1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Ángela Rodríguez / Diputada de En Marea

“La política es un ambiente masculino, machista y violento”

Esteban Ordóñez Madrid , 26/04/2017

<p>Ángela Rodríguez.</p>

Ángela Rodríguez.

http://lasonrisadeunpais.es/

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Ángela Rodríguez (Pontevedra, 1989), también conocida como Pam, aplica el escepticismo como estrategia de lucidez. Estudió Filosofía mientras se desataba el 15M. Esa coincidencia fue “casi un rito mítico”. Antes de saltar a la política estatal, la diputada de En Marea estuvo cerca de dedicarse profesionalmente al arte: “Cuando aparecen las Mareas yo hacía escultura y arte sonoro, pero todo con una perspectiva política”. No traía el feminismo puesto de casa: “Como casi todas las mujeres que conozco y se dedican a esto, empecé por experiencias traumáticas propias. Además, por una opción personal, soy bisexual, he estado cerca del movimiento queer. Era casi inevitable”. Usa una sonrisa breve a modo de desahogo irónico, de toma de aire antes de responder preguntas y lanzar críticas y autocríticas que no eximen a su propio grupo político.

Ha sido niñera y camarera… ¿Cuidar niños le ha dado dotes para aguantar mejor, con más paciencia, a ciertos parlamentarios?

No. Diría que mucho más ser camarera [ríe]. Creo que aguantar doce horas en la barra de un bar poniendo copas a tíos borrachos se parece mucho más a la sensación que te produce aguantar ciertas cosas en el Congreso. Ese decoro, ese silencio que nos exigen me recuerda al silencio que tienes que mantener como camarera. La política es un ambiente, aparte de masculino y machista, violento.

¿A qué se refiere?

A la expresión corporal, la verbal, el tono, el estilo y también el uso del espacio. Hay una imagen que define cómo me siento aquí: cuando voy un momento a la cafetería del hemiciclo y hay señores que te sacan tres cabezas, vestidos de traje, hablando… me siento completamente como una intrusa.

Polizón en la Cámara.

Sí, sí. El síndrome del impostor lo llamamos. En algún momento alguien me va a llamar y me va a decir: mira, que nos hemos equivocado, devuelve el acta que no te toca. Además, yo cumplo todas las características para que me pase: soy casi la más joven y, además, mujer.

¿El Congreso es el cementerio de la ilusión política?

El 20D en Galicia conseguimos acumular mucho capital político, era un momento fundacional para crear un espacio político en Galicia y eso lo trajimos aquí traducido en emociones y en voluntad de trabajo. Pero luego aparece la institución con sus tiempos y sus dinámicas que hay que respetar. Para empezar, la propia creación del espacio confederal de Podemos ha sido y sigue siendo muy compleja. Es un sistema que nos hemos inventado y queremos mantener porque confiamos en él por principios políticos, pero no significa que sea fácil. Nosotros somos la parte más pequeña: la tortura está garantizada. 

Se está consiguiendo otra cosa también interesante: abrir debates políticos. Esto no te lo planteas cuando estás con el subidón electoral, pero es igual de importante al hacer política

Es difícil que las cosas ocurran al ritmo que te gustaría. Ahora, también sucede algo con lo que no veníamos en la cabeza. Nosotras veníamos buscando conseguir una marcación, ¿no?: pues hemos aprobado tantas iniciativas... Pero se está consiguiendo otra cosa también interesante: abrir debates políticos. Esto no te lo planteas cuando estás con el subidón electoral, pero es igual de importante al hacer política, por ejemplo, lo que hemos hecho con la propuesta de ley de eutanasia. ¿Cosas tristes con las que nos hemos encontrado? El veto del Gobierno a la proposición de ley de permisos, que es una demanda clásica del feminismo. Ahí te encuentras con el poder, cuando un señor desde su casa dice: lo veto.

El PP, cuando el debate de la estiba, acusó a la izquierda de no ser feminista por votar contra el decreto que liberalizaba un sector mayoritariamente de hombres. ¿La derecha tira de feminismo para apagar debates?

Como cualquier elemento político, el feminismo se puede usar como arma arrojadiza. Esto nos lo encontramos incluso en nuestras propias filas. A veces, hay discusiones que se pierden en cuestiones semánticas que también usan el terreno del feminismo como una disputa política que, en verdad, no tiene que ver con las reivindicaciones clásicas feministas. Al PP le ocurre también que está perdido. Sin decir nombres, hay algún diputado o diputada popular de la subcomisión de violencia de género que reconoce que se está llevando un gran baño de humildad porque sabía poco de lo que es la violencia en las redes o de que se da una violación cada ocho horas. Están perdidos y eso les lleva a un uso populista del feminismo.

¿Cómo se aprende a ser parlamentario desde cero? ¿Notan cierta desventaja con respecto a otras fuerzas?

Totalmente. En mi primera comisión, en la minilegislatura anterior, tuve que hacer una transaccional en una PNL en la que asumía varias enmiendas. No tenía ni idea de lo que era una transaccional. Recuerdo sudar frío llamando a nuestro coordinador, pidiéndole que alguien me lo explicara, y nadie lo sabía. Pero creo que ser diputado casi no tiene nada que ver con la técnica parlamentaria: es una herramienta para la que al final del día puedes consultar una guía. Lo que me parece más difícil es manejarse para posicionar temas, ahí creo que la experiencia es muy útil.

Como filósofa, imagino que tendrá el radar de falacias más sensible que otros. ¿Le salta mucho la alarma?

No sé si las falacias. Me molesta más que no pare de citarse a Aristóteles. A veces, me da la sensación de que buscan en Google “cita filósofo” y entonces sale Aristóteles. Es el filósofo más citado en el hemiciclo y  sorprende porque casi siempre lo sacan de contexto. También se practica todo el tiempo la falacia del abuso de autoridad: como yo soy Gobierno, como yo llevo aquí 10 años… Lo usan especialmente los hombres.

¿Es inevitable que un político acabe acomodándose?

Yo ahora llevo un tema de endometriosis y cuando te ves con la representación de mujeres (en este país son millones) de cuyo problema el Gobierno lleva toda la vida pasando y que no tienen para pagarse los medicamentos, entonces tienes bastante claro que tu comodidad puede repercutir mal en sus vidas.

Pero la amenaza del apoltronamiento está ahí. El PSOE era uno en los 70 y otro muy distinto hoy. Igual le puede pasar a Unidos Podemos. ¿Qué se puede hacer para no acabar alejándose de la calle?

El debate calle-institución, aparte de que creo que es falso, es un debate que se piensa en Madrid. Cuando vives en Pontevedra, calle e institución son cosas que se parecen mucho más en la medida en que tienes que ir a tu pueblo cada fin de semana para hablar con la gente porque si no, la semana siguiente no tienes cómo seguir haciendo política. Eso no pasa en Madrid. No tiene nada que ver cómo vives esa disyunción en un sitio como Galicia con cómo la vives aquí.

En Pontevedra, calle e institución son cosas que se parecen mucho más en la medida en que tienes que ir a tu pueblo cada fin de semana para hablar con la gente porque si no, la semana siguiente no tienes cómo seguir haciendo política

La visibilidad de la periferia parece haber aumentado por las redes sociales, los medios... ¿A pesar de eso, aquí se mantiene el centralismo?

Cien por cien. El poder, la institución y también mi partido son centralistas. La política de este país es centralista: madrileña. No tiene nada que ver pensar la política desde Galicia con hacerlo desde Madrid. Es uno de los retos que enfrentamos.

¿Y cómo va el reto de los tuiteros y los medios panfletarios?

Convertirse en personaje público es lo más difícil de hacer política. Lo de las redes lo he llevado muy mal. El acoso lo sufrimos todas: aquí no hay distinción de colores ni partidos. Es una barbaridad. En media hora te insultan unas 100 personas. Es preocupante. La ética está ausente del mundo de las redes. Me han llamado de todo: puta, gorda, tetas grandes, traidora, desleal, cerda. Es constante. Al principio intentaba bloquearlo todo, llamaba a la gente de redes pidiéndoles que me ayudaran. Al final tienes que olvidarte del tema.

¿Qué es lo primero que haría si mañana fuera presidenta del Gobierno?

[Sonríe, medita y se repite la pregunta] No creo que fuera demasiado popular, pero intentaría resolver gran parte del problema que tenemos de desempleo intentando generar empleo público a través de los cuidados. La economía feminista es una gran arma contra la austeridad y creo que ni siquiera mi propio espacio político ha sabido explotar eso. Con la pirámide de población que tenemos es inevitable que este tema surja. Crearía un Ministerio de Igualdad y le pondría como tarea prioritaria ocuparse de esto: mucha gente necesita ser cuidada y mucha gente necesita un empleo. Son dos grandes urgencias.

Autor >

Esteban Ordóñez

Es periodista. Creador del blog Manjar de hormiga. Colabora en El estado mental y Negratinta, entre otros.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. JAN

    Simpática y franca esta chica

    Hace 4 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí