1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Crédito bancario para el tripartito informal

El PP de Rajoy y el PSOE de Sánchez cubrieron con préstamos más de la mitad de su presupuesto electoral del 20-D, campaña en la que Ciudadanos alcanzó un nivel de financiación del 99%

Eduardo Bayona 21/01/2017

<p>Celebración en la calle Génova, frente a la sede del PP en Madrid, la noche electoral del 20-D</p>

Celebración en la calle Génova, frente a la sede del PP en Madrid, la noche electoral del 20-D

Partido Popular Facebook

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

_____________

En enero CTXT deja el saloncito. Necesitamos ayuda para convertir un local en una redacción. Si nos echas una mano grabamos tu nombre en la primera piedra. Del vídeo se encarga Esperanza. 

Donación libre:

_____________

La banca confía en el tripartito informal PP-PSOE-C’s. Y lo demuestra con hechos, según certifica el Tribunal de Cuentas (TCu) en el reciente informe en el que fiscaliza la campaña electoral del 20 de diciembre de 2015: concedieron a los tres primeros casi 27 millones de euros en créditos con los que cubrieron casi dos tercios de su presupuesto.

PP, PSOE y C’s recibieron con esos 27 millones de euros en créditos casi el 80% de la financiación que sumó en esas elecciones todo el espectro político, aunque el grado de confianza fue dispar. Los conservadores recibieron la mayor cifra --10,7 millones--, aunque esta solo supuso el 49,5% de su presupuesto, mientras los socialistas, entonces liderados por Pedro Sánchez, obtuvieron 8,6, con los que cubrieron el 60,3% de sus previsiones. Sin embargo, llama la atención el peso de la financiación bancaria en las cuentas electorales de Ciudadanos: 7,6 millones que cubrieron el 99% de sus 7,7 de gasto. No está mal para un debutante.

El dictamen también revela que la banca no desconfía de los presuntos separatistas catalanes: otorgaron a ERC y Democràcia i Llibertat sendos paquetes de préstamos por algo más de un millón de euros con los que la primera formación cubrió dos tercios de su intendencia y la segunda, casi la mitad, lo que denota el escaso temor que, lo mismo que sus eventuales riesgos de insolvencia en caso de que España fuera a romperse, ambos provocan a los señores del dinero.

En cualquier caso, el informe del Tribunal de Cuentas certifica por enésima vez que las campañas electorales constituyen una actividad fuertemente subvencionada: los partidos aportaron directamente tan solo 7,39 millones de los más de 55 que se gastaron –un euro de cada siete- mientras Papá Estado adelantaba 16,38 –más del doble-- a cuenta de las futuras ayudas en función del resultado y la banca financiaba, con 33,92, casi dos tercios del presupuesto.

Las campañas siguen estando fuertemente subvencionadas: los partidos aportaron directamente 7,39 millones de los 55 que gastaron. El Estado, 16,38 millones. Más del doble

Los partidos políticos declararon gastos electorales por valor de 55,74 millones de euros, casi dos tercios de los cuales fueron movilizados por PP --20,16, sumadas sus coaliciones-- y PSOE --14,25--. Sus inversiones quedan muy alejadas de las que realizaron las cuatro formaciones que les siguen en representatividad: Podemos y su galaxia --4,02--, Ciudadanos --7,72--, ERC --1,51-- y Democràcia y Llibertat --2,25--.

¿A cuánto sale el escaño?

No obstante, la valoración de los ingresos tiene trampa. Las aportaciones privadas que los partidos dedicaron a la campaña ascendieron solo a 47.360 euros: 30.360 de C’s, 11.550 de UP, 3.964 de Nós, 1.090 de Podemos-Alto Aragón en Común y 400 de DL. Sin embargo, el TCu no tiene constancia de qué cantidades recibieron –esas formaciones y el resto-- en esas fechas, lo que le lleva a proponer una reforma de la Ley de Financiación de Partidos: que las entregas de dinero que les llegan entre la convocatoria de unas elecciones y su celebración “se entendieran efectuadas, en todo caso, para financiar el proceso”. También propone regular el chequeo de los microcréditos, que supusieron el grueso de los ingresos de Podemos.

La comparación de los rendimientos que obtuvieron los partidos ofrece resultados llamativos. Al bipartidismo le sale el escaño a unos 160.000 euros --163.000 en el caso del PP y 158.000 en el del PSOE--, coste que casi triplica el de Podemos y las confluencias --58.000-- y que se queda muy por debajo del que le resulta a Ciudadanos, al que cada acta le costó 193.000. Aunque a ninguno de ellos le sale tan caro como a Democrácia i Llibertat, formación cuyos costes se disparan hasta los 281.000 euros.

ERC optimiza la inversión un poco peor que los dos principales partidos, ya que le cada miembro del grupo parlamentario le sale por algo más de 167.000-, mientras que el castigo de la Ley Electoral a IU –Unidad Popular, el pasado invierno-, que solo tradujo en dos escaños los 923.105 votos con los que estuvo cerca de duplicar los apoyos de ERC y DL, dispara los costes de cada acta de manera desmesurada por encima del millón de euros.

Gastos sin justificar

El informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas sobre el 20-D plantea implícitamente algunas preguntas inesperadas. Una de ellas es la que lleva a plantearse qué  servicios puede prestar una inmobiliaria, que a su vez es filial de una empresa dedicada a la gestión y el saneamiento de agua, a un partido político durante una campaña electoral. El órgano de fiscalización se ha quedado con las ganas de saberlo.

Más de la mitad de las empresas que no justificaron servicios y productos a los partidos trabajaron para el PP

A ese perfil empresarial responde Asesoramiento Eficaz Técnico, una firma madrileña que, según consta en el Registro Mercantil, se dedica a la compra, venta y alquiler de fincas rústicas y urbanas y cuyo accionariado controla otra firma que opera en el campo de la gestión de redes de suministro de agua y tratamiento de residuos. “No puede ser, nosotros no tenemos nada que ver con esa empresa y no hemos hecho ningún trabajo relacionado con ninguna campaña electoral”, señala una empleada del accionista mayoritario -único- tras dejar claro que, pese a las repetidas llamadas de CTXT, su jefe no va a hacer un hueco en su agenda para tratar el tema.

Según el informe de que ha realizado el Tribunal de Cuentas (TCu), Asesoramiento Eficaz Técnico SAU ha eludido justificar a qué productos y servicios corresponden los 382.236 euros que le facturó esa campaña al PP, según la información facilitada por esta formación.

Los proveedores de los conservadores han sido, con creces, los que más complicado se lo han puesto al Tribunal de Cuentas (TCu) en su tarea de  fiscalizar las cuentas de los partidos y coaliciones que concurrieron a las elecciones generales del 20 de diciembre de 2017: más de la mitad de las empresas -25 de 45- que incumplieron la obligación de justificarle los productos y servicios por valor de 3.699.460 euros que estos dicen haber recibido de ellas habían trabajado para el PP, cuyo gasto pendiente de chequeo suma facturas por 2.843.271 euros, señala el tribunal en su dictamen.

El 73% de las empresas y el 81% del dinero

Los proveedores del PP suman el 55,5% de las sociedades que no han informado al TCu y el 76,8% de los gastos no justificados ante el organismo fiscalizador, tasas que ascienden al 73,3% y al 81,8% si se le añaden las facturas por 184. 267 de ocho proveedores de las coaliciones con el Foro Asturiano y el Partido Aragonés de las que el tribunal asegura no tener justificación.

Algunas de ellas aseguran haberlo hecho después, caso de la empresa de paquetería MRW (Urbequipo), que sumaba facturas por valor de 521.579 euros por los servicios de mensajería efectuados durante la campaña. “Está justificado, se lo puedo asegurar”, señalan en la empresa. Sí presentaron la información antes de que el TCu cerrara su informe varias más, entre las que no se encuentran la firma madrileña de mensajería Cibeles Mailing -665.118 euros- ni la barcelonesa de artes gráficas Sundisa -531.162-.

Al bipartidismo le sale el escaño a unos 160.000 euros --163.000 en el caso del PP y 158.000 en el del PSOE--, coste que casi triplica el de Podemos y las confluencias --58.000--

“Hemos trabajado para varios partidos, pero no me consta que nos hayan pedido nada” desde el Tribunal de Cuentas, señala uno de los responsables de Cibeles Mailing, empresa que ensobró buena parte de los sobres que los ciudadanos recibieron en sus casas con las papeletas de las formaciones de su circunscripción en vísperas del 20-D. “Hay una forma muy sencilla de certificar nuestro trabajo”, añade, perplejo por la aparición de la empresa en el informe, la misma fuente. Se refiere a que Correos certifica uno por uno las cartas que ellos preparan para aplicarles el franqueo. Sundisa, por su parte, no ha respondido todavía a las preguntas de CTXT.

El listado de empresas que trabajaron para el PP y que no han cumplido con el TCu incluye al menos una de carácter público como Promálaga, la Empresa Municipal de Iniciativas y Actividades Empresariales del Ayuntamiento de Málaga, que tiene pendientes de justificar una facturación de 14.724 euros. No es la única del ramo que incumple sus obligaciones con el órgano de fiscalización: le ocurre lo mismo a Fira Internacional de Barcelona con los 23.172 que declara haberle pagado Esquerra Republicana.

El listado de partidos cuyos proveedores incumplen la obligación de informar al TCu incluye, aunque con cifras muy inferiores a las de los conservadores, a Democràcia i Llibertat –la última versión de Convergència-- con 415.066 euros de cinco empresas, Geroa Bai con 122.913 de una productora audiovisual y el PSC con 78.200 de tres sociedades, mientras PSOE y Podemos aportan sendos incumplimientos con un suministro por 17.685 y 14.822 euros; el primero de ellos en su coalición con Nueva Canarias.

¿Es la tradición del autocar un gasto electoral?

En cuanto a los gastos, el envío de propaganda electoral se llevó, con 19,15 millones de euros, algo más de la tercera parte del gasto de los partidos, que dedicaron otros 36,21 a “operaciones electorales ordinarias”. Aunque no todos los partidos comparten los criterios del TCu en ese apartado. Concretamente, en el caso de PP y PSOE, en cuanto a la tradicional movilización de militantes y simpatizantes en autocares para animar los mítines de los principales candidatos.

El Tribunal de Cuentas considera que la contratación de los transportes no es un gasto de carácter electoral imputable a la campaña y, por lo tanto, susceptible de ser financiado mediante subvenciones. El PSOE, que en diciembre se gastó 226.148 euros en 24 movilizaciones para actos de campaña, muestra su perplejidad por el cambio de criterio del TCu, que en junio había dado por buenas tres facturas de autocares de Alicante y Asturias que sumaban 66.693 euros. Al PP le ocurre algo similar con tres facturas que suman 39.752 euros por “alquiler de autobuses para el desplazamiento de asistentes a actos electorales.

“Produce una sensación de incertidumbre e inseguridad”, señala el administrador de los socialistas, “apreciar que en una cuestión tan sensible como el gasto electoral, las circunstancias son cambiantes, atendiendo simplemente a razones, cree esta parte, de oportunidad”. “No entiende esta parte cómo encontrándose los gastos acometidos en concepto de alquiler y servicios de autocares íntimamente vinculados a la campaña electoral (…) no se consideran gastos electorales a efectos subvencionables”, añade, en lo que supone una declaración tan cultural como administrativa.

Ese posicionamiento coincide con el del PP, cuya administradora se refiere al gasto en acarreo de militantes como algo “habitual y necesario para el desarrollo de tales actos electorales, ya que en mítines de gran asistencia, por razones de seguridad y organización es necesario ayudar al desplazamiento de los asistentes”. Desde esa premisa, resulta tan lógico como paradójico abogar por que esos viajes se paguen a escote entre todos: votantes, no votantes y votantes de otros partidos.

 

_____________

En enero CTXT deja el saloncito. Necesitamos ayuda para convertir un local en una redacción. Si nos echas una mano grabamos tu nombre en la primera piedra. Del vídeo se encarga Esperanza. 

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí