1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Crónica parlamentaria

Montar una escena

El Congreso es, sobre todo, el lugar de la perpetua escenificación de la unidad de cada partido, todos indiscutiblemente hermanados e indisolubles

Miguel Ángel Ortega Lucas Madrid , 2/02/2017

<p>Pablo Iglesias, durante su intervención el 1 de febrero en el Congreso. </p>

Pablo Iglesias, durante su intervención el 1 de febrero en el Congreso. 

Congreso

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Estamos desarrollando un proyecto para una publicación mensual en papel. ¿Nos ayudas a financiarlo?

Donación libre:

Suscripción:

Que el Congreso de los Diputados es un escenario teatral, más que político, es algo que ya hemos advertido aquí demasiadas veces desde el inicio de la legislatura. Según se levante el sol o caigan picas en San Jerónimo, según se aburran las cariátides allá en lo alto o bostecen los ujieres en las tribunas (¿con qué carajo soñarán los ujieres, mientras hablan los dueños de todo esto?), el hemiciclo puede ser un corral de comedias, un montaje de zarzuela o un teatro callejero; una función de marionetas, un esperpento, un circo, una obra del absurdo o –más frecuentemente– una sátira ignorante de serlo, y por ello nada graciosa (aquí las carcajadas acaban congeladas en una mueca cruel sin solución.)   

Pero también es, sobre todo, el lugar de la perpetua escenificación de la Unidad, con mayúsculas. De la utópica línea que trata de dividir la realidad en colores, como en aquellos dibujos escolares en que el cielo era indiscutiblemente azul, los árboles absolutamente verdes, el sol rabiosamente amarillo. Así las fichas de parchís de esta función; así el mapa semicircular de Risk desplegado ante la ciudadanía para que nadie se confunda en el telediario: cada cual en su color, y cada color como un ente abstracto, sólido e indisoluble levantado sobre Ideas, Principios y Valores; no sobre pobres diablos llenos de dudas como usted y yo. Los miembros de cada grupo político, o especie biológica, salen a los escaños como sale un equipo al campo: dejándose en el vestuario sus inquinas personales porque están en juego el título y el sueldo. Como esas parejas que, después de discutir toda la tarde, se recomponen impolutos para el baile al anochecer, “Y no me vayas a montar una escena”, amenaza en la puerta, él o ella, justo antes de salir.  

El Parlamento es, sobre todo, el lugar de la perpetua escenificación de la Unidad, con mayúsculas

En la primera sesión de control al Gobierno de 2017, Antonio Hernando, primer espada del PSOE ante la ausencia de Pedro Sánchez, desenvaina la ídem de madera ante Mariano Rajoy, hablando en nombre de la indiscutible unidad blanquiroja del socialismo: cual si Pedro Sánchez, en vez de estar de never-ending tour por los pueblos de España, como Bob Dylan, y haciéndoles la cama, se hubiera escaqueado un momento al baño.  

Hernando (cuyo avatar interpretado por José Mota en Nochevieja será imposible obviar a partir de ahora cada vez que le veamos) comienza dirigiéndose al presidente del Gobierno como si él mismo, y los 84 diputados del PSOE, metidos en la misma cama, no hubieran podido pegar ojo en toda la noche a cuenta de las 75 víctimas del accidente del Yak-42, el avión militar estrellado en 2003 y que supuso la consagración política del estadista Federico Trillo. “Un avión que jamás debió despegar”, dijo Hernando: “es injusto que hablemos de accidente porque aquello se pudo evitar”. “Uno de los hechos más vergonzantes de nuestra democracia, un fraude” y un insulto para las familias de los militares muertos, que “recibieron desprecio y amenazas”. Todo ello para exigir a Mariano Rajoy que pidiera perdón en nombre del Gobierno, “por dignidad”, como ya lo hizo la actual ministra de Defensa, Cospedal, en la comisión de investigación de hace unas semanas.

Entonces, Mariano Rajoy (el mismo Mariano Rajoy que lleva siendo presidente del Gobierno cinco años marianos, y del PP antes del año 2003), se levanta de su asiento y dice “congratularse” por el interés de Hernando en este asunto: “uno de los hechos más terribles de nuestra historia”, haciendo “suyas” las palabras de Cospedal. “Ha causado gran dolor, no sólo a las víctimas, y por eso quiero que esta intervención empiece rindiéndoles un homenaje”. “Ayer escuché a las víctimas, compartí sus sentimientos, les dije que no hay consuelo posible pero que el objetivo es que este tipo de acontecimientos no se vuelva a repetir”. Sus compañeros de partido (de ecosistema) asentían con los ojos brillantes, unánimes, conmovidos.

A continuación tomó la palabra desde su escaño Pablo Iglesias, con corbata esta vez (¿se lo recordó Errejón antes de salir?), para preguntar al presidente qué medidas tiene pensado el Gobierno asumir por la escalada del precio de la luz. Rajoy se puso didáctico, como tanto le gusta (“Usted sabe que la factura tiene dos partes, además de los impuestos; una la fija el mercado, la otra el Gobierno, el 42%”; el Gobierno lleva sin tocar su parte “tres años”; el porcentaje correspondiente al mercado se ha disparado porque “el petróleo ha subido una barbaridad”, y el gas natural, y el carbón; si no fuera por el Gobierno estaríamos hablando de unas facturas más altas aún; etcétera).

Iglesias le respondió con un programa-concurso: “Le voy a proponer cinco medidas” que podría adoptar el Gobierno; “y usted me contesta si les parece bien o no les parece bien”. Éstas eran llevar a cabo una auditoría de los costes de generación de la electricidad, gravar fiscalmente los beneficios de las compañías nucleares e hidroeléctricas, recuperar la gestión pública de estas últimas “para que no se especule con el agua embalsada”, suprimir el impuesto al sol y bajar el IVA de la luz. A Rajoy, como era de esperar, no le gustaron cuatro, y la otra tampoco. E Iglesias culminó con otra pregunta que no esperaba respuesta alguna: “Le voy a preguntar también si no les parece impresentable que haya miembros de su partido que aún se sienten en consejos de administración” de empresas eléctricas.

Tomó la palabra desde su escaño Pablo Iglesias para preguntar al presidente qué medidas tiene pensado el Gobierno asumir por la escalada del precio de la luz

Íñigo Errejón aplaudió calurosamente la intervención de su compañero de partido y secretario general, Pablo Iglesias. Pablo Iglesias e Íñigo Errejón llevaban ya un rato muy calurosamente sentados el uno al otro. Íñigo Errejón, Pablo Iglesias, Irene Montero, Tania Sánchez, etcétera, también sueñan calurosamente todos los días con los mismos Valores, Principios e Ideas de color morado. Pablo Iglesias e Íñigo Errejón se cuentan los sueños, desvelados, en mitad de la noche, como Epi y Blas.

Luego habló Albert Rivera, que recordó a Rajoy el “saqueo de las cajas de ahorro” por valor de “41.000 millones de euros del bolsillo de los españoles”, a lo largo de esos años felices en que nadie parecía preguntarse adónde iba el dinero y de dónde venía. Y Rajoy –ya había respondido mucho a Hernando e Iglesias– respondió, como si estuviera respondiendo, hablando de cómo el Gobierno había tenido que reestructurar la banca para que ahora no estemos como en Grecia. (En Ciudadanos, por cierto, ya han salido varios aspirantes al trono de Rivera, pero éste puede respirar aún dentro de sus trajes impecables; precisamente porque casi nadie lleva esos trajes en su partido.)  

Después habló Joan Tardá, de ERC; evidentemente de Cataluña y del referéndum por la independencia que piensan celebrar “por mucho que ustedes se empeñen” en lo contrario. Ellos era el Gobierno del PP y quien le escuchaba era la vicepresidenta, Soraya Sáez. Ésta levantó y bajó alternativamente el micrófono para contestarle como si fuera un bastón de mariscal, con flema napoleónica, con botonadura de luto y un pelo que va apuntando, sin hacer mucho ruido, a lo Margaret Tathcher. Lo fulminó consecutivamente en las réplicas con una contundencia de Oscar (o sea, de Meryl Streep), y el gallinero del PP aplaudió encantado.

También, sí, Dolores Cospedal. Porque ambas comparten partido –Ideas, Valores, Principios; quizá también Esencias de Channel nº 4–. Sin mirarla, como siempre, como una esfinge rubia y ciega, Cospedal aplaudía de perfil a su compañera del alma del partido, compañera.

Estamos desarrollando un proyecto para una publicación mensual en papel. ¿Nos ayudas a financiarlo?

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Miguel Ángel Ortega Lucas

Escriba. Nómada. Experto aprendiz. Si no le gustan mis prejuicios, tengo otros en La vela y el vendaval (diario impúdico) y Pocavergüenza.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. conciencañones

    Si teatral es el congreso de los diputa dos, ni te cuento los medios de comunicación, sobre todo cuando el director teatral es el tal cebrian. Vease si no el espectáculo montado por el susodicho para ocultar lo que es un "golpe de estado" y de timon, con cambio de rumbo hacia la derecha empresarial y política, camuflada bajo siglas como psoe, pp, ciu, ciutatans.... para atraer a mas votantes y que todo continue como esta. Aprovecahndo para ello al grupito de chaepas que rodean al niño pijo perrejon. Ese es el interés común de perrejon y el hombre que maneja los hilos. Salud.

    Hace 4 años 8 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí