1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Ilustración

Un extraño mundo escondido tras los viejos cantes flamencos

“Enfrento clichés como la bailaora despampanante con la cultura de masas, King Kong o el ‘western”, afirma Seisdedos, que expone su obra en Cádiz

Esteban Ordóñez 6/05/2017

<p>Bulerías, una ilustración de Álvaro García (<em>Seisdedos</em>) </p>

Bulerías, una ilustración de Álvaro García (Seisdedos

Álvaro García, Seisdedos

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Una cantaora y un tocaor sentados en sus sillas aguantan con fastidio a tres señores con bata blanca y modos de perito que toman medidas y notas. Creen entenderlo todo y parecen no comprender nada: comprueban la altura de los respaldos, calibran la anchura de cráneo del guitarrista. Otra imagen: un aladín flamenco, bohemio y con boina, sube a su novia sobre el lomo de un galgo y se escapan volando mientras la madre de ella los amenaza a gritos desde el balcón con una sartén en la mano. “Tu madre a mí no me quiere/ porque no tengo carrera./ Yo tengo en mi casa un galgo/ que lo saque cuando quiera/ que yo pa correr no valgo”.

El ilustrador Álvaro García, Seisdedos (Lorca, Murcia, 1979), lee las letras flamencas con honestidad y saca de ellas imágenes vivas y redondas. Es buen aficionado, perseguidor de voces viejas y, sobre todo, entusiasta de aquellas que nunca llegaron a grabarse. Le fascinan los personajes secundarios no tocados por la glorificación del relato canónico que al final lo agita y lo desproporciona todo. “No me interesa tanto el hecho flamenco como todo el mundo social que hay alrededor”, explica. Los clichés y los tópicos lo alarman seriamente, así lo demuestra su exposición Fui piedra y perdí mi centro/ 21 cantes flamencos ilustrados que se inauguró el 21 de abril en el Centro Municipal de Arte Flamenco La Merced (Cádiz). La serie se desprende de Flamencografías, un proyecto más amplio que quiere reflejar las “singularidades” olvidadas por las representaciones gráficas habituales.

Fandangos, una ilustración de Álvaro García (Seisdedos)

Fandangos, una ilustración de Álvaro García (Seisdedos)

Seisdedos ha colaborado en medios como El Independiente de Granada, Granada Hoy o Negratinta. También ilustra actualmente la sección Historias del pellizco en CTXT. Su trabajo contraría desde el primer vistazo. El ojo del espectador se ha educado en una imaginería estética muy concreta en relación con el flamenco, uno sabe qué trazos y qué iconografía esperarse. Seisdedos ha investigado estos códigos para romperlos y para jugar con ellos. Sus láminas, que remiten a los moldes del cómic y de la viñeta gráfica, se perfilan sin embelecos; hay que acercarse a estos trabajos con una actitud lectora, con ánimo de entretenerse y averiguar.

“No me interesa tanto el hecho flamenco como todo el mundo social que hay alrededor”

Al plantearse enfocar su carrera en esta música, revisó lo que se había hecho hasta el momento. “El primer choque fue darme cuenta de cómo el flamenco siendo tan complejo y tan vasto visualmente se había reducido a una guitarra, una silla de anea, los lunares y una bailaora que la mayoría de veces va vestida de rojo”. Según su análisis, las vetas filosóficas más explotadas en las artes plásticas flamencas son el kitsch nacional-flamenquista de tablaos y tiendas de souvenirs; el jondismo inspirado en el mairenismo, lleno de rabias telúricas y de los gritos del oprimido; y la perspectiva lorquiana salpicada de muerte, lunas y navajas. Las valora, pero busca otros caminos.

Parece existir una falsedad en la representación gráfica clásica que pasa desapercibida por el grado de consenso con que se ha reproducido: el flamenco casi desde sus primeros vuelos se ha sustentado en una amplia variedad de aficionados y de escenarios, pero el relato pictórico sigue apuntando a una pureza que, quizás, nunca fue tal. “En los trabajos que se han hecho, también en los fotográficos, se tiende a ocultar al público; nunca se muestra cuando es uno de los factores, y no el menos importante, que han estructurado el flamenco: el pueblo en las corralas, el señorito en la fiesta, el turista en el tablao”, señala. “Dentro del campo flamenco quizás algún día tengamos que reivindicar al guiri. Está por hacer una investigación rigurosa de los públicos”. El ilustrador apuesta por reconocer la transversalidad: “No conozco ningún otro género que sin un apoyo mediático masivo consiga atravesar tantas capas sociales y tantos perfiles de gente diferente”.

Solea, una ilustración de Álvaro García (Seisdedos)

Solea, una ilustración de Álvaro García (Seisdedos)

Las letras que recrea la serie se retraen a fechas previas a 1950: “Son anteriores a los cincuenta porque entonces cambia el país, el flamenco y cambia la sociedad camino del desarrollismo. Me interesa confrontar el mundo anterior a eso con una visión gráfica actual”, señala. Algunos de los fraseos son arqueología pura, fragmentos prácticamente olvidados. Otros se siguen cantando con una devoción más enfocada a la reproducción del mantra que al significado propio de los versos. Cuesta identificar el origen o el detonante primario de letras como “Fui piedra y perdí mi centro y me tiraron al mar”. El germen surrealista que explota Seisdedos anida en los propios versos: durante años han ido variando, recibiendo préstamos de los intérpretes, deformándose. Se trata de maremagnos de subconscientes y de épocas. Esto obliga a investigar: “A veces, me he puesto a escuchar obsesivamente determinados estilos, a perseguir un cante concreto para ver de qué formas se ha ido cantando y también para conocer su contexto histórico. Hace falta mucha documentación visual para saber cómo dibujar un tabanco de los años 30 o un café cantante”, detalla. No obstante, en otras ocasiones, la imagen procede, simplemente, de una “iluminación surrealista”.

 De estos procesos, surgen láminas como la del King Kong flamenco: un gorila con sombrero jerezano torcido. El simio mantiene una sonrisa sádica mientras aprieta en la mano a una bailaora aterrorizada. “Uno de los planteamientos que me hice fue enfrentar clichés (como la bailaora despampanante) con la cultura de masas como King Kong o el western”.  En este caso, asistimos a una malagueña clásica: “No me habías de conocer/ si me trataras de nuevo/ porque yo tengo distinto genio/ y otro modo de querer/ más cariñoso y más bueno”. “Eso es lo que dicen todos los maltratadores”, apunta Seisdedos, que decidió tomar la estrofa con ironía y mostrar lo contrario de lo que dice. “La malagueña es preciosa, pero no me creo lo que cuenta: en esta ilustración hay una voluntad de denuncia”.

La visión de la mujer en la cosmovisión flamenca es muy variada. En una de las imágenes, leemos: “Yo me quisiera morir/ por ver si tú te ponías/ negro lutito por mí”. Se muestra a un falso muerto vigilando desde su ataúd entreabierto y a una mujer pletórica de tobillo enrejado y vestidazo blanco. “Es una broma con respecto al arquetipo de Carmen, de la mujer fatal que arrastra al hombre a la ruina. Carmen es una losa para el flamenco”. Álvaro García destaca, en contraste, la riqueza de miradas de la masculinidad y la feminidad que hay dentro de este arte y recomienda escuchar la antología de la mujer en el cante de Carmen Linares para comprender la multiplicidad de puntos de vista al respecto.

Las láminas permanecerán en Cádiz durante los próximos meses. La sala las expone mirando al exterior. Después de un corto paseo por las escenas, uno comprende de verdad que hay siglos de música, calles y gentes detrás de cada rasgueo de guitarra. Seisdedos muestra mucho, pero a la vez, cada obra sugiere que queda todo por contar. “El flamenco es inabarcable”.

Autor >

Esteban Ordóñez

Es periodista. Creador del blog Manjar de hormiga. Colabora en El estado mental y Negratinta, entre otros.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí