1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

Nada a la gran banca : Ecuador ante el balotaje del 2-A

La segunda vuelta electoral obliga a pensar las condiciones políticas más favorables para sostener las conquistas sociales plasmadas en la aún vigente Constitución

Franklin Ramírez Gallegos y 3 firmas más 31/03/2017

<p>Caravana del candidato Lenin Moreno, en Guayaquil.</p>

Caravana del candidato Lenin Moreno, en Guayaquil.

Andes

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT necesita 300 suscripciones mensuales para ser sostenible y cada vez más independiente. Puedes ayudarnos aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

En primera vuelta el banquero Guillermo Lasso, candidato del partido derechista CREO, cerró su campaña afirmando que crearía “zonas francas de salud”. Una semana después empezó a recular. Habló incluso de gratuidad de los servicios públicos. Aunque sus convicciones privatizadoras no están en duda, exhibía ahí su disposición a decir lo que hiciera falta para llegar al poder. Su relación con la palabra estaba rota. Semejante giro no provino de ninguna súbita toma de conciencia, sino de los efectos de la lucha política reabierta en la segunda vuelta: un sentido común anti-neoliberal, emergido desde la ciudadanía, forzó al candidato a travestir su discurso. En ese reacomodo quedaron dibujadas las fronteras de la disputa electoral que se define el próximo 2 de abril (2-A). Quedaba claro así que en el Ecuador del siglo XXI ya no resulta sencillo hacer una defensa explícita del retorno al libre mercado.

No en vano, al igual que Macri en Argentina o Temer en Brasil, el afán de CREO por quebrar la gestión estatal de los recursos públicos ha sido presentado como parte de la cruzada contra la “corrupción populista”. La arbitrariedad de los gobiernos progresistas con el uso de los fondos públicos contribuyó a dar aires de legitimidad a la falaz ecuación entre combate a la corrupción y recortes de la acción estatal. Hoy, en aquellos países, son evidentes los límites y contradicciones de esa apuesta retórica. No procuran los “neoliberales criollos” el buen uso de los recursos públicos sino que el Estado vuelva a ocupar el rol de puro protector de la acumulación privada. Llaman a esta estrategia “seguridad jurídica” y supone, en lo fundamental, otorgar las condiciones más propicias –cero impuestos, flexibilidad laboral, zonas francas, libre movilidad de capitales-- a las grandes inversiones, a los fondos especulativos, a la posibilidad de mercantilizar los bienes colectivos, a la búsqueda de rentabilidad privada de los recursos de la nación.  

No puede haber concesión alguna con quienes se han apropiado de los dineros del pueblo pero, a la vez, debemos permanecer atentos ante cualquier salida tramposa a semejante problema. La corrupción no se combate debilitando al Estado sino a través de la profundización de la democracia, la vitalidad de los sistemas republicanos de rendición de cuentas y el control radical de la fuga de capitales. Lasso, el astuto, no supo intuir la pervivencia del anti-neoliberalismo en la sociedad ecuatoriana --reflejado en el apoyo de esta a la Consulta Popular sobre los paraísos fiscales-- y no hizo el más mínimo gesto favorable al imperativo de bloquear toda conexión entre el poder político y los refugios fiscales globales. Esta abstención hizo explícita la insuperable paradoja en que se encuentran Lasso y sus allegados cuando buscan identificarse con el discurso del combate a la corrupción.  

La arbitrariedad de los gobiernos progresistas con el uso de los fondos públicos contribuyó a dar aires de legitimidad a la falaz ecuación entre combate a la corrupción y recortes de la acción estatal

Si bien el candidato de Alianza País (AP), Lenin Moreno, a diferencia de CREO, ha sido consistente en su defensa de la ampliación de derechos y del papel regulador del Estado, debe brindar aún más claras señales de cómo aplicará su receta de una “cirugía mayor” a la corrupción. Respecto a este asunto la ciudadanía ha manifestado una posición también clara e inclaudicable: la plena independencia de las instituciones de fiscalización pública así como la participación social autónoma son imperativos para la salud de la República. Una de las grandes deudas del ciclo correísta reposa en la nebulosa impunidad de unos cuantos poderosos. La democratización exige no solo la separación tajante entre poder económico y poder político –por ello, al contrario de lo que sostienen los neo-defensores de Lasso, su proyecto contiene una congénita negación democrática-- sino la plena garantía de que aquellos que acceden al ministerio público no abusarán de su posición para apuntalar negocios y fortunas privadas. Cualquier respuesta ambigua a este respecto no tardará en llevar la indignación popular a las calles.

En este contexto, si bien la papeleta del 2-A no abre alternativas promisorias para la radicalización del cambio social, el Foro de los Comunes[Colectivo de discusión y acción política] sostiene que la segunda vuelta electoral obliga a pensar las condiciones políticas más favorables para sostener las conquistas sociales plasmadas en la aún vigente Constitución. Por un lado, la experiencia histórica de la región evidencia que la movilización popular no puede avanzar cuando se precarizan de modo violento las condiciones de reproducción de la vida social. El proyecto de CREO apunta en esa dirección. Se trata de un modelo de país oligárquico y elitista (el retorno al poder de la gran banca), orientado a la re-concentración de la riqueza (“eliminaré 14 impuestos”) y al recorte de los derechos populares (“el salario real en el Ecuador resta competitividad”). Por otra parte, si bien la promesa des-correízadora de Lenin Moreno contiene no solo el signo de la pacificación de la política (“yo se escuchar, dialogaré con todos”) sino de concesiones a los de arriba (“revisaré el anticipo al impuesto a la renta”), la propuesta de AP sostiene la reivindicación de un Estado social atento a los derechos de las mayorías. No sin bemoles y retrocesos, el carácter popular e inclusivo de la acción pública es uno de los principales legados de la década de gobierno de Rafael Correa. En el ciclo de ajustes por venir cabe esperar que dicha impronta se mantenga. 

Ciertas políticas deben continuar, otras cambiar de sentido. Los impuestos redistributivos, las políticas sociales universalistas y el rol estatal en la recuperación de lo público deben mantenerse, el impulso a la economía popular y solidaria profundizarse, la autonomía del Estado frente a la gran banca radicalizarse, la apuesta por la universidad, la ciencia y la tecnología consolidarse, la procura de la integración latinoamericana reactivarse. El Estado plurinacional y la democracia participativa deben, por otra parte, tomar forma real y contribuir al empoderamiento de los procesos organizativos populares en lugar de sustituirlos por etiquetas vacías que simulan inclusión pero no permiten el aprendizaje del gobierno del pueblo ni la incorporación de las demandas formuladas desde abajo. Los derechos reproductivos de las mujeres y la soberanía sobre sus cuerpos así como el cabal respeto a la diferencia deben entrar en otro horizonte político en el marco de un estado laico y de una sociedad profundamente equitativa en el más amplio sentido del término. El trabajo en cultura ha de ser, en este mismo sentido, un amplio debate público que se ocupe del lugar de la creación cultural en la economía y en la producción de sentidos sociales democráticos. El imperativo de combatir la pobreza no puede ya servir de excusa para proseguir con un extractivismo ciego que atrofia la transformación productiva y es insensible con los derechos de la naturaleza. Por último, y en particular, las condiciones del ejercicio político no deben operar más por la vía la de una conducción vertical ajena a la deliberación con los sujetos políticos e incapaz de reconocer la crítica y el aporte de los movimientos sociales en la disputa por la transformación social. Ni el más elevado respaldo en las urnas es ya suficiente para gobernar sin interpelación política con las organizaciones sociales y el conjunto de la ciudadanía. 

El imperativo de combatir la pobreza no puede ya servir de excusa para proseguir con un extractivismo ciego que atrofia la transformación productiva y es insensible con los derechos de la naturaleza

El llamado al voto por Lenin Moreno el 2-A no es, entonces, ni ingenuo ni un cheque en blanco. Se trata de un apoyo estratégico para evitar la regresión social que suponen las políticas pro-mercado y para diezmar el avance de tal agenda en el conjunto de la región. Solo la derrota electoral de la gran banca ofrece condiciones propicias para que los sectores progresistas, populares y las izquierdas retomen iniciativa hegemónica, vuelvan a la disputa de los espacios políticos en la sociedad y procuren la expansión de las matrices culturales del cambio más allá del sentido común anti-neoliberal. 

En tales coordenadas será imperativo, además, apuntar a la reconstrucción de un amplio frente democrático que haga factible, en el mediano plazo, el relanzamiento de la disputa por una sociedad radicalmente justa, democrática, soberana, respetuosa de la naturaleza, socialista. Dicho espacio de articulación resulta imprescindible en medio de la ofensiva de las élites y los partidos neoliberales. Su impulso no se detendrá sean cuales sean los resultados del 2-A. El campo popular tampoco puede perder vigor luego de esta coyuntura. El electoralismo de la lucha social en la última década ya ocasionó suficientes daños como para volver a reiterar en la intermitencia de la acción política autónoma. La movilización social debe permanecer activa ante cualquier desenlace del balotaje. 

Insistimos: no se trata de un cheque en blanco ni un apoyo ingenuo. La viabilidad de un proyecto de continuidad-con-cambios, como el que promulga Moreno, es inseparable de un vigoroso escenario de diálogo político y cultural, del impulso de políticas que garanticen la máxima participación democrática, y de la conformación de un amplio arco de alianzas políticas y sociales con el conjunto de los sectores democráticos y populares del país.

CTXT necesita 300 suscripciones mensuales para ser sostenible y cada vez más independiente. 

Autor >

Franklin Ramírez Gallegos y 3 firmas más

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí