1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Crónicas hiperbóreas (2)

Se vende ciudad en primera línea de costa

En el Finisterre, un organismo resiste férreamente a la imposición de la clandestinidad y la discreción en las maniobras público-privado.

Xosé Manuel Pereiro 28/01/2017

<p>Playa del Parrote, A Coruña. </p>

Playa del Parrote, A Coruña. 

Arquivo Municipal de A Coruña / Google Street View

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

---------------------------------
En enero CTXT deja el saloncito. Necesitamos tu ayuda para convertir un local o una notaría en una redacción. Si nos echas una mano grabamos tu nombre en la primera piedra. Del vídeo se encarga Esperanza.

Donación libre:

---------------------------------

Juicio de la Gürtel. Bárcenas. Las tarjetas black. Los directivos (algunos) de NovaCaixaGalicia ingresan en prisión. Parece que, con la que está cayendo, en todas partes las operaciones presuntamente irregulares o claramente especulativas en España se seguirán produciendo, pero al menos con el mayor sigilo posible. ¿En todas partes?, ¡No! En el Finisterre, un organismo resiste férreamente a la imposición de la clandestinidad y la discreción en las maniobras público-privado. La Autoridad Portuaria de A Coruña pretende vender a una inmobiliaria 25.000 metros cuadrados de terreno público, situados en la fachada marítima de la ciudad, en la zona del casco antiguo, a un centenar de metros de donde viven Amancio Ortega o el exalcalde Francisco Vázquez.

El presidente del Puerto coruñés, Enrique Losada, había llegado la pasada primavera a un preacuerdo con el Ayuntamiento de cederle el terreno por el precio en el que la Autoridad Portuaria lo había tasado, 1,4 millones de euros. Sin embargo, hace poco trascendió que había negociado con la inmobiliaria Rio Mero su venta por 10 millones. Lo de Finisterre es algo más que un símbolo geográfico. En lo que el Puerto pretende vender está construido un hotel de cinco estrellas de ese nombre, y una sociedad deportiva privada, La Solana, en lo que fue una playa y una puerta de la antigua muralla de la ciudad, que se mantenía más o menos como se la encontró Drake en 1589, cuando intentó asaltarla. La puerta sigue, pero, en vez de dar al mar, da a unas pistas de tenis y a un aparcamiento. Desde luego, hoy sir Francis no reconocería el lugar. 

Como muchas otras cosas (mentalidades aparte), la raíz del asunto está en el franquismo. En el recién estrenado, en concreto. En febrero de 1941, Armando Casteleiro pidió y obtuvo permiso del Gobierno para construir una piscina en lo que era la playa de O Parrote, al lado de la dársena pesquera. Casteleiro había sido un pionero de la natación, pero también brigada de los Caballeros de La Coruña, una milicia armada compuesta por falangistas y miembros de Renovación Española, una de tantas “partidas de la porra” fascistas que en los meses previos del golpe militar calentaban en la banda. Debieron de ser esos méritos, más que los deportivos, los que engrasaron la burocracia de tal forma que once días después de la autorización gubernamental, estaba concedida la licencia municipal y al día siguiente se iniciaron las obras. Primero fue la piscina, y en 1945, en una nueva concesión-ampliación, el hotel, propiedad del Banco Pastor. En 1968, como seguía habiendo mar y mar y quedaba algo de playa, otra concesión y otro relleno.

Pero la razón declarada de la venta hay que buscarla en la historia reciente. Concretamente en el Prestige. En plena marea negra y sobre todo en plena marea Nunca Máis, el alcalde coruñés Francisco Vázquez acogió el Consejo de Ministros que Aznar quiso celebrar a modo de placebo en Galicia. Con la plaza de María Pita asediada por miles de manifestantes, Vázquez arrancó del presidente del Gobierno y del Consejo la promesa de estudiar la viabilidad de construir un puerto exterior. “Le dije que si no, dejaba entrar a los de Nunca Máis”, comentó después el alcalde, risueño, en una entrevista, aunque, según testigos presenciales, aquello fue más bien un choque de trenes: “Si no hay puerto, no hay consejo”.

El Ministerio de Fomento de Francisco Álvarez Cascos, la consellería de Política Territorial de Alberto Núñez Feijóo y el gobierno local de Vázquez emitieron informes favorables. El puerto de Punta Langosteira efectivamente se construyó. Muy exterior, en la parte más expuesta de la costa y a ocho millas enfrente del puerto, también exterior, de Ferrol. Costó ¿700? (la interrogación no es retórica) millones de euros que iban a ser sufragados, entre otros ingresos, con los socorridos fondos europeos, y con 150 millones que se calculaba obtener de la venta para uso inmobiliario de gran parte del puerto antiguo. 400.000 metros cuadrados en pleno centro y – obviamente— en primera línea de costa. Y en esto estalló la burbuja inmobiliaria.

Hoy hay dos puertos, exterior e interior, pero el tráfico de mercancías no crece y la Autoridad Portuaria lleva cuatro ejercicios con pérdidas progresivas. Su presidente, Enrique Losada, justifica la maniobra de La Solana-Finisterre por 10 millones y la venta de los muelles urbanos de Batería y Calvo Sotelo, que estima le puede aportar 15 millones, como una operación necesaria para afrontar los 300 millones de euros de deuda del puerto exterior. Los críticos con la operación aducen que vender el patrimonio público para satisfacer la doceava parte de una deuda no sale muy a cuenta.  Si es una obra de interés público, es difícil de entender andar vendiendo las joyas de la familia, como un yonqui de alta cuna, mientras el Gobierno se gasta 5.000 millones en rescatar autopistas radiales de Madrid, sin necesidad de privatizar el Paseo de la Castellana.

De todas formas la Autoridad Portuaria no es que haya destacado como gestora económica. Le cobraba 97.000 euros al año a una sociedad (hasta 2014 propiedad del Banco Pastor y de Juan Carlos Rodríguez Cebrián, ex director general de Inditex), que le alquilaba la concesión del hotel y sociedad deportiva a Inmobiliaria Rio Mero por millón y medio de euros. La concesión caduca en 2017, y en 2014 Rio Mero pagó 14 millones por disfrutar de ella hasta esa fecha. Pagar 10 millones por la propiedad de los terrenos es una auténtica ganga. Y todo gracias a una varita mágica en forma de rotulador rojo. En 2009, con un gobierno PSOE-BNG, la aprobación inicial del vigente Plan General de Urbanismo definía los terrenos como suelo dotacional público. Tres años después, en la aprobación definitiva, con la única mayoría absoluta que tuvo el PP en A Coruña, la calificación se convirtió en dotacional privada simplemente usando el rotulador para tachar “público” y poner “privado”.

30 entidades cívicas y culturales, además de una Comisión Aberta para a Defensa do Común constituida ad hoc, han demandado que se paralice la subasta que le daría la propiedad a la inmobiliaria y que se devuelvan los terrenos de forma gratuita. Los representantes del PP en el consejo de la Autoridad Portuaria votaron en su día a favor de realizar la subasta. Ahora, en el último pleno municipal, el grupo popular –incluido el concejal responsable del rotulador— se unió a los demás (Marea, PSOE, BNG) a favor de mantener la titularidad pública de los terrenos. Toda la sociedad civil asume que… ¿Toda? ¡No! La Autoridad Portuaria está ocupada por un irreductible presidente que se resiste a cualquier intento remunicipalizador. Nadie apuesta que vaya a ser por mucho tiempo. 

---------------------------------
En enero CTXT deja el saloncito. Necesitamos tu ayuda para convertir un local o una notaría en una redacción. Si nos echas una mano grabamos tu nombre en la primera piedra. Del vídeo se encarga Esperanza.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Xosé Manuel Pereiro

Es periodista y codirector de 'Luzes'. Tiene una banda de rock y ha publicado los libros 'Si, home si', 'Prestige. Tal como fuimos' y 'Diario de un repugnante'. Favores por los que se anticipan gracias

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Jesús Díaz Formoso

    Josito, eres un crack. Con un par. Gracias. En su momento, llevé el asunto del Puerto Exterior de Ferrol. Lo que vi en esos autos (el Expediente administrativo tuve que recogerlo en furgoneta porque en un coche no cabía), me dejó atónito. La Sentencia dictada –nunca más cierto lo de “dictada” fue impresentable. Lo cierto es que la única opción para su desestimación era, en efecto, esa. El cliente me preguntó por la posibilidad de acudir al Defensor del Pueblo. Le respondí que lo desaconsejaba, pues era un golpista de la asonada de Tejero (el ministro de Justicia del “gobierno” de Armada y Felipe González, concretamente). El cliente, entonces, me preguntó por la posibilidad de acudir al “Defensor do Povo” de la CC.AA. de Galicia. De nuevo se lo desaconsejé: para el carguito, acababan de nombrar al mismo Magistrado que había sido ponente de la Sentencia en cuestión. No digo que cómo pago por dar carpetazo a un asunto en que las cuentas se medían por miles de millones. Pero tampoco lo puedo negar, pues, en mi OPINIÓN, eso es lo que había pasado. Tengo mucha información sobre este asunto, que te podría proporcionar, en caso de que te interese investigar e informar de ello. En ese caso, te aconsejo ponerte una pinza en la nariz. Desde ENDESA, al Ministerio de Defensa o a la pandilla regasificadora de Mugardos, los mismos castillos de la boca de la Ría (BICs), las Zonas de Especial Protección, entre ellas, las zonas ya incorporadas entonces a la Red Natura, y la ampliación prevista de la misma –que finalmente fue reducción; y los miles y miles de millones de Fondos Comunitarios. El Estudio de Impacto Ambiental, y la DIA finalmente aprobada (que tuvo que “compartimentar” las diferentes fracciones de un mismo proyecto, para ocultar sus interacciones recíprocas que ocasionaban unos daños ambientales inadmisibles, el daño causado a las aguas marítimas, o el expolio a los propietarios de los terrenos adyacentes, amparado por los Tribunales del imperio del mal; todo ello, y mucho más, son ejemplo de cómo no debe ser un procedimiento ambiental. Monseñor y Sir; Paco Vázquez era “afín” a la Pandilla basurilla; lo que cuentas tiene otra lectura; si la habitual: LA CORRUPCIÓN, esa que no es ni de izquierdas ni de derechas. Saludos.

    Hace 4 años 10 meses

  2. Félix Soria

    Pereiro, ¡muy bien explicado!, un abrazo.

    Hace 4 años 10 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí