1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Análisis

Macron S.A.

El programa del candidato de extremo centro renueva la política de Hollande y Valls, sumisa con Bruselas y la oligarquía francesa

Virginie Tisserant / 2/05/2017

<p>Emmanuel Macron, en Berlin durante su visita a la canciller alemana Angela Merkel a mediados de marzo.</p>

Emmanuel Macron, en Berlin durante su visita a la canciller alemana Angela Merkel a mediados de marzo.

Instagram de Emmanuel Macron

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

A pocos días de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas, el candidato Emmanuel Macron aparece como el gran favorito frente a la ultraderechista del Frente Nacional, Marine Le Pen. El exministro de Economía se presenta como un tipo particular de antisistema, “ni de derechas, ni de izquierdas”, pero basta un estudio de su programa y de sus apoyos para deducir que la ‘revolución desde arriba’ que este pretende poner En Marcha --el nombre de su apresurado movimiento político--, representa una trama perfecta al servicio de la oligarquía y de los grupos de mayor poder del Estado francés. No obstante, este caso cuenta con una particularidad: que todo puede ser siempre peor, ya que la crisis económica y la degeneración del sistema de partidos han debilitado seriamente el antiguo y en cierto modo idealista paradigma del frente republicano, según el cual Macron contaría con todas las posibilidades de vencer en las elecciones presidenciales, al forzar al voto antifascista a las diversas facciones de la izquierda.

Macron cuenta con el apoyo de Bernard Arnault (propietario de LVMH), Alexandre Bompard (FNAC-Darty, Canal Plus y Europe 1), Marc Simoncini (fundador de Meetic) y Vincent Bolloré (Vivendi)

En este sentido y pese a que casi todos los candidatos han pedido el voto para este representante de las élites francesas, la izquierda comandada por Jean-Luc Mélenchon ha dado, por el momento, plena libertad a sus militantes. Buena parte de esta podría abstenerse, argumentando que el neoliberalismo oficialista, origen de las mayores desigualdades económicas y sociales, terminará favoreciendo a medio plazo precisamente al Frente Nacional de Le Pen del que se pretende huir. Con la abstención y con el voto en blanco como comportamientos políticos probablemente protagonistas se presenta el siguiente dilema: ¿apoyar a Macron para fortalecer a Le Pen, o quedarse en casa con el riesgo de favorecer la definitiva caída en el fascismo del siglo XXI? Todo parece indicar un desenlace inquietante con un probable final nada positivo: la candidatura del líder del neoliberalismo francés representa una completísima trama, para mayor gloria del nuevo modo de explotación comunitario europeo. Un “crimen perfecto”, como afirmaría el intelectual francés postestructuralista Jean Baudrillard.  

Finanzas, poder político y medios de comunicación

Banquero de Rothschild y ministro de Economía e Industria del Gobierno Hollande-Valls, Emmanuel Macron, diplomado en la exclusiva ENA (École Nationale d’Administration), goza del apoyo del triunvirato del poder en Francia: los medios de comunicación, el poder político y las finanzas. La trayectoria política y profesional del candidato ha dejado numerosos ejemplos de ello.  

Pierre Gattaz, presidente de la patronal francesa MEDEF (Mouvement Des Entreprises de France) y de la entidad de electrónica Radiall, ha abandonado recientemente toda imparcialidad al afirmar en una entrevista tras la primera vuelta de las elecciones que “su candidatura trae mucha frescura”, y asegurando que los empresarios organizados están con él. Además, Macron cuenta con el apoyo de gran parte de la oligarquía del país, representada, entre otros, por Bernard Arnault (propietario de LVMH, corporación de artículos de lujo que lo ha convertido en el hombre más rico de Francia según la revista Forbes), por Alexandre Bompard (FNAC y ahora FNAC-Darty, además de Canal Plus y Europe 1), por Marc Simoncini (fundador de Meetic, entre otras empresas) y por Vincent Bolloré (Vivendi).

Entre sus valedores dentro del mundo empresarial no debe tampoco olvidarse la importancia de Henri de Castries, expresidente de la multinacional de seguros AXA y que ahora dirige el Institut Montaigne, think tank neoliberal que también mostró su apoyo al candidato de la derecha republicana François Fillon. El programa de esta institución constituye una versión extrema del de Macron: propone la privatización de la Seguridad Social y la eliminación de las cargas empresariales en el salario mínimo. No es una casualidad que la sede del partido líquido de Emmanuel Macron, En marche, fuera originariamente registrada como asociación en el domicilio privado de uno de los dirigentes de dicho instituto, el intelectual académico Laurent Bigorgne.

Los vínculos económicos que potencian y limitan al mismo tiempo a Macron determinan su discurso superficialmente antisistema

Los medios de comunicación, además de las grandes empresas y de este tipo de centros de pensamiento, representan otro de sus pilares hegemónicos. En este ámbito, Macron cuenta con el apoyo incondicional del multimillonario Patrick Drahi, presidente del todopoderoso holding de las telecomunicaciones e internet Altice, con sede en Luxemburgo. La relevancia de Drahi se incrementó notablemente después de que un decreto ministerial sometiera a la aprobación por parte del Ministerio de Economía de las operaciones de adquisición de empresas en el ámbito de las telecomunicaciones. Fue entonces cuando Patrick Drahi compitió con Bouygues Telecom para apoderarse del operador francés SFR, una disputa de la que este empresario salió vencedor en 2014 con la rúbrica final del entonces ministro. Esto convirtió al grupo Altice en el mayor accionista de SFR, propietario, además, de los influyentes diarios Libération y L’Express. Las connivencias no terminan aquí: en 2015, Patrick Drahi adquirió el grupo mediático France Next Radio con la ayuda de Bernard Mourad, exbanquero de inversión de Morgan Stanley y ahora consejero especial para la financiación de la campaña electoral de Macron.

Otra amistad excelente de Macron es Jacques Attali. En 2007, este economista cercano al PS, influyente asesor en el largo camino hacia el centro político de François Mitterrand, recibió el encargo del presidente Nicolás Sarkozy para liderar la  denominada Comisión para la liberación del crecimiento francés (Comisión Attali). De dicho grupo de trabajo fue precisamente nombrado relator general un jovencísimo Emmanuel Macron. La comisión produjo como resultado programático una monografía de título enigmático, Una ambición para diez años. Las 314 medidas de políticas públicas propuestas al presidente conservador se usaron también como base de buena parte de la acción pública del quinquenio de Hollande, quien conoció a Macron a través de Attali. Como ejemplo, la Ley Macron de 2015, una reforma de las profesiones reglamentadas que liberalizó --y uberizó-- numerosos sectores económicos, legalizando el trabajo dominical, e impulsó la financiación privada de las universidades. Medidas que, no por casualidad, son parte nuclear del programa electoral del candidato liberal que parece listo para culminar la década de ambición precisamente en el 2017, justo diez años después de su formulación inicial.

Ideología pura, privatización y entierro del Partido Socialista

Los vínculos económicos que potencian y limitan al mismo tiempo a Macron determinan su discurso superficialmente antisistema. Un discurso que ha terminado por atraer tanto a los centristas como a diversos ecologistas proeuropeos. Y, por imperativo categórico, a muchos socialistas y comunistas. La ausencia de una alianza burocráticamente imposible entre el insumiso Mélenchon y el socialista de izquierdas Benoît Hamon, unida a la traición de los eternos renovadores capitaneados por el ex primer ministro Manuel Valls, han terminado por situar a Macron como la única candidatura demócrata posible. Esto supone una privatización de facto del Partido Socialista francés que, después de la nefasta gestión Hollande-Valls, ha sido externalizado en favor de un candidato empresarial que lleva más de una década influyendo sobre las decisiones más importantes del país.

El histórico PSF desaparecerá como fuerza relevante, virtualmente ‘asesinado’ por los compromisos de sus dirigentes con los poderes fácticos del país. Si los años de Mitterrand supusieron la aniquilación definitiva de su ideología socialdemócrata, el Valls bailado por Hollande y Macron durante los últimos cinco años representa un entierro nada prematuro de una fuerza política que explica parte de los avances sociales del ya casi olvidado siglo XX.

El PS ha sido externalizado en favor de un candidato empresarial que lleva más de una década influyendo sobre las decisiones más importantes del país

Pero la victoria de Macron, en caso de producirse, no queda exenta de dudas y amenazas. Incluso con su triunfo podría sobrevenir el desastre, si tenemos en cuenta las elecciones legislativas que tendrán lugar un mes después de las presidenciales. Macron debe presentar a 577 aspirantes a diputados. Para poder lograrlo, su candidatura tendrá que apoyarse en apoyos tan diversos que podrían  dificultar la aplicación del proyecto del gobierno. ¿Se alinearán las élites parlamentarias para facilitar la puesta en marcha del programa insaciablemente reformista del candidato del CAC40 (el Ibex35 francés)?

Su programa económico y social respeta la austeridad y las reformas exigidas por la presidenta alemana, Angela Merkel, y sus aliados del norte. Entre sus propuestas destacan: un ahorro público de 60.000 millones de euros --Macron no cuenta que dicho ahorro, por lógica económica y contable, provocará un endeudamiento privado de la misma cuantía--; una nueva ‘flexibilización’ del mercado de trabajo, un abaratamiento del despido para fomentar la exportación más barata; la supresión de 120.000 puestos de funcionarios, a los que ha declarado la guerra; y la eliminación de la tasa de vivienda para las ciudades, con lo que haría desaparecer una fuente fundamental de financiación para el sector público.

Terror de fin de ciclo

Razones para el pesimismo: el sistema francés parece abocado a un fin de ciclo. Resignado a aceptar el dogma supranacional y neoliberal del euro, el sistema de partidos de la V República ha pasado del antagonismo izquierda-derecha a una radicalización, frente a la cual todavía resiste una opción oficialista que, en realidad, encubre una renovación de las élites para profundizar en el saqueo neoliberal del país. Los monstruos (como los discursos de la todavía candidata Marine Le Pen dejan entrever) aparecen en períodos como este, cuando la amenaza del caos social alienta a las masas a la desesperada búsqueda de salvadores, como afirmó el filósofo de la Escuela de Fráncfort Sigfried Kracauer en su estudio cinematográfico de la Alemania de los años 30. Entretanto, se inicia una cada vez más improbable reinvención de la izquierda y de la respuesta popular: solo un rearme parlamentario de los “insumisos” supondrá un mínimo contrapeso a la última nueva ofensiva neoliberal.

------------------------------------

Virginie Tisserant es politóloga e investigadora en la Universidad de Aix-Marseille Lab. CNRS Telemme.

Andrés Villena es economista, periodista y doctor en Sociología por la Universidad de Málaga. @villenaoliver

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. explorador

    En realidad es más sumiso con Israel porque no piensa hacer nada para impedir que los protegidos por Israel sigan matando a cientos de franceses en las calles.

    Hace 4 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí