1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

ALFONS LÓPEZ TENA / NOTARIO Y EXVOCAL DEL CGPJ

“Se convocará el referéndum pero no se hará”

Guillem Martínez Barcelona , 27/03/2017

<p>Alfons López Tena. </p>

Alfons López Tena. 

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT necesita 300 suscripciones mensuales para ser sostenible y cada vez más independiente. Puedes ayudarnos aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Hoy, según el programa con el que Junts pel Sí se presentó a las últimas elecciones catalanas, se cumple el plazo de los 18 meses que se tardaría en proclamar la independencia. Algo que, parece ser, no ocurrirá en las próximas 24 horas. Quizás una manera curiosa y edificante de tratar la efeméride sea hablar con Alfons López Tena, una de las pocas personas que, desde un primer momento, y siempre desde la cultura independentista, se ha definido y ha descrito el Procés como una vía hacia ningún sitio, salvo las siguientes elecciones. Alfons López Tena (Sagunt, Valencia, 1957), notario, militó en CiU en el periodo 1989-2010. A propuesta de CiU, fue vocal del Consejo General del Poder Judicial entre 2001 y 2008. Autor del libro Catalunya sota Espanya. L'opressió nacional en democràcia (2007), fue uno de los animadores y organizadores de las consultas municipalistas por la independencia. En 2010 crea, junto a Joan Laporta, expresidente del FC Barcelona, y Uriel Bertran el partido independentista Solidaritat Catalana per la Independència, con el que accede como diputado al Parlament de Catalunya en su novena legislatura --2010-2012--. Hoy es un partido extraparlamentario, en el que López Tena ha abandonado responsabilidades y militancia. La razón: no cree que en la sociedad catalana haya un debate serio por la independencia, con pretensiones reales de crear un Estado independiente.

¿Qué ha pasado, sucintamente, en esta segunda emisión de Procés, iniciada en 2015 y que iba a culminar, tal día como hoy, con la proclamación de un Estado independiente?

Han continuado en la línea anterior. Por una parte, intentando que el Estado les diera algo, para poder justificar que conseguían algo. Por otra, la apelación permanente de que Europa les salvará. Pura continuidad del Procés anterior, el Procés Mas, Junqueras, Fernández. El Proces Puigdemont-Junqueras-Gabriel continúa con eso, pero introduce una variable. A partir del anterior septiembre han vuelto a retomar el referéndum, que en 2014 no hicieron y sustituyeron por unas elecciones plebiscitarias.

¿La retirada de Mas ha supuesto un imprevisto o una variable en todo esto?

Hablamos de partidos muy autoritarios, con líderes colocados a dedo por sus antecesores. Junqueras por Puigcercços, Mas por Pujol, mientras que la CUP descubrió las ventajas de una candidatura única. Depende todo de una figura que es el caudillo. Perder el caudillo, en el caso de Mas, no fue considerado un problema por Mas, que se imaginaba mandando desde fuera. Pero estar afuera conlleva problemas.

Puigdemont ha dicho que se pira. ¿Su no continuidad, es decir, la irrelevancia de que le apliquen una pena de inhabilitación, puede aportar alguna novedad en el Procés?

Su trayectoria es la de un hombre que se ha dedicado a montar pequeños chiringuitos de prensa, donde colocaba a su mujer, y que después asumía la Generalitat, por un precio determinado. Como alcalde de pueblo, nunca ha tenido ningún peso en CDC. En ningún momento se ha dedicado a conseguir poder propio o territorial en el partido. Vive en Girona, y va cada día a la Generalitat, como quien va a la oficina. Al no tener peso en CDC, tiene autonomía, por lo que puede salir por cualquier sitio en cualquier momento. La historia de retomar el referéndum, en absoluto promovida por CDC o ERC, y que tuvo el enemigo de Mas y su entorno, fue cogida por Puigdemont como propia. Y sí, le da igual que le inhabiliten. Volverá a su Girona natal donde será recibido en loor de multitudes. Puede llegar a límites de inhabilitación que a Mas y Junqueras le dan pánico.

Es como el juego aquel de las sillas, en el que hay menos sillas que jugadores y, cuando suena el pito, se han de sentar en una, de manera que el que queda en pie, pringa y va a la cárcel

¿Descarta que opten por superar la cosa inhabilitación y adentrarse, por su propio cálculo y decisión, en opciones que impliquen prisión?

Es posible. Pero esto es como el juego aquel de las sillas, en el que hay menos sillas que jugadores y, cuando suena el pito, se han de sentar en una, de manera que el que queda en pie, pringa y va a la cárcel. En ese juego la prisión va relacionada con el hecho de la malversación de caudales públicos, eso que pasa cuando a algo, prohibido por el TC, se le dedica dinero para hacerlo. Como son conscientes de que la cosa, en esta emisión de referéndum, va por ahí, Puigdemont anunció que el encargado del referéndum sería Junqueras, y por eso Junqueras ha contraatacado, presentando una enmienda a la Ley de Presupuestos, estableciendo que el Govern, como tal, para proyectos transversales y horizontales, se constituye en órgano de contratación. De manera que, si el Govern encarga papeletas o anuncios para el referéndum, el autor del gasto no es Junqueras, sino todo el Govern.

¿Quién se queda sin silla?

Puigdemont quería jugar a las sillas, y Junqueras a húndame-yo-con-todos-los-filisteos.

Analicemos esta legislatura. El primer gran qué puede ser la declaración del 9N de 2015. Mas aún era candidato a Presidencia. ¿Cambia algo que el Parlament se declare fuera de la obediencia del TC? ¿Es un jalón?

Lo votaron a efectos de que la CUP votara la investidura de Mas. Pero no sirvió. ¿Un jalón? En absoluto, como se ha visto. Sobre el papel era importante. Decía que la soberanía corresponde al pueblo catalán, y que el Parlament es el depositario de esa soberanía, así como que no se reconocía ninguna instancia española, en especial el TC. Posteriormente, cada vez que esa resolución, y las posteriores, han sido recurridas al TC, la Generalitat y el Parlament se han personado. Es decir, han reconocido la autoridad del TC. Imagínese lo siguiente. El TC de Ruanda envía un requerimiento de inconstitucionalidad a la Asamblea Francesa. ¿Qué respondería la Asamblea Francesa? Pues diría, lo siento, pero no tienen ustedes ninguna competencia, no reconocemos su autoridad sobre nuestras resoluciones. ¿Es esa la respuesta que han dado Parlament y Generalitat al TC? Yo diría que no. Por lo tanto, reconocen su autoridad.

Las leyes de desconexión. Tres. ¿Me las valora?

Tres, no. Una. Dos han caído por el camino. Las valoro. Una era la de volver a crear el Institut Català de Serveis Socials, a efectos de que haya un organismo autónomo que gestione las prestaciones sociales en Catalunya. Ya existía uno. Se lo cargó Mas en la época en la que decía que había que suprimir organismos públicos. Vuelve a existir. Para gestionar competencias autonómicas, no de Estado. La otra es la Agència Tributària de Catalunya. También para gestionar competencias autonómicas. De hecho, el gran proyecto de Junqueras ha conseguido que Catalunya ejerza las competencias tributarias que hace años ejerce Murcia: la recaudación por vía ejecutiva, y la gestión de impuestos propios y cedidos. En un gran hito que, lo dicho, ya existe en Murcia, se asegura que será efectivo en 2018, lo que teniendo en cuenta que la independencia está anunciada para este septiembre, suena raro. Esas dos leyes ya no se publicitan como rupturistas, de hecho. La tercera, la Llei de Desconnexió Jurídica, es una especie de ley cuántica. Y secreta, pues dicen que no podrá ser impugnada, pero por otra parte la mantienen en secreto para que no sea impugnada, lo que también es cuántico. ¿Qué se sabe de ella? Hay una parte dedicada al referéndum, otra a la República Catalana, que dicen ellos, de la que no se sabe si es independiente, o mediopensionista. En esa ley, todo lo que se refiere al referéndum entra en vigor inmediatamente, y todo aquello que no se refiere al referéndum, entrará en vigor en el caso de que el resultado del referéndum sea positivo. Con lo cual el referéndum se hace dentro de España y sometido a su legislación. Pero en un juego cuántico de palabras te dicen que habrá dos legalidades, en el mismo territorio y población, simultáneas y optativas. Será la gente, los funcionarios, la policía, quien tendrá que decidir a cuál acogerse. Eso no ocurre ni en los Estados fallidos tipo Somalia, donde manda la milicia A, o la milicia B, pero no ambas simultáneamente.

 Al cabo de año y pico de la declaración del 9N aún hicieron otra, también recurrida y con diversos procesados, en la que no se reconocía ninguna autoridad judicial

¿Cómo intelectualiza eso? ¿Es falta de conocimiento o de voluntad?

Ambas cosas. Por una parte, estos últimos años se han dedicado a la expulsión sistemática del talento. Están envueltos en gente que les dice lo que quieren oír. Por otra parte, en un Estado en el que hay poder, carrera y dinero, es posible, con dificultades, tener gente servil y competente, pero en una comunidad autónoma española eso es imposible, porque lo que te ofrecen a cambio de ser servil no compensa a la gente que es competente. La expulsión del talento lleva a decir estupideces. Ejemplo: al cabo de año y pico de la declaración del 9N aún hicieron otra, también recurrida y con diversos procesados, en la que no se reconocía ninguna autoridad judicial. Mundial. Lo que equivale a formular una dictadura.

Supongo que se les olvidó escribir, tras la alocución autoridad judicial, el palabro española.

Puede ser. Pero yo presupongo que les salió el autoritarismo que llevan dentro. Manifestaron lo que realmente quieren y están haciendo: comprar a la gente y, a los no dispuestos a venderse, destruirlos silenciarlos y marginarlos.

Una comunidad autónoma no da para tanto.

Sí, lo da. En su ámbito de poder, limitado, en el que ellos mandan, sus tácticas y movimientos son las que hacen los movimientos que acaban siendo autoritarios. Los hizo Putin, Erdogan, y los está empezando a hacer Trump. No olvidaron la palabra española. Es lo que han hecho después. Cada vez que son procesados, mienten. No son procesados por libertad de expresión o por sus ideas, sino por incumplir resoluciones judiciales. Hasta ahora, nadie ha sido perseguido o procesado por defender la independencia. Nadie. Por eso, cuando son procesados por robar dicen lo mismo. En aquella resolución, en fin, manifestaron que están fuera de cualquier tipo de control. Últimamente, alguno de sus intelectuales de cabecera ha llegado a defender que los diputados, en tanto que son los que elaboran las leyes, están por encima de la ley. Lo que defienden los procesistas, sólo se había defendido en los años 30 respecto al líder máximo, que era fuente de ley, si bien jamás se había dicho de los diputados y miembros del Gobierno, a los que se extiende esa naturaleza.

"Si ya en septiembre les amenazamos con que en el próximo septiembre haremos un referéndum, eso da margen para que Madrid dé algo, y salimos del atolladero"

La vuelta al referéndum, que no estaba en el programa de Junts pel Sí, ¿cómo se lo explica?

Dijeron, en efecto, que la independencia se produciría en 18 meses. Que culminan hoy. Germà Bel, asesor de Endesa y número 1 de la lista por Tarragona, dijo en un tuit, por cierto, que si a los 18 meses desde las elecciones no había independencia, dimitiría. El referéndum aparece porque la primavera pasada, una serie de gente del ámbito político se pone de acuerdo en decir que ya que los procesistas van diciendo que no pueden hacer lo prometido, al carecer de los votos suficientes, la solución está en un referéndum. Mas y su sector y Junqueras y su sector se ponen como una pantera. Pero lo coge Puigdemont. Así por lo menos tenía un programa. Juegan con una cosa: siempre el plan es otro. La idea es: "Si ya en septiembre les amenazamos con que en el próximo septiembre haremos un referéndum, eso da margen para que Madrid dé algo, y salimos del atolladero". El problema es que el atolladero sigue. Y con otro problema más. La justicia española es lenta pero segura, y van cayendo los juicios por desobediencia y corrupción, con penas de inhabilitación por desobediencia, y de cárcel, por corrupción.

¿Es posible un referéndum?

La pregunta es ¿es posible un referéndum formando parte de España? La respuesta es sí, lo es. Aplicando la legislación española y sin que España lo pueda prohibir.

Y si no digo cómo hacer un referéndum es por lo siguiente: este no es un gobierno que quiera hacer la independencia

¿El juicio de Mas ha aportado algún cambio?

¿Aquel juicio en el que Mas decía que asumía toda la responsabilidad a pesar de haber obedecido, si bien no había obedecido más, porque no se enteró? Lo único que ha cambiado es que han visto que el Estado va en serio, y que queda inhabilitado. Eso ha afectado a Mas. ¿Le ha visto las canas?

La sensación es que el Procés 2.0. supongo que acabará por todo lo alto, con alguna escenografía potente. ¿Se atreve a imaginarla?

Será lo mismo, 2014 reloaded. Lo hemos intentado, no hemos podido, qué malos son, y que la gente se manifieste. Se convocará el referéndum pero no se hará. Mas donó al Museu De Història de Catalunya la silla, el mástil y la pluma con que se firmó la convocatoria de la consulta de 2014. Pues ahora donarán otro juego. Hay otra cosa. Los asesores jurídicos de la Señorita Pepis que tienen insisten en que todo esto lo haga el Parlamento, en tanto que los diputados son inviolables. Si en un Parlamento soberano, no sé, el español, los diputados aprueban una ley que, pongamos, especifica que moros, judíos, negros, murcianos y catalanes sean internados en campos, ¿eso les exime de responsabilidad ante tribunales extranjeros? No, la inviolabilidad no es absoluta. Por ejemplo, no existe tampoco para lo que supone denegación y desobediencia a la autoridad judicial, como es el caso. Por aquello del juego de las sillas, por ver, vamos, quién va a pringar, los asesores están apuntando que todo sea una iniciativa parlamentaria. Aprobará el Parlamento un no sé qué, y el no sé qué será suspendido por el TC, y vendrán automáticamente los procedimientos, que culminarán en inhabilitación.

¿No prevé una desobediencia generalizada y organizada, robusta, determinante?

¿Usted la ha visto estos años? Hechos son amores. Desde pequeño los jesuitas me educaron en Santo Tomás. Hasta que no metió la mano en el costado de Jesús, no creyó. Desobedecer, hasta la fecha, no lo ha hecho nadie en nada. Empezando por los de la CUP, que lo primero que han hecho ha sido declarar en sala en castellano, cuando no tienen ninguna obligación para ello. El processimo lleva así desde 2010, cuando empezó con lo del Pacte Fiscal. ¿En qué se han manifestado los hechos? Por otra parte, es muy sencillo. Está claro lo que dice la Constitución. Por eso las resoluciones del TC son por unanimidad, incluyendo a juristas formados en Catalunya. Los processistes saben de sobra que es así, por lo que no les costaría nada un gesto torero de no reconocer la legitimidad del TC, cosa que hemos aprobado en nuestro Parlament, y no hacer ninguna apelación o recurso, que tienen perdido de antemano. Tienen perdidos todos los procesos de inhabilitación. Y aun así no harán nada.

 Lo del cambio de reglamento lo conseguirán colar a su núcleo duro, pero dudo que sea así al resto de sociedad

Se va a aprobar la Llei de Desconnexió o de Transitorietat, reformando el reglamento del Parlament, dándole una reforma de aspecto posdemocrático. ¿Usted cree que este gesto de autoritarismo puede ser asumido por la propaganda chachi y democrática procesista?

Sí. Como se asume la corrupción, al grito de que en España es peor. Tienen un sistema de propaganda cachas, al punto de que alguien ha llegado a decir en tertulias que lo de Pujol estaba bien, porque robaba a España, ocultando que Pujol tampoco pagó impuestos a la Generalitat. Lo del cambio de reglamento lo conseguirán colar a su núcleo duro, pero dudo que sea así al resto de sociedad. Ellos sólo se dirigen a sus convencidos. Si los convencidos son mayoritarios, ganan; si no, pierden. Este forzar la máquina para que cada vez haya que tragar más carros y carretas es lo que hace que vayan perdiendo gente. Y la pierden también por la falta de resultados. Hasta ahora se han presentado como los democráticos, los cívicos, los sonrientes. Por eso encajará mal convertir el Parlament en un matasellos. Es decir, en las Cortes de Franco. En este caso, además, la tramitación de la ley es igual que sea por el procedimiento de urgencia que se pretende crear con la reforma del reglamento, porque la ley la suspenderán en segundos. Para lo que pretenden, y para lo que van a conseguir, no hace ninguna falta. Es peor que un crimen, es un error.

Mas está haciendo conferencias en las que vende una tercera vía, no indepe. ¿Mas es el hombre del futuro, que solucionará todo esto con un pacto con el Gobierno?

No. El hombre elegido por Madrid, y desde hace mucho tiempo, es Junqueras.

¿Qué tipo de pacto habrá?

Ninguno. España no lo necesita. En Madrid se aplica la bonita frase: la ley de caza no se pacta con los conejos.

¿Cuál será el final de todo esto?

El mismo que en el País Vasco. Nada. ¿Para qué? No lo necesitan. España es un Estado, no desde Atapuerca, como dicen ellos, pero sí que tiene una continuidad desde los visigodos, y una continuidad real, es decir, normativa, con cuerpos de la Administración, desde Felipe II, que es de donde viene la fundación del Estado español. Y sigue existiendo, por unas peripecias y una trayectoria histórica bastante lamentables. Pero es sólido. También lo es porque cuando ha estado sometido a una situación de dependencia, mire lo que le hicieron a Napoleón en lo que ellos llaman Guerra de Independencia, si bien sólo fue una guerra dinástica. Es un Estado, vamos. Y en un Estado hay reglas. Además de lo de la ley de caza, ahi va otra: no se matan moscas a cañonazos. Cañonazos es lo que se hizo con ETA. Secuestros, cal viva. Aquí sólo hay inhabilitaciones. Y otra: la del perfecto funcionario, condensada en esta frase: "Al amigo se le pone el culo, al enemigo se le da por el culo, y al indiferente, se le aplica la legislación vigente". Como que no hace falta nada más, al processisme se le aplicará la legislación vigente. No habrá ningún pacto, como tampoco se lo dieron al PNV cuando el Plan Ibarretxe.

El resultado del fracaso del processisme     significará el hundimiento del independentismo, que pasará a ser un proyecto desacreditado 

¿Qué ha pasado en el catalanismo y el independentismo desde el 2012?

El independentismo se ha revelado como algo que no era más que una franja del catalanismo, y ha sido absorbido por el procesismo. Por el no queremos la independencia, pero la deseamos. Queremos vivir de la herida, del victimismo, y tenemos una relación simbiótica con España, en la cual España nos da mal trato y, gracias a ello, nosotros tenemos satisfacción moral. El resultado del fracaso del processisme significará el hundimiento del independentismo, que pasará a ser un proyecto desacreditado. Ya no se podrá apelar a los golpes de Estado, los Primo de Rivera, los Franco, la represión, los fusilamientos... los cañonazos. Ha bastado con un fax del TC.

¿Se ha aprendido algo del Estado?

El Estado ha reafirmado lo que siempre ha dicho. El Estado es la nomenclatura, que se decía en la época soviética. Es el alto funcionariado, los dirigentes de las grandes empresas, de los grandes sindicatos, los gobiernos, la alta judicatura y, un poquito, y simplemente por ser alto funcionariado, el alto funcionariado militar y policial. No se ha erosionado en absoluto. Y ha reafirmado algo que he escuchado miles de veces: los catalanes tragan lo que se les eche.

Apelo a su ideología indepe. ¿Cuál hubiera sido su itinerario hacia la independencia de una región europea?

En términos de poder. Un Estado es el monopolio de la fuerza, que se ejerce en régimen exclusivo sobre una población en un territorio. Independencia es quítate tú para ponerme yo. ¿Cómo se hace eso? Tomando el poder. Y eso depende de las circunstancias. En el mundo democrático hasta ahora, que está cambiando, teniendo una legitimación de poder popular, vía referéndum o elecciones. ¿Cómo cayó la Monarquía en 1931? Tomando el poder sobre la base de unas elecciones municipales que ganaron los monárquicos. Simplemente los republicanos plantearon sólo la victoria en las ciudades, donde el voto no era caciquil. Y consiguieron imponer esa visión antes de las elecciones. ¿Qué hicieron? Deslegitimar el voto contrario, al aceptar sólo el resultado en ciudades. Ganar las elecciones en las grandes ciudades. Tomar el poder. El Gobierno Provisional de la República fue a Gobernación, hizo cuadrarse a los guardias civiles de la puerta. Hay un tipo de autoridad que se ejerce, y los cuerpos de autoridad perciben la mirada de quién ejerce la autoridad. Una mirada que no tienen ni Mas ni Homs, ni esa gente. Fidel, en su juicio por el asalto al cuartel Moncada, ejerció de Estado. Y cinco años más tarde tomó el poder. Eso, los procesitas es lo que no saben hacer.

CTXT necesita 300 suscripciones mensuales para ser sostenible y cada vez más independiente. 

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Fernando

    Encara no ens hem adonat que el prefix CATA de Catalunya vol dir : "Prefijo de origen griego que indica hacia abajo, caída, degeneración". I aixó no s´esborrará mai. Qui va triar el nom d, aquest país ?. Si algú ho sap, li por donar les gracies -si té anim, clar- ?. Els comentaris de mes amunt escrits en castella -jo matéix també ho sóc- i valencia aporten color a l´interes dels propis catalans sobre la cuestió.

    Hace 4 años 7 meses

  2. Petón

    Un españolazo tratando la cuestión catalana desde una atalaya de prepotencia y soberbia. Pero solo consigue dar asco. Se comerán todos ellos sus palabras cuando Catalunya tenga estado propio. Hasta entonces, seguirán ladrando que no es posible, como hicieron cuando la guerra de Cuba o del Ifni.

    Hace 4 años 7 meses

  3. JordiPPP

    Xè collons, Lòpes, si que estàs amargado. Sí, supongo que el ir perdiendo comba por testarudez, piñón fijo y radicalidad incremental lleva a estas posturas. En fí, xic, no t'amarguis. Saludos desde la República de Catalunya-

    Hace 4 años 7 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí