvame

¿Maniobra política?

En todo caso, el cuartel no era cosa de broma. “La principal actividad de Intxaurrondo era la práctica de la tortura. La serie es un lavado de cara de los torturadores. No parece casual que se emita ahora, cuando el gobierno vasco ha documentado más de cuatro mil casos de tortura para explicar esa época. Todo el guión está enfocado a que fueron tiempos tan duros que la tortura estaba justificada”. El autor del informe del Gobierno vasco es Francisco Echeverría, forense de amplio prestigio, reclamado en los casos de José Bretón, Víctor Jara o de los restos de Cervantes. “Durante muchos años, si denunciabas torturas la prensa te decía que eras colaborador de ETA y que estabas siguiendo su manual. Si no fuera por los cuatro casos flagrantes que se han pillado, quizá se hubieran salido con la suya”, recuerda.  

Durante la emisión de la serie, Arretxe bromeaba en Twitter, denunciando que ante la falta de rigor tendría que ofrecer su testimonio en Sálvame

Arretxe celebra las contundentes respuestas a la serie en redes sociales: “La gente ya no traga el cuento. Me hace gracia que ahora salgan guardias civiles dándome la razón, ya que yo siempre había dicho que en Intxaurrondo no existían los calabozos que muestra la serie. Intxaurrondo era un barrio-cuartel y nos torturaban en pisos junto a las familias. Te estaban llenando la bañera donde iban a meterte la cabeza y tenían que parar porque a la mujer de uno no le arrancaba el coche. Su marido lo arreglaba y luego volvían contigo”. Los detalles que aporta son brutales: “Galindo personalmente me cogió de los huevos y me dijo que si no hablaba me los retorcería hasta que explotasen. También me sacaron al patio para que los niños me insultaran y me pegaran patadas”, recuerda.  Quien esté realmente interesado en este asunto, puede acudir al artículo ya clásico En España se tortura, del periodista Iker Armentia. 

Poner su testimonio por escrito no fue sencillo: “Te machacan la autoestima como a la víctima de una violación. El torturado es un apestado. Primero, para la gente demócrata que no quiere creer que su país no es un Estado de Derecho. Segundo, para tu entorno, que siente dolor por lo ocurrido. Tercero, para toda la gente que piensa que puedes haber contado algo sobre ellos. Ante la Guardia Civil, me puse de rodillas pidiendo que me llevaran a casa con mi madre. Les suplicaba que me matasen. He llorado tanto de rodillas delante de guardias civiles que me da vergüenza contarlo. Y esos guardias civiles los presenta la serie como unos chicos majetes. ¿Por qué crees que hay tan pocos testimonios de tortura? Porque da mucha vergüenza reconocer que has estado así diez días”. ¿Cuál es su valoración final de la serie? “Que Telecinco paga y perpetúa el relato de los GAL”. Luego, fiel a su estilo, tira de humor negro: “Mejor que Rafael Vera esté escribiendo novelas que haciendo lo que hacía”. 

No legitimar a Vera

La serie se completa con una serie de entrevistas intercaladas a reconocidos periodistas, para  dar veracidad al relato de Telecinco. Iñaki Gabilondo explica: “Hice la entrevista sin haber visto la serie. Me llamaron con meses de antelación. Tampoco la vi estos días, ni las entrevistas previas. Por supuesto, si es verdad lo que dices, que hablaba Rafael Vera sin poner que está condenado por secuestro y malversación de fondos, es algo que no me parece aceptable. Se deben contextualizar las cosas”. ¿No cree que la inclusión de testimonios de figuras progresistas como el de Gorka Landaburu y José Ramón Recalde, se instrumentaliza para legitimar el relato de Vera? “No tenía esa sensación, pero aprovecho esta oportunidad para aclarar que mi presencia como entrevistado de ninguna manera es un respaldo para el relato de Vera. Solo pensarlo me incomoda muchísimo. Siempre me he posicionado contra los GAL y tengo evidencias próximas de que hubo torturas en Intxaurrondo”, señala. “Yo estoy a favor de crear entre todos un relato polifónico: participo igual en el debate sobre un libro de Rafael Vera que sobre uno de Arnaldo Otegi o en la presentación de Patria, de Fernando Aramburu. Dicho esto, no creo que la elección de Telecinco de filmar la novela de Vera sea políticamente inocente”. 

 ¿Cuál es su valoración final de la serie? “Que Telecinco paga y perpetúa el relato de los GAL”

Alberto Moyano, redactor de El Diario Vasco, lamenta el desplome de calidad periodística a la hora de informar sobre el conflicto: “Animo a todo el mundo a ver el Documentos TV que se hizo en 1988 después de la muerte de Yoyes. Eso es información impecable, donde se entrevista a todas las partes, incluyendo a compañeras de Yoyes. Obviamente, era un reportaje de Televisión Española, alineado con la posición del Estado, pero que te daba una idea clara de lo que había pasado. La inclusión de algunos invitados cuestionables y la selección de preguntas de Mediaset no sé si dan pena o hacen gracia”, opina. 

Autor >

Víctor Lenore

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Pedro Ramos

    Evidentemente tiene fallos y omisiones, pero refleja una parte de la terrible realidad -poco mostrada en ficción hasta ahora- y es lo que molesta a los blanqueadores de los asesinos y a los que se pretenden equidistantes

    Hace 4 años 4 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí