1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

  310. Número 310 · Julio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

España desconecta su I+D+I

Rajoy intensifica los recortes en investigación que inició Zapatero, especialmente duros con sectores productivos de gran potencial como la agroalimentación, la energía y la logística

Eduardo Bayona 31/05/2017

<p>La sala de control de una planta de energía.</p>

La sala de control de una planta de energía.

Gellinger / Pixabay

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

El I+D+I se encuentra cada vez más apagado y con menos cobertura en España. Los Presupuestos Generales del Estado que el PP sacará adelante en unas semanas con el apoyo de C’s, PNV, CC y NC, incluyen una pista, menos sibilina que definitoria, sobre un aspecto clave del modelo económico que el Gobierno de Mariano Rajoy pretende aplicar en España. O, al menos, acerca de una de las facetas por las que parece no apostar: al recorte de 900 millones de euros en I+D+I aplicado en su primera legislatura se le suma otro del 2,6%  en sus primeras cuentas de la segunda lo que deja en 2.604 un capítulo de operaciones no financieras cuya ejecución, según revela el informe de CCOO PGE 2017 de I+D+I: vuelven los recortes, apenas superó el 50% en 2015 para no pasar del 30% en 2016. 

Esos recortes “confirman la condena, no solo a la investigación, sino a todo el país a convertirse en [un espacio de] ‘sol y multinacionales’, un modelo muy alejado de la sociedad del conocimiento que ya ha desaparecido del discurso oficial”, señala una de las conclusiones de PGE 2017 de I+D+I: vuelven los recortes. Los datos del informe revelan cómo la Administración está estrangulando con especial dureza la investigación en algunos de los sectores productivos de mayor potencial del país, como el agroalimentario o el energético y, también, en de los transportes y la logística.

Los presupuestos de I+D+I, cuya distribución varía con cada reestructuración del Gobierno, se concentran ahora en cuatro ministerios: en Economía, que en diciembre absorbió Industria; en Energía, que incluye las competencias de Agenda Digital, en Educación y en Defensa, todos los cuales han visto bajar notablemente los recursos en los últimos años. 

Los PGE prevén un recorte del 2,6% en I+D+I al que hay que sumar los 900 millones que ya se eliminaron durante la primera legislatura de Rajoy

Según los datos recogidos por el sindicato, el último ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero les aplicó un recorte del 11,2%, al pasar de los 9.661 millones de importe conjunto de 2009 (operaciones financieras y no financieras) a los 8.585 de 2011. Su relevo por el de Mariano Rajoy resultó demoledor para esta partida, que en solo seis años cayó un 24,5% al quedar en 6.490, con esos 2.604 como principal reservorio para el sector público.

El hachazo conjunto desde el inicio de la crisis alcanza una dimensión del 33% y una cuantía de 3.171 millones que ha tenido como principales consecuencias la reducción a casi la mitad de las partidas de transferencias de capital, que cayeron de 2.192 a 1.212 millones, y de inversiones, cuyo desplome (de 701 a 303) sí superó el umbral del 50%. Ambos retrocesos, en cualquier caso, se ven cuantitativamente superados por el de los activos financieros: los créditos comerciales y las inversiones en empresas cayeron de 5.486 a 3.885 millones en ese mismo periodo. Eso, sobre el papel, ya que, en realidad, la mitad de esas consignaciones no llegan a ser adjudicadas, según las estimaciones de la Intervención General del Estado.

En ese mismo periodo, los recortes en personal alcanzaron los 90 millones de euros (de 674 a 584), con la consiguiente reducción de puestos en las plantillas de investigadores, mientras las transferencias corrientes (subvenciones) pasaron de 286 a 257.

Regresar a niveles de los años 80

Esas cifras suponen que el presupuesto global de I+D+I ha bajado del 0,92% de 2009 al 0,56% en 2017, lo que “nos devuelve al año 2000”, sostiene el sindicato, mientras que el gasto real ha caído del 0,44% al 0,22%: “Hay que retroceder a 1984 para encontrar números similares”, añade el informe. “La ciencia española muere con cada joven que se va, con cada empresa innovadora que cierra”, señala el documento, que pronostica que, aunque esos recortes se revirtieran, “el tiempo y el esfuerzo invertidos por una generación de científicos que soñó con una ciencia pujante en un país diferente solo podrán recuperarse en otra generación”.

En algunas materias quizá, incluso, llegue a ser necesario más tiempo: las partidas dedicadas a la investigación educativa quedaron reducidas a cero en 2013, después de que los tres últimos presupuestos de Zapatero le asignaran algo más de 38 millones y los primeros de Rajoy, 5,6; las de transportes e infraestructuras pasaron en esos ocho años de 107 en 2009 a menos de uno a partir de 2012 y, por último, las relacionadas con el medio ambiente y actividades productivas agrarias, pesqueras, mineras y de generación de energía cayeron de 358,46 a 224,49 en ese mismo periodo. Esas cifras revelan que el hachazo se concentra en la educación y en algunos de los sectores productivos en los que España presenta mayores potenciales: logística, agricultura y energía.

Por último, y mientras la dotación para investigar e innovar en el campo militar padecía un ajuste del 70% al caer de 1.548 a 461, la sanitaria pasaba de 423 a 269 y la científica se reducía de 975 a 704, la consignación para actuaciones de I+D+I de carácter técnico e industrial sufría unos recortes menos duros que el resto de los campos, ya que se quedaron en el 7% (de 4.854 millones a 4.156).

 El presupuesto global de I+D+I ha bajado del 0,92% de 2009 al 0,56% en 2017, lo que “nos devuelve al año 2000

La gestión de esta última partida, que son tres programas, en realidad, incluye una notable asignación de recursos para la empresa privada: hasta 1.212 millones de euros a través del Fondo ICTD (Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico), 480 mediante la llamada Red Cervera de centros de investigación y 138 más para el sector aeronáutico, en una tendencia que también se da en otros programas como los de Sociedad de Ia Información, en el que las transferencias previstas alcanzan los 67,6, y de Agenda Digital, que llegan a 414,7.

El predominio del sector empresarial

“La evolución de estas políticas confirma en todo caso el peso predominante de la inversión destinada al sector empresarial”, a la que se suman elevadas cifras del capítulo de activos financieros, el grueso de cuyos 3.885 millones “está básicamente destinado a créditos reembolsables a largo plazo al sector empresarial y aportaciones patrimoniales al sector público”, y, también, “importantes transferencias de capital” desde los programas del Ministerio de Energía y los dedicados al fomento y la coordinación de la investigación científica, concluye el informe de CC.OO. 

El Estado lleva casi dos décadas consignando más dinero para financiar actuaciones de I+D+I en el sector privado que en el público

En realidad, según revelan los datos que recoge el sindicato en su informe, el Estado lleva casi dos décadas, concretamente desde 1999, consignando más dinero para financiar actuaciones de I+D+I en el sector privado que en el público. El Gobierno había decidido crear cuatro años antes el llamado Capítulo 8, en el que incluyó los fondos destinados a activos financieros, como “artificio contable para pagar gastos de armamento sin imputar[los] en el déficit” y que, con el tiempo, ha acabado destinando el 80% de sus recursos a la empresa privada. 

Este año, ese Capítulo 8 supone, con 3.885 millones frente a los 2.604 de “gasto real”, que también incluye fondos para iniciativas no públicas, casi dos terceras partes (el 59,8%) de todo el presupuesto de Investigación, Desarrollo e Innovación. Lo cierto es que, si se agrupan los datos por presidentes del gobierno, y bonanzas y crisis al margen, lo cierto es que el peso de ese programa ha ido aumentando dentro del bloque de I+D+I.

Así, y tras el 5% fundacional de Felipe González (125 millones de 2.458) en 1995 y 1996, los dos primeros años de vigencia del capítulo, este alcanzó el 51,67% en los seis últimos años de José María Aznar (11.046 millones de 21.374) tras haber crecido al 28,8% en los dos primeros (949 de 3.285), en los que quintuplicó con creces la relación que se daba con su antecesor. La proporción escaló al 57,14% en los siete presupuestos de Rodríguez Zapatero (32.247 de 56.434) y ha seguido creciendo hasta el 60,38% (22.764 de 37.696) en los seis de Mariano Rajoy.

Un sector privado que no invierte

El informe de CC.OO., que destaca la escasa ejecución que el programa ha tenido en los últimos años en función de qué ministerio gestionara su grueso (entre el 30% y el 50% desde el inicio de la crisis), apunta por otro lado la escasa implicación de la empresa privada española en la inversión en I+D+I. “La diversidad de recursos empleados y de recursos invertidos sigue sin movilizar al sistema empresarial”, que “sigue reduciendo su participación en los gastos nacionales de I+D de forma constante y continua desde el mismo inicio de la crisis, con una caída del 16% entre 2008 y 2014”, señala el documento.

El informe de CC.OO. destaca la escasa implicación de la empresa privada española en la inversión de I+D+I

Así, tras cruzar los datos de previsión y ejecución presupuestaria con los del comportamiento de las empresas que recopila el INE (Instituto Nacional de Estadística), los autores del informe llegan a la conclusión de que el aumento del gasto empresarial en I+D en los últimos veinte años “está ligado al aumento de ayudas públicas” que no han logrado activar el propósito de movilizar un euro privado por cada otro que movieran las administraciones. Al contrario, señala, “se ha producido una sustitución de inversiones por ayudas públicas, neutralizando el objetivo de esas ayudas”, ya que “la inversión empresarial no solo no crece sino que disminuye en términos absolutos a partir de 2000, cuando se intensifica el uso del capítulo 8”.

Mientras tanto, el CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas) perdía 1.733 investigadores en los últimos seis años. El comportamiento es muy distinto en el campo militar, cuyas empresas, en la práctica, reciben a través de las partidas de I+D+I financiación para fabricar el armamento que luego venden al Ministerio de Defensa. “La suma de esos créditos en el periodo 1996-2016 alcanzaba los 26.642 millones de euros, y ha generado compromisos de compra de material por más de 26.000 hasta 2025”, indica el estudio, que pronostica que ese sistema provocará un agujero de 14.500 millones en las cuentas del Estado.

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. fueira general

    pues si, que malo era zapatero. que no hay innovacion?, vaya que si la hay, el online esta hasta en la sopa, hasta se quiere poner un app para que te autodiagnostiques la salud...jeje, pa cerrar unidades hospitalarias. es lo que tiene no desmenuzar los palabros, mantras y demas, y caer en la orgia de numeros. me cago en esa innovacion.

    Hace 7 años 1 mes

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí