1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Análisis

¿Qué tiene que ver la democracia interna de Podemos con el cambio en España?

Para ser una herramienta de transformación institucional y no un engranaje más de la máquina establecida, el partido tendrá que abandonar definitivamente el modelo plebiscitario y la cultura política verticalizada que ahora lo constituye

Nuria Alabao 25/12/2016

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

---------------------------------
En enero CTXT deja el saloncito. Necesitamos tu ayuda para convertir el local en una redacción. Si nos echas una mano grabamos tu nombre en la primera piedra. Del vídeo se encarga Esperanza. 

Donación libre:

---------------------------------

El tan esperado proceso de reconfiguración de Podemos —tras sus primeros tres años de existencia— acaba de arrancar con la votación inaugural donde se decidían las reglas de la próxima Asamblea Ciudadana —Vistalegre II—. La lectura fraccional de los resultados —ya es de dominio público que Podemos está dividido en distintas familias o aparatos—, según la cual antes que propuestas, lo que se enfrentan son candidaturas, dibuja una organización con dos grandes tendencias y un importante sector crítico.

Las dos tendencias dominantes se articulan alrededor de sus caras más visibles: Pablo Iglesias e Íñigo Errejón y sumadas obtienen el 80% de los clicks. Recordemos que en Podemos no hay “afiliación” como en otros partidos, ni pago de cuotas, cualquiera puede inscribirse y votar a través de una web, lo que dificulta dilucidar el grado de compromiso con el proyecto de las casi cien mil personas que han participado.

Esta lectura fraccional es la que privilegian los medios, que en general destacan la diferencia pírrica entre las dos candidaturas: Errejón ha quedado tan solo a dos mil votos de Pablo Iglesias, que ha ganado por un escaso 41% del voto. Mientras que casi invisibilizan al sector crítico, cuyo núcleo serían los anticapitalistas, que sin embargo ha obtenido algo más de un 10% de apoyos. Así por ejemplo, El País —que habla directamente de “duelo” entre Pablo e Íñigo— ha elegido ya su candidato y no publica información que no esté sesgada en apoyo de Errejón, así como también apostó por Susana Díaz en la guerra a muerte en el PSOE. En realidad no se entiende muy bien por qué ha decidido hacerle este extraño “favor” que solo puede perjudicarle entre unas bases nada afectas a los intereses de PRISA.

Pero además de esta lectura de familias, y en lo que respecta a un tema tan esencial como el de la elección de cargos en el partido, podemos decir que la mayoría de inscritos se ha decantado por los otros sistemas, mucho más pluralistas que el impulsado por Iglesias. Si sumamos la propuesta de Errejón, la de Anticapitalistas y la de otras candidaturas menores, resulta que el 60% de los que han votado han preferido sistemas más proporcionales, en los que quedase asegurada una mayor representación de las minorías en la futura ejecutiva de Podemos.

Podemos ya no es aquella marea de ilusión, aquella fuerza del 15M

Un sistema que otorgaría tanto a Errejón como a los anticapitalistas más peso en la toma de decisiones. Sin embargo, con la propuesta que ha sido aprobada ahora, la candidatura mayoritaria —con toda probabilidad la de Iglesias— podría hacerse con el 70% de la dirección solo con obtener el 50% de los votos en el próximo Vistalegre II.

En este panorama, es evidente que la demanda de más proporcionalidad ha sido capitalizada fundamentalmente por Errejón que ahora parece representar la garantía de pluralismo en Podemos, aunque en pasados procesos no se mostraba tan democratista cuando formaba parte de la tendencia mayoritaria de la mano de Iglesias. Aunque claro, nadie diseña un sistema de votación para perder votaciones.

El método es (casi) todo

Sabemos que en realidad toda decisión depende del modo de decidir. Por poner un ejemplo sencillo, aplicando en esta votación un sistema de Voto Único Transferible —si tu primera opción no es la más votada, tu voto va a la segunda opción que has elegido— seguramente hubiese ganado la propuesta de Errejón. (Eso suponiendo que los electores decidan mayoritariamente su voto sobre la base de sus preferencias reales y no sobre la de una guerra de familias donde hay que tomar partido por un personaje u otro).

La propuesta de representación de Iglesias puede dejar fuera a los anticapitalistas, quienes deberían ser sus principales aliados políticos

Por lo tanto, la política en las democracias representativas no es sólo una actividad en la que diferentes grupos de personas persiguen unos resultados, sino la propia elección de los procedimientos de decisión. Esto dijo el politólogo Josep M. Colomer en El arte de la manipulación política, donde explicó además que las opciones preferidas por los votantes, las mayoritarias, no tienen por qué ganar siempre que se elija —o se “manipule” adecuadamente— un determinado sistema de elección como ocurrió durante la Transición. Así, en el libro, Colomer analiza una serie de casos que le sirven para ejemplificar este supuesto, y señala que no eran excepciones provocadas por la propia complejidad del proceso de la Transición, sino la forma misma en la que se configuró el “modelo político español”. Un modelo donde ahora la clase política goza de grandes dosis de autonomía —es decir, que no tiene necesidad de responder excesivamente a las demandas sociales— ya que se construyó —y se garantizó su continuidad— sobre el miedo de los ciudadanos y el chantaje de “esta democracia o quizás ninguna”.

Precisamente Podemos como nueva clase política y relevo generacional surgió para cambiar esto. El espacio político abierto por el 15M exigía una revisión de los pactos de la Transición —¿una nueva Constitución?— y una democratización de la toma de decisiones a todos los niveles. Y ese el hueco que ocupó Podemos.

La misión no nació exenta de contradicciones porque al “institucionalizarse” la demanda de cambio asumía también aquellas funciones de los propios partidos nacidos para estabilizar la sociedad, más que para cambiarla. Partidos creados para canalizar ordenadamente estas demandas sociales en una estructura institucional que tiene sus propias inercias, que tiene también la capacidad de desactivar en parte la potencia transformadora que representó la emergencia de Podemos. Aunque la Historia no está definitivamente escrita, algo que solía decir el propio capitán de la Transición, Adolfo Suárez.

Desde luego Podemos tras estos años ya no es aquella marea de ilusión, aquella fuerza distribuida que con toda la energía del 15M hizo posible pensar en un partido-movimiento. Tampoco sabemos exactamente qué podría ser esto a día de hoy, los que existieron, los primeros partidos socialdemócratas, por ejemplo, lo hicieron en sociedades que eran totalmente otras. La discusión de facciones en Podemos también opera sobre estos parámetros, sobre la centralidad o no del parlamentarismo en los procesos de cambio.

¿Cómo sería un partido de agitación que contribuya a la autoorganización social? ¿Todavía es posible que Podemos sea eso?

Tras la pérdida de votos en las segundas elecciones generales —del 20D al 26J—, destacaron dos interpretaciones: la de Iglesias, para quien se había asimilado demasiado a Podemos como “un partido más; y la de Errejón, que en realidad es casi diametralmente opuesta: “no nos votan porque damos miedo”, “no tenemos imagen de solvencia institucional” o “estamos demasiado escorados a la izquierda”. Pero es difícil que las tesis de Errejón se impongan, precisamente porque los anticapitalistas se encuentran en realidad más cercanos a las propuestas de Iglesias, al menos en teoría. La práctica que haría que Podemos fuese otra cosa, sin embargo, todavía está por inventar: ¿cómo sería un partido de agitación que contribuya a la autoorganización social? ¿Todavía es posible que Podemos sea eso?

En realidad Iglesias se encuentra habitando una paradoja: para poder realizar su visión de Podemos quiere obtener la máxima capacidad de decisión en los órganos internos —por eso su propuesta es poco proporcional—. Pero al mismo tiempo, esta propuesta puede dejar fuera a los anticapitalistas, quienes deberían ser sus principales aliados políticos frente a la “moderación” errejonista.

Y sin embargo, si todavía es posible que Podemos se sobreponga a las inercias institucionales, si todavía está a tiempo de convertirse en una herramienta de cambio institucional y no en un engranaje más de la máquina establecida, tendrá que abandonar definitivamente el modelo plebiscitario y la cultura política verticalizada que ahora lo constituye. Menos debate convertido en marketing político en los medios y más discusión y negociación orgánicas, por más que esto suponga lidiar constantemente con un “ala derecha” del partido —errejonista— minoritaria, pero relevante, que cuenta incluso con el apoyo de PRISA. 

Autor >

Nuria Alabao

Es periodista y doctora en Antropología. Es miembro de la Fundación de los Comunes.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

13 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Álvaro

    Perdón, el enlace. https://www.facebook.com/ierrejon/photos/a.694087683974121.1073741828.683481128368110/1152402398142645/?type=3&theater

    Hace 4 años 3 meses

  2. Álvaro

    Hola Andrés. Te dejo un enlace que compara ambas propuestas basándose en las pasadas elecciones del 26J. Lo que comenta el artículo de la "desaparición" de los Anticapitalistas es que, como verás, quedan infrarrepresentados en ese arco parlamentario (tienen un porcentaje de votos parecido al de ciudadanos, por lo que es una buena muestra). Esta votación no se basaba en la caras (o no debería haber sido así), debatía sobre la forma de contar los votos en la próxima asamblea... por lo que hablar de proporcionalidad no era una opinión sino un hecho. Por otra parte, creo que no deberíamos instaurar el mensaje de moderación errejonista contra radicalidad pablista, porque no es del todo certera. De hecho, desde mi punto de vista, lo más moderado que podemos hacer es refundar izquierda unida, volver a ser marginales y quejarnos alto y fuerte. Pablo, que es hábil e inteligente como ninguno, no plantea eso (al menos entiendo yo), pero está generando una imagen demasiado en ese sentido. Sigue conmoviendo más que nadie... pero también generando cada vez más odios y recelos y, para mí, no entendiendo el país que aspira a gobernar. Las tesis de Íñigo me parecen mucho más radicales en ese sentido... un populismo entendido como creación de pueblo con la forma de buenismo moderado pero incluyendo los conceptos propios que necesita el país (feminismo, descentralización, dicotomización entre arriba y abajo, distinta simbología y narrativa en este país tan marcado por acontecimientos recientes, credibilidad...). Creo sinceramente que España se gana con Carmena y no con Monedero. Un saludo y buenas noches,

    Hace 4 años 3 meses

  3. Jesús Díaz Formoso

    El PARTIDO REPETIDO- Deja vu // Felipe Iglesias pasa el balón a Alfonso Errejón, Txiqui Mayoral cuelga el balón en el área, llega Susana Díaz, regatea a Rita Fernández de la Vega, Tania Pajín sale en falso del área chica y ... GOOOOL; Irene Aído corrige al locutor; "GAAAL". España, jugando como nunca, pierde como siempre.

    Hace 4 años 3 meses

  4. Jesús Díaz Formoso

    Felipe Iglesias pasa el balón a Alfonso Errejón, Txiqui Mayoral cuelga el balón en el área, llega Susana Díaz, driblando a Rita Fernández de la Vega y ... GOOOOL. España, jugando como nunca, pierde como siempre

    Hace 4 años 3 meses

  5. eleusipo

    DE CUÁL ES EL RESPETO QUE DEBEMOS AL OTRO: ... el respeto es siempre debido al derecho de integridad personal, y, estrictamente, y, especialmente, por lo que hace a la dignidad de las personas en cuanto que seres humanos, pues aunque expresemos ideas excelentes, y por supuesto las aceptemos, también somos capaces de expresar otras que podrían ser razonadamente terribles, y, por tanto, las ideas terribles - no les quepa la menor duda - deben, al menos, poder ser sometidas a contradicción, es decir, democrática y serenamente poderlas interpretar y combatir. Y, por lo mismo, leyes, sentencias, encíclicas, instrucciones, órdenes, informes, ensayos, y trabajos de toda índole en su sentido más amplio, y, sin por ello, y en su caso, romper ni la ley ni la amistad. ¿ No les parece...? Saludos.

    Hace 4 años 3 meses

  6. Jesús Díaz Formoso

    Y es que, la verdad, sin "voto único transferible" va a ser imposible cambiar nada. Transversalmente, aclaro mientras miro por la ventana de oportunidad como gobierna un partido al que ha votado menos de la cuarta parte de los electores. POR EL CAMBIO, venga, vamos. Podemos contra si se puede, todos podemos menos tú y puede ser que si pero también que no. Protejamos a las ratas, como en París. Dura mucho este sainete. Las minorías secuestrando la voluntad de las mayorías. Las minorías, que siempre han sido el núcleo de la Revolución, lo siguen siendo en este nuevo milenio. Pero ahora la Revolución es Neoliberal.

    Hace 4 años 3 meses

  7. Jesús Díaz Formoso

    Que buen comienzo, pardiez: "El tan esperado proceso de reconfiguración de Podemos —tras sus primeros tres años de existencia". // Podemos seguir así "otros otros 40 años", dicen los del 1% del 99%, entre aplausos y vítores de los Consejos del IBEX.

    Hace 4 años 3 meses

  8. Jesús Díaz Formoso

    Jo, que debates más ... no.se.que. // Y, mientras tanto, nos quedamos sin pensiones, sin sanidad, sin educación, sin electricidad, sin trenes, sin justicia ... // Pero todo sea por una buena causa; por la fraternidad. Y las poltronas. Vosotros si que podéis.

    Hace 4 años 3 meses

  9. Antonio

    Errejón "ala derecha" ???? Es el único que sigue defendiendo los principios fundacionales de Podemos. Los ideales del 15M. Es Pablo y compañía los que están convirtiendo el partido en la nueva izquierda unida, que éste criticó hace un tiempo tan estupida y provocadoramente, como le gusta a Iglesias. Si Prisa defiende a Errejón puede ser por cualquier motivo menos bueno. Desde criticar al que esta ahora, pablo, y luego si ganase errejón pasar las críticas a él y vas desgastando el proyecto poco a poco. O incluso porque saben que las bases de Podemos van a querer siempre lo contrario que dicen ellos (Prisa). Que serán cabrones, pero no son tontos, hay que recordar que tienen el poder

    Hace 4 años 3 meses

  10. José Joaquín

    Los imponderables de Podemos: Así no se puede Publicado el 26 diciembre, 2016 por debatepublicoblog Discúlpeme Sr. Echenique, le considero un buen responsable de organización al igual que a Pablo Iglesias, pero ello no quita, que como inscrito en Podemos proveniente del 15.M . entienda que las ideas de Errejón, me llenan más, ante ello y de acuerdo con las elecciones internas últimas, a pesar de no haberlas ganado, democráticamente por otra parte tenía una gran satisfacción, de comprobar como la democracia interna funciona y mucho, la mejor de todo el espectro nacional. Entonces me estoy quedando de piedra con estas declaraciones últimas tanto del señor Iglesias que considera una perdida de imagen, como de este comunicado que dice entre otras cosas 1) que no podemos entrar en corrientes de opinión, de nuevo me quedo de piedra, que cuando ningún partido nacional puede desarrollar libremente las corrientes de opinión criticas, sin ser ninguneados por los aparatos, que ello ocurra ahora con estas recriminaciones, pues no lo veo la verdad.2), Que se critique a los órganos en muchos caso cada cual lo ve de una forma distinta, pero es razonable, que se defienda la libertad de expresión, que se intenta cerrar por el aparato, 3). Los medios de comunicación son todos los que siempre se han utilizado para desarrollar la libertad de expresión y las críticas sobre el resto de partidos y sobre la situación de la sociedad española. 4).Los debates de ideas que defiende Errejón, son las que siempre ha defendido el 15M, en su asambleas, debates abiertos por completo, lo viejo es criticarlos y cercernarlos,eso es lo que hacen los partidos viejos. Precisamente la gente ha votado a Podemos por ser distintos, en cuanto a la libertad interna, criticas y unidad van unidas, lo que no es lo mismo acomplejarse de ello, y creer erróneamente que la imagen negativa es de que ello se produzca, cuando es de lo contrario de no creer de verdad en esta libertad y respeto sobre las opiniones distintas y discrepantes de los compañeros. pero unidos hacía fuera. Totalmente de acuerdo con los objetivos, fraternidad si intereses y con juego limpio. a ver como lo entiende cada cual, desde luego no es haciendo purgas a los compañeros elegidos democráticamente, sin motivos para destituirles, como si de despido libre se tratase sin causalidad ni justificación. y vale para unos y para otros. Es que montar una campaña mediática de este calibre contra una parte importante llámese corriente de opinión discrepante, que más dá, todo ello cabe perfectamente en la idiosincrasia de un Podemos abierto, otra cosa es la interpretación interesada que cada cual hace de los procesos y de su resultado. y disría que no hay lugar a dudas, a ganado la corriente de Pablo Iglesías, y como todo el mundo defiende nadie le cuestiona su liderazgo, eso si con las ideas y los proyectos políticos aprobados o que sanamente se interpreten, por ello no es cuestión de imponer ideas internas, cuando la democracia abierta y participativa es mucho más enriquecedor que ello. destituir compañeros, como si de despidos libres se tratase, tampoco tiene sentido, cuando no hay motivos explícitos, solo subjetivos para despedir como si de una empresa se tratase, ya que esos cargos no han sido renovados por elecciones directas de esos cargos. ¿entonces a que viene montar los HT con Iñigo, y contra un 39% de Podemos?, ¿quien divide entonces?, ¿es inteligente esta campaña y que el secretario general y altos dirigentes la apoyen?, desde luego, la interpretación que recogen los compañeros de Podemos, es sumamente sutil en la defensa clara y concreta de un sector de Podemos, pero no ayuda nada a sumar y a integrar, ¿entonces porque no se retira esa absurda campaña propiciada desde quien propugna la unidad y la defensa de una imagen integradora,?, más cuando ya ha finalizado el proceso y nadie se ha roto las vestiduras con ello, solo al parecer los propulsores de esta insolita campaña de desprestigio de compañeros que no se merecen estos comportamientos casi infantiles que desde luego si que son motivo de nueva e innecesaria polémica. Iñigo, sinceramente es admirable, tu desdoblamiento de ideas continuado , para superar tantas adversidades incomprensibles dentro de la organización de Podemos. Ahora cuando parecía un autentico modelo de democracia abierta y participativa, resulta que a una corriente política de Podemos dice que se ha dado la peor imagen, y cuando la pluralidad es una realidad salida del 15M, esa corriente crea una campaña mediática en redes sociales de descrédito, encima con altos cargos ganadores arremetiendo descalificaciones sobre los perdedores de este proceso, ello no les es suficiente e interpretan que ha de seguir la purga sin esperar el cambio, de compañeros que representan la pluralidad de otras tendencias en teoría compatibles con el proyecto político general de Podemos, al parecer consideran que no es así. Sinceramente no lo entiendo ahora que creí de verdad que esta organización partido/movimiento social era una realidad. Suerte y los mejores ánimos integradores para todos sin exclusiones.

    Hace 4 años 3 meses

  11. celtastur

    DD.BCN.ESP. Aunque me cayeran los nunca vistos (por mí) billetes de 500 de los grandes, antes emplearía esos seis euracos para recoger las deposiciones de mi can en la calle, como debe de ser. Son tan despreciables los "patrocinadores" como el partido político patrocinado. ¡Que os den!.

    Hace 4 años 3 meses

  12. Andrés

    Hay muchas opiniones, en este artículo también, que apoyan la idea de que la fórmula planteada por DESBORDE es poco proporcional, sin argumentar en que se basa esa opinión. En este artículo se plantea que según dicha fórmula pueden quedar fuera a los "Anticapitalistas". Y yo me planteo que si eso es así y es tan claro, qué motivos hay para no explicarlo en lugar de afirmarlo solamente y de paso decir de que se quedan fuera los anticapitalistas. Yo he leído diferentes propuestas y no he llegado a comprender cual es más proporcional, incluso alguna no he llegado a comprenderla (la propuesta por Errejón de 10 hojas). Alguien podría podría hacer un ejemplo y demostrar cual es más proporcional. Sospecho que la mayoría de la gente que escribe, los que se llaman periodistas y los que no se lo llaman, o no han leído las propuestas o les pasa como a mí que no es capaz de entenderla alguna. Todo los demás son opiniones sin argumentar y al socaire de las simpatías de cada cual.

    Hace 4 años 3 meses

  13. José Alejandro

    Ustedes toman claramente partido por Iglesias. En eso no son diferentes a PRISA, a la que critican. Además califican de "ala derecha" a Errejón: han leído sus artículos?

    Hace 4 años 3 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí