1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Sala de despiece

El asesino Miguel Gila

Sergio del Molino 5/02/2017

<p>El cómico Miguel Gila en TVE </p>

El cómico Miguel Gila en TVE 

Youtube

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Estamos desarrollando un proyecto para una publicación mensual en papel. ¿Nos ayudas a financiarlo?

Donación libre:

Suscripción:

Hace unos días se calentó la tarde en las redes sociales a propósito de una pieza emitida en un informativo de La Sexta titulada ‘1992: cuando el machismo era algo normal’. En la versión web lleva un subtítulo, ‘acabo de matar a mi mujer y no sé si he hecho bien’, sacado de un número de Gila en el que interpreta a un hombre cubierto de sangre y con un cuchillo jamonero que confiesa el crimen. La voz en off que acompaña la secuencia de archivo dice, con tono bíblico y condenatorio: “Todos tenemos motivos para avergonzarnos de aquella España machista”. La irritación en Facebook no iba contra Gila ni contra el insensible año 1992, sino contra quienes orientaron el dedo acusador hacia el humorista. Busqué el vídeo y, para mi pesar, tuve que darles la razón.

Hay algo muy miserable en relacionar un chiste de Gila con cualquier crimen. ¿Por qué no acusamos a Charles Chaplin de promover el nazismo, ya de paso? Propongo una pieza en la que aparezca una secuencia de El gran dictador con la siguiente locución: “De estas cosas se reían en 1940. No podemos extrañarnos del Holocausto, pues se dedicaban a hacer bromas sobre Hitler, como si Hitler fuera cómico”. Los vigilantes del discurso de hoy serían capaces de convertir una parodia del totalitarismo en una apología del mismo.

Da vergüenza explicarlo, y pido disculpas porque siento que insulto la inteligencia de los lectores, pero el humor de Miguel Gila consistía en la banalización costumbrista de la tragedia, como en su famoso número de la guerra en el que llamaba por teléfono al enemigo. ¿Estaba haciendo Gila una reivindicación de la violencia bélica? ¿Estaba haciendo un llamamiento a las armas? ¿Estaba banalizando el sufrimiento de quienes padecen las guerras? Es decir, su propio sufrimiento, el que acarreó como superviviente de una de las campañas bélicas más sangrientas que ha conocido la humanidad y cuyo trauma le acompañó hasta la muerte, como sabe cualquiera que se haya asomado a sus impresionantes memorias.

Voy más allá: quienes se ríen del chiste de Gila, ¿están humillando a las mujeres asesinadas por sus parejas? ¿Acaso está diciendo el locutor que todo ese público no sólo es insensible a las muertes sino que se burla de ellas y las desprecia, como si sus risas fueran las de unas jaurías de hienas? Es que éramos así en 1992, se disculpa. ¿Cómo éramos en 1992? ¿Monstruos?

O el redactor de la pieza es un difamador o es un ignorante. O bien sabe que no son monstruos, pero manipula el discurso para que parezcan tales, o no tiene ni idea de lo que provoca la risa de los espectadores, que es la tragedia contada como comedia. La confusión deliberada de registros es una técnica básica de cualquier manifestación humorística. Al llevarla al absurdo mediante la ridiculización, la barbarie queda desnuda e inapelable. El espectador es consciente de la brutalidad del asunto que se trata. En ese sentido, es posible que el número del esposo asesino de Gila haya contribuido a predisponer a la sociedad contra esa violencia.

Y contra todas, porque un leitmotiv del humor de Miguel Gila (y una de las razones que hacen del mismo una herramienta ética irreprochable) es subrayar la crueldad cotidiana que pasa inadvertida a la sociedad. Otro de sus números famosos consistía en bromear sobre las salvajadas que se hacen en las fiestas de un pueblo. A un personaje le cortan la cabeza con unas tijeras de podar, y cuando la viuda se queja de que le han matado al marido, los asesinos le reprochan que no tiene humor y que, si no sabe reírse, que se vaya del pueblo. Con sus parodias, Gila hacía que el público se fijase en un montón de bestialidades que a nadie se lo parecían. La de los hombres que matan a sus esposas, entre ellas. Puestas en escena, con su retranca, su tono y su insuperable talento cómico, aparecían como inaceptables e indefendibles.

De nuevo, explicar algo tan obvio da vergüenza, pero Miguel Gila y los espectadores que se reían de sus espectáculos en 1992 merecen el desagravio. Sobre todo, porque, a la vista de piezas televisivas como la que comento, parecen mucho más inteligentes que los de 2017, incapaces de apreciar la menor ironía, suspicaces ante cualquier sarcasmo, censores ante la más inocente salida de tono.

El humor es el periquito en la jaula que usan los mineros. Cuando desaparece, es que falta oxígeno. Cuando en una democracia desaparece el humor, es que falta libertad de expresión, y sin libertad de expresión no cabe democracia alguna. Ni buena ni mala. No lo digo yo, es un símil de Darío Adanti con el que se abre Disparen al humorista, un ensayo recién publicado donde reflexiona sobre la función del humor y los peligros a los que se enfrenta. Iba a escribir sobre él, pero Gila merecía ser vindicado antes de que más dedos insidiosos le señalen como instigador de asesinatos. Voy a usar una expresión de abuela: límpiense la boca antes de mencionar a Miguel Gila. En mi próxima sala de despiece pasaré por el cuchillo este excepcional libro de un sabio del humor como es Darío Adanti. 

Autor >

Sergio del Molino

Juntaletras. Autor de 'La mirada de los peces' y 'La España vacía'.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

29 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Mark

    «María Aclarar dos cosillas: ni Chaplin era judío como alguien ha comentado (sus abuelos maternos eran irlandeses y los paternos ingleses),» Creo que tu observación es tan ignorante que la vergüenza ajena me impide hasta tener que explicar por qué. Yendo al tema, Gila era un humorista excelente. Descalificarle de plano porque no se qué de dejar a su mujer es tan idiota como si se cuestionara la importancia de Picasso o Einstein por su francamente egoista actitud ante sus familias.

    Hace 3 años 10 meses

  2. maria jose

    Pues parece ser que el Sr Gila era un auténtico impostor, por lo que parece, y que además abandonó a su esposa sin darle jamás el divorció, casándosecon otra e incurriendo en bigamia. decía que el divorcio no servía para nada, que se dejaba a la mujer y ya está. Además en sus memorias escribió haber sobrevivido a un pelotón de fusilamiento y que era socialista, cuando en realidad ganaba mucho dinero haciendo reir a falangista y siendo amigo y conocido de Franco, que era un admirador suyo. Nunca estuvo en la cárcel más que cuando cometía adulterio, que en aquella época te detenían, y además con carnet de falangista...vaya un impostor...no se entonces en que sentido haría esas bromas, da la sensación que realmente banaliza porque nada le importaba

    Hace 3 años 10 meses

  3. Muffin

    Totalmente de acuerdo con el artículo, siempre que esa misma defensa del humor como herramienta de la libertad de pensamiento se aplique por igual a los chistes de Jorge Cremades.

    Hace 4 años 2 meses

  4. Mentalmente

    Parece que usted acaba de descurir el Alkaetarrismo. ¡Premio! Llevamos padeciéndolo siglos y siglos. Enhorabuena por fin. Y ahora no me seais askerosos hipócritas y condenad lo que ha hecho el Rayo Vallecano, expulsando a un jugador por ser naz1.

    Hace 4 años 2 meses

  5. Habanero

    Y porque no se escandalizan toda esa pandilla de hipócritas de aquel "decálogo de la buena esposa" que elaboró la Sección Femenina de la Falange Española y de las Jons, en la que degradaba, humillaba, despreciaba y colocaba en el escalafón mas bajo de la sociedad y las hacía sumisas, serviles, y meras máquinas de complacencia sexual, social y familiar para los maridos ?

    Hace 4 años 2 meses

  6. yo

    Totalmente de acuerdo con el autor de este articulo.Disculpen si tengo que meterme en este espacio ,pero es que ante la ausencia de articulo refente al incidente de Lucas Hdez futbolista y su novias que provoco que ayer una periodista llevada por sus prejuicios se despachara agusto con el mundo del futbol y lo q le rodea ,me permito informar a los lectores de Publico q la fiscalia le pide 7 meses de carcel al Sr.Hdez y 6 meses de carcel a la novia (supongo que ahora exnovia ) del Sr.Hdez.No estatria de mas que tambien el periodico informara de este tema cuando la realidad le da un zasca en tod LA CARA A ALGUNOS/AS QUE SE INSTALAN EN LOS TOPICAZOS Y SE OLVIDAN DE LA PRERSUNCION DE INOCENCIA O AL MENOS QUE NO ESPERAN A ENTERARSE DE LA REALIDAD JUDICIAL.

    Hace 4 años 2 meses

  7. angel-itoh

    grandioso comentario: no era judío porque su familia era británica. Vamos que no hay judíos fuera de israel o algo así debía querer decir la tal maría

    Hace 4 años 2 meses

  8. Yo

    Estoy de acuerdo en que el humor no debe tener límites, puesto que forma parte de la libertad de expresión. Pero por ello mismo, se puede y se debe criticar tanto el chiste como al-a humorista, cuando a unx le plazca. Personalmente creo que viene bastante mal traída la comparación con Charles Chaplin, puesto que en esta película todo está dirigido a ridiculizar el régimen na zi y ensalzar el valor de lxs judíxs que fueron sus víctimas. No creo yo que en el gag de Gila eso quede tan claro con el ase si no. Y por otra parte, es normal que el tema levante ampollas, dado que sigue siendo un tema de actualidad.

    Hace 4 años 2 meses

  9. Humorcillet

    GILA, el más grande del Humor negro en España, tuvimos la gran suerte de que lo fusilaron mal.

    Hace 4 años 2 meses

  10. Petrus

    Charles Chaplin, quien era judío, lo que hizo en su obra fue ridiculizar a Hilter. Pero después de la Segunda Guerra Mundial, el actor declaró que de haber sabido lo del Holocausto, nunca jamás hubiera hecho su película.

    Hace 4 años 2 meses

  11. Arioch

    Una vez más se demuestra que el feminismo es la nueva inquisición... Gila y su público del 92 no tienen nada de que avergonzase, los de el hembrismo militante, mache al machote, dicriminación positiva y esa ley misandrica sí, pero como no teneis ni verguenza, ni sentido de la justicia, ni nada... Por cosas como el feminazimo, la "izquierda" ( un lobby hembrista actualmente en realidad) fracasó, fracasa y fracasará en todas las elecciones.

    Hace 4 años 2 meses

  12. Celia López

    ¡Qué bien escribe este periodista! Me ha encantado y hecho reflexionar sobre la realidad del humor y sus percepciones hoy en en día. Estoy estudiando Periodismo y mi sueño es llegar a trabajar en un periódico tan bueno como este. Enhorabuena al periodista y a todo el equipo, hacéis algo verdaderamente grande y maravilloso con cada párrafo. Un saludo.

    Hace 4 años 2 meses

  13. Tatiana Lobo

    Existen límites para el humor y este límite lo marca quien hace el chiste y de quién se ríe. Un negro que invente chistes de negros es divertido pero si lo hace un blanco es racismo. Las mujeres pueden burlarse de sus desgracias y eso las empodera, pero cuando lo hace un hombre es violencia de género..

    Hace 4 años 2 meses

  14. Pancracio

    Ea. El humor negro es como un niño con cáncer. Nunca envejece.

    Hace 4 años 2 meses

  15. Pedro

    Tu tocayo Mehrabian nunca dijo eso, Alberto, infórmate bien. Entre otras cosas porque es una de las estupideces más sonoras que circulan en forma de mito desde hace décadas.

    Hace 4 años 2 meses

  16. Prometeo

    Totalmente de acuerdo con el artículo y con el comentario de @eddie. La gente que quiere imponer su punto de vista no entiende de ideologías, pero pueden desacreditar a aquélla en la que se infiltran.

    Hace 4 años 2 meses

  17. Alec

    En referencia a la cuestión de los famosos "chistes de Carrero", hice yo una reflexión parecida no hace mucho, poniendo también como ejemplo al genial e inmenso Gila, cuando decía que una madre de determinado pueblo comentaba ante el cadáver de su hijo calcinado por electrocución jugando a la "cucaña", "Me habréis matado un hijo, pero lo que me he reído..." Y es que cada día estamos más tontos con estas cosas. Creo que estamos alcanzando un nivel de imbecilidad difícilmente superable y eso se refleja en todos los ámbitos. En fín, soy de los que piensa que en los 80 éramos mucho más libres que ahora, y había muchísimo más respeto por todo, y el humor, era el humor. Negro o blanco, pero humor.

    Hace 4 años 2 meses

  18. Laura

    Entiendo totalmente lo de Gila, yo le veía en los 90 y en los 80 y realmente si me parecía que hacía fijarse en las barbaridades de las sociedad española a base de su humor. Lo que ya no comparto tanto es que por ser humorista se le pueda permitir todo a cualquiera como se está reflejando en los comentarios ¿Es excusable lo que hace jorge cremades escudado en el humor? A mí me parece que no, que está fomentando un tipo de sociedad en la que las mujeres nos vemos reducidas a meros objetos sin cerebro que en cualquier ámbito de la vida que no sea el sexo molestan. También es humor, eso dice él ¿no tenemos sentido del humor por condenarlo? No, es totalmente condenable lo que hace.

    Hace 4 años 2 meses

  19. Tomás

    ¿Tenemos que arrepentirnos de lo que hacíamos y decíamos en 1992? tal vez la respuesta sea no, o allá cada cual con lo que hiciera o dijera.. Ahora bien si la pregunta es si la sociedad del 92 era más machista que la actual, la respuesta es si, y mucho, pegar a las mujeres entraba en la normalidad y no se denunciaba, porque entre otras cosas no había mecanismos para ello. El caso de los chistes de Gila no hay que tomarlo más que como una muestra de la sociedad de la época, no es culpable de nada, en aquellos tiempos éramos así.

    Hace 4 años 2 meses

  20. Pablo

    plas, plas, plas al artículo; plas, plas, plas al genio que fue Gila

    Hace 4 años 2 meses

  21. Naeblis

    Buen artículo. Una sola pregunta: has cambiado canario de la jaula por periquito para no herir sensibilidades? Estaría muy en la misma línea del argumento del texto.

    Hace 4 años 2 meses

  22. singladura

    Ni siquiera se molestan en ver el sketch. Lo que habia matado Gila era un pollo.

    Hace 4 años 2 meses

  23. eddie

    Yo, que siempre he sido más rojo que el tomate APIS, rojo como la camisa de Miguel Gila, cada vez se me revuelve más el estomago ante esta izquierda autoritaria y mezquina que impone su criterio por las malas. Lo de lo políticamente correcto y todo eso. Los Millán Astray de estos días están entre los nuestros.

    Hace 4 años 2 meses

  24. Carlos

    MIGUEL GILA, SEGÚN WIKIPEDIA: Miguel Gila Cuesta (Madrid, 12 de marzo de 1919-Barcelona, 13 de julio de 2001) fue un humorista y dibujante de historietas español. HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA HUMORISTA

    Hace 4 años 2 meses

  25. Adolfo

    La acusación de machista contra Gila por aquel sketch sigue el mismo "razonamiento" obtuso y forzado que las acusaciones de "enaltecimiento del terrorismo" o "humillación a las víctimas" que reparte la fiscalía con tanta ligereza como mala fe contra Zapata, Strawberry, los titiriteros y tantos otros. Si unos señores que van de "progres" como los de La Sexta se meten por ese camino vamos muy muy muy mal, y flaco favor hacen a la causa que pretenden defender.

    Hace 4 años 2 meses

  26. Adolfo

    La acusación de machista contra Gila por aquel sketch sigue el mismo "razonamiento" obtuso y forzado que las acusaciones de "enaltecimiento del terrorismo" o "humillación a las víctimas" que reparte la fiscalía con tanta ligereza como mala fe contra Zapata, Strawberry, los titiriteros y tantos otros. Si unos señores que van de "progres" como los de La Sexta se meten por ese camino vamos muy muy muy mal, y flaco favor hacen a la causa que pretenden defender.

    Hace 4 años 2 meses

  27. Iñigo

    Me parece triste o irrisorio tener que explicar el humor, la sátira, la ironía que es innata al ser humano para poder soportar la trágica vida misma

    Hace 4 años 2 meses

  28. Sísifo

    ¡Chapeau!

    Hace 4 años 2 meses

  29. Alberto

    Albert Mehrabian, especialista en comunicación y profesor de psicología en la Universidad de California, nos cuenta que cuando hablamos con alguien, la expresión no verbal representa más de 90 % del mensaje que va a ser comprendido por el interlocutor. El 38 % de la comunicación está vehiculado por la entonación y registros de la voz, 55% por los gestos y sólo 7% de la comunicación está determinada por el significado de las palabras. Es decir, que cuando se juzgan las palabras de un humorista sin tener en cuenta ni el contexto ni los otros elementos que intervienen en la comunicación, se está juzgando 7% del chiste.

    Hace 4 años 2 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí